Cuello de botella: ¿Cómo detectarlo y solucionarlo?

Cuello de botella: ¿Cómo detectarlo y solucionarlo?
5 (99.14%) 93 votes

Un cuello de botella, hablando en términos de hardware, se refiere al dispositivo más lento del sistema. Esta pieza es la que provoca que el resto de componentes no rindan al nivel que pueden ofrecer. El disco duro es un ejemplo típico. De hecho, no pasa mucho hasta que puede entregar los bits de información que la CPU necesita para empezar a hacer algo. Probablemente hayas notado que algunas de tus aplicaciones tardan mucho tiempo en arrancar, y lo más probable es que esté provocado por un disco duro lento, pero no siempre es así.

Esa misma situación se aplica a todos los componentes del equipo. Básicamente, el ordenador será tan rápido como su componente más lento, ya sea la unidad central de procesamiento (CPU), la unidad de procesamiento gráfico (GPU), la memoria RAM o el BUS frontal (FSB). Todos ellos tienen que trabajar juntos transmitiendo y procesando la información a una velocidad que dependerá en mayor o menor medida de los otros componentes.

Cuello de botella: procesador vs tarjeta gráfica

Vamos a centrarnos en el problema que se produce entre la CPU (procesador) y la GPU (tarjeta gráfica). Muchos afortunados recibirán un juego de última generación para Navidad. Algunos afortunados también recibirán una nueva tarjeta gráfica. Por muy maravilloso que suene, podría llevar a problemas imprevistos.

Si tu nueva tarjeta gráfica es demasiado rápida para tu procesador, entonces éste retrasará toda tu experiencia de juego. Si tu nueva tarjeta gráfica está entregando información a una CPU más rápida, entonces tu nueva GPU sería un desperdicio de dinero. Una vez más, no verás ninguna mejora en el rendimiento.

¿Cómo determinar quién es el culpable?

Esta pregunta se ha planteado en foros y sitios web desde hace años. ¿Qué necesito para saber si es mi procesador o mi tarjeta gráfica la que está ralentizando mi ordenador? Algunas veces parece fácil pero en algunos casos la cosa se complica.

Podrías hacer una búsqueda en Internet para ver cómo combina tu procesador con tu tarjeta gráfica, pero si tu hardware no es muy actual, entonces encontrar tal artículo será difícil.

Para ver la utilización de procesador y tarjeta gráfica es recomendable instalar MSI Afterburner o Riva Tuner Statistics Server. Utiliza éste último para limitar tus marcos para juegos individuales o multijugador. Usa Afterburner para mostrarlos como superposición en tus juegos favoritos. Con estas herramientas, deberías poder ver si existe un cuello de botella en la CPU. Además, Afterburner puede crear un archivo de registro para que puedas observar cómo funciona todo tu sistema en cualquier momento.

En cualquier caso, si estás observando bajos FPS, baja algunos de los ajustes de gráficos en el juego. Toma nota de los cambios para que puedas devolverlos al estado original si fuera necesario. No hagas todos los cambios de una vez: elige un parámetro, bájalo y vuelve a probarlo. Es mucho más fácil hacer un seguimiento de esa manera.

  • Si la reducción de la configuración de gráficos no tiene ningún efecto sobre los FPS, entonces el cuello de botella está en el procesador.
  • Si al reducir la configuración de los gráficos se aumenta el número de FPS, la tarjeta gráfica está funcionando al límite de su capacidad.

Sincronización vertical

La sincronización vertical puede ser un ajuste incluido dentro de la configuración del juego, y casi con toda seguridad se incluirá en la configuración del apartado gráfico. No entraremos en detalles técnicos, pero básicamente la sincronización vertical evita que la tarjeta gráfica envíe mas fotogramas al monitor más rápido de lo que puede mostrarlos. No porque pueda causar algún problema al monitor, sino porque puede causar un montón de irritantes “cortes visuales” si la sincronización vertical está desactivada.

La razón por la que mencionamos esto es porque si tienes un monitor que funciona a 60Hz, entonces la máxima velocidad que puedes esperar en los juegos es de 60 FPS. El mismo límite superior coincidirá con la frecuencia de actualización del monitor, ya sea 60, 75, 120 o incluso superior. La cuestión es que no debes esperar obtener 80FPS en un monitor de 60Hz. Eso no va a pasar con la sincronización vertical activada.

Conclusiones

A veces, la respuesta más simple puede ser la más difícil de encontrar en Internet. Aunque esto os pueda sonar un poco extraño, parece ocurrir especialmente en los foros donde recibirás todo tipo de respuestas enrevesadas que pueden o no dirigirse a la pregunta original.

Experimenta con la sincronización vertical, ya que es habitual tenerla activada y deshabilitarlo en algunos juegos puede ayudar en algunos casos.

Si tienes un disco duro muy lento y tienes la RAM extra, puedes intentar almacenar los archivos del juego en una unidad RAM-Drive. Esto no solucionará un cuello de botella del procesador o la gráfica, pero seguramente mejorará los tiempos de carga si hay mucho uso del disco.

Algunas consideraciones generales son:

  • Si tu tarjeta gráfica está siendo utilizada al 99% de su capacidad, significa que el cuello de botella se crea en este componente.
  • Durante los juegos: Si el uso de la CPU es del 99-100% y la de la tarjeta gráfica es baja (50-80%), entonces tu procesador está haciendo cuello de botella.
  • Si ni el uso de procesador ni tarjeta gráfica es muy alto, significa que el juego al que estás ejecutando no es exigente. Aumenta la configuración gráfica o busca un nuevo juego para probar.
  • Una alta frecuencia de pantalla (120Hz, 144Hz) en juegos exigentes generalmente requerirá un procesador i7 moderno o un i5 overclockeado (ejemplo: Battlefield 1).
  • Una alta resolución (1440p, 4K) provocará más fácilmente el cuello de botella en la tarjeta gráfica.
  • Normalmente 8GB de RAM es una capacidad muy justa para juegos AAA de gama alta. Por ejemplo, si juegas a Battlefield con Steam y Discord también abiertos, el uso de RAM alcanza los 8GB. En este caso, el cuello de botella se estaría generando en este componente. Si tienes presupuesto, es recomendable que aumentes a 16GB.
  • Si tienes un monitor de 144Hz y estás experimentando un cuello de botella en el procesador, limitar la frecuencia de fotogramas a un valor más bajo te ayudará a hacerlo más suave con unas caídas de fotogramas menos bruscas. Esto se puede hacer con MSI Afterburner o Riva Tuner Statistics.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta