Comparativa de los Mejores Mini PCs en Calidad-Precio

En esta ocasión te traemos una comparación con los mejores mini PCs en calidad precio del mercado. Los mini PCs se han popularizado enormemente en los últimos tiempos, ya que ofrecen toda la funcionalidad de un PC de sobremesa o portátiles, pero con unas dimensiones muy reducidas, permitiendo tener el dispositivo en cualquier lugar y pasar casi desapercibido.

Por ello, son muy interesantes para transformar tu televisión en un completo Media Center desde el que poder navegar por Internet, instalar todo tipo de software, trabajar, hacer uso de multimedia, y jugar a videojuegos.

Puedes pensar que eso también se puede hacer desde una SmartTV o con una Android Box, pero este tipo de dispositivos tienen una cantidad limitada de apps en el caso de las primeras y recursos algo limitados en el caso de las segundas.

En cambio, con un Mini PC puedes tener un sistema operativo Windows o Linux (o incluso OSX en el caso de los mac mini) al igual que en tu escritorio y recursos bastante más elevados de los que encontrarás en los anteriores dispositivos citados.

Los 5 mejores Mini PC en Calidad-Precio

Para que te sea aún más fácil, te ofrecemos una buena lista con algunas de las mejores opciones que puedes comprar actualmente y que te ayudarán a elegir un producto acertado. También te recomendamos echar un vistazo a nuestras guías sobre portátiles para ver películas y los mejores para programadores.

MSI Cubi 5 10M-032EU Intel Core i7-10510U/8GB/256GB SSD

El primero en nuestra lista de mejores mini PC es este MSI con procesador Intel Core i7-10510U y 8GB de RAM, lo que lo convierten en uno de los mejores en cuanto a calidad precio. El rendimiento de este procesador es digno de un ordenador de sobremesa común, con la suficiente potencia para aguantar ciertos programas de edición aunque sin exigirle demasiado. Nos gusta que sea compatible con el montaje VESA estándar y la variedad de puertos que tiene.

  • CPU: Intel Core i7-10510U (1.8GHz a 4.9 GHz, 4 núcleos, 8MB)
  • RAM: SODIMM 8GB DDR4 SO-DIMM 2666Mhz
  • GPU: Intel UHD Graphics
  • Almacenamiento: SSD M.2 256 Gb
  • Conectividad y puertos: LAN, WiFi, HDMI, USB 3.2/3.0/C, RJ-45, Bluetooth, lector de tarjetas, Jack para audio, Displayport
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Dimensiones: 124 x 124 x 53.7 mm

PcCom Mini Asus Intel Core i7 PN60/240SSD/8GB

Puede ser una buena opción para usuarios que buscan algo más genérico, es decir, un mini PC todoterreno para casi cualquier cosa gracias a su procesador Intel Core i7-8550U. Además, al incluir lector de tarjetas, una cantidad de puertos considerable, te permitirá hacer casi cualquier cosa. Sin ir más lejos, estamos hablando de unos resultados en cuanto a rendimiento un escalón inferior al modelo anterior, viéndose reflejado también en el precio. Además, su tamaño también es ligeramente menor.

  • CPU: Intel Core i7-8550U
  • RAM: SODIMM 8GB DDR4 2400Mhz
  • GPU: Intel UHD Graphics 620
  • Almacenamiento: SSD M.2 256 Gb
  • Conectividad y puertos: LAN, WiFi, HDMI, 3 USB 3.2 y 2 tipo A, Bluetooth,
  • Sistema operativo: Sin S.O.
  • Dimensiones: 115 x 115 x 49 mm

MSI Cubi 5 10M-062EU Intel Core i5-10210U/8GB/512GB SSD

Como has podido comprobar, este modelo es idéntico al primero cambiando únicamente su procesador y, por tanto, su precio. En este caso estamos hablando de un Intel Core i5-10210U, con un benchmark ligeramente inferior pero que te permitirá darle cierta caña a todos tus trabajos. Lo mejor es su relación calidad precio y que es fácilmente actualizable.

