Refrigeración líquida AIO: pros y contras que tienes que saber antes de comprar

Cada vez son más los usuarios que utilizan una refrigeración líquida AIO (All In One), dejando de lado los disipadores de aire convencionales.  Este nuevo sistema de refrigeración presenta una gran desventaja frente a los disipadores clásicos: el líquido refrigerante debe sustituirse cada cierto tiempo. Pero también cuenta con una amplia variedad de ventajas que la convierten en el sistema de refrigeración más avanzado del momento.

En el artículo de hoy vamos a explicarte por qué debes (o no) montar un sistema de refrigeración líquida AIO en tu PC. En GuíaHardware ya te contamos más en nuestra Guía de refrigeración líquida básica.

Diferencias entre Refrigeración líquida AIO y Disipadores de aire convencionales

Un sistema de refrigeración líquida AIO consiste en una bomba que mueve un líquido refrigerante dentro de un circuito cerrado estanco. Con el paso del tiempo y por efecto de la evaporación este líquido va disminuyendo y su rendimiento baja.

Por el contrario, los disipadores de aire convencionales, suelen ser láminas de aluminio y cobre. Es el único componente con piezas móviles. Pero antes de seguir, aprende cuál es la mejor refrigeración para tu ordenador: refrigeración líquida o de aire.

Lo mejor de la Refrigeración líquida AIO

refrigeración líquida AIO

Este método de refrigeración puede durarte años, pero irremediablemente tendrás que sustituirlo. Si tu dispositivo tiene un mantenimiento y limpieza adecuados, podrá funcionar muchos años sin problemas. El tiempo de duración del líquido también se ve afectado por el clima.

Posiblemente, te asalte la duda de si son efectivos o no estos refrigeradores. Lo cierto es que los mejores kits de refrigeración líquida son mucho más efectivos que los refrigeradores tradicionales. Si se estás montando tu PC o simplemente quieres personalizarlo, estos refrigeradores son fáciles de instalar y además dejan visible el hardware (aunque esto puede tener sus inconvenientes)

Ahora, vamos a hablarte de las señales que te está dando tu dispositivo para que cambies tu sistema a refrigeración líquida AIO:

  • Tu procesador se calienta muy rápido, la temperatura es mayor que cuando empezaste a utilizar la refrigeración AIO. Puedes limpiar algunos componentes que influyen en la temperatura cómo limpiar el radiador y los ventiladores o cambiar la pasta térmica. Si al realizar estos cambios, continuas con una temperatura elevada, es posible que se haya dañado la bomba y no tiene la suficiente fuerza para mover el líquido por el circuito o que este sea insuficiente.
  • Ruido: Generalmente, este ruido no proviene de los ventiladores. Si es así, solo tienes que limpiarlo (que nunca está de más limpiarlo). Este ruido suele proceder de la bomba, un movimiento similar al de dos piezas rozándose, esto quiere decir que no tiene suficiente fuerza para realizar el circuito.

Lo malo de la Refrigeración líquida AIO

La mayoría de los sistemas de refrigeración líquida AIO, tienen una vida útil bastante larga y suelen tener la misma que cualquier otro componente de tu ordenador.

El mayor pero que le podemos poner a este componente es que se trata de un circuito hermético, completamente cerrado. Lo que no nos permite sustituir o reponer el líquido o cambiar el manguito que bombea, sino que es necesario sustituir todo el circuito por completo.

Para hablar mejor del desgaste del sistema de disipación AIO vamos a hablar de las diferentes partes y los posibles fallos que puedan ocasionar

  • Ventiladores: Todos los sistemas de refrigeración líquida traen incorporado por lo menos un radiador. Con el paso del tiempo, el polvo y la suciedad se deposita en los bordes entonces el ventilador se atasca, empieza a hacer ruido y pierde su eficacia. Todo esto, puede evitarse con una buena limpieza de mantenimiento cada 6 meses.
  • Radiador: Tiene una labor fundamental a la hora de evitar las altas temperaturas en nuestro ordenador. Está en contacto directo con los ventiladores, por lo que también acumulan suciedad. Al igual que los ventiladores, con una buena limpieza no tiene que causar muchos problemas
  • Bomba: Es la encargada de mover el líquido refrigerante por todo el circuito. Si aparecen fugas, pierde efectividad, trabaja más despacio y haciendo más ruido. La parte negativa de esta pieza es que no existe ningún tipo de mantenimiento, cuando comienza a dar fallos, hay que cambiarla.
  • Líquido refrigerante: Se encarga de recoger el calor y trasladarlo al radiador para enfriarlo. Estos sistemas no son del todo herméticos y puede sufrir pequeñas pérdidas de líquido. Con el tiempo, pueden formarse burbujas de aire. Si tu kit permite recargarlo, los expertos aconsejan recargarlo cada dos años.
  • Bloque de agua: Algunos kits incorporan estos bloques de agua que protegen de la oxidación y las fugas. Se recomienda realizar una buena limpieza cada 6 meses y cambiar la pasta térmica al menos cada doce meses.

Refrigeración líquida AIO: todo lo que tienes que saber

refrigeración líquida AIO

Para muchas personas la respuesta es obvia, sin embargo, para los principiantes, puede resultar confuso. Cómo casi todos los componentes, tiene muchas opciones y varias respuestas. Por eso en este artículo vamos a intentar resolver todas tus dudas sobre refrigeración líquida AIO. Por ello hemos recopilado todas las preguntas más frecuentes en foros para intentar darles repuesta.

