Comparativa de las mejores tarjetas gráficas 4K y 1080p

La tarjeta gráfica es uno de los componentes más preciados para todo gamer y aquellos que trabajen con procesamiento de imagen, vídeo o renderizados. De ella va a depender el desempeño en cuanto a los gráficos.

Dada la gran variedad de modelos, fabricantes, configuraciones y capacidades dentro del mercado, elegir una tarjeta gráfica ya sea para armar un ordenador de cero o para mejorar el que ya tenemos puede llevarnos a horas de indecisión y búsqueda. Con esta guía te lo ponemos mucho más fácil.

¿Qué debo tener en cuenta?

Para poder jugar, o realizar trabajo gráfico, a una resolución alta y con un buen rendimiento, hay una serie de parámetros que deberías conocer de tu futura tarjeta gráfica o GPU. Gracias a ellos podrás hacer la elección correcta.

Integrada vs discreta

Algunas CPUs de Intel y las APUs de AMD tienen integrada una GPU. Este tipo de GPUs en el caso de AMD son bastante decentes para la mayoría de usuarios, aunque no serían suficientes para los más exigentes. En el caso de Intel, el rendimiento gráfico de las Intel HD Graphics deja mucho que desear y es bastante pobre.

Por tanto, te recomiendo huir de este tipo de tarjetas integradas si quieres conseguir rendimientos buenos en los casos más exigentes. No obstante, no olvides que si tu equipo dispone de una de estas GPUs integradas no quiere decir que no puedas agregar una GPU discreta o dedicada adicional.

Las tarjetas gráficas dedicadas son mucho más recomendables, mucho más potentes y por tanto lo que buscamos en esta guía. Estos dispositivos son tarjetas construidas con los chips que proporcionan AMD y NVIDIA (Intel también desplegará sus Xe dedicadas próximamente), y PCBs de fabricantes como ASUS, MSI, Gigabyte, ASRock, etc., agregan tecnologías adicionales.

VRAM

memoria vram

Al igual que la memoria RAM del PC, se trata de la memoria de acceso aleatorio utilizada por los motores gráficos y es la que procesa toda la información visual enviada por el CPU. En el caso de las integradas, suelen compartir la memoria RAM principal, ya que no la integran. Por tanto, si tenemos 8 GB de memoria principal y la GPU usa 2GB para gráficos, se le restarán a la memoria principal y realmente contaremos con 6GB.

Pero en el caso de las dedicadas, traen su propia RAM (VRAM o Video RAM), con unas latencias más bajas y por tanto con mejores resultados, además de no restar memoria RAM principal. Por lo general, las actuales usan GDDR6 o GDDR6X en el caso de las AMD y NVIDIA.

Solo algunos modelos de AMD usan una mejora especial llamada HBM (High Bandwidth Memory), HBM2, y HBM3, que es una memoria de un ancho de banda muy elevado que consigue mejores prestaciones, en algunos casos.

Sea cual sea el tipo, mientras más gigabytes, mejor. Aunque eso también elevará el precio de tu gráfica. Por lo general, para jugar a resoluciones HD, con 2-4GB está bien, para FullHD puedes contar con 6-8GB y para 4K deberías optar por >8GB.

Por ejemplo, puedes aplicar esta fórmula para 2D: Calculo de memoria Memoria gráfica = X · Y · bbp / 8.388.608

Si lo aplicamos a la resolución 4K que tiene resolución de 3840×2160 y una profundidad de color de, por ejemplo, 32 bits, tendríamos:Calculo de memoria en 4K

Memoria gráfica =  3840 · 2160 · 32 / 8.388.608

Memoria gráfica =  29,66 MB

Te puede parecer insignificante, pero debes tener en cuenta, que si hablamos de gráficos 3D como en el caso de los videojuegos, esa cifra va a ser mucho más elevada, ya que insertas una nueva dimensión más.

A efectos del rendimiento de la tarjeta en función de la cantidad de memoria, a más memoria, más cantidad de tareas podrá mantener la GPU de forma simultánea. Eso significa correr los gráficos a mejor calidad, un mayor detalle de texturas, mejores efectos visuales y mayor fluidez a la hora de procesar los gráficos y texturas de manera rápida.

Sin embargo, una vez sobrepasamos la cantidad de memoria necesaria para correr un juego con las máximas especificaciones, el tener grandes excedentes de memoria VRAM no mejorará nuestro rendimiento, pero nos permitirá realizar otras tareas, esto puede significar una diferencia si por ejemplo hacemos algún tipo de transmisión en vivo o poseemos más de un monitor de salida.

Ancho de banda

El ancho de banda será otro factor fundamental para definir la rapidez y potencia de una tarjeta gráfica. Básicamente se trata de la cantidad de información que la tarjeta puede enviar por cada ciclo, por lo que conjuntamente con la frecuencia será uno de los principales factores que marquen la diferencia de rendimiento entre una tarjeta y otra.

Esto dependerá del slot o ranura donde se inserte la tarjeta gráfica, que en las actuales es una PCIe x16. Y también es importante fijarse en el ancho de banda de la VRAM de la que hemos hablado en el apartado anterior. Por ejemplo, una AMD Radeon RX 6800 monta memorias GDDR6 de 256-bit, y puede conseguir un ancho de banda de 512 Gb/s.

Por el contrario, una NVIDIA GeForce RTX 3080 Ti con memorias GDDR6X tiene 384-bit y 912 Gb/s.

Ni que decir tiene, que a mayor ancho de banda, mejor será la agilidad a la hora de mover datos desde o hacia la memoria, por tanto, mejor abastecido estará el chip central o GPU, lo que se traduce en un mejor rendimiento.

Frecuencias

En lo referente a frecuencias de trabajo nos encontraremos con dos valores, la frecuencia o velocidad de reloj del núcleo y la frecuencia de la memoria.  La frecuencia se refiere a la velocidad de procesamiento de datos de la unidad, al igual que sucede con el CPU y la memoria RAM, a mayores velocidades de trabajo tendremos un mejor rendimiento, pero también mayores temperaturas y consumos de energía.

Igual ocurre con la frecuencia de reloj, tampoco compares directamente entre NVIDIA y AMD, pero sí que puedes comparar entre modelos de la misma marca. Ya que el rendimiento dependerá también de la microarquitectura de la GPU, del ancho de banda, tipo de memoria, etc.

Microarquitectura

Al igual que ocurre con las CPUs o microprocesadores, la generación o microarquitectura de la GPU será lo más importante a la hora de elegir. Por tanto, asegúrate de que sea una más actual dentro de lo posible. Por ejemplo, una AMD RDNA2 es mejor que la RDNA, y ésta a su vez mejor que la Vega, y a su vez Vega mejor que GCN, etc.

Cores

En cuanto a los cores, ten cuidado con esto. En el caso de las tarjetas gráficas de AMD se habla de Stream Processors y en las de NVIDIA de CUDA Cores en algunos casos. También encontrarás otras informaciones donde vas a encontrar la cantidad de unidades de procesamiento de uno u otro tipo que tiene cada una.

No compares unas con otras, es decir, una NVIDIA con 650 cores CUDA puede tener un rendimiento similar a una AMD con 512 Stream Processors. No se refieren exactamente a lo mismo, por tanto, no te obsesiones con comparar entre ambas marcas, sino que debes comparar entre modelos de la misma marca.

TDP

No es una característica de la que dependa el rendimiento, pero siempre que puedas, elige un TDP más bajo. Eso asegurará un menor consumo de la tarjeta gráfica y también que se calentará menos. Por cierto, quizás también te interese revisar el tipo de refrigeración que tienen las tarjetas gráficas para que disipen el calor adecuadamente.

Aunque el TDP no afecte directamente al rendimiento, ten en cuenta que las gráficas actuales tienen sistemas dinámicos de frecuencia (throttling), y si se calienta demasiado se baja la frecuencia de reloj para bajar la temperatura, y por tanto baja el rendimiento. Así que un TDP bajo podría ser beneficioso.

Interfaz del bus de datos

Como ya explicamos en nuestra guía para placas base, las tarjetas gráficas se conectan mediante un bus PCI-Express, prácticamente todas las tarjetas actuales vienen diseñadas para la tecnología PCI Express 3.0 ó 4.0, en configuración x16, lo que significa que utilizan la totalidad de los carriles de información de los que dispone el puerto.

pcie x16

Ranking mejores tarjetas gráficas del mercado

Ya sea para videojuegos, para procesamiento de gráficos, cálculos complejos y demás, la tarjeta gráfica es un componente cuya elección no debemos tomarnos a la ligera. Aquí te lo ponemos algo más fácil, con algunas recomendaciones para los distintos niveles de exigencia y presupuestos. A continuación las tarjetas gráficas que recomendamos desde Guía Hardware por su calidad-precio:

Gama baja: modelos por menos de 100 euros

Solo recomendada para hacer algún apaño a ordenadores viejos y para poco más que navegar. Actualmente las APU e integradas de algunos modelos rinden mejor que éstas, por lo que deberías revisar primero el rendimiento de la gráfica integrada de tu procesador. En este rango destacan podemos como la GT 710 y la GT 730 (la mejor opción para nosotros).

Gama media

Para ordenadores de bajo presupuesto pero que busquen el mayor rendimiento gráfico posible. Sin duda aquí el mejor modelo es la GT 1030, aunque también puedes ir al siguiente paso y elegir la GTX 1050 que es bastante superior y da mucho más rendimiento por su precio.

Gama media/alta: gráficas con mejor relación calidad precio

Modelos donde la relación calidad / precio es lo más importante. Aquí destacan la GTX 1650 y la GTX 1050 Ti como las mejores opciones calidad / precio. Con estos modelos no tendremos problemas para jugar a resoluciones de 1080p de forma decente.

Comparativa de modelos NVIDIA GTX 1050 Ti, 1060 y 1650

Gama alta: modelos para jugar a 1080p sin problemas

Si quieres jugar con la configuración máxima a 1920×1080, la Nvidia GeForce GTX 1660 Ti es actualmente la mejor opción, ya que es capaz de mover prácticamente todos los juegos sin problemas a 60fps. También tenemos las GTX 1660 si queremos ajustar un poco más el presupuesto. Por el lado de AMD tenemos la RX 6500 XT y las veteranas RX 580 y 590 que ya van desapareciendo y es difícil encontrarlas a día de hoy.

Modelos para jugar a 1440p

En este segmento la mejor opción es la Nvidia RTX 2060 y por el lado de AMD la RX 6600 XT y 6700 XT. Si buscas algo un poco más barato, también puedes seguir optando por la GTX 1660 Ti.

Tarjetas gráficas para jugar a 4K

Para los más entusiastas. Para jugar a 4K con más de 60fps puedes optar por: Por el lado de NVIDIA tenemos la RTX 3070, RTX 3080 y RTX 3090, modelos sobresalientes con los que podrás jugar sin problemas a máxima resolución. Con la RTX 3070 debería ser más que suficiente para jugar a 4K, mientras que la RTX 3090 es el modelo extremo de la actual gama de NVIDIA y está solo disponible para los presupuestos más holgados. Si nos vamos a AMD, las posibilidades se reducen actualmente a la RX 6700 y 6800 XT, que aunque cumple en precio (la relación calidad / precio es mucho mejor que en los chips de NVIDIA), no puede igualar el rendimiento de las RTX 3XXX.

Aquí os dejamos algunas comparativas para que podáis decidir cuál os merece más la pena:

Comparativa de la Nvidia RTX 3070 contra las AMD RX 6700 XT y 6750 XT
Comparativa de la Nvidia RTX 3070 contra la RTX 3070 Ti y 3080

Detalles a la hora de elegir un modelo u otro

Puertos

puertos gpu

Tampoco es algo que afecta al rendimiento, pero es mejor elegir tarjetas que tengan al menos un puerto HDMI para conectar las pantallas más modernas con resolución 4K. Una tarjeta gráfica con una combinación DVI, HDMI y DisplayPort es una de las mejores opciones que puedas adquirir.

Marcas de placa

Una cosa es la marca de la GPU o chip central, que puede ser AMD o NVIDIA, y otra cosa diferentes es la marca de la tarjeta. Existen placas de AMD y NVIDIA oficiales, pero por lo general, la mayoría de las que encontramos en el mercado son tarjetas montadas por terceros. Esto es un factor a tener muy en cuenta, ya que de ello dependerá el rendimiento y también la calidad y fiabilidad de nuestra tarjeta. Por tanto, te recomendaría preferiblemente comprar siempre tarjetas de estas marcas:

  • Para chips AMD: AMD, ASUS y MSI
  • Para chips NVIDIA: NVIDIA, ASUS, EVGA

Tipo de ventilación

tarjeta grafica asus turbina

A mejor refrigeración más rendimiento y vida útil ya que la temperatura interna de la tarjeta gráfica es menor. Lo mejor es refrigeración líquida, pero como es muy costosa y no suele venir de serie (a menos que sea una versión especial de una tarjeta gráfica en concreto) lo mejor es buscar tarjetas gráficas que integren más de 2 ventiladores ya que las que llevan un ventilador de turbina se calientan mucho por llevar un tipo de refrigeración muy ineficaz. Este es el tipo de ventilación que debéis de evitar a toda costa y sólo elegir en el caso de que no quede otra opción.

tarjeta gráfica asus

La refrigeración es algo clave a la hora de elegir al ensamblador de nuestra GPU. Los ensambladores generalmente solo cambian el sistema de refrigeración (aunque a veces también el circuito). A mejor disipación de calor, más bajas son las temperaturas y más overclock pueden traer de serie las GPUs.

