Guía Hardware

Mejores placas base Gaming Intel y AMD: Guía de compra y cómo elegir

Actualizado a: 14 de mayo de 2024

La placa base es probablemente el elemento en el armado de nuestro ordenador que más variantes de rendimiento y componentes nos brinda entre sus distintos modelos y fabricantes, razón por la cual a veces puede volverse un verdadero dolor de cabeza el elegir la placa base adecuada.

El primer paso es siempre tener claro qué procesador utilizaremos, ya que Intel y AMD manejan tecnologías diferentes para sus procesadores lo cual nos abre una primera gama de placas base dirigidas a una u otra específicamente.

Placas base según el procesador

Mejores placas base para AMD Ryzen 7000 (AM5)

En nuestra guía con las mejores placas base AM5 (x670 y x670e) puedes encontrar más modelos y consejos a la hora de elegir una para los nuevos chips Ryzen serie 7000. Pero te dejamos un par de opciones aquí para que puedas ver algunos modelos concretos.

ASUS ROG Strix B650

Esta placa base viene preparada para la nueva generación de AMD Ryzen 7000 Series, de tipo ATX, y con soporte para la nueva memoria RAM DDR5. Dispone de ranuras M.2, PCIe 4.0, LAN de 2.5Gbps, WiFi 6E, USB 3.2 Gen 2×2 tipo C, USB 3.2 Gen 2, HDMI 2.1, DisplayPort 1.4, y Bluetooth 5.2.

Actualizado a 20 de mayo de 2024 22:30

Gigabyte X670 Gaming

Con un socket AM5 y chipset X670, es una placa base ATX con sistema de refrigeración inteligente Smart Fan 6 y varios sensores. También tiene compatibilidad con USB4, PCIe 5.0, ranuras M.2, HDMI, USB-C de 20 Gbps, WiFi 6, etc.

286,35€
295,49€
24 nuevo desde 286,35€
5 usado desde 269,17€
A 20 de mayo de 2024 22:30
Amazon.es
Actualizado a 20 de mayo de 2024 22:30

Mejores placas base AMD Ryzen (AM4)

Si aún tienes tus dudas sobre el funcionamiento y los componentes esenciales en tu placa base te lo explicamos aquí, pero si ya tienes tu procesador AMD, es tu fabricante de preferencia o aún no te decides pero quieres informarte sobre las posibilidades, ésta guía te brindará las herramientas necesarias para elegir la placa base para AMD que mejor se adapte a tus necesidades.

TRX40

Asus Prime TRX40-PRO

El socket insignia de AMD tiene que venir acompañado con una placa base a su nivel, y la Prime TRX40-PRO cumple las expectativas perfectamente. Este modelo cuenta con 16 etapas de potencia para proporcionar estabilidad a la hora de usos profesionales, Ethernet de 2,5GB, 3 módulos PCIe 4.0, 3 módulos M.2 y 10 puertos USB 3.2.

X570

ASUS ROG Crosshair VIII Formula

Para los más fanáticos que no se contenten con tener un rendimiento muy alto, sino que quieran el mejor de todos, aquí tenéis una gran placa base. Eso sí, la tecnología incluida en esta placa se paga, ya que cuesta cerca de 600€.
Pero sin duda merece la pena teniendo en cuenta la alta calidad y durabilidad de esta serie ROG. Además, se ha asociado con EK Water Blocks para crear una solución de refrigeración líquida integrada VRM para mantener el sistema a una temperatura ideal.

Su firmware incorpora gran cantidad de opciones avanzadas y las últimas tecnologías. Además de estar equipada con WiFi 6 (802.11x), también soporta 5G.

Los microprocesadores compatibles son los AMD Ryzen de las series 2XXX, 3XXX y 5XXX, que combinados con todo lo que aporta la placa, el chipset X570 y los nuevos procesadores, sacarán hasta la última gota de rendimiento de tu máquina.

ASUS TUF Gaming X570-Plus WiFi

Una de las mejores placas base con chipset X570 por un precio que roza los 250€. Ya sabes que la serie TUF Gaming está especialmente pensada para aportar la mayor durabilidad con componentes electrónicos de alta calidad y para ofrecer el máximo rendimiento en videojuegos.
Tiene gran cantidad de tecnologías como ProCool, Digi+ VRM, componentes de grado militar, Aura Sync RGB, LANGuard, etc.
Es totalmente compatible con procesadores AMD Ryzen de 2 y 3º Generación sin necesidad de hacer ningún cambio o actualización. Así que podrás instalar cualquier Ryzen 3, Ryzen 5 y Ryzen 9 con series 2000 y 3000.

B550

El socket B550 es la evolución del B450, que viene para garantizar máxima compatibilidad con la 3ª generación de ryzen y con futuras generaciones. Es algo más caro que la gama antecesora, pero merece la pena si quieres invertir a futuro.

Asus ROG STRIX B550-F GAMING

La ROG Strix B550-F de Asus ofrece características de primera calidad que incluyen el audio SupremeFX, Intel Wi-Fi 6 AX200 y mucho más.

B450

Este chipset sigue ofreciendo compatibilidad con los modelos de 3ª generación de ryzen por un precio bastante asequible. La opción para presupuestos más ajustados.

Gigabyte B450 Aorus Elite

Por un precio bastante asequible puedes tener una gran placa base basada en la plataforma o chipset B450 de AMD. Es compatible tanto con la 2º Generación de Ryzen (Zen+) como con la microarquitectura Zen 2 de 3º Generación.
Admite gran cantidad de tecnologías propias de Gigabyte y es compatible con las utilidades APP Center como EasyTune y Cloud Station. Además, es compatible con tiras LED RGB y está creada con condensadores de alta calidad.

Mejores placas base para Intel 13ª Generación

Por último, si estás equipando tu PC gaming con alguno de los chips Intel de última generación, aquí te recomendamos algunas de las mejores placas base para Intel 13.

ASUS PRIME Z790

Con un factor de forma ATX, se caracteriza por contar con una estupenda conectividad PCIe 5.0, tres M.2 para SSD, LAN de 2.5 Gb de velocidad, USB 3.2 Gen 2×2 tipo C, USB 3.2 Gen 2, Thunderbolt 4, etc. Soporta tanto memoria DDR4 como DDR5.

Actualizado a 20 de mayo de 2024 22:30

Gigabyte Z790 AERO G

Otra opción ligeramente más cara es esta Gigabyte con soporte para memoria DDR5 y tecnología Intel XMP para optimización de la velocidad RAM, RGB FUSION 2.0, ventilador inteligente, Q-Flash Update BIOS, etc. También cuenta con puertos USB 3.2 Gen 2×2, WiFi 6E, Intel 2.5GbE LAN, PCIe 5.0, M.2, VisionLINK I/O, etc.

Mejores placas base para Intel 12ª Generación

Creo que con lo explicado anteriormente, aunque no seas un experto, podrás conocer bastante bien cómo elegir tu próxima placa base. He intentado explicarlo sin demasiados tecnicismos y de una forma bastante básica para que se comprenda bien. Dicho esto, vamos a ver nuestra selección con algunas de las mejores placas base para Intel.

Las placas base para Intel 12ª generación son modelos con chipset Z690 y B660 como una opción extra para los que tienen un presupuesto más ajustado.

Asus ROG MAXIMUS Z690 HERO

  • Socket: 1700
  • Chipset: Intel Z690
  • Slots RAM: 4x DDR5 hasta 128GB 
  • Slots de expansión: 5x M.2, 6x SATA de 6Gbps, 2 x PCIe 5.0 x16 (x8/x8), 1x PCIe 4.0 x16
  • Conectividad:
  • 1x 2.5Gb Intel ethernet
  • 1x HDMI
  • Intel WiFi 6E
  • 7x USB 3.2, 2x USB 2.0, 2x USB 4 Tipo C
  • Formato: ATX
  • Tarjeta de sonido: ROG SupremeFX 7.1

Gigabyte Z690 UD AX

  • Socket: 1700
  • Chipset: Intel Z690
  • Slots RAM: 4x DDR5 hasta 128GB 
  • Slots de expansión: 3x M.2, 6x SATA de 6Gbps, 1 x PCIe 5.0 x16, 1x PCIe 4.0 x16, 1x PCIe 3.0 x16,  2x PCIe 3.0 x1
  • Conectividad:
  • 1x 2.5Gb Intel ethernet
  • 1x HDMI
  • 1x Displayport
  • Intel WiFi 6
  • 4x USB 3.2, 4x USB 2.0, 2x USB 3.2 Tipo C
  • Formato: ATX

Asus PRIME Z690-P WIFI D4

  • Socket: 1700
  • Chipset: Intel Z690
  • Slots RAM: 4x DDR4 hasta 128GB 
  • Slots de expansión: 3x M.2, 4x SATA de 6Gbps, 1 x PCIe 5.0 x16, 1x PCIe 4.0 x16, 2x PCIe 3.0 x16,  x PCIe 3.0 x1
  • Conectividad:
  • 1x 2.5Gb Intel ethernet
  • 1x HDMI
  • 1x Displayport
  • Intel WiFi 6
  • 3x USB 3.2, 2x USB 2.0, 1x USB 3.2 Tipo C
  • Formato: ATX

Socket B660

Si tu presupuesto es más ajustado, la otra opción para usar los modelos 12XXX de Intel es el chipset B660, donde también hay modelos muy interesantes en relación precio / rendimiento.

Mejores placas base para Intel 11ª Generación

Los chipset de la serie 5 (Z590, B560, H510 y H570) están pensados principalmente para la 11ª generación de Intel

ASUS ROG Maximus XIII Extreme

  • Socket: 1200
  • Chipset: Intel Z590
  • Slots RAM: 2x DDR4 hasta 64GB 
  • Slots de expansión: 4x M.2, 8x SATA de 6Gbps, 2x PCIe 4.0 x16 (x8/x8), 1x PCIe 3.0 x4
  • Conectividad:
    • 1x 2.5Gb Intel ethernet
    • Intel WiFi 6 wireless
    • 2x Thunderbolt 3
    • 10x USB 3.2, 2x USB 2.0, 1x USB-C
  • Formato: ATX

MSI MPG Z590 GAMING PLUS

  • Socket: 1200
  • Chipset: Intel Z590
  • Slots RAM: 4x DDR4 hasta 128GB de hasta 5333 Mhz por overclock
  • Slots de expansión: 1x M.2 Gen 4 y 2x M.2 Gen 3, 6x SATA de 6Gbps, 1x PCIe 4.0 x16, 2x PCIe 3.0
  • 1x USB 3.2 Gen 2×2 20Gbps (1 USB-C), 4x USB 3.2 Gen 1 5Gbps (4 USB-A), 6x USB 2.0
  • 1x Ethernet 2.5Gb
  • Formato: ATX

Gigabyte Z590 GAMING X

  • Socket: 1200
  • Chipset: Intel Z590
  • Slots RAM: 4x DDR4 hasta 128GB de hasta 5333 Mhz por overclock
  • Slots de expansión: 3x M.2 Gen4 / Gen3, 6x SATA de 6Gbps, 1x PCIe 4.0 x16 + 1xPCIe 3.0 x16, 2x PCIe 3.0
  • 1x USB 3.2 Gen 2×2 20Gbps (1 USB-C), 4x USB 3.2 Gen 1 5Gbps (4 USB-A), 6x USB 2.0
  • 1x Ethernet 2.5Gb
  • Formato: ATX

ASRock Z590 Phantom Gaming 4

  • Socket: 1200
  • Chipset: Intel Z590
  • Slots RAM: 4x DDR4 hasta 128GB de hasta 4800 Mhz por overclock
  • Slots de expansión: 1x M.2 Gen 4 y 2x M.2 Gen 3, 6x SATA de 6Gbps, 1x PCIe 4.0 x16, 1x PCIe 3.0
  • 1x USB 3.2 Gen 2×2 20Gbps (1 USB-C), 6x USB 3.2 Gen 1 5Gbps (4 USB-A), 6x USB 2.0
  • 1x Ethernet 2.5Gb
  • Formato: ATX

