Guía Hardware

Itinerancia de datos: ¿Qué es Roaming y cómo funciona?

Actualizado a: 17 de julio de 2023

El mundo de la telefonía móvil e Internet no han dejado de evolucionar desde que se produjeron sus respectivos lanzamientos. Esta misma dinámica, de hecho, también se adscribe al resultado de fusionar ambas. Es decir, a todas aquellas tecnologías relacionadas con la conexión vía móvil en casi cualquier punto del mundo. Por desgracia, esta misma evolución ha provocado que nazcan algunas tarifas un tanto peculiares, como viene siendo el caso de la itinerancia de datos o roaming.

Siendo realistas, resulta lógico que en la era de la conectividad global los móviles se hayan convertido en una parte esencial del ocio o el trabajo de muchísimas personas. Es, en muchos casos, una parte casi indispensable de nuestras vidas, tanto para lo bueno como para lo malo. Ofrece muchísimas ventajas, pero también algunas desventajas bastante importantes. Sea como fuere, ese no es el tema del que queremos hablaros hoy.

En esta ocasión nos hemos querido centrar en la itinerancia de datos. También llamada roaming, es un aspecto fundamental en la cuestión de la conexión global. Sin entrar todavía en sus características principales, definición, pormenores, etc., podemos decir que el roaming es aquello que nos permite mantenernos conectados a nuestros servicios de comunicación habituales, aunque nos vayamos fuera del país.

Hablamos, pues, de un sistema que nos permite no tener que adquirir otra tarjeta de prepago, servicios telefónicos, etc. cuando viajamos entre países y/o en zonas a las que nuestra compañía no llega mediante su servicio base. Por supuesto, esto hace que la comunicación sea mucho más sencillo, pero también ofrece impactos tan importantes como el de poder engrosar la factura de manera importante sin que nos demos cuenta. Con todo eso en mente en este artículo, exploraremos qué es el roaming o la itinerancia de datos y cómo funciona esta tecnología que nos mantiene conectados en cualquier lugar del mundo.

¿Qué es el Roaming?

Itinerancia de datos o roaming es, en realidad, lo mismo, siendo el término que empleamos cuando queremos describir un tipo de servicio de pago concreto. Mediante este, cualquier usuario con un dispositivo móvil (menos la mayoría de los más antiguos) puede permanecer conectado a internet y/o disponer de su línea telefónica en muy distintos lugares. Esto también funciona con otros dispositivos, como tablets, siempre y cuando dispongan de su propio sistema de conexión a esa red móvil.

Lo hace utilizando las redes de otros operadores. Si nosotros hemos contratado una tarifa con la empresa A de España, podremos seguir usando nuestra conexión, aunque esa empresa A no opere en el país que visitamos. Lo que hace es usar la infraestructura de una empresa B, por ejemplo, para obtener cobertura fuera del área local. En otras palabras, el roaming nos permite utilizar nuestra tarjeta SIM y acceder a nuestros diferentes servicios de datos e internet, mensajes de texto, llamadas telefónicas, etc. incluso en otras regiones o países.

Este servicio es particularmente valioso en un mundo cada vez más interconectado y globalizado, donde la movilidad se ha vuelto una parte esencial de la vida moderna. Los usuarios pueden viajar a diferentes países y seguir utilizando sus dispositivos móviles sin tener que cambiar de número de teléfono o adquirir una nueva tarjeta SIM local. El roaming elimina la barrera de estar desconectado mientras se viaja al extranjero, lo que brinda comodidad y facilidad de comunicación en todo momento.

Por supuesto, no todo es positivo, ya que en muchos casos, el roaming puede estar conectado o habilitado de manera predeterminada. En muchos casos, su uso supone un gasto o coste adicional con nuestra compañía debido a diversos aspectos. El caso es que puede costarnos dinero y que no lo sepamos, por lo que conviene revisarlo bien en nuestro teléfono y en nuestro contrato. Sobre todo si nos disponemos a viajar.

¿Cómo funciona?

La forma en que el roaming es, al mismo tiempo, muy simple y muy complejo. Al menos a nivel de funcionamiento, puesto que nosotros no tendremos que hacer nada más allá de conectarlo o desconectarlo. O pedir a la compañía que nos lo habilite si por un casual no lo está, aunque esto suele ser raro. Dicho esto, el roaming funciona mediante una compleja red de acuerdos y relaciones entre distintos operadores de telecomunicaciones. Estas suelen tener una escala global para que se pueda aplicar en casi cualquier país que disponga de la infraestructura adecuada.

A grandes rasgos, el roaming habilita un proceso mediante el cual, cuando un usuario se mueve a una zona cuya cobertura no esté cubierta por su empresa, otro proveedor de servicios para teléfonos móviles pueda brindarle ese mismo servicio a través de su infraestructura. Esto funciona de manera automática, ya que será el propio teléfono el que buscará una red disponible para funcionar en cada zona. Esto se logra mediante el intercambio de señales entre el dispositivo del usuario y las antenas de las redes móviles cercanas.

Una vez el dispositivo se encuentra en una red de telefonía móvil compatible, mediante el roaming establece una conexión con ella. Llegados a este punto, lo que hace la red que hemos mencionado al principio es determinar cuál es el operador original del usuario. ¿Para qué? Para cobrarle los servicios que le está prestando en esta nueva red. El roaming, salvo casos o contratos concretos, no es gratuito. A fin de cuentas, estos gastos los tiene que asumir el usuario, lo cual acabará apareciendo en la factura de teléfono pertinente.

Es importante destacar que el roaming no se limita solo a las redes móviles. En la actualidad, también existe el roaming de datos para dispositivos conectados a Internet, como tablets, módems USB y/o dispositivos IoT. Este tipo de roaming permite a estos dispositivos mantenerse conectados a Internet a través de las redes celulares mientras se desplazan fuera de su país de origen.

Roaming: características clave, ventajas y desventajas

Itinerancia de datos: ¿Qué es Roaming y cómo funciona?

Todo esto nos hace entender muy fácilmente que la itinerancia de datos tiene varias ventajas, desventajas y aspectos que clave que debemos tener muy presentes a la hora de entender cuál es su descripción general. La más importante de todas sus características, sin duda alguna, es que no podría funcionar sin el acuerdo entre operadores. A fin de cuentas, el roaming solo es posible debido a los acuerdos bilaterales o multilaterales que los operadores de telecomunicaciones establecen entre sí.

Estos acuerdos permiten que los usuarios de un operador se conecten a las redes de otros operadores sin problemas cuando están fuera de su área de cobertura. Es por esto mismo que para usar los servicios tipo roaming es necesario disponer de ciertos elementos. En efecto, es necesario tener una tarjeta SIM emitida por un operador que tenga acuerdos de roaming con otros operadores en el destino del viaje. La tarjeta SIM contiene información de identificación y autenticación del usuario, lo que permite que el dispositivo se conecte a una red de roaming. En general todos los tienen, pero nunca está de más preguntar.

De hecho, cuestionar esto es muy importante debido a una de sus principales desventajas: el coste. El roaming suele implicar costos adicionales para el usuario, ya que el uso de una red extranjera implica que el operador del país de origen debe pagar al operador de la red de roaming por el servicio prestado. Estos costos pueden variar significativamente según el país de destino y el operador utilizado. Por supuesto, también hay límites. Este servicio puede ser muy caro por la cantidad de datos que un dispositivo puede consumir al usar cualquier tipo de aplicación. Es por esto que a veces hay planes específicos que una compañía puede ofrecer para estalecer límites que ayudan a controlar los gastos.

Aparte, dado que el roaming puede resultar en facturas inesperadamente altas, especialmente para aquellos que no están familiarizados con las tarifas de roaming, muchos países han implementado regulaciones para proteger a los usuarios de cargos excesivos. Algunos operadores también ofrecen opciones para desactivar el roaming o notificar al usuario sobre los costos asociados antes de conectarse a una red de roaming.

¿Qué debería tener en cuenta para el futuro? Consejos y pautas

Todo esto nos hace pensar en qué nos deparará el futuro, ya que el roaming debe presentar varias mejoras si quiere mantenerse como un sistema vigente y útil. Para empezar, la transparencia de sus servicios no es del agrado de muchos usuarios. Han sido muchas las ocasiones en las que un usuario se ha encontrado con una factura esencialmente alta sin previo aviso. Y aunque es cierto que esto es cada vez menos común, sigue pasando. No obstante, es algo que difícilmente cambiará. Por lo tanto, me gustaría darte un consejo: revisa muy bien cuál es tu tarifa y cuáles son tus condiciones de roaming. Si no estás seguro, asegúrate de desconectarlo. El susto puede ser enorme.

Aparte, la Unión Europea ha establecido algunas pautas. Podéis consultar toda la información en este enlace, aunque os dejaré un resumen al final de este mismo tema. Con eso en mente, hay que tener en cuenta que antes el roaming podía hacer que nuestra conexión sea más lenta, pero con la proliferación del 4G y el 5G esto ha mejorado mucho. Aparte, hay países que han desarrollado algo llamado itinerancia local, un sistema muy interesante y aconsejable que nos permite adquirir tarjetas SIM temporales con el mismo número de siempre que reduce enormemente los costes del roaming. Es una opción muy recomendable.

En resumen, el roaming de datos, o itinerancia de datos, es una tecnología que ha revolucionado la forma en que nos comunicamos y accedemos a la información mientras viajamos por el mundo. A través de acuerdos internacionales y una infraestructura compleja, el roaming permite que nuestros dispositivos móviles sigan siendo una herramienta valiosa sin importar dónde estemos. Aunque enfrenta desafíos, el roaming continuará evolucionando para ofrecer una experiencia más accesible, confiable y asequible para los usuarios en un mundo cada vez más conectado.

El roaming dentro de la unión europea

En primer lugar, antes de hablaros sobre este último apartado, os recuerdo que podéis consultar toda esta información en la web oficial de la UE. Lo que yo os ofrezco es un resumen muy esquematizado de la cuestión. Aparte, no todos los países y operadores de la UE trabajan de la misma manera, así que algunos aspectos mencionados en este tema pueden variar. La última vez que el tema se actualizó en la web de la UE fue en diciembre de 2022, por lo que puede haber cambiado.

Tipos de contrato

Dicho esto, ciertos operadores de telefonía móvil europeos pueden aplicar ciertas políticas para que el roaming de datos no sea tan abusivo. En roaming, no hay restricciones para llamadas de voz y mensajes de texto (SMS), pero sí para el volumen de datos facturados a precios nacionales, dependiendo del tipo de contrato.

Tarjeta prepago

  • Si tienes tarjeta prepago, puedes usar el móvil en otros países de la UE sin recargos.
  • Si el precio nacional por unidad de datos es inferior a 2 euros por GB, tu operador puede aplicar un límite al roaming de datos.
  • El límite debe ser equivalente al volumen obtenido dividiendo entre 2 euros el crédito restante en tu tarjeta prepago al inicio del roaming.

Ejemplo: Si te quedan 12 euros de saldo, tendrás al menos 6 GB de datos en roaming (12 euros/2 euros = 6 GB).

Contrato con datos limitados

  • Puedes usar tu volumen de datos sin recargos en roaming, pero si tienes una tarifa de datos muy barata, puede haber un límite de «utilización razonable» inferior al de tu contrato nacional.
  • Tu operador debe comunicarte previamente el límite y avisarte cuando lo alcances.
  • Puedes seguir consumiendo datos en roaming, pero con un recargo que no supere el límite mayorista (2 euros/GB más IVA en 2022).

Contrato con datos ilimitados

  • Si tienes un contrato con datos ilimitados, tu operador debe proporcionarte un gran volumen de datos en roaming, al menos el doble del valor obtenido al dividir el precio del contrato entre el límite mayorista (2 euros más IVA en 2022).
  • Si superas ese volumen en itinerancia, se te cobrará un recargo que no excederá el límite mayorista.

Otros contratos

  • Los operadores pueden ofrecer contratos sin servicios de roaming o contratos diseñados para el roaming fuera del ámbito de la normativa de la UE, pero el cliente debe elegir específicamente estas opciones.

Otros aspectos importantes del roaming en UE según la política de utilización razonable

Por supuesto, hay ciertos elementos igualmente importantes con todo este tema. Son aspectos que debéis tener muy en cuenta. Del mismo modo que antes, os lo ofrecemos de manera muy resumida para que tengáis la información básica respecto a este tema, pero en algunos casos puede ser algo más complejo.

Control del uso del roaming

  • Los operadores pueden controlar y comprobar tu actividad de roaming durante cuatro meses.
  • Si pasas más tiempo en el extranjero y usas más roaming que servicios nacionales, el operador te contactará y te pedirá aclaraciones.
  • Si continúas usando más roaming, pueden aplicarte recargos dentro de ciertos límites.

Roaming en el caso de trabajadores fronterizos

  • Si trabajas en un país de la UE y vives en otro, puedes elegir un operador de uno de los dos países y usar una tarjeta SIM del país donde trabajas o vives.
  • La política de utilización razonable se aplica, siempre que te conectes al menos una vez al día a la red nacional.

En barco o avión

  • No te cobrarán recargos cuando te conectes a una red móvil terrestre en un barco, avión o aeropuerto.
  • Si los servicios se prestan por satélite, aplicarán tarifas no reguladas por la UE.

Roaming fuera de la UE

  • En los países del Espacio Económico Europeo se pueden aplicar régienes similares, pero también pueden ser distintos.
  • En otros países no cubiertos por la UE o EEE, los costos de roaming pueden ser altos.
  • Si viajas fuera de la UE, consulta con tu operador antes para evitar facturas excesivas.

Marcos Wagih

Marcos Wagih

Amante de la informática y la tecnología desde pequeño, llevo dedicándome a esto tanto tiempo que ya ni me acuerdo. Especialista en gaming, tanto en consolas como en ordenadores, llevo formándome —y lo que me queda— más de 8 años en diferentes materias.

Comentarios

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo