Qué resolución de pantalla necesitamos y cuáles son

Última actualización:

Cuando decimos resolución de pantalla hablamos de la cantidad total de píxeles que se muestran en un monitor, una televisión o cualquier otro dispositivo de salida capaz de visualizar imágenes o vídeo. Pero, a pesar de la cantidad de años que llevan con nosotros las pantallas de ordenador, todavía hay muchos usuarios que no entienden muy bien qué es la resolución de un monitor ni qué es lo que significan los números que las definen.

Cualquier tipo de dispositivo electrónico que sea capaz de mostrar una imagen tienen una determinada resolución.

¿Qué es la resolución?

La resolución de un dispositivo es el número de píxeles que éste es capaz de mostrar, expresada en cuanto a su anchura y su altura. Si un monitor tiene una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, significará que el monitor cuenta con 1.920 píxeles de anchura y con 1.080 píxeles de altura.

Por otro lado está el ratio de aspecto. Este número se usa para definir la relación existente entre la anchura y la altura de la pantalla. Es decir, y siguiendo con el anterior ejemplo, ese monitor tiene una relación de aspecto de 16:9. El hecho es que si dividís 1920/16 y 1080/9 siempre saldrá el mismo número: 120.

 

Los primeros monitores TFT utilizaban un ratio de aspecto de 4:3, similar al de las televisiones del momento. Sin embargo, la llegada de las pantallas panorámicas introdujo dos nuevos ratios en el mercado: 16:10 y 16:9. En la actualidad el formato 16:10 ha quedado más reservado para su uso con monitores profesionales, mientras que el formato 16:9 se ha visto relegado para el resto de usuarios.

Resoluciones de monitor más habituales actualmente

1024 x 768 píxeles (4:3):        monitores de 14 y 15″.
1280 x 1024 píxeles (4:3):      monitores de 17 y 19″.
1600 x 1200 píxeles (4:3):      monitores de 19 y 21″.
1280 x 800 píxeles (16:10):    monitores de 17 y 19″.
1680 x 1050 píxeles (16:10):  monitores de 19 y 21″.
1920 x 1200 píxeles (16:10):  monitores de 22, 24, 26″
2560 x 1600 píxeles (16:10):  monitores por encima de 26″.
1280 x 720 píxeles (16:9):      monitores de 17 y 19″. Conocido como resolución HD.
1366 x 768 píxeles (16:9):      monitores de 17 y 19″.
1600 x 900 píxeles (16:9):     monitores de 19 y 22″.
1920 x 1080 píxeles (16:9):   monitores de 24, 25, 27, 32″. Conocido como resolución Full HD.
2560 x 1440 píxeles (16:9):   monitores de 24, 27, 32″.
3840 x 2160 píxeles (16:9):   monitores de 27, 32″ y en adelante. Conocido como resolución 4K.
5120 x 2880 píxeles (16:9):   monitores por encima de 40″. Conocida como resolución 5K.
7680 x 4320 píxeles (16:9):   monitores por encima de 50″. Conocida como resolución 8K.
2560 x 1080 píxeles (21:9):   monitores de 25, 27 y 29″.
3440 x 1440 píxeles (21:9):    monitores de 34″ en adelante.
5120 x 2160 píxeles (21:9):    monitores de 32″ en adelante.

Los monitores de ordenadores no tienen una resolución 2K como tal, dado que la resolución que más se aproximaría a la requerida es la de 1920 x 1080 píxeles, generalmente conocida como Full HD.

Si tenemos un monitor con resolución nativa Full HD y ejecutamos un juego en resolución HD el mismo se verá considerablemente pixelado, algo que no podremos maquillar ni siquiera subiendo los ajustes gráficos al máximo.

Obviamente a mayor resolución mayor consumo de recursos, algo que puede implicar una pérdida de rendimiento importante si nuestro hardware no es lo bastante potente.

Finalmente también hay que tener en cuenta el tamaño de pantalla, ya que de nada sirve una resolución enorme en una pantalla enana.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta