Analizando el estándar ATX 3.0: nuevas características, especificaciones y conectividad

El nuevo estándar ATX 3.0 impulsado por Intel ya está aquí. Sin embargo, los fabricantes están siendo bastante reticentes en implementarlo. En este artículo te contamos todo lo que sabemos sobre este nuevo estándar para fuentes de alimentación.

Historia del ATX

Fuente de alimentación

El ATX original fue introducido a finales de 1995, en el que se definían tres tipos de conectores de alimentación que eran necesarios para esta época:

  • El Molex de 4 pines, que también estaba presente en el estándar AT anterior y que servía para discos duros, unidades ópticas, etc.
  • Conector Berg de 4 pines para disqueteras de 3.5″.
  • Conector ATX para la placa base con 20 pines.

Por los carriles de la fuente de alimentación debían distribuirse voltajes de 3.3v, 5v, y 12v, para satisfacer las demandas de todos los componentes de los equipos de la época.

Después llegaría al ATX 1.0 fue introducido durante el diseño del Pentium 4, en 1999 y 2000. Entonces, el conector de 20 pines se consideró insuficiente para alimentar a los nuevos procesadores, por lo que se amplió hasta un conector de 24 pines, es decir, 4 pines adicionales. También se mejoraba la eficiencia con respecto al ATX original, y el resto de conectores permanecía igual.

El ATX 1.1 no tardó en llegar, lo hizo en agosto de 2000. En este caso se aumentaba ligeramente la potencia del raíl de 3.3v y se realizaban otros cambios menores con respecto al anterior ATX 1.0.

En la nueva revisión de 2022, la ATX 1.2, el único cambio significativo fue que la banda de -5v, que ya no era necesaria, pasaría a ser opcional. Ese voltaje era requerido por el bus ISA, que ya no estaría incluido en los nuevos modelos de placas base.

En el 2003 llegaría el ATX 1.3. En él se introdujeron algunos cambios, la mayoría menores. Por ejemplo, aumentó ligeramente la potencia del raíl de 12V, mejoraron la eficiencia, y se introdujeron los conectores de alimentación SATA, aunqu eran opcionales. Finalmente, se eliminaría del todo el -5v.

Introducido casi a la par que el 1.3, en 2003 también llegó el nuevo ATX 2.0 , que supuso un importante cambio en el diseño en cuanto a la distribución de energía. Se adaptó a las demandas de los PCs más actuales, pudiendo alimentar a la mayoría de elementos desde los raíles 12v en lugar de hacerlo desde los 3v3 y 5v. Esto era necesario especialmente para las nuevas tarjetas de expansión PCI Express introducidas y que sustituían a las antiguas AGP para gráficas.

Por otro lado, el ATX 2.0 también introducía algo interesante, como la protección independiente contra sobrecorrientes para cumplir con los requisitos de una alimentación más segura, dado el incremento de potencia de las nuevas fuentes bajo este estándar. También llegarían otros muchos cambios adicionales, aunque menores.

La revisión de junio de 2004 se denominó ATX 2.01. Un cambio menor en el que solo se introdujeron cambios menores. La revisión de mayor calado llegaría en 2005, con la aparición del estándar ATX 2.1, en el que se aumentaba ligeramente la potencia de todos los carriles, y se mejoraba la eficiencia nuevamente.

También en 2005 llegaría la segunda revisión importante del ATX 2.x. Era el ATX 2.2 con algunas correcciones frente a su antecesor y con nuevas especificaciones para los cables de alta corriente para el conector de la placa base de 24 pines.

En 2007 llegaría el ATX 2.3, la nueva revisión en la que se centraron en aumentar la eficiencia, y se podía usar las líneas de 12v a más de 20A por carril. Además, también se adaptaba a los nuevos procesadores que consumen muy poca energía durante el arranque. Este estándar también tendría dos revisiones menores, una es la ATX 2.31 y otra la ATX 2.32 llegadas en 2008.

Durante el año 2013 se introduciría el estándar ATX 2.4 con algunos cambios, para luego dar paso al ATX 2.51 en 2017. En éste último caso se introdujo la compatibilidad con el modo de reposo ASM que sustituía al tradicional estado S3 para Windows 10 cuando se pone en modo standby.

En mayo de 2018 se introduciría el ATX 2.52, con algunos pequeños cambios sobre el estándar anterior, especialmente exigir a los fabricantes de fuentes de alimentación que garanticen el soporte para el modo ASM descrito anteriormente y que sean capaces de soportar ciclos de encendido cada 180 segundos (480 al día o 175.200 al año). También se hacen recomendaciones acerca de los ventiladores que deben implementarse en las fuentes de alimentación, que deben encenderse con un retraso de al menos 2 segundos.

Con el ATX 2.53 de 2020 se crea otra nueva actualización menor del estándar ATX. En ella se hacen recomendaciones sobre eficiencia y se hace referencia a la versión 8.0 de la especificación Energy Star.

Y, finalmente, en 2022 llegaría la especificación ATX 3.0, de la que luego hablaremos de forma más extendida…

Variantes del estándar ATX

Existen algunas variantes del estándar ATX, como el ATX12VO, que son las siglas de ATX 12-volt-only, que es una nueva especificación publicada por Intel en 2019 y dirigida a sistemas preconstruidos, con un endurecimiento de los requisitos de eficiencia.

Además, según esta norma, las fuentes de alimentación solo suministran una salida de 12v y se introduce un nuevo conector de 10 pines para alimentar la placa base, sustituyendo al de 24 pines habitual. Para aquellos componentes que necesiten señal de 3,3v y 5v, como las unidades SATA, el conector se debe trasladar a la placa base, en lugar de conectarse directamente a la fuente de alimentación. Es decir, se pasa el trabajo de conversión entre voltajes a la placa base.

Por otro lado, también surgió otra variante denominada SFX, para torres con un factor de forma más pequeño, como las microATX, FlexATX, nanoITX, miniITX y NLX. Sin embarog, las especificaciones de alimentación siguen siendo idénticas al ATX.

También surgió otro derivado del estándar ATX como es el caso del TFX. Estas fuentes de alimentación también usan tamaños más pequeños y con los mismos conectoresque los de ATX estándar.

La WTX es otra derivada del ATX estándar, con un conector de placa base diferente e incompatible con el ATX.

AMD también creó su propio derivado, el AMD GES. Se trataba de un tipo de ATX especialmente diseñado para su plataforma Athlon MP, es decir, para placas base de doble socket. Esta especificación tiene un conector suplementario de 8 pines para las placas base para alimentar a los dos procesadores instalados, en el resto de cosas sigue siendo igual al ATX.

Por último, también existe el denominado EPS12V, que está definido por la SSI y empleado principalmente en sistemas SMP o multinúcleo (usado en los AMD Opteron e Intel Xeon). Cuenta con un conector ATX de 24 pines para la placa bae, igual que el ATX 2.x, pero usa un conector secundario de 8-pin adicional y un conector terciario de 4-pin.

El estándar ATX 3.0 para fuentes de alimentación

ATX 3.0

Este nuevo estándar ATX 3.0 para la alimentación ha sido diseñado por Intel, para las nuevas PSU que servirán para los últimos PCs de alto rendimiento, incluidas las nuevas NVIDIA GeForce RTX 4000 Series, las AMD Radeon RX 7000 Series, así como los procesadores AMD Ryzen 7000 Series e Intel Core 13ª Gen.

Una de las nuevas incorporaciones para este nuevo estándar han sido los conectores PCIe 5.0 12VHPWR de 16-pin que serán capaces de entregar hasta 600W adicionales con un solo cable. Esto es necesario para las nuevas tarjetas gráficas que tienen consumos realmente elevados y no pueden alimentarse únicamente por el slot o ranura PCIe de la placa base.

Por otro lado, este estándar está diseñado para ser más eficiente, lo que resulta en menores pérdidas de potencia gracias al ALPM (Alternative Low Power Mode). Además, las nuevas fuentes de alimentación ATX 3.0 pueden llegar a máximos de picos de potencia de hasta 2600W.

Especificaciones técnicas del ATX 3.0

Algunas de las nuevas características técnicas del estándar ATX 3.0 son:

  • Nuevo conector 16-pin PCIe 5.0 12VHPWR
  • Tiempos de activación del sistema y de encendido más rápidos
  • Raíl 12V, con posibilidad de boost a 12.2V  
  • Tecnología de eficiencia Alternative Low Power Mode (ALPM) 
  • Hasta 3x GPU 
  • Máximo de 175.200 ciclos  
  • 2.5-5x veces más tasas en el raíl +12V
  • Eficiencia mejorada hasta en un 60% para cargas de 10W
  • Con una potencia de hasta el 200% durante 100μs (microsegundos) 

Más información

Estas fuentes de alimentación han sido diseñadas por los ingenieros pensando en altas cargas, como gaming, streaming, creación de contenidos, etc. Por eso se han centrado en una mayor eficiencia, y en una entrega de potencia mayor para las nuevas GPUs que, como sabes, necesitan gran cantidad de potencia para funcionar.

Su diseño ha sido bastante más reciente que otros estándares ATX usados hasta ahora, por lo que está adaptado a las nuevas necesidades de la informática actual. Las primeras PSUs ATX 3.0 aparecieron en este año 2022, y veremos si siguen aumentando en número.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Apasionado de la tecnología y la computación.

>
Guía Hardware
Logo