 

Conectores de alimentación

Dependiendo de cada tarjeta y de la demanda de energía que posea los conectores necesarios serán distintos, hay tarjetas que requieren un único conector de 6-pines, otras uno de 8-pines, otras más exigentes necesitarán de ambos simultáneamente como en el caso de las GTX 1080 Ti y finalmente aquellas con una demanda de energía mayor como la nueva Radeon Vega llegan a necesitar dos conectores de 8-pines para poder abastecerse. Si bien esto es algo muy importante a tener en cuenta, no nos limitará tanto a la hora de elegir una tarjeta gráfica, pero si al elegir nuestra fuente de alimentación, por lo que tenemos que asegurarnos que la misma tenga los conectores necesarios para alimentar la tarjeta.

Consumo

Al igual que con los conectores de alimentación, este es un campo que estará muy ligado a la elección de la fuente de alimentación. El consumo de energía de la tarjeta gráfica es de lo más elevados entre los componentes de un ordenador y será lo que nos marcará la mayor diferencia en la elección de una fuente de alimentación u otra, principalmente si estamos interesados en utilizar más de una tarjeta gráfica o realizar overclocking. Los consumos regulares en la mayoría de tarjetas rondarán entre 100 y 250 vatios, pero en las tarjetas de más alto consumo y en el caso de realizar overclocking estos números pueden dispararse incluso hasta los 400 o 500 vatios en los casos más radicales, por lo que a dicho nivel el gasto energético y la inversión en una fuente de alimentación que no solo entregue la potencia necesaria sino que lo haga de manera eficiente y segura será fundamental para nuestro equipo.

Dimensiones

Las dimensiones son otro de los pequeños detalles que se suele pasar por alto a la hora de comprar una tarjeta gráfica. Si bien la versión de referencia de cada tarjeta gráfica tiene ciertas medidas estándar, realmente el tamaño dependerá de cada fabricante ya sea por la adición de ventiladores y chasis más grandes o por simples cuestiones de diseño. Al tener en cuenta las medidas de una tarjeta gráfica lo que estamos considerando principalmente es su compatibilidad con la caja en la cual la colocaremos, las torres para micro-ATX y mini-ATX son las que pueden llegar a darnos mayores problemas en cuanto a disponibilidad de tamaño, pero lo cierto es que frente a tarjetas que rondan los 30cm de largo y los 15cm de altura lo mejor es siempre tener en cuenta las medidas de nuestra caja o de aquella que vayamos a comprar en función de nuestra tarjeta gráfica de preferencia para asegurarnos no solo que tenga espacio, sino que tenga un flujo de aire adecuado. Para las torres de formatos más pequeños encontraremos también versiones pequeñas de algunas tarjetas gráficas, las cuales acortan significativamente el largo y utilizan generalmente un solo ventilador, estas tarjetas resultan más económicas y si bien la reducción de tamaño puede llegar a comprometer factores como la refrigeración de la tarjeta, en cuanto a rendimiento no serán cambios tan drásticos y vale la pena si buscamos armar un equipo en formatos pequeños.

SLI y CrossFire

NVIDIA y AMD han desarrollado sus tecnologías SLI (Scalable Link Interface) y Crossfire respectivamente para poder insertar más de una tarjeta gráfica en el mismo equipo, siempre que sea posible y tengamos ranuras de expansión suficientes. Disponer de más de una GPU o tarjeta gráfica supone incrementos obvios de rendimiento en casos donde se necesite. La gráfica tiene que estar preparada para SLI o CF, y la placa base también debe soportarlo, además de que tiene el inconveniente de que las gráficas se calentarán mucho más al estar pegadas unas a otras.

SLI dos tarjetas gráficas RTX

Guiahardware
2 Comentarios
  1. Buenos dias.

    NVidea GTX 1650 super
    Radeon RX 580 y 590
    Cual recomendais para este juego World_of_Warships pide Directx 12
    Yo con mi GTS 1060 OC MSI Gamming 3 GB lo juego a ultra de calidad.

    Quiero una targeta de 8 GB cual de las propuestas pondrian.
    presupuesto 280€

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo