Windows no reconoce disco duro externo ¿Cómo solucionarlo?

Un problema bastante frecuente en Windows es cuando intentas conectar un disco duro externo y el sistema operativo no lo reconoce. Los motivos por los que esto sucede pueden ser muy diversos, desde problemas con el sistema operativo, drivers, e incluso algunos problemas del dispositivos de hardware.

No obstante, la gran mayoría de ellos se puede solucionar de una forma muy simple. Si te ha ocurrido recientemente alguno de estos problemas, podrás seguir estos sencillos pasos para solventar el mal que te impide acceder a tus datos.

Comprueba que el disco duro está bien conectado

A veces, un error muy común puede ser simplemente que no esté bien conectado, tanto en el caso del cable de datos como en el de alimentación (si lo tiene). Además, puede que la suciedad o el puerto concreto haya dejado de funcionar. Por tanto, trata de probar tu disco duro en otro puerto diferente, o en otro equipo que tengas, para descartar que sea un prolema del propio puerto.

Realiza otras comprobaciones extra

El siguiente paso es realizar algunas comprobaciones extra de ciertos problemas que podrían estar evitando que Windows 10 pueda reconocer tu disco duro externo. Esas comprobaciones son tan simples como:

  • ¿Se escucha ruidos raros? Si se escucha un sonido habitual en los HDD (los SSD no suenan), es totalmente normal, e indicará que el disco se encuentra girando. Pero si notas ruidos raros, como roces, sonidos metálicos, etc., podrían estar indicando que el disco duro está llegando al fin de su vida.
  • ¿LED encendido? Si el disco duro cuenta con un LED de actividad, comprueba que está encendido o parpadeando. Eso indicará que está funcionando o que le llega bien alimentación. Si está apagado podría ser síntoma de falta de alimentación o por fallo de hardware.
  • ¿Problema con el driver? El controlador o driver puede ser otro de los focos de problemas. Para comprobar si tienes algún problema de este tipo, puedes entrar en Administrador de Dispositivos > Unidades de disco, despliega el menú y comprueba si el disco duro está presente en la lista y si tiene algún símbolo de exclamación. Si tiene un símbolo, es probable que tenga un problema con el controlador. Actualiza o instala el controlador USB (o el conector que sea). Puedes pulsar con el botón derecho sobre la unidad correspondiente y seleccionar Actualizar controlador.

¿Tiene tabla de particiones y formato? (disco duro nuevo)

En caso de que hayas comprado un disco duro externo nuevo, es probable que no venga con un formato. Es frecuente en algunos casos, especialmente si has comprado una carcasa y has empleado un disco duro interno para adaptarlo como externo.

En ese caso, es imposible que Windows 10 lo pueda reconocer, ya que no tendrá una estructura reconocible de datos. Además, ni siquiera mostrará una unidad.

Para solucionar esto, los pasos a seguir son:

  1. Con el disco duro externo conectado al PC, ve al Administrador de discos de Windows.
  2. Ahora, te mostrará las unidades instaladas en tu equipo, y debería estar la nueva unidad externa. Pero no tiene unidad, aparece en color negro, y como desconocida. Pulsa sobre ella con el botón derecho y elige Nuevo volumen simple.
  3. Se abrirá un asistente, y le puedes asignar la letra de unidad que quieras, elegir el formato (FAT32, NTFS), generalmente mejor NTFS si es un disco duro de gran capacidad.
  4. Sigue el asistente hasta finalizar, y ahora aparecerá en azul y ya tendrás la unidad disponible para acceder a ella.

Corrupción de datos o formato RAW

Es posible que el disco duro externo tenga un formato corrupto o RAW (crudo), ya sea por fallos de software, hardware, o por que haya sido afectado por algún malware. Para poder solucionar esto, deberás dar formato, aunque debes saber que si existía algún dato se perderá.

  1. Dirígete al Administrador de discos de Windows.
  2. Ahora, te mostrará las unidades instaladas en tu equipo, y debería estar la nueva unidad externa. Pero aparece como corrupta o RAW. Pulsa sobre ella con el botón derecho y elige Formatear.
  3. Se abrirá un asistente, y le puedes asignar la letra de unidad que quieras, elegir el formato (FAT32, NTFS), generalmente mejor NTFS si es un disco duro de gran capacidad.
  4. Sigue el asistente hasta finalizar, y ahora aparecerá en azul y ya tendrás la unidad disponible para acceder a ella.

Se ha perdido letra de la unidad

Si todo lo anterior está ok, pero se ha perdido la letra de la unidad, entonces Windows no podrá manejar el disco duro externo, pero se puede solucionar muy fácil asignando una nueva letra:

  1. Ve al Administrador de discos de Windows.
  2. Ahora, te mostrará las unidades instaladas en tu equipo, y debería estar la nueva unidad externa. Pero aparece sin letra. Pulsa sobre ella con el botón derecho y elige Cambiar la letra y rutas de acceso a la unidad.
  3. En la ventana elige Agregar.
  4. Asigna la letra de la unidad y acepta. Debe ser una letra que no esté ya en uso.

¿Unidad protegida contra escritura?

Asegúrate de que la unidad no está protegida contra lectura o escritura. Algunas unidades tienen switches para esto.

Nada de lo anterior funciona

Entonces, lo más probable es que sea un problema de hardware. Puede que tu disco duro haya dejado de funcionar y necesite reparación o sustitución.

Isaac

Isaac

Electrónico, apasionado de la tecnología y escritor. Además de impartir cursos de administración de sistemas GNU/Linux como preparación para las certificaciones LPI, e introducción a la supercomputación y la arquitectura de computadoras. Autor de la enciclopedia sobre microprocesadores "El Mundo de Bitman", así como otros manuales y colaborador de otros proyectos de código abierto... Siempre intentando aprender.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Todas las ofertas destacadas del Black FridayVer post
+
Guía Hardware
Logo