Disco duro externo no arranca ¿Cómo solucionarlo?

El disco duro externo es ya un elemento muy popular. Ya sea para extender la capacidad de la memoria interna de tus dispositivos y aliviarlos almacenando allí parte del contenido, para realizar copias de seguridad, o para conectarlos a tu Smart TV para acceder a tu música, fotos o vídeos.

Sea como sea, estos dispositivos pueden fallar en algunos momentos, lo que resulta un gran problema. Además, generalmente no se tienen copias de seguridad de ellos, ya que se usan como copias de seguridad. Por eso, si no te arranca, deberías conocer algunas posibles soluciones que te pueden sacar de un apuro.

Los fallos pueden ser muy diversos. Desde un problema con el puerto, con el controlador, con el sistema operativo que no lo reconoce, corrupción de la tabla de particiones o del FS, e incluso problemas del propio disco duro en sí.

Solución para los problemas de arranque del disco duro

Reparar disco duro dañado

Para comenzar a solucionar los problemas de arranque de un disco duro externo, lo primero es empezar por los problemas más simples hasta llegar a los más complejos:

Reinicia el sistema operativo

A veces, el sistema operativo no logra detectar adecuadamente el disco duro externo. No es un problema del disco en sí ni de ningún otro elemento de la pila de controladores. Simplemente algún problema interno no está dejando “ver” el disco duro.

Es habitual en algunos casos. Por ello, tienes que comenzar a reiniciar el sistema operativo y tratar de probar nuevamente. Si es eso, te evitará quebraderos de cabeza probando otras soluciones más complejas que no te llevarán a nada.

Comprueba las conexiones

Si lo anterior no resulta, intenta comprobar las conexiones del disco duro externo. Por ejemplo, trata de verificar lo siguiente:

  • Si el disco duro tiene adaptador de corriente para alimentación (y no se alimenta por USB), comprueba que esté suministrando energía. Observa si se enciende el LED. En caso de que esté apagado, podría ser un problema de suministro por problemas en el adaptador. Si está encendido, pasa al siguiente punto.
  • Lo siguiente es verificar la conexión del cable de datos. Es decir, del eSATA, Firewire o USB. Puedes probar a conectarlo a otro puerto (o a otro equipo) diferente del que has usado actualmente. Esto puede funcionar en algunos casos. Puede que no hagan bien contacto o que estén sucios.
  • Si nada de lo anterior te ha funcionado, el siguiente paso es probar si el cable de conexión está bien. Si tienes otro cable de otro disco duro que sea igual, intenta con otro cable. En caso de que con otro cable funciona, te estará indicando que el cable anterior está dañado y debe sustituirse.

Asegúrate de tener los controladores adecuados

Has llegado a este punto y sigue sin funcionar. Todo parece estar correcto, la luz LED se enciende, pero no parece haber actividad o el sistema operativo sigue sin reconocerlo. En ese caso, es probable que sea un problema de controladores.

Por lo general, casi todos los discos duros externos son USB, y deberías tener el driver instalado. Pero si has formateado recientemente, o es un PC recién montado, es probable que aún no lo tenga. En ese caso, trata de descargar el controlador específico para tu placa base o equipos. Suelen estar en la web del fabricante de tu placa base o equipo, en la zona de Soporte y descargas.

En caso de que ya se encuentre instalado, ve al Administrador de dispositivos de Windows 10. Luego busca Concentradores de bus serie universal. Despliega el menú, y haz clic con el botón derecho sobre la opción que pone USB y pulsa Actualizar controlador. Sigue los pasos y una vez terminado, intenta probar de nuevo.

Si existe algún problema con eso, puedes probar estos otros pasos para desinstalar el controlador problemático y volver a instalar:

  1. Entra en Administrador de dispositivos.
  2. Controlador de bus serie universal.
  3. Extiende el menú y comprueba que hay algún dispositivo como “No reconocido”.
  4. En caso afirmativo, ve a la pestaña Controladores, y allí elimina o desinstala el controlador. Es una solución más radical a la de actualizar, pero más efectiva en ciertos casos.
  5. Prueba a conectar nuevamente el disco duro externo, y ver si se reinstala automáticamente. En caso contrario, reinicia.
  6. Si ahora aparece, pero sigue sin acceder, intenta ir al apartado Administrador de discos. Allí intenta cambiar la letra de la unidad externa.

Verifica que no es un problema de las particiones

En ocasiones, nada de lo anterior parece funcionar. Si se trata de un disco duro externo nuevo, seguro que el problema es que carece de un formato y el sistema no lo puede abrir. Por ese motivo, para darle formato, los pasos a seguir son:

  1. Como la opción de ir a Equipo, pulsar con el derecho sobre la unidad correspondiente a tu disco duro externo y eligiendo Formatear, no va a funcionar, ya que no debería aparecer la letra de la unidad. Lo que tienes que hacer es dirigirte a Administrador de discos.
  2. Ahora, con la unidad conectada, verás que aparece un espacio sin formato correspondiente a dicha unidad externa.
  3. Si la partición aparece como Sin asignar y sabes que está vacía, selecciónala y haz clic en esta con el botón derecho. Luego selecciona Nuevo volumen simple.
  4. Una vez hecho eso, te permitirá dar formato (FAT o NTFS, según necsites) por primera vez. Una vez asignado el nuevo formato, ya será reconocible.

Si no es un disco duro nuevo, los pasos que puedes seguir para verificar que no se trata de problemas con la partición, formato o tabla de particiones son:

  1. Entrar en Símbolo del sistema o CMD.
  2. Ahora, ejecuta el comando “chkdsk [letra unidad:] /R” sin comillas y sustituyendo letra de la unidad por la que corresponda a tu unidad externa y pulsa INTRO. Por ejemplo, imagina que es F:, entonces el comando sería “chkdsk F: /R” sin comillas.
  3. Ese proceso iniciará una comprobación y tratará de solucionar problemas con las particiones en caso de que algo ocurra.
  4. Una vez finalice, introduce exit y pulsa INTRO.

Usa un software de recuperación de datos

Si ha ocurrido algún problema lógico en el disco duro y ya puedes acceder siguiendo los pasos anteriores, pero no tienes tus datos, o están corruptos, es probable que tengas que usar software de terceros para tratar de recuperar tus datos.

Trata de reparar la unidad de disco duro o envíalo al servicio técnico

En caso de que nada de lo anterior haya funcionado, lo más probable es que la unidad de disco duro esté dañada. Ya sea por un golpe, por problemas de sobrecalentamiento, porque ha legado al final de su vida útil, por problemas del motor/cabezales, o porque la PCB está dañada.

Algunos de esos problemas son recuperables si se envía al servicio técnico. Por ejemplo, se puede sustituir la PCB dañada fácilmente. Aunque no deberías proceder a manipularla si no sabes lo que haces.

Isaac

Isaac

Electrónico, apasionado de la tecnología y escritor. Además de impartir cursos de administración de sistemas GNU/Linux como preparación para las certificaciones LPI, e introducción a la supercomputación y la arquitectura de computadoras. Autor de la enciclopedia sobre microprocesadores "El Mundo de Bitman", así como otros manuales y colaborador de otros proyectos de código abierto... Siempre intentando aprender.

2 Comentarios
  1. La fuente de alimentacion es muy importante para todo el pc, yo tengo un ,disco duro extraible,En mi pc de cuarta generacion no hay manera solo se enciende la luz pero no lo mueve.En un ordenador viejo dual core lo reconoce a la primera los dos pc windows 10.
    Todos los drivers etc en su sitio.yo creo que la fuente de alimentacion ya no da la corriente necesaria si detecta los pendrivers pero no puede con un disco duro externo solo por usb sin alimentar.

Deje una respuesta

Todas las ofertas destacadas del Black FridayVer post
+
Guía Hardware
Logo