Placas base más vendidas en 2024

Número 1
MSI Placa base MPG B550 Gaming Plus (ATX) AMD AM4 DDR4 M.2 USB 3.2 Gen 2 HDMI ATX Gaming Modera AMD Ryzen™ 5000
  • Soporta procesadores AMD Ryzen de tercera generación y futuros procesadores AMD Ryzen con actualización de BIOS
  • Soporta memoria DDR4, hasta 4400 (OC) MHz
  • Experiencia de juego PCIe 4.0 ultrarrápida, Lightning Gen 4 x4 M.2 con M.2 Shield Frozr, AMD Turbo USB 3.2 GEN 2
  • Diseño de alimentación mejorado Core Boost, circuito integrado PWM digital, PCB de cobre de 2 oz de grosor, DDR4 Boost
  • La excelente tecnología de refrigeración, el disipador térmico avanzado y el M.2 Shield Frozr garantizan temperaturas bajas a pesar de un rendimiento extremo
RebajasNúmero 2
ASUS ROG Strix B550-F Gaming - Placa Base Gaming ATX AMD AM4 con VRM de 14 Fases, PCIe 4.0, Intel 2,5 GB LAN, Dual M.2, Micrófono cancelación Ruido, USB 3.2 Gen 2 e iluminación RGB Aura Sync
  • Diseño para ensambladores de PC: incluye un protector de E/S preinstalado, BIOS Flashback, Q-LED y SafeSlot
  • Red rápida: Intel Ethernet de 2.5 Gbps con ASUS LANGuard
  • Fuente de alimentación estable: etapas de potencia combinadas con conector de alimentación ProCool, estranguladores de aleación de calidad y condensadores de larga duración
  • Software probado: los tableros intuitivos para UEFI BIOS y ASUS AI Networking hacen que la configuración de los sistemas de juego sea sencilla
Número 3
MSI Placa Base X670E Gaming Plus WiFi, ATX - Compatible con procesadores AMD Ryzen Serie 7000, AM5-80A SPS VRM, DDR5 Memory Boost 7800+ MHz/OC, PCIe 5.0 x16, M.2 Gen5, Wi-Fi 6E
  • Listo para Ryzen 7000, alto rendimiento: el X670E GAMING PLUS WIFI (ATX) emplea un VRM de riel dueto 14+2 con 80 A SPS VRM para el chipset AMD X670 (listo para AM5, Ryzen 7000); Core Boost para un mejor rendimiento de la CPU
  • Refrigeración integrada: la refrigeración VRM cuenta con almohadillas térmicas MOSFET de 7 W/mK y un disipador de calor extendido; incluye disipador de calor de chipset, M.2 Shield Frozr, un cabezal de refrigeración dedicado de ventilador de bomba y PCB de 6 capas de grado servidor con cobre grueso de 2 onzas
  • Memoria DDR5, ranuras PCIe 5.0 y 4.0 x16: 4 ranuras DIMM DDR5 con circuito aislado Memory Boost para overclocking (1DPC 1R, 7800+ MHz); la ranura PCIe x16 primaria soporta PCIe 5.0 (128 Gbps) e incluye Steel Armor, ranuras PCIe x16 secundarias soporta PCIe 4.0 1 unidad
  • Conectores M.2 cuádruples: las opciones de almacenamiento incluyen 1 ranura M.2 Gen5 de 128 Gbps y 3 ranuras M.2 Gen4 de 64 Gbps para evitar la aceleración térmica durante el acceso SSD hiperrápido
  • Conectividad WiFi 6E: el hardware de red incluye un módulo AMD Wi-Fi 6E con Bluetooth 5.3 y LAN de 2.5 Gbps; los puertos traseros incluyen USB 3.2 Gen 2x2 Type-C (20 Gbps), HDMI 2.1 y DisplayPort 1.4, y audio 7.1 HD con refuerzo de audio
RebajasNúmero 4
ASUS TUF Gaming B550M-PLUS WiFi II - Placa Base Micro-ATX AMD B550 (PCIe 4.0, 2X M.2, VRM de 10 etapas, HDMI, DP, USB 3.2 Gen. 2 de Tipo A y C, Aura Sync RGB)
  • Zócalo AMD AM4: Compatible con los procesadores AMD Ryzen de las series 5000, 5000 G, 4000 G y 3000
  • Alimentación mejorada: 8+2 etapas de potencia, toma ProCool, componentes TUF y Digi+ VRM para una vida útil larga
  • Refrigeración completa: Disipadores VRM, PCH y M.2, conectores de ventilación híbrida y Fan Xpert 2+
  • Conectividad: M.2 PCIe 4.0, USB 3.2 Gen. 2 de tipo A tipo C
  • Diseñada para gaming online: Wi-Fi 6, Realtek 2.5 Gb Ethernet y TUF LANGuard
Número 5
MSI Placa Base Z790 Gaming Plus Wi-FI LGA 1700 Intel Intel Z790 Express
  • Placa Base de la marca MSI
  • Color: multicolor
  • Medidas: 30,73 x 26,2 x 13,17 centímetros
  • Referencia: S7828016
  • ¡Si lo que quieres es calidad al mejor precio no sigas buscando!
RebajasNúmero 6
MSI Placa base DDR4 PRO H610M-G, micro-ATX, compatible con Intel Core de 12.ª generación, LGA 1700, 2 DIMM (3200 MHz), 1 ranura PCIe 4.0x6, 1 XM.2 Gen3, USB 3.2 Gen1, LAN 1G, HDMI 2.1 y DP 1.4 y VGA
  • PREPARADA PARA NÚCLEOS DE 12ª GENERACIÓN: la PRO H610M-G DDR4 es una placa base micro-ATX compacta equipada con el último chipset Intel H610 (LGA 1700, compatible con Core de 12ª generación); el VRM incluye MSI Tecnología Core Boost para mejorar la estabilidad y el rendimiento
  • REFRIGERACIÓN INTELIGENTE: la refrigeración VRM incluye una refrigeración activa que responde a la CPU Frozr AI y la GPU; el chipset cuenta con un disipador térmico pasivo
  • MEMORIA DDR4, RANURA PCIe 4.0 x16:2 ranuras DIMM DDR4 con circuitos aislados Memory Boost (1R, 3200 MHz); una ranura PCIe 4.0 x16 Steel Armor admite la tarjeta gráfica del sistema
  • CONECTOR M.2 GEN3: el almacenamiento incluye 1 ranura M.2 Gen3 x4 de 32 Gb/s; el almacenamiento SSD basado en NVMe reduce el tiempo de carga
  • CONECTIVIDAD 1G: cuenta con LAN Intel I219-V 1G; los puertos fijos incluyen VGA antiguos y los últimos puertos HDMI 2.1 y DP 1.4 (4K/60 Hz); requiere CPU con gráficos integrados; 4 puertos USB 3.2 Gen 1 tipo A (5 Gb/s) y audio HD 7.1 con refuerzo de audio

¿Cómo elegir una buena placa base?

Para elegir una buena placa base hay que conocer una serie de parámetros en los que fijarse antes de añadirla al carro de la compra. No solo la marca es importante, aunque bien es cierto que puedes tener garantía de éxito si adquieres una placa base de la marca de los actuales dominantes del mercado: ASUS, Gigabyte, MSI, y ASRock (antigua spin-off de ASUS).

Partes de la placa base

Factores relacionados con la funcionalidad y rendimiento:

Por este orden, recomendaría fijarnos en estos aspectos de una placa base, aunque antes deberías conocer los componentes de una placa base.

Sockets

Socket Intel

Parece un poco obvio, pero el socket debe ser el adecuado para el microprocesador que hayamos elegido. Nuestro artículo lo vamos a centrar especialmente en los 1200, así como los 1700, los más modernos para chips de Intel en la actualidad (correspondientes a la 11ª y 12ª generación).

Chipsets Intel

Según el socket/CPU elegidas, tendremos a nuestra disposición una serie de modelos de chipset para nuestra placa base. Ten en cuenta que estos chips son los que se encargan de gestionar todo el tráfico entrante y saliente de la CPU, así como dar soporte para multitud de tecnologías.

Antiguamente los chipsets se componían de un northbridge que se encargaba de la conexión CPU con la memoria RAM y era la “puerta” o interfaz principal de acceso/salida para el microprocesador. Por otro lado estaba el southbridge, que conectaba el resto de controladores de la placa base (los que gestionan los puertos, ranuras de expansión, conexiones,…) y los dirigía hacia el northbridge.

Actualmente, los microprocesadores han ido absorbiendo las competencias del northbridge, comenzando por la MMU o controlador de memoria para así tener una conexión directa con la memoria RAM y agilizar este proceso. También los controladores de los puertos de mayor rendimiento, como son los PCIe 3.0 como vimos en el artículo de la guía para elegir el mejor microprocesador para gaming (véase PCIe Lanes).

Pero a pesar de dicha integración, aún sigue habiendo un chip bastante importante que queda fuera del microprocesador y que se encargará de gestionar la conexión con los controladores (SATA, PCI, USB,…), BIOS/EFI, etc. Por tanto, como puedes deducir, disponer del mejor chipset es imprescindible para un buen rendimiento.

Cuando comencé en este mundo, la cantidad de fabricantes de chipset era más amplia, ahora estamos limitados a los chipsets de Intel para las placas de Intel y los chipset de AMD para las placas de AMD… así que en lo único que nos tendremos que fijar es en las prestaciones de cada modelo de chipset que nos ofrecen para una determinada familia de microprocesadores.

Por poner un ejemplo, si prestamos atención a los Z690, Z590, B660, H610, vemos que el primero de ellos es el mejor, especialmente para los que desean realizar overclocking. Además, cuenta con mejores configuraciones de canales o líneas de conexión (PCIe, USB, SATA,…), además de soporte para tecnologías como Intel Rapid Storage Technology. En cambio, el H310 sería el más pobre y de precio más económico.

Sockets AMD

Ya sabemos que nuestra placa base tendrá seguramente un socket PGA, por lo que ahora pasaremos a ver los distintos tipos de socket con los que nos encontraremos dependiendo del procesador AMD que vayamos a utilizar en nuestro ordenador. Llegado este punto ya deberíamos estar convencidos de qué procesador vamos a utilizar para nuestro equipo. Los actuales chips de AMD usan AM4 en su mayoría, con algunas excepciones como los TR4 y sTRX40 para los Threadripper de primera, segunda, y tercera generación (chipset TRX40).

El chipset es otro elemento esencial de la placa base que mencionaremos a continuación, se trata del conjunto de circuitos integrados ubicado en la placa base que comunica al procesador con el resto de los componentes instalados. Cada procesador y por tanto cada socket tiene una compatibilidad determinada con ciertos chipsets.

Si bien tanto para Intel como para AMD la lista es extensa y variada, nos centraremos en los cuatro socket para procesadores AMD que encontraremos en la actualidad en la gran mayoría de placas base para ordenadores de escritorio.

FM2+

Socket para APUs, Se trata de una serie de microprocesadores de AMD que integran el CPU y el GPU (la unidad de procesamiento gráfico) en un mismo circuito integrado.

Chipsets: A58, A68H, A78, A88X

AM3+

El procesador utilizado para la gran mayoría de CPUs previo a la reciente salida del socket AM4, se trata de una de una modificación del socket AM3 que tiene a su vez compatibilidades con los procesadores de esa línea.

Chipsets: 970, 980G, 990X, 990FX

AM4

Se trata del socket presente en las placas madre compatibles con los nuevos procesadores Ryzen de AMD, a partir de la implementación de este nuevo socket los procesadores APU que estén basados en Ryzen no requerirán de un socket exclusivo y podrán ser instalados en AM4.

Chipsets: A300, B300, X300, A320, B350, X370, B450, X470, B550, X570 Es importante destacar que todas las placas base que vengan con un socket AM3+ no son compatibles con los nuevos procesadores Ryzen (basados en Zen, Zen+ y Zen 2) y tampoco soportan las nuevas memorias DDR4, por lo que si consideran armar un ordenador actualizado y con posibilidades de expansión a futuro la mejor opción es buscar una placa base con AM4.

El socket AM4 cuenta con 1331 pines y es el primero de AMD que es compatible con memorias DDR4, soportando hasta cuatro módulos de memoria DD4 con un máximo de 64 gigabytes a una velocidad de 3200 Mhz.

TRX40

Es el nuevo Socket para la plataforma TRX40 viene a ser la evolución de los X399, destinada a los procesadores Threadripper. Su principal característica es sin duda su tamaño, en comparación a el resto de sockets a los que estamos acostumbrados se verá realmente enorme en nuestra placa base, con 4094 pines en comparación a los 1331 del socket AM4.

Slots DIMM

Mientras más ranuras mejor a la hora de actualizar nuestro sistema. Dependiendo de qué tan ambiciosos seamos con el rendimiento, es posible que considerar el límite de memoria sea un factor a tener en cuenta. Normalmente las placas base suelen venir con 2 ó 4 zócalos de memoria dependiendo del formato, soportando de 16GB de ram en adelante. También hay que tener en cuenta la velocidad que soporta cada modelo y si es compatible con los módulos de RAM que queremos montar.

Placa base ASUS Para Intel

Almacenamiento

Además de la diferencia antes mencionada entre SATA II y SATA III, para los últimos modelos de placa base debemos también considerar la presencia de puertos para unidades de estado sólido (SSD) con conexión M.2 Este puerto utiliza como interfaz del bus de datos una PCI Express 3.0, SATA 3.0 y USB 3.0, quedando a merced del fabricante cuáles serán las interfaces soportadas en las distintas placas.

De este modo los distintos dispositivos conectados a través de M.2 pueden por ejemplo estar configurados en modo SATA o también soportar NVMe. Este nuevo formato implica no solo una mejora considerable en la velocidad sino también una reducción importante de tamaño y practicad en relación a los discos duros o unidades sólidas conectadas a través de cables SATA.

Ranuras de expansión y conectividad

Lo mismo que para las ranuras o slots para la memoria. Disponer de más ranuras PCI, PCIe, y puertos de conexión es mejor. Algunos usuarios se contentan con tener una simple tarjeta de red en una PCI, un solo disco duro, y una sola tarjeta gráfica en la PCIe, pero si quieres ir más allá, considera comprar una placa base con mayor número de conexiones para no arrepentirte y tener que desembolsar más dinero para comprar una nueva placa.

Si buscas usar puertos como USB 3.0 y Thunderbolt 3, etc., asegurate de que dispone de ellos y que además tiene un buen número de ellos. Como técnico, me he encontrado con clientes que me han pedido instalar una nueva placa base en sus equipos por este motivo, a pesar de que el hardware del que disponían trabajaba bien con el software que necesitaban.

BIOS/EFI

Por lo general, no prestaría demasiada atención a este aspecto, a no ser que tengas preferencia por algún firmware concreto porque te sea más amigable su interfaz o funciones. Pero para la mayoría de mortales, esto no debería ser un problema mayúsculo. Eso sí, que sea una versión del firmware lo más actual posible dentro de la marca que hayas elegido (Award, AMI, Phoenix,…)… De hecho, AMI es el que monopoliza actualmente, por lo que no encontrarás demasiadas alternativas.

Otros factores a tener en cuenta

Factores relacionados con la calidad

ASUS de grado militar

Aquí la marca es un factor clave para obtener una placa base de calidad, no obstante, por muy famosa que sea la marca, no todos sus modelos tienen la misma calidad. Ten en cuenta, que las placas base son sistemas complejos con multitud de capas de interconexiones conductoras (no solo las que vemos en las dos superficies de sus caras), elementos electrónicos SMT, y circuitos integrados. Mucha densidad de capas y un layout complejo donde puede haber muchos hotspots (puntos que acumulan una temperatura elevada), etc.

Todo un ecosistema electrónico en el que cualquier cosa podría fallar. Por eso, deberíamos prestar especial atención a los condensadores y transistores, que sean de una buena calidad porque quizás sean de los elementos que más fallan. Algunos fabricantes, como ASUS, tienen modelos de placas base muy interesantes en este sentido, con componentes de calidad grado militar.

Estas placas base, como la ASUS SABERTOOTH Serie TUF, certifican que sus transistores y condensadores han pasado una serie de pruebas como los componentes de uso militar, como someterlos a condiciones extremas de temperatura, etc., y agregan también tecnologías mejoradas para la disipación de calor. No obstante, este tipo de placas podrías significar un desembolso mucho mayor de dinero con respecto a una placa base equivalente.

Factor de forma

Factor de forma: tamaños

El factor de forma no afecta al rendimiento/calidad directamente, pero sí a la compatibilidad y conectividad. En el mercado puedes encontrar factores de forma muy diversos, algunos algo más exóticos como los creados por VIA Technology, como nanoITX y picoITX, y otros ya en desuso, pero los que nos interesan para este artículo son los que afectan a las placas base de Intel y AMD como:

  • ATX: Advanced Technology eXtended es el más popular y extendido. Sus dimensiones son 305x244mm.
  • microATX: basado en ATX, pero de unas dimensiones inferiores (244x244mm). Por lo general, un factor de forma más pequeño se puede adaptar a los soportes de una torre mayor, pero no al revés.
  • miniITX: creado por VIA Technology pero adoptado por otros para placas base de un tamaño reducido de 170x170mm.