¿Realmente necesitas un sistema de Refrigeración líquida AIO?

En la gran mayoría de casos la respuesta es sí. Ya que si no lo usas tu CPU podría averiarse. Pero centrémonos en preguntas más específicas.

Cuando cambio mi CPU: ¿es necesario cambiar el sistema de refrigeración?

Pues la respuesta a esta pregunta depende de lo bueno que sea tu enfriador actual y el tema más importante: la compatibilidad de componentes.

Pongamos un ejemplo: Si estás usando un Noctua NH-D15 o cualquier refrigerador de potencia similar y el salto tecnológico de tu nueva CPU no es muy grande, posiblemente puedas continuar usándolo hasta que tengas que reponerlo por desgaste.

¿Cómo saber si refrigerador y CPU son compatibles?

  • Lo primero es comprobar que puedes montarlo en el zócalo de tu CPU. En la mayoría de los casos, puedes encontrar adaptadores compatibles para tu CPU.
  • Comprueba que tu enfriador sea lo suficientemente potente para enfriar tu nueva CPU. Para asegurarte, el TPD (Thermal Desing Power) debe coincidir con el de tu enfriador, pero te recomendamos que dejes un margen entre ellos.

En este caso, si son compatibles tanto para montarlo en el slot como para cumplir con el TPD, no sería necesario cambiarlo.

Mi CPU no hace overclocking: ¿necesito un enfriador?

La respuesta es no, ya que sería un desperdicio de dinero. En este caso, te recomendamos usar un buen ventilador antes que un sistema de refrigeración líquida AIO barato. Ya que no tiene tantas partes móviles y el espacio que requiere es menor.

La única razón que nos llevaría a escoger el Sistema AIO para unos PCs a los que no sacamos el máximo rendimiento de overclocking sería por pura decisión personal y no por necesidad.

Si mi CPU hace overclocking ¿Necesito un enfriador?

En este caso, la respuesta es sí. De esta manera te ahorrarás que tu CPU haga apagados térmicos para enfriarse y evitar que esta se queme llevando a cabo tareas que alcancen temperaturas altas.

En este caso debemos decir que sí. Es muy importante tener un refrigerador para este tipo de tareas.

¿Tienen las CPU su propio sistema de refrigeración?

Algunos de ellos sí, pero la mayoría de CPU que se sitúan en el espectro máximo de potencia no tienen enfriador incorporado. La razón es porque el TPD del CPU emite tanto calor que sería una pérdida de recursos incluir un enfriador medio cuando necesita un refrigerador fuerte para que la CPU trabaje a unas temperaturas aceptables.

¿El enfriador que trae de serie es suficiente?

Pues depende del uso que vayas a darle. Si lo utilizas para realizar tareas sencillas, con el enfriador que trae incorporado es más que suficiente.

Sin embargo, si lleva a cabo tareas más complejas como cálculos complejos y llevas a cabo tareas de compresión o renderización de video posiblemente tengas que sustituir el enfriador.

En cualquiera de los casos, el enfriador estándar viene adaptado para enfriar la CPU realizando tareas sencillas y cotidianas. Sin embargo, el rendimiento de la CPU está ligado con la temperatura. Por lo tanto, sustituyendo el enfriador, mejorarás el rendimiento.

¿Funciona una CPU sin su refrigerador?

Esta pregunta es muy ambigua y difícil de responder, ya que hoy en día no puedes encender tu ordenador sin que la placa base se asegure de tener un disipador con ventiladores instalado.

La placa base comprueba si hay un ventilador funcionando y por tanto asume que se ha instalado un enfriador junto al mismo.

Si lleva a cabo labores sencillas, posiblemente tu CPU no sufra y pueda funcionar sin problema. Pero si llevas a cabo tareas complejas, puede apagarse para enfriarse antes de dañar su CPU. Por lo que no vas a romper tu CPU si no usas refrigerador, pero reducirás su vida útil.

Puedes hacerlo, pero es algo que desaconsejamos por completo ya que puedes causar graves daños en tu CPU

¿Funciona un CPU sin su ventilador?

Depende del tipo de enfriador y del tipo de CPU. Si tienes por ejemplo un CPU con un TPD bajo y el radiador es aceptable, posiblemente no necesites un ventilador para disipar el calor. Sin embargo, debes asegurarte de tener una carcasa con una buena ventilación para facilitar la salida del aire.

En resumen

Como has podido comprobar, son muchos los factores que influyen a la hora de decidir cambiar nuestro sistema de refrigeración líquida AIO. Antes de gastar mucho dinero en este componente, baraja todas las opciones, sus beneficios y sus inconvenientes y toma la decisión que sea más sensata para tu bolsillo y tus necesidades.

Y tú, ¿qué tipo de refrigeración usas? Te leemos en comentarios.

Javi Rosagro

Javi Rosagro

Periodista especializado en la redacción de contenidos digitales. Siempre intento darle un toque cercano a cada artículo de GuíaHardware para ayudar a los usuarios a encontrar lo que realmente buscan.

>
Guía Hardware
Logo