Guia de compra de portátiles: ¿Cuál elegir?

Guia de compra de portátiles: ¿Cuál elegir?
5 (100%) 1 vote

Suficientemente compacto y versátil para llevarlo contigo pero lo suficientemente versátil como para ejecutar aplicaciones exigentes, un ordenador portátil es la mejor herramienta para hacer un trabajo serio o jugar tanto en casa como en la carretera. Mientras que las tablets y smartphones son siempre populares, la mayoría de la gente se da cuenta de que todo, desde escribir un artículo hasta la creación de vídeos y jugar a juegos, funciona mejor en un ordenador portátil. Por tanto, ¿qué tipo de ordenador portátil debes comprar?

Existe una amplia variedad de tamaños, características y precios, lo que hace que elegir el portátil adecuado sea todo un reto. Por ello, necesitas averiguar cuáles son tus necesidades. Para tomar la decisión correcta, sigue los pasos que te mostramos a continuación.

Sistema operativo: ¿Mac, Windows o Chrome OS?

Cada uno tiene sus peculiaridades y no podemos decir que uno sea mejor que el otro en todos los aspectos. La mayoría de los ordenadores portátiles montan Windows o Mac OS (en el caso de los modelos de la marca Apple) y Chrome OS, basado en Linux. Vamos a ver un breve resumen de cuáles son las ventajas de cada uno de ellos.

Windows 10

Es el sistema operativo más utilizado en el mundo y la cantidad de software disponible es su principal ventaja. Además, a esto se le suma el hecho de que existen una gran cantidad de marcas y modelos que varían desde precios más módicos hasta modelos de gama alta.

Su ultima versión, Windows 10, ofrece una gran cantidad de funcionalidades como Cortana y proporciona gran estabilidad, fiabilidad y como hemos comentado gran cantidad de software. Es el sistema más completo tanto para uso de ofimática, ocio y videojuegos.

Apple macOS

El ecosistema de Apple permite una interconexión con todos los dispositivos de la marca, es muy estable y sus funcionalidades son parecidas a windows aunque la usabilidad es diferente. También cuenta con un asistente virtual, Siri, y existe software específico que no esta disponible en Windows.  Históricamente, los Mac tienen muchos menos problemas con virus y malware. Sin embargo, su precio es mucho más alto y hay algunas opciones que todavía no están disponibles como las pantallas táctiles.

Chrome OS

Chrome OS es un sistema operativo basado en Linux que amplía las funcionalidades del propio navegador de Google. Los portátiles de Chromebook están pensados sobre todo para tareas que habitualmente realizamos en el navegador, y destacan principalmente por su bajo consumo de recursos (pueden llegar a consumir la mitad de ram que un portátil con windows en una tarea similar). Dado que el sistema operativo Chrome es gratuito y de código abierto, los requisitos de hardware son más bajos que los de Windows, por lo que los modelos suelen rondar los 250-300€.

Están basados principalmente en su uso en la nube y permiten utilizar todas las opciones de Google. Esto es su principal ventaja pero también su debilidad: debido a que es una plataforma centrada en la web, casi todas las aplicaciones principales son ya sea una extensión de navegador o una herramienta web. Algunas herramientas como Docs pueden funcionar localmente, pero la mayoría requieren una conexión a Internet. Las actualizaciones recientes han añadido aplicaciones nativas de Android, pero todavía está bastante lejos de la cantidad de aplicaciones que existen en Windows y Mac OS.

Si necesitas un dispositivo para navegar, ver Netflix, ver el correo o visitar tus redes sociales, los Chromebooks son baratos y cómodos, además de ofrecer una buena vida útil de la batería. Si vas a hacer tareas más avanzadas, no son para ti.

Tipos de portátiles: elige el que mejor te convenga

2 en 1

Los portátiles 2 en 1 o convertibles poseen la versatilidad de una tablet con la potencia de un portátil, permitiendo separar la pantalla táctil por completo del teclado. Pero estas ventajas son a su vez inconvenientes: su menor peso y tamaño influye en la vida útil de la batería, que suele ser menor, y en las especificaciones, donde podemos encontrar tanto modelos económicos como modelos premium como el surface de Microsoft.

Ultrabooks

Este segmento está enfocado más a la movilidad, con modelos ligeros y delgados en los que destacan pantallas de 13″ y suelen rondar entre los 700 y 2000€ en los modelos tope de gama.

Típicamente lo que separa un ordenador portátil delgado y ligero de un portátil económico es la calidad de los materiales y algunos componentes accesorios que suelen ser de mejor acabado. Estas máquinas son más delgadas y ligeras, generalmente con una construcción más fuerte hecha de aluminio o magnesio.

También tienen un aspecto más elegante que los portátiles económicos. Suelen venir con unidades SSD, pantalla táctil o teclado retroiluminado. En este segmento destacan el XPS 13 de Dell, ampliamente reconocido como el mejor portátil ligero y delgado de los últimos años, o los Mackbook Air y Pro en Mac.

Profesionales

Los ordenadores profesionales suelen contar con hardware de gama alta diseñado especialmente para software profesional, tanto edición de vídeo como tareas habituales de una forma más eficiente. Su principal ventaja esta también en su mejor construcción, más duradera y con menor peso. Además, es importante que un portátil comercial tenga una larga vida útil de la batería, así como un marco robusto que pueda sobrevivir a los viajes constantes. Todo esto hace que su precio ronde los 1000€ de media.

Estos suelen utilizar una pantallas de 14 o 15 pulgadas, donde destacan gamas como la ThinkPad de Lenovo o la Latitude de Dell.

Portátiles Gaming

A medida que las tarjetas gráficas mejoran tanto en consumo de recursos como en tamaño, permiten que haya ordenadores portátiles capaces de mover los últimos videojuegos sin necesidad de utilizar un sobremesa. Estos portátiles incluyen procesadores de gama alta y tarjetas de vídeo, así como suficiente RAM para ejecutar juegos modernos.

También tienden a ser más voluminosos, típicamente para acomodar mejor hardware y pantallas más grandes, lo que repercute también en un mayor peso. En este segmento destacan marcas como MSI, Dell o Asus, con gamas específicas para los más jugones.

Tamaños

Otro de los puntos que hay que tener en cuenta antes de decidirse por un modelo u otro es el tamaño de la pantalla: los modelos más pequeños son mucho más ligeros y transportables, pero también son más incómodos para largas sesiones de trabajo.

El tamaño más habitual que podemos encontrar es el de 15 pulgadas, donde el peso suele rondar los 2,5kg. Estos permiten ser utilizados con frecuencia y realizar cómodamente tareas habituales. Por otro lado tenemos los ultrabooks y modelos profesionales que suelen estar entre las 13″y 14″, donde la portabilidad es mucho mayor sin renunciar a unas buenas prestaciones.

Los modelos más grandes, de entre 17 y 18 pulgadas, están pensados principalmente para gaming y tareas como edición de vídeo o diseño gráfico.

En el caso de los convertibles, el tamaño de pantalla suele ser de entre 10 y 12 pulgadas, por lo que son extremadamente ligeros y cómodos para llevar encima.

Características técnicas

Los componentes del portátil como el procesador, el disco duro, la memoria RAM y la tarjeta gráfica pueden confundir incluso a los aficionados a los portátiles, así que no te sientas mal si las hojas de especificaciones te parecen una sopa de letras.

Aquí están los principales componentes a tener en cuenta:

Procesador

El procesador es la parte fundamental del ordenador y conviene elegir de forma correcta para evitar que se nos quede corto en tareas que realizamos habitualmente.

En el mercado de los ordenadores, tanto sobremesa como portátiles, existen dos fabricantes que lideran el mercado: Intel y AMD, siendo el primero el que goza de una mayor parte del pastel. Al igual que los demás componentes, estos se distinguen en función de su potencia y rendimiento.

Gama alta

  • Intel Core i7: rendimiento de gama alta para equipos y estaciones de trabajo. Los modelos con números que terminan en HQ o K utilizan vatios más altos y tienen cuatro núcleos, lo que permite jugar a juegos y tener productividad aún más rápida. También hay chips Core i7 serie Y que tienen menor potencia y rendimiento.
  • Intel Core i5: Si está buscando un ordenador portátil convencional con la mejor combinación entre precio y rendimiento, adquiere uno con una CPU Intel Core i5. Los modelos que terminan en U son los más comunes. Los que tienen una Y en el nombre son de baja potencia y tienen peor rendimiento, mientras que los modelos con un HQ ofrecen cuatro núcleos.
  • Intel Core M / Core i5 / i7 “Serie Y”: Su bajo consumo de energía y baja temperatura permiten que los sistemas que albergan estos procesadores funcionen sin ventilador. Esto permite fabricar modelos mucho más ligeros y versátiles, pero también hace que el rendimiento sea menor.

Gama media

  • Intel Core i3: El rendimiento está un paso por debajo del Core i5, al igual que su precio también. Siempre que puedas subir a un Core i5, es recomendable ya que el rendimiento en general mejorará.
  • AMD A, FX o Series E: Se encuentran en portátiles de bajo coste. Los procesadores AMD (la empresa los llama APU en lugar de CPU) proporcionan un rendimiento lo suficientemente bueno para navegar y trabajos de ofimática.

Gama baja

  • Intel Atom: Se encuentra en ordenadores portátiles modestos, de 250 euros o menos. Atom ofrece un rendimiento básico pero con mayor duración de batería que Celeron o Pentium.
  • Intel Pentium / Celeron: Montados habitualmente en portátiles baratos, estos chips son un poco más rápidos que Atom, pero ofrecen una vida útil de batería peor. Si puedes pagar más para obtener un Core i3 o i5, no lo dudes.

Estaciones de trabajo

  • Intel Xeon: Procesadores extremadamente potentes y caros para grandes estaciones de trabajo portátiles. Si realizas trabajos de ingeniería de grado profesional, modelado 3D o edición de vídeo, es posible que necesites un Intel Xeon, aunque no obtendrás una buena duración de batería o un portátil ligero.

RAM

Más RAM significa que las páginas web se cargan más rápido, poder tener más archivos o programas abiertos y en definitiva más tareas simultáneas. Saber cuánta RAM necesitas depende del uso que le vayas a dar y también del sistema operativo (en windows normalmente necesitaremos más memoria).

Lo ideal es que incorporen al menos 4 GB para uso normal y 8GB si vamos a hacer un uso más intensivo. Si en cambio haces edición de vídeo o vas a utilizarlo principalmente para gaming lo ideal son 16GB.

Disco duro

El disco duro es uno de los puntos que muchas veces no se suele tener en cuenta ya que la mayoría de modelos incorporan un disco duro mecánico (HDD), mucho más barato y de mayor capacidad. El problema que tienen estos discos es que generan un cuello de botella que no permite aprovechar todas las características del ordenador. Da igual que compremos el último procesador del mercado, si después no optamos por un SSD o unidad de estado sólido.

Para nosotros es independiente que vayas a utilizar el PC para ofimática que para juegos: elige uno con SSD. Sobre todo porque arrancará mucho más rapido, irá mucho más fluido y consumirá menos batería que un disco mecánico.

¿Cuánto almacenamiento necesito?

Los discos duros mecánicos que podemos encontrar habitualmente suelen ser de 500g o 1000gb, mientras que las unidades SSD suelen montarse en tamaños de 128 y 256gb. Depende del uso que vayas a hacer del ordenador necesitarás más o menos espacio. Si es para un uso de ofimática, con 128gb de SSD puede servir ya que podemos almacenar datos como fotos o documentos en la nube. Si lo vamos a utilizar para jugar lo mejor es optar por un modelo que monte SSD de al menos 256gb o una combinación de ambos tipos de disco.

Hay que tener en cuenta que los portátiles más baratos, los que suelen rondar los 250€ o menos, suelen tener una capacidad de 32-64gb lo que va a limitar en gran medida su uso de forma intensiva. Además, muchos de ellos no tienen posibilidad de ampliarle dicho espacio de almacenamiento.

Resolución

Las pantallas de ordenador portátil vienen en una gama de resoluciones (medidas en píxeles, horizontal y vertical). Cuanta más resolución podamos elegir, mejor.

La resolución estándar es la 1366 x 768, y sirve para la mayoría de tareas cotidianas. Por encima está la HD+ (1600×900), pensada para tener más calidad en películas y juegos.

Después tenemos el estandard Full HD y QHD, de 1920×1080 y 2560×1440. Estas se incluyen en portátiles de gama alta sobre todo de gaming. ¿Merece la pena optar por un modelo con esta resolución? Si vamos a hacer edición de vídeo o jugar a los últimos títulos sí que merece la pena pagar el sobreprecio.

En el tope actual tenemos las resoluciones QHD+ y 4K, de 3200×1800 y 3840×2160, que las podemos encontrar el modelos de edición de vídeo o portatiles gaming de gama alta.

En cuanto a los mac, encontramos las resoluciones 2304 x 1440,2560 x 1600 y 2880 x 1800 se encuentran en las pantallas de 12″, 13.3″ y 15.6″ de Apple, respectivamente en sus pantallas retina.

¿Pantalla táctil?

Las pantallas táctiles son muy interesantes si vas a hacer trabajos de presentaciones o incluso utilizarlo como un tablet, pero sino, no lo elijas. Te restará vida útil de la batería y además pagarás más por una funcionalidad que no vas a aprovechar.

Tarjeta gráfica

Si no vas a usar el portátil para jugar o hacer edición de video en alta resolución, una tarjeta gráfico integrada será suficiente. Si tienes cualquiera de las necesidades anteriores, necesitarás una tarjeta gráfica dedicada. Al igual que con las CPU, hay chips gráficos de gama alta y baja.

Batería

Si vas a comprar un portátil grande y voluminoso que sólo usarás en tu escritorio cerca de un enchufe, no tienes que preocuparse por la duración de la batería. Sin embargo, si planeas usar el portátil en tu regazo, aunque sea en casa o en el trabajo, necesitarás al menos 6 horas de resistencia, siendo más de 8 horas lo ideal. Para determinar la duración de batería esperada de un portátil, no te fíes de la palabra del fabricante. En su lugar, lee los análisis de terceras partes de fuentes objetivas, como nuestras reviews.

Conectividad

Uno de los puntos que también tenemos que tener en cuenta es la conectividad. Con los nuevos USB-C y USB 3.1 imponiéndose en el mercado, tenemos que pensar en qué puertos necesitamos: ¿Necesitamos HDMI? ¿Necesitamos puerto Ethernet (para conexión a Internet por cable?

La mayoría de modelos ultrabook y convertible no incluyen HDMI, Ethernet o VGA, basándose únicamente en muchos casos en puertos USB convencionales y USB-C que son de mucho menor tamaño y ofrecen más velocidad y posibilidad de transmisión de vídeo.

Unidades de CD/DVD

Si hay algo que ha quedado bastante en desuso actualmente son las unidades ópticas: casi todo lo que utilizamos actualmente es descargable o por usb. A no ser que la utilices en tu día a día, no es necesario que te fijes en un modelo que incorpore esta unidad. De todas formas, si vas a utilizarla más adelante puedes optar por una externa por USB.

¿Qué modelo elegir? Depende de tu presupuesto

Actualmente, se puede comprar un ordenador portátil por menos de 200 euros, pero si dispones de un presupuesto mayor, obtendrás un sistema con mejor calidad de fabricación, mayor rendimiento y una mejor visualización. A continuación te mostramos lo que puedes obtener por cada rango de precios:

200-300 euros: Los portátiles más baratos son los Chromebooks, que ejecutan el sistema operativo basado en el navegador de Google, o los sistemas Windows de gama baja con un almacenamiento mínimo y procesadores más lentos, como el HP Stream 11 y el Lenovo Ideapad 100S. Utilízalos solamente como sistemas secundarios o dáselas a los niños.

350-600 euros: Por menos de 600 euros, puedes obtener un portátil con un procesador Intel Core i5 o AMD A8, de 4 a 8GB de RAM y un disco duro de 500GB. Sin embargo, a este precio la mayoría de los portátiles no tienen una unidad SSD, una pantalla de alta definición o una batería de larga duración.

600-900 euros: A medida que superas los 600 euros, empezarás a ver más diseños de primera calidad, como acabados metálicos. Los fabricantes también comienzan a añadir otras características a medida que sube la escala de precios, incluyendo pantallas de alta resolución y unidades SSD.

Más de 900 euros: A este precio, verás portátiles más portátiles, más potentes o ambas cosas. Verás pantallas de mayor resolución, procesadores más rápidos y posiblemente tarjetas gráficas discretas. Los ultraportátiles más ligeros y duraderos, como el Apple MacBook y el Dell XPS 13, suelen costar más de 1000 euros. Los modelos de alta gama, gaming y las estaciones de trabajo móviles suelen costar más de 1500 euros o incluso pueden llegar hasta los 2500 o 3000 euros.