Configuración PC con AMD Threadripper

El AMD Threadripper se han transformado en uno de los chips más codiciados cuando se busca un alto rendimiento. De hecho, los TR de AMD se han transformado en los más rápidos y bestiales para equipos de escritorio (por algo lo han bautizado como el “destripador de hilos”). Y no es para menos, ya que han sabido heredar algunas características de los EPYC destinados a HPC.

AMD está ganando la batalla. Intel está teniendo graves problemas con su nodo de fabricación, lo que los tiene anclados en cuanto a miniaturización de los transistores integrados. Eso repercute directamente en la velocidad, pero también en la energía necesaria para alimentar a estos chips y en la cantidad de potencia disipada. De seguir así, llegarán a un TDP de cifras casi ridículas, afectando especialmente al sector de los portátiles.

En cambio, cuando AMD se transformó en una fabless y dejó atrás su época de IDM, muchos la criticaron. Pero ahora tienen libertad para elegir la foundry más adecuada para fabricar sus chips. Eso les ha permitido contar con TSMC para llegar al proceso de 7nm antes que Intel. Y unido a un gran diseño de sus nuevas microarquitecturas están haciendo mella en los productos de la competencia.

¿Qué es AMD Threadripper?

AMD Threadripper

AMD ha modificado la nomeclatura de sus microprocesadores y ha creado la marca Ryzen, aunque sigue manteniendo Athlon. Primero, debes saber qué es TR (Threadripper) y en qué se diferencia de los demás para saber si es lo que buscas o no. Y qué mejor que mostrar para qué están orientado cada uno de sus modelos:

  • V-Series / R-Series: son los embebidos o empotrados, es decir, chips de bajo consumo destinados a productos de bajo rendimiento. Puedes encontrarlo en algunos dispositivos de juego móviles, en pequeños portátiles, en miniPCs, etc. Su precio y rendimiento son los más bajos.
  • Athlon: es una marca que han recuperado para vender algunos chips que algunas capacidades algo capadas o mermadas con respecto a los Ryzen. Puedes encontrarlos en algunos portátiles baratos o sobremesas de bajo rendimiento.
  • Ryzen 3: son los chips destinados a lo que se conoce como entry-level. Es decir, para un nivel básico de rendimiento. Para aquellos que buscan un equipo para hacer cosas muy básicas, como ofimática, navegar por la red, multimedia, etc.
  • Ryzen 5: van un paso más allá en cuanto a rendimiento que los Ryzen 3. Es decir, en este caso están destinados a los usuarios mainstream. Para un uso convencional y donde estarían la mayor parte de los usuarios. Por ejemplo, para uso ofimático, para multimedia, navegación, e incluso edición o videojuegos de forma eventual.
  • Ryzen 7: son los destinados al sector de rendimiento (performance), usuarios que buscan algo más en sus equipos y que les darán un uso algo más intensivo que los mainstreams en cuanto a tareas pesadas como los gamers, etc.
  • Ryzen 9: estos otros están destinados a los entusiastas. A aquellos usuarios que no les importa pagar algo más para tener lo último en su equipo. Con un rendimiento que les permite tanto jugar a los videojuegos más exigentes con alto FPS, hasta otras tareas profesionales como edición.
  • Ryzen Threadripper: hay algunos usuarios que ni siquiera se contentan con un Ryzen 9. Buscan una potencia extrema, ya sea porque quieren lo más potente del mercado o porque usarán sus equipos como estaciones de trabajo. En estos casos AMD ofrece sus productos para el sector HEDT (High-end Desktop), es decir, los de mayor rendimiento de todos (y más caros). Por lo general, tendrán mayor número de núcleos (generalmente chiplets bajo el mismo IHS), por tanto más threads (hilos o hebras), más cache, más canales de memoria RAM, y más PCIe lanes. Esas vías extra permitirán, por ejemplo, agregar más dispositivos de expansión a alta velocidad como puede ser usar 4 tarjetas gráficas, 10 SSDs NVMe, etc., todo conectado de forma directa a la CPU.
  • EPYC: similares al os anteriores, pero destinados especialmente al sector HPC (supercomputadoras, servidores,…). Pueden ser similar a un TR, pero con algunas capacidades de E/S potenciadas para optimizar su trabajo en un equipo con un mayor paralelismo (MP). En el caso de AMD, ha usado una base común para su TR y el EPYC, que tienen muchas similitudes, solo que destinados a sectores diferentes.

También existen los marcados como H o U en sus numeraciones, que son APUs que integran CPU+GPU y van dirigidas especialmente a equipos móviles o compactos. Por ejemplo, para portátiles, AIO, miniPCs, etc. Incluso existen otros chips Pro, que son algunos Ryzen con ciertas características extras, especialmente tecnologías de seguridad para empresas.

¿Merece la pena?

Socket AMD Threadripper

Un AMD Threadripper tiene un precio bastante más elevado al de un microprocesador Ryzen inferior. Por eso surge la duda entre algunos usuarios de si realmente merece la pena el desembolso o no. Todo va a depender de para qué lo quieras…

¿Para qué no necesito un TR?

  • Uso cotidiano: para navegar, ejecutar programas multimedia u ofimáticos, para videojuegos eventualmente, y otras tareas similares, no hay nada de beneficioso en tener un AMD Threadripper. El desembolso de dinero que tendrás que realizar no compensa para este tipo de tareas.
  • Gaming: un Ryzen 5, 7 o 9, será suficiente para gaming. En este caso, el nivel de paralelismo que aporta un TR no influirá notablemente en el rendimiento de los videojuegos. Los videojuegos son programas que se benefician más de otros factores, como puede ser una mayor frecuencia, pero no aprovechan tanto el paralelismo a nivel de núcleos. Entonces, un TR no tendría tampoco sentido.

¿Cuándo necesito un Threadripper?

La compra de un TR de AMD solo tiene sentido en una situación:

  • Tareas pesadas: si quieres una estación de trabajo o workstation, y la vas a usar para tareas pesadas como la virtualización pesada, la codificación (audio/video), el renderizado, ciertos programas de simulación o científicos, en ese caso, un Threadripper podría ser la mejor solución.
    • Compilación / cálculo: en este caso, el simple hecho de contar con mayor cantidad de núcleos puede acelerar la tarea de compilar software, especialmente si se trata de grandes códigos.
    • Virtualización: el tener mayor cantidad de núcleos físicos te puede permitir destinar más VCPUs a cada máquina virtual que tengas en marcha. En este caso, contar con una gran cantidad de RAM te ayudará. El resto de elementos será algo secundario.
    • Codificación: aquí también importa más la CPU que la GPU como algunos pueden pensar. Por tanto, un Ryzen 9 o un Ryzen TR pueden acelerar mucho el proceso y que una tarea de horas se transforme en algo mucho más ligero.
    • Renderizado: además de lo dicho para la codificación, aquí si que sería interesante contar con una GPU potente que ayude en el renderizado.

Esos programas sí que se beneficiarán del paralelismo más alto (cores/threads) y conseguirán realizar las tareas en mucho menor tiempo que con un Ryzen. Eso supone mayor productividad para el profesional.

Mejores configuraciones para AMD Threadripper

Ahora que ya conoces lo que es un AMD Threadripper y lo que puede hacer por ti y tu trabajo, vamos a mostrar algunas buenas recomendaciones para obtener una gran configuración con TR como base. Incluiré tres, una más barata, otra intermedia y otra más cara y de mayor rendimiento. Con eso creo que cubrirá las necesidades de la mayoría de los que buscan un equipo HEDT profesional:

AMD Threadripper (ideal para cálculo, compilación…)

Aunque la serie 2XXX de Threadripper lleve ya unos años en el mercado, puede ser una opción para presupuestos más ajustados que necesiten de un procesador de esta gama. Si puedes permitírtelo, ve directamente a la serie 3XXX

AMD Threadripper (ideal para virtualización)

AMD Threadripper (ideal para renderizado)

Isaac

Electrónico, apasionado de la tecnología y escritor. Además de impartir cursos de administración de sistemas GNU/Linux como preparación para las certificaciones LPI, e introducción a la supercomputación y la arquitectura de computadoras. Autor de la enciclopedia sobre microprocesadores "El Mundo de Bitman", así como otros manuales y colaborador de otros proyectos de código abierto... Siempre intentando aprender.

Guía Hardware
Logo