  • CPU: Intel Core i5-10210U
  • RAM: 8GB DDR4-SDRAM
  • GPU: Intel UHD Graphics
  • Almacenamiento: 512GB SSD
  • Conectividad y puertos: LAN, WiFi, HDMI, 3 USB 3.2 tipo A y 1 tipo C, Bluetooth, lector de tarjetas, Jack para audio, Displayport
  • Sistema operativo: Windows 10 Pro
  • Dimensiones: 124 x 124 x 53.7 mm

PcCom Mini Asus AMD Ryzen R5-4500U/480GBSSD/8GB

Compacto y liviano, ASUS Mini PC PN50 mide solo 115 x 115 x 49 mm y pesa solo 700 gramos. Su conveniente chasis deslizante permite actualizaciones sencillas de componentes con solo un destornillador. Además, cuenta con la gama de procesadores AMD Ryzen R5-4500U y 8 GB de RAM para un rendimiento más que satisfactorio en cuanto a trabajos básicos de ofimática y ciertas ediciones de vídeo o fotografía.

  • CPU: AMD Ryzen™ R5-4500U
  • RAM: 8GB 2400MHz (Ampliable hasta 64 GB)
  • GPU: integrados, AMD Radeon Graphics
  • Almacenamiento: M.2 480GB
  • Conectividad y puertos: LAN, WiFi, HDMI, USB 3.2 C, 1 3.2, RJ-45, Bluetooth, lector de tarjetas, Jack para audio, Displayport, Receptor de IR
  • Sistema operativo: Sin S.O.
  • Dimensiones: 115 x 115 x 49 mm

Asus PB50 BR072MD AMD Ryzen 5 3550H 8GB 128GB SSD

Por último, con un precio ligeramente inferior a los 500€ tenemos este mini PC Asus con procesador AMD Ryzen 5 3550H y 8GB de RAM, una característica básica que todos deberían tener. Los resultados de rendimiento aseguran que este equipo es más potente que incluso algunos de los i7 que hemos podido analizar. Sin embargo, su limitada capacidad de almacenamiento hace que termine en último lugar. SI buscas uno de los mejores mini PC a buen precio, sin duda este es tu modelo.

  • CPU: AMD Ryzen 5 3550H
  • RAM: 8 GB DDR4
  • GPU: Chipset Intel B360
  • Almacenamiento: 28G M.2 SATA SSD
  • Conectividad y puertos: LAN, WiFi, HDMI, USB 3.1 tipo C, USB 3.1 tipo A, RJ-45, Bluetooth, lector de tarjetas, Jack para audio, Displayport
  • Sistema operativo: Sin S.O.
  • Dimensiones: 175 x 175 x 34.2 mm

¿Qué son exactamente los mini PC?

Cuando hablamos de mini PC realmente nos estamos refiriendo a equipos de tamaño compacto y reducido si lo comparamos con un ordenador de sobremesa tradicional. Destacan, en general, por contener lo imprescindible que debe llevar un ordenador, con más o menos potencia.

Aún así, suelen ser menos potentes que los de sobremesa o portátiles, ya que su finalidad suele ser más básica, como podría ser reproducción de contenido, navegación web o incluso tareas de ofimática.

Guía de Compra de Mini PC: cosas a tener en cuenta

miniPC: ranuras refrigeración trasera

Si quieres conocer cómo elegir el mejor mini PC, te mostramos todo lo que necesitas saber para realizar la compra que se adapte mejor a tus necesidades en esta nueva guía.

¿Para qué lo vas a usar?

Para comprar el mejor mini PC tenemos que preguntarnos primero para qué lo queremos y cuánto dinero nos queremos gastar. No todos los usuarios hacen lo mismo y, por tanto, no todos se contentan con lo mismo. Como hay multitud de usos y necesidades, lo que haré es poner algunos ejemplos para que los tomes como referencia y te orientes en la elección:

Quiero un media center

En tal caso, debes priorizar el rendimiento multimedia, es decir, busca que tenga una buena tarjeta gráfica, una tarjeta de sonido decente para poder conectar unos altavoces o barra de sonido externa de calidad, y quizás te interese disponer de lector de tarjetas, o al menos USBs, para poder pasar contenido multimedia (vídeos, música, imágenes…) desde otros dispositivos como cámaras digitales, cámaras de vídeo, etc.

También deberías preocuparte del almacenamiento, aunque siempre sería posible usar un disco duro multimedia o normal externo, puesto que este tipo de archivos multimedia ocupan gran cantidad de espacio y necesitarás tener un lugar para alojarlos.

Lo quiero como PC genérico

Si es ese el caso, deberías comprar un miniPC con una buena CPU, una cantidad de RAM razonable, y una buena GPU. En este caso, descarta los basados en ARM, ya que puede que te limiten a la hora de hacer casi cualquier cosa como ocurre en las plataformas x86 (AMD e Intel).

Lo usaré como consola

Asegúrate de que tenga una CPU de alto rendimiento, y una buena GPU principalmente, aunque también una RAM de al menos 8GB. Así te garantizas que pueda funcionar con títulos básicos como emuladores, ciertos clásicos, o juegos menos exigentes (pero para gaming para títulos AAA es una mala idea, piensa en un barebone como digo en  el último punto).

Además, es probable que necesites varios puertos USB, ya que puede que necesites conectar mandos de videojuegos, joystick, volantes, etc., para transformar tu miniPC en una gran centro de ocio.

Necesito un mini PC para trabajar

Si lo quieres para trabajar, dependerá para el tipo de trabajo que necesites. Pero en este caso puede ser similar a las prioridades que se buscan para un PC genérico.

Si tu trabajo es ofimático, entonces puedes ahorrar un poco en hardware, ya que el software que vas a usar no tiene tantas exigencias de recursos y podrás invertir el dinero ahorrado en otras cosas.

Mini PC para entusiastas o alto desempeño

Si quieres un miniPC de muy alto rendimiento, no lo vas a encontrar, quítate la idea de la cabeza y piensa mejor en optar por una opción más adecuada como un barebone. El barebone ocupa más espacio, pero es verdad que también tendrás mucho más espacio para alojar hardware mucho más potente y tener una refrigeración más potente.

Eso lo hace mas adecuado para gamers empedernidos, para diseño gráfico, simulación, y otras tareas que demandan gran cantidad de rendimiento.

Soy maker

En ese caso, tal vez en vez de optar por las opciones ya montadas (Ready To Go) te interese construirlo tú mismo. Existen cajas de tamaño reducido y placas base de tamaños bastante pequeños para ello, permitiéndote una mayor flexibilidad a la hora de elegir, aunque puede que al comprar tú las partes por separado no te va a salir tan económico.

Esos serían algunos ejemplos de usos que debes analizar y saber posicionarte para ver qué producto que interesa más. Recuerda que para elegir un PC, sea mini o no, siempre te debes fijar en los mismos parámetros: CPU, RAM, GPU, puertos y conectividad, etc.

Por lo que, para no ser redundantes, te aconsejo leer otras guías para elegir PCs que te ofrecemos en este mismo blog y así podrás aprender un poco más sobre cómo elegir un buen hardware.

Temperatura

Pero, a parte de esos parámetros que te listo en el párrafo anterior, también debes tener presente algo más en este tipo de equipos mini, y es la refrigeración, ya que su reducido espacio hace que todos los elementos estén muy juntos.

La proximidad hace que haya poco espacio para la refrigeración y que los puntos calientes estén más próximos, perjudicándose los unos a los otros. Además, no suelen tener sistemas de refrigeración activa (con ventilador) en algunos casos, lo que reduce las capacidades de desalojar el calor del interior.

Y si eso es poco, tampoco cuentan con grandes ranuras de refrigeración, tan solo algunas aberturas en la carcasa que en muchos casos es de plástico, lo que tampoco ayuda. Por eso, párate unos momentos a cuidar de este detalle, o tu mini PC se podría convertir en una tostadora. Si tienes posibilidad, busca carcasas de metal, como el aluminio u otras aleaciones que actúan como disipadores de calor, y que tengan refrigeración por aire activa.

Puedes pensar que estos mini PCs tienen un hardware poco potente, pero en algunos casos los elementos que usan son bastante potentes, similares a los que tenemos en un PC de sobremesa o portátil, por lo que se van a calentar bastante.

No se trata de mini PCs basados en ARM, en todos los casos, cuya eficiencia es máxima y se suelen calentar poco, sino chips como los de Intel o AMD que podrían alzar las temperaturas de estos elementos por encima de lo deseado.

La temperatura no solo afecta al rendimiento durante el funcionamiento, también a la vida útil. Por lo general, vamos a encontrar mini PCs que van a funcionar a unos 60ºC de temperatura por lo compactos que son, lo cual no es una temperatura alarmante de los 90 o 95 grados máximos admitidos por ciertos chips, pero tampoco es una temperatura baja.

Particularidades de los mini PCs

placa de un minipc

Como he dicho, en gran medida es como elegir un equipo portátil o un PC de sobremesa, pero con ciertas consideraciones extra que debemos tener. Por ejemplo, como ocurre con algunos PCs de sobremesa de marca, no siempre suelen incluir periféricos como el monitor, teclado y ratón, por lo que debes tener en cuenta que debes adquirirlos por separado.

En el caso de un media center, podrías usar tu TV como pantalla y ahorrarte un dinero considerable.

También deberías fijarte si el mini PC que estás a punto de elegir te permite actualizar la CPU, añadir más RAM, o sustituir otras partes de hardware, ya que en algunos casos puede que ya vengan soldados a la placa y no sea posible una reparación sencilla o una modificación/ampliación. Por cierto, por lo general, algunas partes de los mini PCs son de portátiles y no en su versión para sobremesas.

Por ejemplo la RAM, que se emplea en los miniPCs es SO-DIMM en vez de módulos DIMM, por tanto son los mismos que para un poratátil, de un tamaño más pequeño y adecuado para las dimensiones de las carcasas que manejamos. Y ya que estoy con la cuestión de la memoria principal, interesate por la cantidad de slots o ranuras RAM disponibles. Algunos suelen tenerlas ya todas ocupadas, por lo que te harán más complicada una posible ampliación futura.

Y por último, el tamaño, que los hay desde los 10x10x1cm aproximadamente hasta los 20x20x6cm. Si has elegido un miniPC en vez de un portátil o PC de sobremesa o AIO, seguro que tienes un motivo, que principalmente es falta de espacio. En tal caso, el tamaño sí que importa y deberás cuidar las dimensiones que tiene el miniPC o la forma en la que puede colocarlo, ya que algunos se pueden posicionar de forma vertical, otros solo horizonal, anclar a la parte trasera del monitor, etc.

miniPC con soporte VESA tras monitor

Conclusiones

No deberías posicionar el mini PC en una forma que no recomiende el fabricante, ya que eso podría obstruir las ranuras de refrigeración, haciendo que se sobrecaliente. Pero es posible que quieras un mini PC con soporte VESA. El soporte VESA te sonará de las TVs, un estándar de las dimensiones para el soporte de montaje. ¿Qué quiere decir que el mini PC soporte VESA? Pues que tendrá agujeros apropiados para el montaje tras una pantalla y así que ocupe menos espacio.

Por último, si buscas silencio, los mini PCs te ofrecerán buenos resultados, al aportarnos equipos que apenas hacen ruido, y en muchos casos no hacen ruido alguno al no disponer de refrigeración activa ni de discos duros mecánicos, por lo que respetarán tu silencio. Pero si le vas a «dar caña», por decirlo de un modo coloquial, mejor opta por un mini PC con una refrigeración activa para evitar temperaturas muy elevadas.

Isaac

Isaac

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores al que le encanta escribir y compartir sus conocimientos con los demás, especialmente si son de hardware.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo