RAM Single-Channel vs Dual-Channel: ¿cuál es mejor?

Cuando le preguntas a la mayoría de los usuarios tienen claro que Quad-Channel es mejor que Dual-Channel, y esta última es a su vez mejor que Single-Channel. Para muchos, la memoria RAM mientras más canales tenga, mejor. Pero eso no es válido para todo tipo de casos.

Así que, en algunos casos puede que estés gastando más de lo necesario en un hardware que no te va a dar las mejoras que realmente esperabas. De hecho, en algunos casos la diferencia puede ser casi insignificante. En esta guía analizaré todos esos detalles para que tengas claro cuál es mejor para cada caso.

Canales RAM

placa base ranuras capacidad RAM soportada

Two dual channel slots for DDR3 RAM

Existen varios tipos de sistemas con una cantidad variable de canales. De ello dependerá en  gran medida la forma en la que se comunican con la CPU y, por tanto, el rendimiento.

Qué es Single-Channel

La CPU, o microprocesador, depende de la memoria principal o RAM. En esta memoria se cargan los procesos (datos e instrucciones) de software que la CPU debe procesar. Esta memoria es muy rápida, y los accesos (lectura/escritura) de esta información se hacen a través del bus de direcciones.

Ese bus que conecta estos dos elementos de la arquitectura de la computadora pueden estar enlazados por un único canal (Single-Channel), con un ancho de banda determinado. Este canal será un bus con una determinada tasa de transferencia y frecuencia de reloj.

Esta configuración hace que, si se instala mayor cantidad de memoria (varios módulos), se puede producir un cuello de botella cuando se está accediendo a un módulo, ocupando el canal y haciendo que si se tiene que acceder a otro módulo de forma simultánea no se pueda.

Qué es Dual-Channel

Para mejorar el rendimiento se implementaron sistemas de doble canal (Dual-Channe). De esa forma, si tienes dos módulos (o más), cada uno en un canal, se podrá estar accediendo a ambos a la vez gracias al controlador de memoria de la CPU o MMU. Eso es gracias a un bus de 2×64-bit (128-bit) que tienen las modernas placas base.

Eso supone un incremento del ancho de banda, permitiendo acceder a memoria mediante configuraciones multicanal (si se están usando, ya que podría haber solo un módulo y habría un canal que está inactivo, que varios módulos estén insertados en las ranuras o slots pertenecientes a un canal, desaprovechando el otro).

Por ejemplo, una memoria DDR4 Single-Channel a 2133Mhz ofrecerá un ancho de banda de 17GB/s. Si se agrega otro módulo y se habilita Dual-Channel, entonces el ancho se elevaría a 34GB/s. Para que se puedan conseguir anchos de banda similares en un solo canal se debería duplicar la frecuencia de la RAM al doble, algo que comercialmente no es posible encontrar, y mediante overclocking es complicado de mejorar e implica riesgos.

Por otro lado, como he dicho, cuando la placa base tiene dos ranuras para módulos RAM, uno para un canal y otro para otro, es fácil aprovechar el doble canal al máximo. Pero existen placas base que tienen 2 o 3 para cada canal, es decir, 4 o 6 ranuras. En estos casos los cálculos de incremento de rendimiento son más complejos, y no todas las placas base trabajan igual. En caso de duda de si está funcionando o no, el software CPU-Z (pestaña Memory) puede indicar si está habilitado o no.

Qué es Quad-Channel

Algunas placas base también han llegado con Quad-Channel, aunque no son tan frecuentes. Estas placas pueden ser buenas opciones cuando se van a insertar más cantidad de módulos que puedan sobrecargar un Dual-Channel o que no se pueda aprovechar tan bien la RAM instalada.

Aunque muchos usuarios piensan que esta opción es mejor que la de dos canales, no es así en muchos casos. Solo si realmente puedes aprovechar esos cuatro canales merecerá la pena. En ocasiones puedes encontrarte casos en los que un Dual-Channel 3200 puede comportarse mejor que un Quad-Channel a 2400. Por tanto, en estos casos no se puede trasladar la ganancia DC a QC como se hace desde SC a DC.

Equipos con AMD Ryzen 9, Threadripper, EPYC, o Intel Core i9 y Xeon, sí que pueden aprovecharse de un QC. Pero otros equipos con menor cantidad de módulos y para aplicaciones cotidianas no tiene demasiado sentido.

Otros factores que interfieren en el rendimiento de la memoria RAM son la latencia (CL), la frecuencia de reloj a la que trabaja, y su capacidad. Más información.

Impacto del Dual-Channel en gaming

hardware gaming

Como norma general, si tienes varios módulos RAM instalados, mejor Dual-Channel que Single-Channel. Esta es lo habitual para la mayoría del software. No obstante, puede haber apps o videojuegos específicos donde eso no sea así. Incluso puede que en ciertos videojuegos funcione mejor un SC que un DC, o viceversa. Es decir, no es tan sencillo generalizar para todos los casos.

Por ejemplo, con videojuegos como Shadow of the Tomb Raider, Assassin’s Creed Origins y Odyssey, con DC el rendimiento conseguido es mejor en DC que en SC. Pero no es extensible para todo el mundo del gaming.  Otros como The Division 2 y Metro Exodus se comportan casi mejor con SC a 3600Mhz que con DC a 2400Mhz (algo parecido a lo que ocurre con DC vs QC en algunos casos).

Por último, cuando tienes una tarjeta gráfica dedicada, las mejoras son algo más leves. En cambio, cuando se está jugando con una GPU integrada, al estar en el mismo empaquetado que la CPU, la mejora al  usar DC frente a SC se notará bastante. En la mayoría de los videojuegos, con una iGPU se incrementará el rendimiento de FPS de un 10 a un 30% o más.

Conclusión, si dispones una placa base con soporte DC, adelante, con un segundo módulo RAM para aprovechar ambos canales. No pierdes nada, y aunque en algunos títulos o apps no consigas ganancias grandes, sí las obtendrás en otros.