Mejor configuración de hardware para Adobe After Effects

Última actualización:

Adobe After Effects es un software para creación de composiciones en movimiento y efectos especiales. Muchos profesionales usan este programa para realizar sus montajes y diseños artísticos. Si eres uno de esos profesionales y estás buscando un PC con una buena configuración de hardware para que funcione bien con este programa, esta guía te va a despejar todas las dudas.

El software de Adobe funciona bien con la mayoría de configuraciones de hardware actuales, de hecho, los requisitos mínimos no son nada del otro mundo. Pero funcionar no significa que para composiciones algo más pesadas o más profesionales sea lo adecuado. Con una configuración de este tipo solo tendrás un software funcional, pero no se moverá rápido y puede llegar a desesperarte en algunos momentos, lo que no resulta nada productivo para tu estudio de diseño.

Además, debes tener en cuenta, que con cada nueva versión de Adobe After Effects lanzada los requisitos mínimos van aumentando. Y si quieres tener la última versión con todas las novedades, más te vale tener una buena configuración.

Benchmarks

Adobe After Effects tiene su propio benchmark para realizar pruebas sobre el hardware, especialmente sobre la CPU y la GPU. Eso es bueno para saber qué componentes son los mejores para este software. Eso no es así en otros programas, que no disponen de una prueba de rendimiento específica y te debes hacer una idea ejecutando otras pruebas.

Los resultados para la CPU son:

Benchmarks para CPU en Adobe After EFfects

El claro favorito es el Intel Core i9900K que ha conseguido la mayor puntuación en las pruebas para este software. Evidentemente, ese procesador tiene un precio muy elevado. Si te fijas en el Mac Pro con un Intel Xeon W de 14 núcleos, cuyo precio también es estratosférico, el rendimiento no es acorde con su precio. Por tanto, en este caso tener un Mac no es la mejor opción.

Los resultados para la GPU son:

Benchmarks para GPU en Adobe After Effects

La ganadora en este caso es la NVIDIA GeForce Titan RTX de 24 GB de memoria gráfica, pero puede que sea una tarjeta gráfica poco asequible para la mayoría de personas. Por tanto, con una un poco inferior te podría ir muy bien, la diferencia no es tan grande, pero sí lo puede ser el precio.

Es necesario 24 GB de VRAM, la verdad es que no. Pero sí que es cierto que no deberías tener menos de 4 o 6 GB si vas a manejar resoluciones de 4K.

Si estás pensando en usar varias tarjetas gráficas a la vez, la verdad es que puedes. De hecho Adobe After Effects tiene soporte para ello, pero las ganancias de rendimiento son mínimas y no merece la pena.

Resto del hardware

La memoria RAM que deberías incluir es alta si quieres que este software se mueva de forma fluida. Las configuraciones recomendadas van desde los 64 GB (suficiente para la mayoría) hasta los 128 GB, especialmente si vas a usar resoluciones elevadas. Pero debes saber que con 16-32GB podría funcionar de forma razonablemente bien si no eres demasiado exigente.

En cuanto a otra de las partes importantes, el disco duro, es mejor contar con una unidad de estado sólido o SSD. Aquí un HDD puede lastrar bastante el rendimiento. En el caso de elegir un SSD es mejor hacerlo con una capacidad considerable, para que los archivos editados que suelen ocupar bastante te quepan. Siempre sabes que puedes complementarlo con un HDD secundario o una unidad externa.

Y recuerda que la tecnología NVMe marca una gran diferencia frente al resto. Es bastante más rápida… Esto sí que supone una mejora notable y no deberías escatimar en gatos para tu disco duro.

Por el resto de hardware, la verdad es que importa menos y puedes elegir el que quieras, siempre y cuando sea compatible con estos componentes elegidos aquí.

La mejor configuración para Adobe After Effects

Aquí tienes algunas buenas configuraciones para Adobe After Effects con precios diferentes. Puedes variar cada componente para crearte tu propia configuración y así adaptarla al precio que buscas gastar. Si eres un experto o profesional exigente, podrás elegir la más potente, pero si quieres ahorrar dinero y simplemente te gusta diseñar como aficionado, entonces puedes ir directamente a la más baja configuración.

En el apartado CPU he especificado una basada en Intel y otra en AMD, con tres subconfiguraciones diferentes. Una top para los más exigentes, otra intermedia y una de menor precio. El resto de componentes son comunes a todas ellas. De esta forma, puedes elegir la configuración base de tu microprocesador y luego unirla al resto de elementos del hardware.

CPU

Intel

  • Core i5 9600K
  • Intel Core i7 9700K
  • Intel Core i9 9900K

AMD:

  • AMD Ryzen 5 3600
  • AMD Ryzen 7 3700X
  • AMD Threadripper 2990WX

Placa base

Placa base

  • Intel: Gigabyte AORUS Z390 Pro Wif

AMD: 

  • ASUS Prime X570-P para el Ryzen 3XXX
  • MSI X399 SLI Plus para el Threadripper

RAM

  • Para resoluciones medias: 4x Kingston HyperX Fury 16GB DDR4 (64GB en total)
  • Para altas resoluciones: 8x Kingston HyperX Fury 16GB DDR4 (128GB en total)

GPU

  • Mayor rendimiento: NVIDIA GeForce RTX 2080 8GB
  • Más económica: NVIDIA GeForce RTX 2060 6GB

Disco duro primario

SSD Samsung 970 Pro 1TB M.2 PCIe NVMe

Disco duro secundario (opcional)

SSD Samsung 970 Pro 1TB M.2 PCIe NVMe

Fuente de alimentación

Seasonic FOCUS Plus 750 Platinum

Caja

Thermaltake Versa C23s

Los mejores ordenadores de Mac de Apple para Adobe After Effects:

En el caso de que quieras un Apple Mac para Adobe After Effects, las mejores opciones son:

  • Apple Mac Pro con Intel Xeon 12 Núcleos + 64 GB de RAM + AMD FirePro D700 de 6GB + 1TB SSD PCIe
  • Apple iMac Pro con Intel Xeon W 14 núcleos + 64 GB de RAM + AMD Radeon Pro Vega 64 16 GB + 1TB SSD PCIe

Esos son los dos equipos que mejores resultados han obtenido para Adobe Ae en el benchmark.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta