Guía Hardware

¿Por qué mi PC se congela y no responde?

Actualizado a: 16 de febrero de 2023

Que tu PC experimente problemas de vez en cuando es casi inevitable, ya que los ordenadores se han convertido en máquinas complejas en los que muchas cosas pueden fallar. Sin embargo, no tienes que preocuparte si estás experimentando problemas en los que notas que el sistema se congela o no responde, los famosos «crash». Hay una solución.

En este tutorial podrás conocer cuál es el origen de tu problema, ya que puede deberse tanto a problemas de software como de hardware, y una vez identificado proceder a solucionarlo.

Solución: Mi PC no se conecta a Internet

Problemas de temperaturas

Hardware dentro de portátil

Entre los problemas más habituales por los que un PC se congela o no responde puede estar la temperatura. Cuando la temperatura es alta en la CPU, hayas o no hayas realizado overclocking, entonces podrían darse estos problemas. No obstante, los modelos actuales de procesador suelen contar con sistemas para evitar temperaturas demasiado altas mediante thottling.

Sin embargo, en algunos días calurosos o en equipos con un mal mantenimiento donde el polvo y la suciedad se ha acumulado en los sistemas de refrigeración, o en el que no se ha renovado la pasta térmica durante años, podrían darse estos problemas de sobretemperatura que podrían generar inestabilidad en el sistema o bloqueos.

Por esto, te recomendamos realizar un buen mantenimiento de tu equipo para tener el sistema de refrigeración siempre en perfectas condiciones. Además de eso, asegúrate de que los ventiladores funcionan correctamente. Y siempre monitoriza las temperaturas máximas de cada componente para asegurarte de que no son demasiado elevadas.

Además, en caso de que hayas realizado OC en tu CPU, deberías plantearte montar un sistema de refrigeración superior, ya que si la temperatura sube demasiado tras el aumento de frecuencia y voltaje, entonces podrían comenzar los reinicios inesperados, los bloqueos, y demás problemas.

¿Problema de software o hardware?

opciones modo seguro Win10

Una posible comprobación si lo anterior no te ha funcionado es probar en el modo a prueba de fallos de Windows. En este modo, el sistema operativo solo carga los archivos estrictamente imprescindibles para el funcionamiento y tampoco incluye algunos controladores de hardware, ni tampoco algunos servicios, o programas que se pueden ejecutar durante el funcionamiento normal, incluyendo el malware.

De esta forma, al descargar todos esos «extras» del modo normal, podrás comprobar si se trata de un problema de software o de hardware. Si tras inicial en este modo sigues teniendo problemas, entonces es probable que sea un problema de hardware. En cambio, si los problemas desaparecen en este modo, entonces deberías decantarte por un problema de software.

Para poder arrancar en este modo a prueba de errores de Windows, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Arrancar el PC desde el botón físico
  2. Tan pronto como salte la pantalla con el logo y se inicie la carga del sistema, volve a reiniciar el equipo con el botón de reset o manteniendo pulsado el botón de arranque si es un portátil.
  3. Este proceso lo realizamos tres veces. Así el sistema entenderá que hay algún problema al arrancar y nos dará las opciones que queremos.
  4. A la tercera deberá salir el menú de recuperación. Desde este menú, seleccionamos la opción Configuración de inicio.
  5. Y una vez dentro de esta opción, elige la opción 4.

Problemas de los componentes de hardware

memorias RAM para el Intel Core 12ª Gen

Además de las temperaturas, otro problema posible que cause estos bloqueos en el sistema podría ser que algún componente de hardware estaría fallando. Estos síntomas pueden ser avisos de que algo no va bien, concretamente, deberías prestar especial atención a los siguientes componentes:

  • Fuente de alimentación: la PSU es la encargada de dar la energía que tu PC necesita para funcionar. Si no está suministrando los voltajes correctos, podría generar este tipo de problemas sin previo aviso. Te aconsejo que compruebes los voltajes de alimentación con ayuda de un multímetro.
  • Memoria RAM: también suele ser habitual que el sistema se bloquee en algunos momentos debido a que la memoria RAM está fallando, aunque lo habitual es que muestre un pantallazo azul y se reinicie. Te aconsejo que pases un test a tu memoria, como Memtest+.
  • Disco duro: otro posible causante de problemas de congelación o no respuesta puede ser el medio de almacenamiento, ya sea un SSD o un HDD. Esto también puede ser indicativo de que algo va mal en esta unidad. Por eso, deberías comprobar su estado con una herramienta S.M.A.R.T. (p.e. CrystalDiskInfo) y hacer una copia de seguridad lo más rápido que puedas.
  • GPU: el síntoma más claro es el bloque cuando jugamos o cuando se reproduce vídeo. En estos casos, para certificar que se trata de la GPU y no de otro problema, puedes pasar un test de estrés a ésta, como los benchmarks Heaven UNIGINE, PassMark, 3DMark, etc.
  • CPU: es otro componente crítico que también puede causar este tipo de problemas, especialmente por sobrecalentamiento, aunque también podría estar fallando. Para comprobar el estado de tu CPU, sométela a un test de estrés usando software de benchmarking como CineBench, PassMark, etc.

Para cerciorarte de que se trata de un fallo de hardware, y no de software, es que, tras instalar de nuevo Windows en el equipo (o el sistema operativo que uses), este continúe dando los mismos problemas. Entonces es un fallo de hardware con seguridad.

Problemas con las particiones y formatos

disco duro 100% soluciones Windows

Si se trata de un problema lógico del disco duro, es decir, que no es algo físico, entonces es probable que esos problemas estén causados por fallos en el sistema de archivos, formato, etc. Para esto, Microsoft cuenta con herramientas que te pueden ayudar a recuperar el sistema sin tener que cambiar nada.

Una de estas herramientas es el comando CHKDSK que analiza, verifica y repara las unidades de almacenamiento a nivel lógico, ya sea un SSD o un HDD. Por ejemplo, podría reparar sectores dañados, datos corruptos necesarios para el buen funcionamiento del sistema operativo, etc. Para poder ejecutar este comando, puedes ir al Símbolo del Sistema o CMD, o también al PowerShell, y ejecutar éstos terminales con permisos de Administrador. Una vez tengas el prompt delante, debes ejecutar el siguiente comando:

chkdsk c: /f /r /x

Tras pulsar INTRO se ejecutará, espera a que realice su trabajo.

Si el error es tan grave que no te deja hacerlo desde tu sesión, puedes usar un medio booteable con el medio de instalación de Windows para ejecutarlo desde allí. Cuando lo arranques, elige la opción Reparar el equipo en vez de Instalar. Luego selecciona Opciones Avanzadas y después Símbolo del sistema. Desde allí ejecuta CHKDSK usando la letra de la unidad que esté fallando, en este caso suponemos que es C:.

Por otro lado, también puedes usar otro comando llamado SFC. Son las siglas de System File Checker, que sirve para buscar y reparar daños en los archivos del sistema. Esto podría solucionar problemas con las claves del registro, y otros ficheros críticos del propio sistema operativo que están causando los cuelgues. De esta forma, se solucionará el problema sin necesidad de reinstalar Windows.

Nuevamente puedes usarlo desde CMD o PowerShell o desde un medio booteable. Y la sintaxis del comando es:

sfc /scannow

Pulsa INTRO tras escribirlo y espera a que se termine de ejecutar.

Comprobar la integridad de la memoria RAM

También deberías comprobar la integridad de la memoria RAM, y no solo de tu unidad de disco duro. Para ello, Windows también tiene una herramienta built-in que te ayudará a ello. Además, identificar los fallos de RAM es fácil, ya que suele causar además de los bloqueos pantallazos azules y con mensajes tipo «Memory Management»…

Otros síntomas de problemas en la RAM pueden ser la copia fallida de ficheros, o encontrarnos con ficheros ilegibles o corruptos. Para diagnosticar la memoria RAM desde Windows sin tener que instalar nada, puedes ejecutar desde un medio booteable:

mdsched

Es importante el detalle del medio booteable, ya que se debe realizar tras un reinicio del equipo y antes de cargar el sistema operativo. Y recuerda que si aparecen celdas en mal estado, esto sería suficiente para causar estos problemas de congelación o no respuesta.

Los equipos de consumo general utilizan memorias Non-ECC o sin comprobación de errores, mientras que solamente en estaciones de trabajo, servidores y HPC se usan las ECC con placas compatibles para dar más seguridad.

Otra opción para comprobar la integridad de la memoria es pasar otros tests que te explicamos aquí.

Problemas de malware

Si nada de lo anterior ha surtido efecto, es el momento de plantearse que pueda ser un problema de malware. El código malicioso también podría generar reinicios, bloqueos y otros muchos problemas. Por ello, hay que analizar el sistema en busca de este tipo de software malicioso y eliminarlo.

Desde el modo seguro también podremos utilizar software antimalware como Windows Defender o el de Malwarebytes.

Windows Defender es un muy buen antivirus que está ya integrado con Windows, por lo que no necesitarías en principio de un antivirus de terceros. Para poder ejecutar este antivirus en busca de malware deberías seguir estos sencillos pasos:

  1. En la barra de tareas pulsa doble clic sobre el icono que es como un escudo.
  2. En esta ventana accedemos a Protección de antivirus y contra amenazas.
  3. Luego ve a Opciones de examen.
  4. Elige la opción Examen de Windows Defender sin Conexión.
  5. Ahora espera a que termine el análisis y comprueba si detectó algo.
  6. SI no detectó nada, piensa en usar un software adicional para una segunda opinión. Por ejemplo, Malwarebytes.

Problemas con la cuenta de usuario

Windows 11

Cuando el sistema se congela al tratar de iniciar sesión con nuestro usuario, es probable que algún archivo relativo a la cuenta de usuario que usemos esté corrupto o dañado, o haya sido eliminado accidentalmente. En estos casos se deberá usar una cuenta de usuario distinta a la que falla para desde allí tratar de recuperar este usuario. Sin embargo, pocos tienen una segunda cuenta hecha. Solo suele ser frecuente la del administrador.

En caso de no tener una segunda cuenta, deberías entrar en modo seguro o modo a prueba de fallos de Windows como te hemos indicado anteriormente. Una vez dentro de ese modo, debes usar CMD para ejecutar los siguientes comandos:

DISM.exe /online /Cleanup-Image /Scanhealth

DISM.exe /online /Cleanup-Image / StartComponentCleanup

DISM.exe /Online /Cleanup-Image /restorehealth

Esto debería solucionar los problemas con tu cuenta de usuario. Si no se soluciona, entonces deberías pasar al siguiente apartado.

Congelaciones mientras se ejecutan videojuegos o vídeos

Tarjeta gráfica pc gaming vs portatil gaming

Otro de los problemas cuando el sistema se bloquea o no responde tienen que ver con el sistema gráfico. En estos casos la congelación sucede cuando se están ejecutando videojuegos o vídeos durante un prolongado tiempo. Para realizar las comprobaciones necesarias y solucionar el problema, deberías seguir estos puntos:

  • Problema de temperaturas: es posible que los problemas de temperatura de la GPU o tarjeta gráfica que hemos citado anteriormente podrían estar causando el problema. En estos casos, se podría mejorar sustituyendo la pasta térmica o mejorando el sistema de refrigeración de la GPU. Además, es posible que si has realizado overclocking en la GPU debas volver atrás. Existen multitud de programas para monitorizar las temperaturas como HWINFO, AIDA64, etc.
  • Hardware insuficiente: no todos los juegos pueden ser ejecutados en todos los ordenadores, así que debemos mirar antes los requisitos mínimos del videojuego y ver si se corresponden con lo que tenemos. Ten en cuenta que, si no se cumplen los requisitos mínimos, en muchos casos el videojuego no se llegará a ejecutar, pero en otros casos lo hará de forma errática, por ejemplo, congelándose.
  • Problemas con los drivers de la GPU: otro motivo habitual es el problema con los drivers de nuestra GPU NVIDIA, AMD o Intel. Es recomendable comprobar que contamos primero con el driver correcto, que la versión está actualizada, y que no esté corrupto llegando a reinstalarlo si fuese necesario. Los problemas con los drivers de la GPU pueden causar incluso que el sistema no arranque, además de cuelgues, etc. Recuerda que puedes usar DDU para hacer instalaciones limpias de los controladores gráficos.
  • Juego mal instalado: algunos usuarios también han reportado problemas de este tipo por un videojuego mal instalado. Por tanto, trata de reinstalar el videojuego con el que te ocurre este problema para ver si es eso.
  • Problemas con la API gráfica: finalmente puede deberse a un problema en la API gráfica que estás usando, como DirectX, Vulkan u OpenGL. Trata de reinstalar estas APIs en tu sistema operativo o de comprobar que estén actualizadas.

Problemas con Windows Update

Windows Update

Las actualizaciones de Windows Update muchas veces son un foco de problemas frecuentes, ya sea porque no termina de instalar alguna de ellas, porque se queda pillado en la pantalla de reinicio o porque la actualización genera algún otro tipo de problema, como pueden ser los cuelgues o que el sistema deje de responder. Por tanto, también deberías comprobar si los problemas han llegado tras una actualización. Si es así, deberías volver atrás y desinstalar dicha actualización.

Para poder desinstalar una actualización que creas que está generando el problema, deberías seguir estos pasos:

  1. Ve a Inicio
  2. Luego a Configuración
  3. Selecciona Windows Update
  4. Después ve a Historial de actualizaciones.
  5. Desinstalar actualizaciones.

Desde allí podrás eliminar las actualizaciones sospechosas de estar generando el problema.

Archivos del sistema corruptos o borrados

activar Windows 10 gratis con comandos CMD

Si las soluciones anteriores no han surtido efecto y todavía se congela tu sistema, entonces es posible que el causante de todo esto sea algún archivo del sistema operativo que esté corrupto o que haya sido eliminado de forma accidental. En tal caso, lo mejor es restablecer el sistema a un punto de restauración anterior si lo tienes creado, reinstalar Windows, o directamente restablecer a como venía de fábrica.

Antes de hacer esto, haz una copia de seguridad de todos tus datos, puesto que se podrían perder durante el proceso. Una vez hecha, los pasos a seguir son:

  1. Pulsa el botón Shift mientras eliges la opción Reiniciar de tu Windows.
  2. Verás que aparece una ventana azul donde debes elegir la opción Solucionar problemas.
  3. Luego ve a Restablecer equipo.
  4. Sigue los pasos del asistente para dejar Windows como el primer día.

Una vez conseguido, el equipo debería funcionar sin problemas si era este el causante de los cuelgues.

Consejos para evitar cuelgues en Windows

Hasta aquí han llegado las posibles causas y las soluciones que puedes aplicar para que tu Windows deje de tener problemas de cuelgues o deje de responder. Ahora, también sería interesante terminar con algunos consejos para poder prevenir o minimizar estos problemas de cara al futuro. Estos consejos son:

  • Mantenimiento: siempre deberías tener un buen mantenimiento del equipo para mantener las temperaturas correctas. Esto pasa por evitar que las ranuras de ventilación estén obstruidas, y limpiar los disipadores y ventiladores cada cierto tiempo.
  • Renovar la pasta térmica: la pasta térmica se degrada, por lo que se debería renovar cada 3 años aproximadamente. Esto puede suponer unos grados de diferencia en la temperatura de tu CPU.
  • Monitoriza las temperaturas: deberías monitorizar las temperaturas de tus componentes de hardware para tenerlas siempre en valores adecuados y actuar cuando suben demasiado. Por supuesto, tampoco estría de más realizar algunos tests de evaluación como comprobar el estado de la batería, de tu unidad de almacenamiento (S.M.A.R.T.), etc.
  • SAI: también sería oportuno comprar un SAI o sistema de alimentación ininterrumpida que pueda evitar cortes repentinos que causen corrupción de archivos. Y si estos elementos tienen tecnologías de protección activas o pasivas para picos o sobretensiones, mucho mejor.
  • Actualiza: para no tener problemas de software o con los drivers, lo mejor es mantener siempre el sistema actualizado.
  • Seguridad: instala siempre una buena suite antivirus en tu sistema para evitar malware. Además, deberías evitar navegar por sitios inseguros o descargar programas gratuitos de páginas como programas.com, softonic, etc., o piratas que podrían estar infectados.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Con una amplia y sólida trayectoria en el campo de la electrónica, he acumulado una extensa experiencia. Mi pasión por la tecnología y la informática me ha impulsado a dedicar décadas de mi vida al estudio y desarrollo de soluciones en este fascinante sector. Como técnico electrónico, he tenido el privilegio de trabajar en una variedad de proyectos y desafíos, lo que me ha permitido adquirir un profundo conocimiento y experiencia en la creación, diseño y mantenimiento de dispositivos electrónicos.

>
Guía Hardware
Logo