Comparativa mejores memorias RAM

Comparativa mejores memorias RAM
4.5 (89.09%) 11 votes

La memoria RAM (Random Access Memory o memoria de acceso aleatorio) es un tipo de memoria volátil (si dejamos de aplicar carga eléctrica pierde toda la información, a diferencia de nuestros pens por ejemplo) en la que podemos acceder a cualquier dato de la misma, sin pasar antes por ningún sitio, por eso es tan rápida, pero también escasa. Cualquier programa que ejecutemos, incluido el sistema operativo, será almacenado en los módulos de memoria RAM desde el disco duro para que su acceso sea mucho más rápido.

Capacidad: ¿Cuánta memoria ram es necesaria actualmente?

La capacidad de la memoria de nuestro ordenador es clave para su buen funcionamiento, pero no otorga rendimiento extra, el ordenador no será más rápido por tener más memoria RAM.
Una vez que la RAM no pueda hacerse cargo de todo lo que estamos ejecutando porque se quede sin espacio, el sistema operativo asignará una parte del disco duro a suplir la carencia de espacio (llamamos a esto memoria virtual). Comos sabemos, el disco duro es extremadamente lento en comparación a la RAM, así que notaremos la lentitud.

¿Cuánta memoria RAM necesitamos entonces? Puedes mirar en cualquier momento la RAM que estás usando desde el administrador de tareas de Windows. Dependiendo del sistema operativo, los programas abiertos y los programas en segundo plano que tengas lo que estás gastando variará.

En principio, un ordenador en reposo incluso con muchos programas en segundo plano, no consume ni 2GB.
Los juegos que más requieren actualmente rondan también los 2GB en calidades ultra.
Los navegadores y otros programas de uso cotidiano no consumen demasiado, será muy difícil sobrepasar los 2GB solo con programas “corrientes”. Es decir, un ordenador multimedia puede funcionar perfectamente con 4GB de memoria RAM.

Ordenador para actividades de escritorio: Un ordenador en el que realizar puramente actividades básicas, procesamiento de texto o revisión de correos electrónicos puede perfectamente sobrevivir con 4 GB de memoria RAM, a menos que se abran demasiados programas de manera simultanea o se procesen imágenes/videos de gran tamaño, la franja de 4 a 8 GB es completamente segura para esta configuración.

Ordenador para videojuegos: Aquí tenemos un terreno un poco más amplio ya que no todos los videojuegos tienen los mismos requisitos mínimos de funcionamiento. En la actualidad hay muchos juegos con un sistema de gráficos exigente y un consumo elevado de recursos que piden un mínimo aceptable de 4 GB de memoria RAM y aún hay de los que con 2 GB pueden jugarse sin ningún problema, sin embargo a la hora de los requisitos óptimos veremos una gran cantidad de juegos que recomendarán tener 8 GB para un funcionamiento ideal. Si eres un entusiasta, has invertido en una tarjeta de video de alta gama y eres fanático del último videojuego que ha salido, entonces es perfectamente razonable ir por 16 GB de memoria, difícilmente necesitarás más que eso, pero te asegurarás que todo juego de última generación corra de manera fluída y sin problemas.

Para tener una idea más clara veamos los requerimientos mínimos y recomendados de RAM para algunos juegos populares:

League of Legends:

Mínimo: 1 GB RAM

Recomendado: 2 GB RAM (4 GB para Windows vista o Windows 7)

Minecraft:

Mínimo: 2 GB RAM

Recomendado: 4 GB RAM

Overwatch:

Mínimo: 4 GB RAM

Recomendado: 6 GB RAM

Mass Effect Andromeda:

Mínimo: 8 GB RAM

Recomendado: 16 GB RAM

Estaciones de trabajo/Workstation: Aquí es donde veremos la mayor exigencia en términos de memoria RAM. Programas de procesamiento de imágenes como los proporcionados por Adobe pueden llegar a consumir grandes cantidades de memoria al trabajar con archivos de gran tamaño ya que todo proceso e imagen utilizada se estará almacenando en la memoria RAM para su rápido manejo y modificación, lo mismo sucede al renderizar videos, videojuegos o modelados 3D de gran tamaño. A la hora de usar el ordenador para procesos de trabajo muy exigentes muchas veces necesitamos también tener varios programas y procesos de manera simultánea. En estos casos es en los que se recomienda 8 GB como mínimo, tal vez con menos no tengamos problemas en editar archivos normales en Photoshop o realizar un montaje de imágenes en Windows Movie Maker, pero hablamos de procesos de trabajo en los cuales quedarnos sin memoria RAM puede significar una pérdida de tiempo y dinero.

Personalmente y teniendo en cuenta que a la hora de trabajar siempre es necesario mantenerse lo más al día posible para poder ser más eficientes, considero que de 8 a 16 GB es una zona segura, mientras que ir más arriba dependerá del bolsillo de cada quien y de un conocimiento más específico de las necesidades de cada trabajo.

NOTA: Si tenemos el dinero y la posibilidad, nada nos impide jugar y trabajar en el mismo ordenador, siempre es bueno considerar posibilidades de expansión y necesidades a futuro sin necesidad de limitarnos, lo que no tiene sentido es comprar 32 GB de memoria RAM para un ordenador en el que haremos solamente actividades cotidianas y jugaremos League of Legends o Call of Duty de vez en cuando, ya que el excedente de capacidad disponible no hará nuestro ordenador más rápido y eficiente, solo se quedará allí sin nunca ser utilizado.

Resumiendo:
Para ordenadores básicos multimedia, con 4GB ya nos vale.
Para los jugones y gente que exprima más el ordenador, con 8GB iremos bien, aunque raro sería sobrepasar los 5-6GB incluso mientras jugamos y tenemos varios programas en ejecución.
Los 12GB no son recomendables, ya que implican normalmente una combinación de 4+4+4GB, y las placas base suelen tener dual channel y no tri channel.
Los 16GB son recomendables solo para los que necesitan una edición de vídeo profesional, grandes diseñadores gráficos, etc. Es decir, para tareas muy complejas.

*Hay programas (diseño, edición, etc.) que funcionan bien con 8 o 4 GB de RAM, pero que si detectan que tenemos más los usarán también aumentando el rendimiento.

Módulos

En el mercado podemos encontrar memorias individuales de 2, 4, 8 y 16 GB, a la hora de pensar cuánta memoria compraremos para nuestro equipo (si es que lo armaremos de cero y no se trata de una expansión), es bueno comprar las memorias en pares, por ejemplo, si queremos un máximo de 16 GB en nuestro ordenador, es preferible comprar dos memorias de 8 o cuatro de 4, esto debido a que la placa madre mejora el rendimiento de la memoria al utilizar canales dobles/dual channels, esto se explicará más adelante.

Placas Base

En general todas las placas actuales tienen cuatro ranuras para memoria como mínimo, considerando que estas sean DDR4 y teniendo en cuenta que los módulos de 16GB son los más grandes en la actualidad, la gran mayoría de placas actuales soportan un máximo de 64GB de memoria RAM. Alguna que sin embargo no son tan viejas (pero que sufren el constante cambio y mejora de las tecnologías y capacidades) soportan un máximo de 32GB DDR3.

Algunas placas base de gama alta para entusiastas vienen con 8 ranuras de memoria, alcanzando un máximo de 128 GB de RAM, un número solo para lucirnos a menos que nos dediquemos a renderizar estructuras realmente masivas, tengamos nuestro propio servidor o algo por el estilo.

Factor de Forma

El factor de forma está dado por la configuración, cantidad de pines y arquitectura de la memoria. Los distintos factores de forma definen la compatibilidad de la memoria RAM con los distintos dispositivos y placas en los que vaya a ser utilizado, sin embargo no es realmente un punto por el que debamos preocuparnos ya que resulta bastante fácil darse cuenta de cuál es el tipo de memoria que buscamos.

Perfilalto

(Perfil alto)

perfilbajo

(Perfil bajo)

Por ejemplo, SIMM (módulo de memoria en-línea simple) es un formato ya discontinuado utilizado en las computadoras más viejas, tenía un bus de datos de 16 o 32 bits. Actualmente dicho formato fue reemplazado completamente por los módulos DIMM (módulo de memoria en-línea dual) que se caracterizan por un bus de datos de 64 bits, por lo que tienen una mayor capacidad de procesamiento. Cualquier placa base actual orientada a ordenador de escritorio tendrá ranuras DIMM DDR3 o DDR4.

Luego tenemos por ejemplo los módulos SO-DIMM, un formato miniaturizado de DIMM destinado a ordenadores portátiles o los módulos FB-DIMM diseñados para servidores. La cantidad de pines que se especifique en el módulo estará dada por la tecnología, lo cual nos lleva al siguiente punto.

Tecnología

Del mismo modo en que el estándar actual para todos los ordenadores es el DIMM en términos de factor de forma, la tecnología aplicada a todos los ordenadores desde hace años es por el momento es DDR SDRAM (Double Data Rate – Synchronous Dynamic Random-Access Memory), se trata de una tecnología que mantiene a la memoria sincronizada con un reloj de bus de memoria y son capaces de enviar múltiples transferencias por cada ciclo de reloj. Dicha tecnología ha ido evolucionando y derivando en distintas generaciones como DDR2 SDRAM, DDR3 SDRAM y la actual DDR4 SDRAM, dada la diferencia en la cantidad de pines y la arquitectura, no se da una retrocompatibilidad lo que implica que si tu placa base tiene ranuras para memoria DDR4 (y todas las nuevas las tendrán), solo podrás colocar memorias DDR4 allí.

Gracias a las mejoras en rendimiento, velocidad y consumo de energía, cada nueva generación va desplazando lentamente a la anterior, por lo que teniendo en cuenta que lo que buscamos aquí es prepararnos ya sea para mejorar nuestro viejo ordenador o conseguirnos uno nuevo, nos limitaremos a las memorias DDR3 (240 pines) y DDR4 (288 pines).

En el ejemplo que dimos antes, junto a la tecnología DDR4 tenemos otro valor, PC4-19200. Se trata de una nomenclatura  utilizada para definir los módulos de memoria DDR y del ancho de banda respectivamente.

PC4 es otra forma de referirse a la generación, PC4 hará referencia a DDR4, PC3 a DDR3, etc.

El siguiente número es la máxima tasa de transferencia de datos por segundo posible que se puede alcanzar entre la memoria RAM y el controlador de memoria (el ancho de banda, medido en Megabytes). Teniendo en cuenta que contaremos normalmente con un bus de datos de 64 bits, el ancho de banda de nuestra memoria ram se calcularía de la siguiente manera:

Tasa de transferencia en MB/s = (Frecuencia aparente de la memoria DDR) x (bits por ciclo/8 bits por byte)

En nuestro caso, al tratarse de una memoria DDR4 de 2400 Mhz de frecuencia aparente, el cálculo sería el siguiente:

(2400  MHz) x (64 bits)/ (8 bits por cada byte) = 19200 MB/s.

Frecuencia

La frecuencia representa la velocidad de transferencia de datos de nuestra memoria RAM, es normal suponer que a mayor frecuencia mayor velocidad, aunque no siempre se trata de una relación tan directa. La latencia (de lo cual hablaremos en el siguiente punto) es un factor crucial a la hora de medir la velocidad real de la memoria, además del resto de características de nuestro ordenador. En la mayoría de los casos una diferencia pequeña en la frecuencia no será algo que notemos realmente.

Las memorias DDR3 pueden ir desde unos 800MHz a 3100MHz en algunos módulos, aunque generalmente todo por encima de los 2400 estará pensado como un valor alcanzable mediante overclocking, ya que muchas veces el límite de frecuencia estará dado por la placa base.

En el caso de DDR4, los valores se disparan hasta alcanzar los 4266MHz.

Realmente en la mayoría de los casos una diferencia pequeña como por ejemplo una DDR4 2400 y una DDR4 2666 o 2800 no va a ser algo que notemos o nos afecte en la mayoría de tareas. Dependiendo de las tareas y funciones que realicen normalmente con vuestro ordenador, el mejor consejo es primero buscar la placa base que mejor se aplique a tus necesidades y posibilidades de expansión y a partir de allí buscar una memoria RAM compatible con sus límites de frecuencia y tecnología.
Si planeas armar un equipo nuevo desde cero lo más lógico será ir por una placa base con no más de dos años de antigüedad y muy probablemente con ranuras DIMM DDR4, mientras que si solo quieres darle algo más de potencia a tu viejo ordenador una DDR3 de buena calidad hará el trabajo sin problemas. Si tienes la posiblidad sin embargo siempre es un buen consejo dar el salto, ya que allí las diferencias de rendimiento sí se volverán más notorias.

Actualmente la mayoría de placas base estándar manejarán una frecuencia máxima de 2400MHz, mientras que las placas de gama alta destinadas a gaming o tareas de alto rendimiento extenderán ese límite, por lo general dichas placas vendrán ya con perfiles de overclocking o en el caso de Intel con la configuración XMP (algo que también podremos encontrarnos en las especificaciones de muchas memorias), diseñada para llevar a la memoria a una frecuencia de reloj por encima del estándar, que como mencionábamos, será por lo general un máximo de 2400MHz en las placas modernas.

Dual Channel o Quad Channel

Llegado este punto nos encontraremos también con la configuración de la memoria RAM en canales dobles e incluso cuádruples (algo menos común y con un rendimiento bastante similar al Dual Channel). Si ya hemos leído algo sobre memorias RAM (y antes en este mismo artículo), habremos visto cosas como que la memoria va mejor a pares que de a una, esto se debe a que la configuración en canales dobles permite el acceso simultáneo a dos módulos de memoria permitiendo una transferencia en bloques de 128 bits en lugar de 64 bits como sucedería normalmente, lo cual duplica el ancho de banda (recordemos la ecuación dada en el punto anterior).

Es recomendable siempre utilizar canales dobles para mejorar la eficiencia en la transferencia de datos de nuestro ordenador, pero debemos tener en cuenta que tener el doble de ancho de banda no nos dará una mejora de rendimiento notorio si nunca sobrepasamos el máximo que ya teníamos. En los equipos en los que contemos con una tarjeta de video independiente con suficiente memoria para cumplir sus funciones, es probable que no notemos una diferencia drástica con el dual channel; pero donde si tendremos un cambio significativo es en aquellos ordenadores con sistema de gráficos integrados como por ejemplo los APU de AMD, ya que el sistema podría acceder a un módulo de memoria mientras el controlador gráfico lo hace al otro de manera simultánea. En estos casos también se notará una mayor mejora de rendimiento al tener una RAM con mayor frecuencia de trabajo..

A fin de cuentas, las diferencias de precio son bastante bajas por lo que nuestro consejo es que dividas el máximo de memoria RAM que planeas conseguir en módulos pares. Si por otra parte deseas comprar una sola RAM con la idea de agregar más a futuro, entonces tal vez sea una buena idea ir por una memoria única de mayor tamaño, de modo que luego puedas ampliar considerablemente la capacidad y aprovechar de mejor manera el canal doble (en caso de que consideres necesaria esa cantidad de RAM).

En resumen: Si eres un entusiasta que planea de todos modos ir por el máximo de rendimiento, sueles realizar overclocking en tus ordenadores o quieres comenzar a hacerlo, entonces probablemente querrás ir con una placa base de gama alta y una RAM por encima de los 3000MHz, sin embargo ten en cuenta que no importa qué tan rápido pueda la memoria RAM abastecer datos al procesador si este no es capaz de seguirle el paso. La memoria RAM con velocidades tan altas debe emparejarse con un procesador potente y rápido. Para juegos y trabajo con un muy buen rendimiento no tendremos ningún problema manteniéndonos en los 2133/2400MHz o incluso menor para tareas cotidianas.

(Los canales dobles frecuentemente se identifican por códigos de color)

Latencia  

La velocidad de transferencia efectiva que tenga una memoria RAM siempre estará dado por la relación entre estos dos valores, la frecuencia de ciclos de reloj y la latencia (el retraso de tiempo entre que un comando es ingresado y su ejecución).

Como vemos en nuestro ejemplo para las especificaciones, muchas veces solo encontraremos el valor para la Latencia denominada “CAS”, pero no es el único valor importante, así que comencemos explicando lo básico sobre cómo se produce la latencia primero.

Cuando el controlador de memoria requiere que la RAM acceda a un bloque de memoria particular (resumiendo, los datos en la memoria se organizan en celdas con ubicaciones específicas en un sistema de filas y columnas), los datos pasarán por una serie de ciclos de reloj hasta alcanzar su destino y “completar” la tarea ejecutada. Esto produce que hayan dos factores importantes que determinen la latencia: El total de ciclos por lo que deben pasar los datos y la duración de cada ciclo individual.

En las especificaciones de la memoria RAM que compremos también podremos encontrar los tiempos de latencia expresados en cuatro valores (Ej: 16-18-18-35)

16-El primer valor puede aparecer también como CL o CAS Latency, indica a grandes razgos el tiempo que pasa entre que el procesador solicita un dato a la memoria RAM y esta lo ubica y lo envía.

18-El segundo número puede encontrarse como TRCD o RAS to CAS Latency, este número representa el tiempo entre la ubcación y activación de una línea de memoria (RAS) y una columna (CAS), recordemos que la memoria se organiza en como si se tratara de un tablero de ajedrez.

18-El tercer número puede encontrarse como TRP o RAS Precharge y hace referencia al tiempo que le lleva a la memoria hacer un salto de línea, es decir, desactivar la línea de datos que está utilizando actualmente y la activación de una nueva línea.

35-Finalmente el cuarto valor indica lo que puede aparecer como TRAS, Active o Active to precharge. Representa el tiempo de espera necesario antes de que la memoria pueda realizar un nuevo acceso a los datos.

Más allá de los detalles matemáticos, las ecuaciones y explicaciones con las que podríamos tirar un buen rato, lo importante es recordar que a manores valores de latencia, más rápida y eficiente será la memoria. Es decir, si dos memorias RAM tienen la misma frecuencia, arquitectura y capacidad, aquella con menores valores de latencia será más rápida y dependiendo de la brecha puede llegar a ser una diferencia notoria en procesos exaustivos.

NOTA: Por lo general el valor que más se toma en consideración es el primero, la Latencia CAS, en muchas memorias RAM al ser expuestas en tiendas electrónicas o incluso en la página de los fabricantes no encontraremos tan fácilmente los valores completos de los tiempos de latencia, sino que aparecerá solo un indicador como “CL16”, “CL9”, etc, haciendo referencia al valor de la latencia CAS.

Voltaje

El voltaje es directamente el consumo máximo de energía que tendrá nuestra memoria. Si tenemos dos módulos de memoria de la misma tecnología y velocidad, aquel que tenga un menor voltaje máximo no solo gastará menos energía a largo plazo, sino que también tendrá generalmente un mejor rendimiento. Una memoria de baja calidad puede requerir de más energía para alcanzar una velocidad determinada que una de gama alta. Esto nos puede significar también una diferencia a la hora de realizar overclocking, ya que si un módulo de memoria funciona de manera óptima a un menor voltaje que otro, entonces al desbloquearlo y llevarlo más allá de su límite tendremos un mayor rango de aumento en el voltaje y en la velocidad sin llegar a sobrecalentarlo.

Detalles a tener en cuenta

  • Compatibilidad: Siempre debemos buscar la compatibilidad de la memoria RAM con la placa base que utilizaremos, primero en la tecnología y el tipo de ranura DIMM y segundo en las frecuencias y velocidades que soporte.Otro factor importante en cuanto a compatibilidad es si utilizaremos el canal doble. Es recomendable usar el mismo tipo de memoria para ambas RAM en canal doble, si las memorias no son compatibles o sus especificaciones son diferentes podemos encontrarnos con problemas de compatibilidad y eso siempre implicará problemas como que nuestro sistema se congele o falle. Aún si no utilizamos los canales dobles siempre es recomendable utilizar una misma frecuencia de memorias, debido a que el controlador de memoria tomará la velocidad mínima y ajustará el resto para trabajar a esa frecuencia de modo que todos los módulos funcionen a la par.
  • Velocidad y Calidad: Ante módulos de una misma tecnología y frecuencia, recuerda observar los tiempos de latencia y el voltaje, ya que serán los otros factores que determinen la velocidad efectiva y la calidad de rendimiento de cada módulo.
    Tengamos en cuenta también que tampoco debemos dejarnos llevar por los valores de latencia. A mayores frecuencias y velocidades, la Latencia naturalmente aumentará, por lo que es normal que una memoria DDR3-1333 tenga una Latencia CAS de 9ns, mientras que una DDR4-2400 puede ser CL16. En este caso la velocidad de transferencia y el ancho de banda alcanzado por la memoria DDR4 la hará mucho más rápida que la primera, los valores de latencia comparables que nos darán una mejora de rendimiento serán entre memorias de una misma generación y frecuencia.
  • Conoce tu ordenador: Como ya remarcamos muchas veces, si bien la memoria RAM es un elemento de vital importancia para el funcionamiento de nuestro ordenador, no tiene sentido gastarnos un dineral en tener 64GB de memoria DDR4 de 4200 MHz a menos que tengamos una estación de trabajo que requiera procesos de un consumo enorme de recursos o seamos aficionados a alcanzar los mayores rendmientos competitivos en cada nuevo videojuego. Estudia bien cuales serán las necesidades y proyección a futuro de tu PC y busca los módulos de memoria que mejor cumplan con tus necesidades sin hacerte gastar dinero de más, ajusta tu presupuesto de manera inteligente, ese dinero extra podría permitirte algún pequeño lujo, comprar una mejor tarjeta gráfica, placa base o procesador.

dualchannel

Qué memoria RAM comprar: Mejores modelos

Existen básicamente cuatro marcas que fabrican memoria RAM en España: Corsair, G.Skill, Crucial y Kingston. Normalmente, la mejor calidad-precio es G.Skill, pero avisamo que los precios de la RAM cambian mucho, incluso de un día para otro, así que recomendamos leer la guía entera y saber decidir nosotros mismos.

DDR4

En el caso de la RAM DDR4 2400mhz suele ser lo más habitual y a no ser que vayamos a hacer un uso muy intensivo de algunas herramientas, la diferencia será mínima como ya hemos comentado en el apartado de frecuencias. Las corsair platinum destacan por encima de las demás, tanto en rendimiento como en temperaturas y son la mejor opción que podemos encontrar en el mercado de gama alta.

Para aquellos que buscan aprovechar al máximo las HyperX Fury, un simple overclocking aumenta su rendimiento para igualar el de las opciones más caras. Una de las cosas asombrosas acerca de DDR4 es que generalmente funciona a 1.2V (frente a 1.5V para DDR3). Esto significa que incluso un pequeño aumento de voltaje te dará más potencia que modelos más caros.

La última actualización fue el:12 diciembre, 2017 3:14 pm

Cuando se trata de calidad precio, los kits de memoria de G. Skill son una de las mejores opciones. Las G. Skill Ripjaws V son la segunda generación de la memoria DDR4 de esta marca y está claro que han escuchado los comentarios y críticas de los clientes. La nueva serie es más asequible, más rápida y ha sido rediseñada con un disipador térmico mas eficiente.

DDR3

En cuanto a DDR3 la cosa no varia demasiado: la mejor relación calidad / precio suele estar en los modelos de 1600 mhz. Aquí también destacan las HyperX Fury o las Corsair Vengeance

Memorias ram para portátiles

En el caso de los portátiles lo principal que deberemos fijarnos es qué frecuencias y qué voltaje tienen las memorias actuales para evitar que tengamos problemas a la hora de ampliarlas. Para ello te recomendamos que utilizes un programa como CPU-z que te permitirá conocer con detalle los componentes actuales que montas.

DDR4

DDR3