Cómo usar MSI Afterburner

La app MSI Afterburner es un programa con el que poder monitorizar y gestionar ciertos parámetros de las tarjetas gráficas de la marca MSI. Entre los parámetros que se pueden ver en Afterburner están los FPS, temperatura de la GPU, porcentaje de carga, cantidad de memoria ocupada, e incluso se puede usar para ayudarte con el overclocking.

Además, tiene tecnología OSD (On Screen Display), que permite superponer los datos en la pantalla mientras estás haciendo otra cosa, como por ejemplo, jugar a un videojuego. De esa forma, no tendrás que cambiar de ventana, algo que es muy molesto en algunos casos.

Primeros pasos con MSI Afterburner

Si ya cuentas con una tarjeta MSI, entonces seguramente ya cuentes con MSI Afterburner instalado. Si no instalaste el software, puedes descargarlo desde la página web oficial. Una vez lo tengas instalado, como cualquier otro programa, ya podrás comenzar a disfrutar de él en tu Microsoft Windows.

Monitorizar información

Para comenzar con la monitorización, como la temperatura, FPS, carga, etc., puedes seguir estos sencillos pasos:

  1. Abre MSI Afterburner.
  2. Pulsa sobre el icono de la rueda dentada o Ajustes.
  3. Ahora ve a la pestaña Monitorización.
  4. Desde allí puedes configurar cómo se van a mostrar los datos y cuáles necesitas. Lo primero es elegir el Periodo de refresco de la información del hardware. Se mide en ciclos de reloj, si dejas 1000 ciclos es un valor bastante bueno. Puedes aumentar la cifra para que se refresque con menor frecuencia, o bajarla para que se actualice más rápidamente (más precisión).
  5. En la lista de abajo también puedes seleccionar todas las Gráficas de monitorización de hardware que te interesen ver en la pantalla OSD. Pon y quita lo que necesites, por ejemplo, puedes dejar solo los FPS, frecuencia de reloj y temperatura, o lo que necesites.
    • Por cierto, como ves en la columna Propiedades aparecen los valores marcados por defecto en OSD, eso quiere decir que se mostrarán en la pantalla flotante OSD mentras juegas o haces lo que sea. Puedes hacer clic derecho y configurar cada gráfica de la lista si no lo quieres así. Además, puedes seleccionar los valores text (para mostrar en texto), graph (para gráfico) o ambos.
  6. También podrás seleccionar dónde se mostrará la información, como en la pantalla, en el display del teclado (algunos modelos solo), o en la bandeja del sistema… Lo normal es elegir solo la primera opción, pero puedes elegir la que te interese o varias de ellas a la vez.
  7. Una vez ya has configurado la información que se mostrará a tu gusto, Aplica los cambios y Acepta.
  8. Ahora, cuando estés jugando, podrás ver los datos superpuestos mediante OSD en la pantalla. Así podrás ver en cada momento los valores sin salir del juego.

Personalizar el diseño OSD

También puedes personalizar el diseño de tu pantalla OSD, ya que no es fijo. Y es que algunos jugadores puede que les moleste o prefieran alterar la forma en la que se muestra todo por algún motivo particular. Para eso, puedes seguir estos pasos:

  1. Abre MSI Afterburner.
  2. Ve al engranaje con los ajustes.
  3. Clic en la pestaña Propiedades.
  4. Desde allí, justo en el desplegable (tres puntos) de la opción Mostrar información en pantalla, puedes elegir entre los modos predeterminados: classic, modern, modern mono, y modern web.
  5. Si lo prefieres, también puedes modificar cada uno de ellos y hacerlos aún más personalizados. Para ello, donde aparecen los valores en la parte de abajo, puedes hacer doble clic en cada uno de ellos para modificarlos. Luego pulsa Aplicar y Aceptar y Reset.

Recuerda que también puedes agregar alarmas con los campos Min y Max en Alarm when value is out of range. Eso haría que te alerte cuando el valor de ese parámetro está por debajo del mínimo o por encima del máximo. Muy práctico para la temperatura, para hacer que siempre esté entre los valores adecuados.

También es interesante la opción Override graph name, donde cambiar el nombre del valor para cuando se muestra como graph. Y con Override group name también puedes cambiar el nombre de la tarjeta gráfica si tienes más de una.

Por último, en la pestaña Información en pantalla también podrás configurar las teclas para habilitar el OSD si no quieres que se muestre siempre, o para que se esconda, etc. También puedes configurar otros parámetros desde ahí, como la fecha y hora si quieres que se muestre, o si quieres que aparezca en las capturas de pantalla, etc.

Ajustes de posición del OSD

Otra cosa que te permite hacer MSI Afterbuner es ajustar la posición de la pantalla OSD. Esto es práctico, ya que en algunos videojuegos, como los de estrategia, puede que se muestre sobre ciertos controles y eso es molesto. Para ajustar dónde necesitas que se muestre:

  1. Abre MSI Afterburner.
  2. Ve a Ajustes.
  3. Luego a Información de pantalla.
  4. Desde esa pantalla, pulsa Más abajo del todo.
  5. Allí puedes configurar dónde puedes posicionar OSD. Puedes usar las flechas para moverlo donde necesites. También se puede mover con el ratón arrastrando, y seleccionar algunas opciones adicionales… Incluso puedes hacer zoom para hacerla más o menos grande.

Como ves, el programa admite una enorme cantidad de configuraciones para personalizar al máximo…

Overclocking

Para otra cosa que puede servir MSI Afterburner es para el overclocking. Esta práctica no es aconsejable para usuarios inexpertos, además, algunas aceleraciones podrían hacer que tu tarjeta gráfica sea inestable o falle.

Más información sobre el overclocking. Recuerda que la GPU podría quedar dañada y perder la garantía.

Una vez tienes MSI Afterburner, todo será bastante sencillo. Si ejecutas esta app, en la pantalla principal podrás ver:

  • Tienes los diales de la izquierda con la frecuencia del núcleo de la GPU, y también el de la frecuencia de la memoria gráfica o VRAM en la parte inferior.
  • En los diales de la derecha tienes los valores de voltaje y temperatura actual de la GPU.
  • Abajo se encuentra el servidor de estadísticas donde ver una gráfica representativa con información.
  • Mientras que en el centro del programa tienes el control de la frecuencia de la GPU y de la VRAM. También tienes acceso al control manual del ventilador. Modificar los valores es muy sencillo, variando los controles.

MSI Afterburner también integra el programa MSI Kombustor. Con él se puede someter a la GPU y a la VRAM a una carga intensa para probar que tras el overclock sigue siendo estable y no hay problemas de sobrecalentamiento, de lo contrario deberías volver atrás para no tener problemas o que el sistema termine haciendo throttling de forma automática debido a las temperaturas, lo que reducirá el rendimiento.