Si comenzamos por la compatibilidad, debes saber que de él dependerá el tamaño de la placa base, y por tanto si se adapta a nuestra torre o caja que hayamos destinado a nuestro sistema. Especialmente importante si lo que buscamos es hacer una actualización de la placa base en el sistema, puesto que una mala elección podría hacer que no se pudiese instalar por un tamaño demasiado grande.

En cuanto a la conectividad, su relación es clara. Una placa base pequeña tendrá menos espacio para alojar conexiones, ranuras de expansión, puertos, etc.

Y si me permites un último apunte, un factor pequeño puede permitirte tener un equipo más pequeño, pero ten en cuenta que eso afectará a la refrigeración muy negativamente. Componentes más juntos significa focos de calor más próximos y espacios más reducidos por donde circula el aire, que es el que en definitiva enfría por convección. ¡Cuidado con chips con elevado TDP!

Diferencias entre LGA y PGA

En el mundo de los componentes para ordenador y el armado de los mismos las siglas son irremediablemente algo a lo que tendremos que ir acostumbrándonos desde el comienzo (especialmente a aquellas muy parecidas entre si pero que no debemos confundir). En la actualidad LGA y PGA son los nombres de las dos interfaces dominantes utilizadas en los sockets (zócalos) de las placas madre.

LGA es el sistema utilizado por Intel a partir de Pentium 4 y se refiere a “Lang Grid Array” (o “Matriz de contactos en rejilla” en español). Se trata de un sistema en el cual los pines (“clavijas”) que transmiten los datos o energía entre la placa base y el ordenador están ubicados en la primera, mientras que el procesador posee los contactos metálicos que oficiarán de receptores y cerrarán el circuito. Recientemente, AMD ha vuelto a utilizar el sistema LGA en sus nuevos procesadores de gama alta “Threadripper”. Si esto representa un cambio definitivo al sistema LGA como preferencia es algo que aún está por verse.

Por otra parte, AMD ha mantenido en su mayoría el uso de la interfaz PGA o “Pin Grid Array” (“Matriz de rejilla de pines”), la cual consiste en ubicar las clavijas directamente en el procesador, mientras que el socket de la placa madre tiene hoyos alineados para recibirlo y realizar los contactos. Este tipo de sockets son conocidos también como “Zero Insertion Force” socket (o ZIF, podemos permitirnos olvidar esta sigla en particular), lo que significa que el procesador no requiere de la aplicación de ningún tipo de fuerza o presión para ser colocado, solamente es necesario alinear los pines adecuadamente en los hoyos del zócalo y dejarlo descender.

Como a los efectos de este artículo ya hemos elegido nuestro procesador y PGA es aún la opción más extensa entre la oferta de procesadores AMD (a menos que vayamos por el último modelo con la serie 9 de Ryzen), nos centraremos en las ventajas y características del Socket PGA:

  • Durabilidad: Los socket en las placas madre para este tipo de interfaz resultan mucho más duraderos gracias a la ausencia de pines delicados que puedan romperse, doblarse o dañarse de cualquier manera. Esto permite manipular la placa con mayor seguridad y un menor riesgo de daño si fuese el caso que necesitáramos cambiar el procesador.
  • Fácil colocación: Como ya se mencionó, se trata de un sistema que requiere cero uso de presión o fuerza externa para colocarse, por lo que simplemente se debe levantar la palanca de seguridad, alinear el procesador adecuadamente con el socket, dejarlo caer gentilmente y volver a asegurarlo, así de fácil.
  • Desventajas: No todo es color de rosas para ninguno de los dos sistemas y en el caso de la interfaz PGA algo con lo que hay que tener cuidado es si deseamos remover el ventilador de nuestro CPU, ya que puede suceder que la pasta térmica que ayuda a transferir el calor del procesador al disipador también los mantenga adheridos al momento de remover este último, y acabemos quitando el procesador junto con él. Si bien no es un problema mayor y el ventilador puede removerse sin que esto pase (especialmente si se aporta algo de calor para que la pasta térmica ceda), siempre hay que tener cuidado de no dañar ningún pin en el procesador cuando esto pase.

Guiahardware
>
Guía Hardware
Logo