¿Cómo solucionar el exceso de ruido del ventilador de tu portátil?

Última actualización:

Está claro que no hay nada más desagradable que trabajar durante horas soportando el exceso de ruido emitido por nuestro portátil por culpa de su ventilación, ese molesto sonido nos provocará desconcentración. Vamos a intentar saber por qué se produce y cómo podemos evitarlo de forma definitiva.

Por lo general el ventilador de un portátil mueve la corriente de aire mediante la fuerza centrífuga. El ventilador generalmente está encerrado en una cubierta. Al girar sus aspas empujan el aire hacia los bordes de la cubierta. La corriente de aire generada es canalizada hacia las aberturas de ventilación del portátil.

Los ventiladores de tipo blower funcionan bien en ambientes muy estrechos pero tienen la desventaja de necesitar girar a elevadas revoluciones para generar una suficiente corriente de aire. Ahí está el problema, cuando un ventilador pequeño gira a excesivas revoluciones por minuto.

Las causas del ruido

Una de las causas más comunes es que el rodamiento que utiliza el ventilador está gastado o sucio. La  mejor solución es por supuesto instalar un ventilador de repuesto, que podemos conseguir nuevo o de segunda mano.

La otra causa más habitual es que la temperatura de funcionamiento del portátil sea excesivamente alta lo que va a hacer que su ventilador esté funcionando constantemente y al 100 por cien de su capacidad.

Solucionar el ruido por software

Antes que nada deberemos averiguar cuál es la causa de que nuestro ventilador esté funcionando a tantas revoluciones. Generalmente, en un altísimo porcentaje, la causa tiene que ver con la temperatura que alcanza el procesador.

Si estamos usando nuestro portátil con un proceso de software que carga de forma elevada a nuestro procesador, este se va a calentar bastante. Para evitarlo, el ventilador del portátil modifica las revoluciones por minuto a las que gira, de manera adecuada. Si detenemos el proceso que está sometiendo a tanta carga al procesador, las revoluciones del ventilador tendrán que bajar.

Para detener ese proceso que nos está consumiendo tantos recursos del sistema, accedemos al Administrador de tareas, a la pestaña de Procesos.

Hacemos clic con el botón derecho del ratón, encima del programa que está consumiendo tantos recursos y selecionamos ‘Finalizar tarea’.

Hay muchas veces que esta opción no es posible, porque realmente necesitamos que ese programa continúe haciendo la tarea que le hemos ordenado. En este caso, podríamos intentar buscar algún programa que nos permitiera modificar manualmente las revoluciones de giro del ventilador del portátil. Ahora bien, hay que tener especial cuidado al hacerlo porque podríamos estar sobre calentando el procesador. Y hacer que el portátil se reinicie.

Solucionar el ruido por hardware

En muchos casos el elevado ruido de un portátil se debe a que su sistema de refrigeración no funciona correctamente. Una de las principales causas es por el exceso de suciedad, o porque la pasta térmica orginal se haya secado.

Para proceder a su limpieza deberemos abrir la parte inferior del portátil y acceder a la zona donde se encuentra el ventilador. Lo más  habitual es que lo encontremos lleno de polvo acumulado durante años de uso. Pero no solo debemos limpiar la zona del ventilador y su carcasa, también la zona donde la corriente de aire pasa por la heat pipe.

Es en en ese punto donde se suele acumular más cantidad de polvo lo que impide que el aire circule con normalidad por esta zona. Esa sería la causa de que se disparen las revoluciones del ventilador y, por consiguiente, el incremento de ruido.

 

Son muchos los usuarios que se frenan a la hora de desmontar sus portátiles por miedo a dañarlo, para ellos existe una solución provisional que puede minimizar el ruido. Se lograría utilizando botes de aire comprimido y aplicarlo sobre las rejillas de ventilación del equipo. Si repetimos la operación varias veces, el aire a presión conseguirá que el polvo se aparte de las aletas de refrigeración. No es la solución más recomendable, porque el polvo continuará en el interior, pero sí lograremos reducir momentáneamente el problema del ruido.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta