Guía para formatear e instalar Windows 10 desde cero

Guía para formatear e instalar Windows 10 desde cero
5 (100%) 2 votes

 

Ya sea porque quieres instalar este sistema operativo de Microsoft en tu nuevo equipo o porque tengas una versión anterior u otro sistema operativo instalado en él y quieras tener Microsoft Windows 10 como único sistema operativo, te enseñaremos cómo poder instalarlo paso a paso en nuestra guía.

Por lo general, muchas personas suelen tener algo de respeto a la hora de formatear o instalar el sistema operativo si no tienen conocimientos algo más profundos de informática, porque creen que puede ser algo peligroso o dejar inutilizado su equipo, pero como veréis no es una tarea tan crítica y resulta sencilla si seguimos estos pasos.

Instalación de Windows 10 paso a paso

Hemos querido crear una guía lo más genérica posible para ti, por tanto, hemos creado una serie de pasos que en función de tu caso, deberás seguir desde el inicio o te podrás saltar algunos pasos como te indicamos.

Antes de comenzar, yo me aseguraría que tu equipo soporta Windows 10, es decir, que cumpla los requisitos mínimos recomendados por Microsoft. Si ya has usado Windows 10 en dicho equipo previamente no habrá problema, pero si es la primera vez, observa que tengas al menos:

  • CPU: Intel, AMD de al menos 1 Ghz
  • RAM: 2GB o más
  • Disco duro: al menos 16 GB (32-bit) o 20GB (64-bit)
  • Tarjeta gráfica: compatible con DiretX 9.0 o superior
  • Pantalla: resolución mínima 800×600

Si tu hardware cumple con esas especificaciones, continúa leyendo nuestra guía…

1-¿Instalación desde cero o restauración?

Lo primero que debes preguntarte es si es un equipo de marca o un clon que te han montado en alguna tienda especializada o has montado tú mismo. Esto es importante porque en el caso de los equipos de marca, tanto de sobremesa como portátiles (ASUS, Acer, Lenovo, HP, MSI, etc.) suelen tener una partición especial que viene con el sistema operativo Windows para restaurar el equipo a como salió de la fábrica.

1.A-Restauración:

Recovery Mode en un Acer

En el caso de que ese sistema operativo que venía con el equipo sea Windows 10 y no otra versión, y queramos volver a instalarlo o restaurarlo a como venía cuando lo compramos, nos podremos saltar el paso 2, 3, 4 y 5 como veremos. Esto se debe, a que cuando arrancamos el equipo de marca, podremos usar una combinación de teclas para entrar en el menú de restauración.

Desde allí se nos preguntará qué queremos hacer, si restaurar la versión actual de Windows 10 o si queremos eliminar todos los datos y restaurar el equipo desde cero, es decir, para que quede como el primer día que lo adquirimos. Recuerda que la primera opción mantendrá tus archivos y configuraciones, mientras que la segunda los elimina (no olvides hacer backups o copias de seguridad si lo necesitas o los perderás).

Para iniciar el procedimiento de instalación de un nuevo SO Windows 10, podemos revisar el manual de usuario de nuestro equipo de marca si aún lo conservamos. En caso de no tenerlo, en la página que del fabricante encontraremos la información e incluso el manual para descargar en PDF. También puedes acudir a foros y otros blogs que lo explican.

Si no hemos manipulado las particiones que venían de fábrica y el sistema de restauración y la imagen del Windows que viene en el equipo está intacta, podremos seguir los siguientes paso. Te aquí te voy a explicar el procedimiento para las marcas más populares:

  • Arranca el equipo.
  • Cuando veas el logo de la marca: Acer, ASUS, HP, Dell,… pulsamos la combinación de teclas siguiente:
    • Acer: pulsar Alt+F10.
    • ASUS: F9
    • Gigabyte: F9
    • HP/Compaq: F10 o F11
    • Lenovo: F11
    • MSI: F3
    • Samsung: F4
    • Sony: F10
    • Toshiba: 0 + Botón encendido
    • Dell: F8 o F10
  • Una vez inicia el modo Recovery de nuestro equipo, el procedimiento sigue siendo similar para todos. Nos mostrará un mensaje “Espere”.
  • Nos solicita elegir una opción, y debemos seleccionar “Solucionar problemas”.
  • Tras eso, clic en “Restablecer equipo”.
  • Y finalmente aparecen dos opciones, una es para mantener tus archivos y configuraciones y la otra “Quitar todo”. Para una nueva instalación debemos seleccionar esa segunda para borrar todo.
  • Ahora, salta al paso 5 de nuestra guía para seguir desde allí, puesto que lo próximo es el menú de instalación.

Sean portátiles o sobremesa, el procedimiento suele ser similar. En caso de contar con alguna otra marca o no funcionar el procedimiento que explico, consulta directamente la página oficial para tu modelo exacto.

Por cierto, existen otro modo desde el propio inicio de Windows para iniciar en este modo, pero creo que este es más sencillo y además permite iniciar el modo Recovery incluso si nuestra instalación previa está dañada y no inicia el sistema…

1.B Desde cero (Preparar medio de instalación):

Si nuestro equipo no contaba con una instalación previa de Windows 10 o no es un equipo de marca y queremos instalarlo desde cero, en este caso, puede que ya tengamos un medio de instalación que hayamos comprado anteriormente (pendrive o un DVD) con el sistema operativo Windows 10 listo para instalar.

Si ya disponemos de un medio de instalación, pasamos al paso 3… En caso contrario, seguir los siguientes pasos (2).

2-Conseguir un medio de instalación:

Descarga Windows 10

Si no es así, tendremos que preparar nuestro medio de instalación previamente. Para ello podemos elegir entre dos opciones diferentes:

*Descargar la ISO y quemar nosotros mismos en el medio de instalación elegido:

Para conseguir una copia legal de Windows 10, puedes adquirirlo en cualquier tienda de informática en las distintas ediciones disponibles: Home, Pro, Server, etc. También puedes descargar directamente una ISO desde la web de Microsoft si ya cuentas con una licencia o comprar dicha licencia.

Descargar – https://www.microsoft.com/es-es/store/b/windows

Desde esta zona de descargas, podrás seleccionar la edición que quieres y adquirir un pendrive (de al menos 8GB) con el sistema de instalación de Windows 10 o directamente descargar la ISO para grabarlo tú mismo en un pendrive o DVD.

Una vez has obtenido la imagen ISO de Windows 10, puedes optar por diversas opciones o programas para crear el USB booteable o el DVD. Para DVDs tenemos programas como Nero y alternativas similares.

En cambio, para crear el USB booteable con Windows 10 podemos optar por Unetbootin, Yumi, etc., donde podemos seleccionar la localización de la imagen ISO descargada en nuestro equipo, y a partir de ahí tendremos un menú gráfico intuitivo que seguir para poder generar nuestro medio USB para la instalación de Windows.

*Usar Rufus, la herramienta oficial de Microsoft para Windows 10:

Te aconsejo esta herramienta, ya que lo integra todo, comenzando por la descarga de la ISO de Windows 10 adecuada, hasta la creación del medio de instalación.

Descargar Rufus – https://go.microsoft.com/fwlink/?LinkId=691209

Una vez tengamos la herramienta descargada, podemos ejecutar el .exe de Rufus para que inicie el asistente y seguir los pasos:

  1. ¿Qué desea hacer? Es la primera pregunta que se nos hace, en nuestro caso seleccionamos la opción “Crear medios de instalación” y damos a Siguiente.
  2. Seleccionamos los datos de idioma, edición de Windows 10 que queremos y arquitectura. Si no lo conoces bien, puedes seleccionar la opción “Usar las opciones recomendadas para este equipo” y el sistema las detectará automáticamente aunque no hayas rellenado los campos. Siguiente.
  3. Elegimos el tipo de medio que queremos para la instalación, ya sea un pendrive USB o una ISO para DVD. Siguiente.

¡No te preocupes si el proceso parece tardar demasiado o se queda congelado en algún momento, suele ocurrir en algunos casos! Espera un tiempo prudente antes de forzar el cierre.

Ahora esperaremos a que termine el proceso y haremos lo que nos va indicando el asistente para generar nuestro medio de instalación. Una vez termina, ya lo tendremos listo para saltar al paso 3.

3-BIOS/UEFI:

Boot BIOS Priority

En caso de disponer ya de nuestro medio de instalación y no optar por el Recovery Mode de un equipo de marca, debemos insertar el DVD con nuestro sistema de instalación generado en el paso anterior o el pendrive USB en el puerto de nuestro equipo.

Al arrancar el equipo (si estaba ya iniciado, reiniciaremos para poder acceder al menú), debemos entrar en nuestro BIOS/UEFI para que de prioridad al medio de instalación que hayamos elegido, por tanto, deberíamos poner en el menú el USB o lector de DVD como primario para que se pueda iniciar la instalación.

Para entrar, nada mas arrancar y mostrar el logo inicial, comienza a pulsar varias veces la tecla adecuada hasta que entres en el menú principal de tu BIOS o UEFI. Dicha tecla puede variar en función de la marca del equipo o placa base, pero por lo general suele ser Supr, o Esc, o F2, o F9,…

¡Recuerda que algunos teclados, en las teclas de F1-F12 tienen varias funciones, y para activar las teclas de función se necesita pulsar conjuntamente la tecla Fn que aparecerá en tu teclado! Es un error muy común de algunos principiantes…

Puedes consultarlo en el manual de tu placa base con exactitud. Si no lo tienes, puedes ir a la web oficial del fabricante de tu placa base o equipo y descargarlo en PDF. También puedes consultar la ayuda del mismo fabricante…

Una vez dentro, también podremos ver diferentes menús en función de si es un BIOS de una u otra marca, y si es un UEFI. Por lo general, en AMI, Award y Phoenix modernas, deberás desplazarte a la pestaña Boot o Boot Priority del menú usando las flechas del teclado.

En caso de UEFI, es probable que tengas una interfaz gráfica más intuitiva y traducida a tu idioma en la que puedes usar el ratón. En dicha interfaz puedes seleccionar también la opción Boot y dentro podrás seleccionar el medio adecuado.

Tanto si es BIOS como UEFI, dentro de Boot seleccionamos la unidad USB o el DVD (o CD-ROM) como medio primario, es decir, en el medio donde el firmware buscará primero el sistema operativo o medio para instalar al arrancar el equipo. Las opciones, nuevamente varían en función del fabricante de firmware, pero suele ser First Boot Device, o Boot Device Control, o Boot Option #1, etc.

Una vez conseguimos seleccionar como medio primario al medio de instalación que tenemos preparado, pulsamos F10 y saldremos del BIOS/UEFI guardando los cambios. El equipo se volverá a reiniciar y debe de reconocer el medio de instalación, iniciando el menú para comenzar con la instalación.

Estate atento a la pantalla, porque puede que te aparezca el mensaje “Pulse una tecla para iniciar…” y debes pulsar cualquier tecla del teclado para que comience.

4-Inicio de la instalación:

Si has usado la opción de Recovery Mode, no tendrás que hacer nada, el software del equipo se encargará de hacerlo todo mientras se te muestra una barra de proceso en pantalla. Al tener las configuraciones ya predefinidas y las particiones ya preestablecidas por el fabricante, el sistema sabrá qué hacer y eliminará, generará las unidades que tengamos y les dará formato.

Probablemente nos aparecerá una ventana recordándonos que los datos se borrarán, si hemos hecho copia de seguridad o no queremos mantenerlos, aceptamos y continuará…

En el caso de haber creado por nuestra cuenta el medio de instalación, seguiremos los siguientes paso:

  • 1-Lo primero que se nos muestra es el menú donde elegir el idioma y formato de hora o teclado. Elegimos el Español en todos los casos, aunque es probable que ya esté seleccionado automáticamente. Pasamos al siguiente paso…
  • 2-La siguiente pantalla nos indicará si queremos restaurar una copia existente o instalar desde cero. En nuestro caso queremos instalar, así que pulsamos “Instalar ahora”.

  • 3-Si la key no está grabada en el firmware del BIOS/UEFI OEM, como en muchos equipos de marca, la siguiente pantalla nos pedirá introducir la Key o Serial de nuestra licencia. Introducimos nuestra Key para activar una copia legal de Windows y continuamos. Si no dispones de ella, podrás hacer clic sobre la opción “No tengo clave de producto” para conseguirla.

  • 4-Después se nos muestra el menú donde seleccionar la edición que queremos instalar. Debe corresponder a la versión de la contraseña que hemos adquirido, o de lo contrario no se activará. Elige Home, Pro o Educación, según tu caso y da a Siguiente.

  • 5-Nos muestra otras dos opciones. La primera “Actualización” es por si queremos actualizar una versión de Windows que tenemos instalada o queremos pasar a otra edición de Windows 10 diferente. Pero en nuestro caso hacemos clic en la segunda opción “Personalizada”.

Una vez hemos hecho eso, pasamos al siguiente paso

5-Formatear disco duro:

Ahora es el momento de formatear el disco duro. Recuerda que si has usado Recovery Mode, te puedes saltar este paso también, ya que con total seguridad se hará automáticamente y directamente nos iniciará el escritorio al final del proceso sin que tengamos que intervenir. Es decir, es una instalación desatendida.

Pero en el caso de que tengamos nuestro propio medio de instalación, seguidamente de las pantallas mostradas en el paso 4, nos llegará la pantalla donde podemos seleccionar las opciones de eliminación, creación y formateo de las particiones de nuestro disco duro.

