¿Cuánto consume un PC Gaming y cuánto me cuesta al mes?

Después de haberte gastado una buena cantidad de dinero al montar o comprar uno de los mejores PC Gaming, puede que hayas leído que son equipos que consumen una gran cantidad de energía. Con el precio de la luz, quizás quieras calcular cuánto consume tu PC Gaming, cuánto te costará en la factura de la luz y, por qué no, Cómo hacer que tu PC consuma menos y ahorrar en la factura.

En este artículo te enseñamos a medir y calcular el consumo de tu ordenador para jugar y así no llevarte sorpresas en tu factura.

Cómo saber cuánto consume mi PC Gaming

Algunas noticias y estudios aseguran que un ordenador Gaming de gama premium consume lo mismo que 3 frigoríficos en casa si se usa una media de 3-4 horas al día.

Lo cierto es que el consumo medio de energía de un PC gaming ronda los 1.400 kWh al año. Esto es 10 veces la energía consumida por 10 consolas o 6 ordenadores normales. Sin embargo, hay varias maneras de saber con exactitud.

Calcular consumo PC Gaming

Para calcular el consumo de un PC Gaming lo mejor es utilizando un medidor de consumo. Estos van conectados a la red eléctrica y solo tendrás que enchufar tu PC. El medidor facilita en W el consumo de manera precisa y al momento.

Además, si ya cuentas con un Sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) vas a poder gestionar el consumo de tu PC Gaming a través de la app o software que utilice.

Si no quieres comprar ningún dispositivo extra para medir los W que consume tu equipo, puedes utilizar una calculadora online. Introduciendo los datos de consumo de las piezas de tu ordenador, estas herramientas te facilitan una estimación aproximada del consumo general.

Entre las principales calculadoras online se encuentran OuterVision y be quiet!, con las que además podrás calcular el cuello de botella de tu equipo a la hora de montar el tuyo propio.

Outervision

Medir consumo PC Gaming

Además de calcular de manera más «precisa» cuánto consume tu PC Gaming, es posible realizar una estimación midiendo el consumo de sus componentes según los datos que facilitan los fabricantes.

Por ejemplo, podemos acudir a las webs de Intel, AMD o NVIDIA para ver lo que consume nuestro procesador, gráfica… siempre aplicando cierto margen de W para ser más realistas.

Sin embargo, para ahorrarte tiempo y si además no cuentas con demasiada experiencia en hardware, lo mejor es calcular el consumo con alguna de las opciones que hemos mencionado arriba.

Cuánto me cuesta mi PC Gaming en la factura de la luz

Para saber lo que te va a costar jugar en tu PC Gaming en la próxima factura de la luz, hay que tener a mano varios datos para poder calcular:

Lo primero es tener claro cuánto consume nuestro ordenador. Y si tenemos la cifra exacta en 1 mes, todo será más sencillo.

  • También deberás tener en cuenta la energía que consume en reposo.
  • Lo segundo es tener claro cuántas horas jugamos con él a lo largo del mes (haciendo cálculos partiendo de horas diarias).
  • Por último, factura en mano, deberemos comprobar el precio €/kWh.
EJEMPLO
Cálculo de un PC Gaming con el que jugamos 6 horas diarias. Su consumo junto al del monitor gaming es de 450W a la hora = 2,700 kWh/día a un precio de 0.15 €/KWh:

– 0,405 euros al día.
– 12,555 euros al mes.
– 50,66 euros al año.

¿Qué partes del PC Gaming consumen más energía?

La mayor cantidad de energía de un PC Gaming la consumen la CPU y la GPU. A medida que aumenta el número de núcleos de CPU, aumenta el consumo. Por otro lado, la GPU consume una parte sustancial y se requiere una fuente de alimentación de alta gama para manejar el rendimiento orientado a la complejidad. Por ejemplo, las GPU de gama alta pueden consumir más de 70 vatios para un rendimiento eficiente.

Por otro lado tenemos las unidades de almacenamiento. Un HDD consumirá 10 veces más energía que un SSD. Si bien el consumo eléctrico es alto durante el tiempo de arranque, disminuye gradualmente a 12-15W.

Sin olvidarnos de la fuente de alimentación. Recuerda que una fuente de alimentación de 600 W no consume 600 W de potencia, sino que es capaz de transmitir esa energía. Por lo tanto, la energía consumida por la fuente de alimentación es proporcional a la energía requerida por el PC para juegos.

Ahora que ya sabes calcular cuánto consume tu PC Gaming, puedes gestionar mejor el tipo de componentes que quieres comprar o actualizar para ser más ahorrativo. O también medir bien las horas que pasas delante de la pantalla para recortar en gastos a final de mes.

Javi Rosagro

Javi Rosagro

Periodista especializado en la redacción de contenidos digitales. Siempre intento darle un toque cercano a cada artículo de GuíaHardware para ayudar a los usuarios a encontrar lo que realmente buscan.

Comentarios

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo