¿Qué hacer si el portátil no se enciende?

Si tu portátil no enciende o arranca pero se vuelve a apagar, hay algunas posibles soluciones que puedes implementar para resolver el problema. En esta guía te contaremos algunas de las más comunes para ayudarte a saber qué es lo que impide que tu portátil no se encienda. Te recomendamos que revises cada una de ellas hasta dar con la clave, y recuerda que estas soluciones son específicas para portátiles, no para sobremesa. Si además crees tener problemas con la conexión WiFi, revisa nuestra guía Mi PC no se conecta a Internet: 10 posibles soluciones.

Mi portátil no enciende ¿Qué debo hacer?

Aunque pueda parecer que el problema de que el portátil no encienda es algo realmente grave, en muchas ocasiones las soluciones a aplicar suelen ser de lo más sencillas. Veamos entonces 10 posibles causas que puedan estar perjudicando nuestro portátil y qué hacer en cada caso.

Revisa la fuente de alimentación

Aunque pueda parecer algo absurdo, la gran mayoría de veces que nuestro portátil no enciende se debe principalmente a problemas con la fuente de alimentación. Bien sea porque estás utilizando una que no corresponde o que hayas comprado una nueva más barata y el voltaje o el amperaje no sea correcto. Esto hará que tu portátil no arranque.

Si tienes otro portátil en casa, prueba a encenderlo con esa fuente de alimentación para comprobar que funciona correctamente. Si la luz de este y del portátil se encienden, entonces probablemente tengas problemas con la batería.

En caso de que estés intentando encenderlo con batería, comprueba que tiene carga suficiente para arrancar el equipo o que está bien colocada.

Si el problema es de la pantalla

monitores USB portátil

Otro de los errores más comunes sucede cuando nuestro portátil enciende pero la pantalla se queda en negro. Aquí, muchos usuarios piensan que el equipo no ha arrancado cuando no es así.

Para comprobar que el problema no sea de la pantalla, puedes probar a conectarla a un monitor USB-C para portátil o bien con un cable VGA o HDMI.

Si en el monitor no se muestra la imagen del portátil, entonces el problema puede ser algo más grave. Realmente, sin conocimientos técnicos puede ser difícil saber si el problema es de hardware o de software.

Puede ser un problema con el adaptador de pantalla del portátil. En ese caso, necesitarás un técnico especializado. Pero como algunas veces el problema suele ser sencillo, intenta comprobar que la iluminación de la pantalla está al máximo o bien oscurece la habitación para ver si se ve aunque sea ligeramente. Esto es porque puede que se haya fundido la iluminación de la pantalla.

Quita los USB y tarjetas de memoria

Ya has comprobado que no es problema de la fuente de alimentación ni de la pantalla. ¿Has utilizado algún USB o tarjeta de memoria para encender el portátil? ¿O recuerdas haber usado Rufus para crear unidades de arranque USB? Si es así, quítalos y prueba de nuevo, ya que este puede ser la causa de los problemas de arranque.

Desconéctalo de la estación de carga

Si lo tienes enchufado a una estación de carga tipo ladrón o a algún dispositivo intermedio que no conecta directamente con el enchufe de la pared, puede que aquí resida el problema de que el portátil no encienda.

Prueba a desconectarlo de aquí y conéctalo directamente al adaptador de corriente. ¿Funciona? Entonces ya sabes que el problema era de la estación de carga y no de tu equipo.

Pitidos en la placa base

Muy atento a los pitidos de la placa base. Estos son códigos que nos ayudarán a identificar problemas con este componente que puede estar causando fallos a la hora de encender el portátil. Si no tienes claro cómo interpretarlos, lo mejor es acudir a la web del fabricante donde te explicarán qué significa la cantidad de pitidos dependiendo de la marca y modelo.

Intenta hacer un reinicio completo

En algunas ocasiones puede que nuestro equipo haya sufrido una sobrecarga eléctrica y sea esta la causa de que el portátil no enciende correctamente. Sobre todo, te darás cuenta cuando estés utilizando el equipo y se apague de repente. Por eso en Guía Hardware hemos seleccionado las mejores regletas de protección contra sobretensiones para proteger tu PC.

Prueba a quitar la electricidad residual quitando la batería, desconectándolo de la toma de corriente y presionando el botón de encendido durante 30 segundos.

Ahora, vuelve a conectarlo a la toma de corriente, espera 30 segundos y enciende el equipo. Si tu portátil enciende correctamente, apágalo de nuevo y vuelve a insertar la batería. Si no, es posible que se haya dañado la batería y necesites una nueva.

Limpia las rejillas de ventilación

ventilación portátil

A excepción de algunos portátil relativamente nuevos como los Macbook Air no tienen ventilador, la gran mayoría sí que lo tienen y este puede ser el que esté dando problemas si tu portátil no enciende.

El sobrecalentamiento del equipo puede darse por diferentes motivos, aunque el más común es que las rejillas de ventilación estén obstruidas o bien que estés apoyando el portátil sobre la cama o una superficie que no favorezca dicha ventilación.

Y también es posible que esta sea la causa del exceso de ruido del ventilador de tu portátil.

Reemplaza la batería CMOS

La batería CMOS (que no es lo mismo que la memoria CMOS) es básicamente una pequeña pila conectada a la placa base que se encarga de suministrar algo de energía a esta cuando el portátil está apagado. También permite que la BIOS cargue el sistema operativo y todos los componentes de entrada y salida durante el arranque. Aunque suelen durar como 10 años, puede ser que esta sea el problema.

Para reemplazar la pila, solo tienes que abrir la carcasa e intercambiarla. Pero si tienes dudas, puedes contactar con un técnico para que lo haga por ti.

Problemas con componente instalado recientemente

Si ha instalado recientemente un componente nuevo, como memorias RAM o un disco duro, y ha sido a partir de aquí que tu portátil no enciende, todo indica que la instalación no se ha hecho correctamente o que el hardware está defectuoso.

En estos casos, lo mejor es volver a instalar los antiguos y comprobar que el equipo enciende bien. Así podrás verificar que está defectuoso y poder pedir un reemplazo o devolución donde lo compraste.

Contacta con el servicio técnico

Si ninguno de estas soluciones te ha sido de ayuda, entonces lo mejor será que contactes con el servicio técnico o actives la garantía en caso de que tu portátil sea relativamente nuevo. Para aquellos usuarios que tengan un equipo antiguo y quieran renovarlo, os dejamos nuestra selección de mejores portátiles en calidad-precio de este año.

Portátil enciende pero se vuelve a apagar

Hemos visto algunas posibles soluciones aplicables cuando el portátil no enciende pero, ¿qué pasa si enciende pero se vuelve a apagar de repente? En este caso, seguramente esté siendo problemas con la electricidad, pin de carga o un problema a nivel de hardware/software.

Ya sabes que la mejor prueba que puedes hacer es quitando la batería para descartar desde el primer momento que el problema no sea esta. Por supuesto, también puede ayudarte el abrir el portátil y hacer una limpieza de sus componentes internos.

También puede ser fallo del sistema operativo que no consigue arrancar adecuadamente. En estos casos, lo mejor es formatear el equipo y reinstalar el SO. Si haciendo todo esto sigue sin encender correctamente, contacta con un técnico.

Javi Rosagro

Javi Rosagro

Periodista especializado en la redacción de contenidos digitales. Siempre intento darle un toque cercano a cada artículo de GuíaHardware para ayudar a los usuarios a encontrar lo que realmente buscan.

>
Guía Hardware
Logo