*Nota: si antes de instalar Windows 10 disponías de un sistema operativo tipo Unix, como Solaris, Linux, FreeBSD, etc., el FileSystem o formato de las particiones puede que sea “extraño para el sistema Windows”, ya que no se estarán empleando FAT o NTFS. En ese caso, nos podríamos encontrar problemas a la hora de detectar las particiones para formatearlas. Si es tu caso, te aconsejo usar previamente al paso 3 de nuestra guía, un CD Booteable desde donde formatear previamente o eliminar las particiones disponibles para que no resulten problemáticas. Me refiero a herramientas de formato como las que encontramos en Hiren Boot CD, y similares

En esta pantalla se nos mostrará un listado con varias particiones si teníamos un sistema previo instalado o un espacio vacío si es un equipo nuevo. En tal caso, podemos seguir los dos caminos siguientes:

1-Si es un disco duro completamente vacío o nuevo, seleccionamos el espacio vacío y dale a Nuevo, luego Formatear para dar formato.

Si quieres crear una partición para datos o destinarla a otro SO o lo que sea, podrás modificar el tamaño de la nueva generada para no ocupar todo el disco duro y usar la opción Extender del menú, aunque esto es más para usuarios algo más experimentados.

2-En caso de ya haber particiones que queremos eliminar (es probable que si cuentas con una unidad o partición/disco duro secundario de datos donde guardas tus documentos y no quieres perderla, no hagas ninguna acción sobre dicha unidad).

 

Puedes seleccionar una a una las existentes y darle a eliminar, y una vez eliminadas, usar la opción “Nuevo” para que el sistema cree las particiones necesarias. Una vez creada, puedes seleccionarla y darle a Formatear para darle un formato, eliminando todo lo que existiese en ella.

Una vez tengamos la/s particiones necesarias, podemos hacer clic en siguiente y comenzará el proceso para formatear y generar las nuevas unidades. Tras dicho proceso, comenzará a copiarse desde el medio de instalación todo lo necesario para instalar el sistema operativo y cuando termine el proceso, el sistema ya quedará listo para el primer inicio.

Si todo ha ido correctamente, se reiniciará una vez (aquí no debemos pulsar ninguna tecla para que inicie el medio de instalación, solo dejar su curso) y ya veremos una pantalla de carga para preparar la configuración para el primer inicio del sistema.

Lo siguiente que veremos será un asistente guiado con diferentes opciones de configuración. Si no eres un usuario experimentado, usa la Configuración rápida en ellas y continúa hasta que puedas ver tu escritorio por primera vez. También te pedirá tu nombre de usuario, contraseña de sesión y correo electrónico para asociar al sistema.

6-Instalación de drivers:

Pantalla de los drivers AMD GPU

Tras seguir el paso 5, ya estaremos dentro del escritorio por primera vez tras la instalación y podremos comenzar a poner fondos de pantalla, personalizar la apariencia si queremos, etc. Pero te recomiendo, que si algún componente de hardware no funciona, instales los controladores correspondientes.

Puede que los tengas en algún CD que venía junto a dicho hardware cuando lo compraste o en el CD/DVD del equipo, si es de marca. Aunque por lo general, puede que Windows ya los haya detectado e instalado el driver o controlador adecuado.

Pero te recomiendo que prestes especial atención a los drivers oficiales de tu tarjeta gráfica, puesto que en este caso sí que deberás instalar el software adecuado. AMD Catalyst / Crimson para ATI/AMD, los propios de Intel HD Graphics o los de NVIDIA.

Vigila también si el sonido funciona correctamente, webcam, bluetooth, impresora, si lo hay, y otro tipo de hardware adicional que pueda no haber sido detectado adecuadamente durante la instalación y necesite la instalación manual de controladores. En caso de necesitarlo, instala dichos drivers oficiales.

Finalizo diciendo, que si no cuentas con CD/DVDs con drivers, puedes encontrarlos para descargar de forma gratuita en la web oficial del fabricante de tu equipo, seleccionando tu modelo adecuado, o desde la web oficial de dicho componente (tarjeta gráfica, sonido, impresora,…).

7-Configuración e instalación de software:

Instalar Office

Ya tenemos el sistema operativo funcionando y todo el hardware correctamente operativo gracias a los drivers. En este momento será cuando nos pongamos manos a la obra para instalar todo el software que necesitemos para nuestro trabajo o diversión diaria (Office, videojuegos, navegador, compresor,…). Pero te recomiendo comenzar por un buen Antivirus.

En nuestra guía no hemos hablado de copias piratas de Microsoft Windows 10, por lo que si has optado (bajo tu responsabilidad) por una copia ilegal, debes saber que tendrás que realizar procesos adicionales para instalar cracks o activadores para que tu copia rece como “alegal” y no sea desactivada pasado el proceso de prueba.

¡Ahora ya lo tienes listo para disfrutar!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta