Mejores kits de refrigeración líquida de 240mm

En caso de que estés buscando un buen sistema de refrigeración líquida AIO de 240 mm para tu CPU, deberías conocer antes cómo elegir. Además, te mostramos una selección de cinco de los mejores para que puedas comprar uno de ellos sin miedo a equivocarte.

Aunque existen sistemas de refrigeración líquida AIO de mayor tamaño, como los de 280mm o los de 360mm, las soluciones de 240 mm ofrecen un buen rendimiento sin dejar de ser compactos. En este caso, superior a los resultados que dejan las soluciones de 120mm, que no son mucho mejores que los sistemas de refrigeración por aire de gama alta.

En esta guía podrás aprender más acerca de ellos y adquirir tu futuro sistema de refrigeración sin miedo a equivocarte.

Mejores kits de refrigeración líquida de 240 mm

En el caso de que desees un buen sistema de refrigeración líquida AIO de 240 mm, los mejores son:

Corsair iCUE H100i (El mejor elección)

NZXT Kraken X53 (Alternativa al ganador)

Actualizado a 28 de enero de 2023 17:27

MSI MAG CORELIQUIDO (Con iluminación RGB)

Corsair iCUE H100i ELITE CAPELLIX (Para equipos blancos)

Actualizado a 28 de enero de 2023 17:27

MasterLiquid ML240L (El más barato)

Cómo elegir el kit de refrigeración líquida adecuado

Refrigeración líquida

Presupuesto

Lo primero que hay que considerar es el presupuesto es decir, el dinero que quieres gastar en tu sistema de refrigeración líquida AIO de 240 mm. Esto te ayudará a descartar aquellas unidades que sobrepasen tu límite de dinero y centrarte solo en los que te puedes permitir.

Existen sistemas de refrigeración con precios muy diferentes, como podrás ver en nuestra selección de cinco modelos. Algunos de marcas más caras o de gama más alta, otros modelos con precios asequibles. Y, al ser de 240 mm, serán más caros que otros de tamaño inferior, como los de 120mm.

¿Para qué lo necesitas?

Para elegir debes preguntarte para qué lo quieres. No necesitas la misma solución de refrigeración líquida AIO de 240mm para un sistema convencional que para un sistema al que vas a realizar overclocking, y por tanto que necesitará mayor capacidad de disipación de calor al tener más frecuencia y voltaje.

Para overclocking, estos sistemas de 240mm pueden ser bastante adecuados. No para casos extremos de overclocking, como para batir récords de aceleración, pero sí para la mayoría de los que suelen hacer alguno entusiastas o gamers.

Estos sistemas de enfriamiento tienen un rendimiento de enfriamiento superior a las soluciones de gama alta de aire, por lo que mantendrán temperaturas más bajas. Además, al ser de 240mm, harán menos ruido que los de 120mm, ya que girarán a velocidades más bajas.

Pros y contras a considerar antes de decidirte por un AIO

Este tipo de sistemas de refrigeración tienen grandes ventajas frente a los sistemas de refrigeración por aire activos o los que son híbridos, es decir, soluciones activas por aire combinadas con soluciones pasivas líquidas (heatpipes). Pero, aun así, también tienen sus inconvenientes.

Ventajas de la refrigeración líquida

  • Podrás mantener temperaturas muy bajas, por lo que el rendimiento de tu equipo será el máximo y la vida útil de tu CPU te lo agradecerá.
  • El bloque de refrigeración es muy compacto, mucho más que las soluciones de aire, por lo que no interferirán tanto con el flujo de aire en el interior de la caja.

Desventajas de refrigeración líquida

  • Tienen una relación precio-rendimiento inferior, ya que suelen ser más caros que las soluciones por aire.
  • Requieren más mantenimiento y podrían tener fugas.

Ventajas de la refrigeración por aire

  • Son más baratas que las soluciones líquidas.
  • Solo requieren limpieza para mantenerlos libres de polvo y suciedad.

Desventajas de la refrigeración por aire

  • No son adecuados para overclocking o chips de alto TDP.
  • Algunos modelos pueden ser bastante grandes y ruidosos.

TDP

Debes tener claro cuál es el TDP de la CPU que deseas enfriar. Es decir, de la potencia de diseño térmico, que es la cantidad máxima de calor generado por el chip. Por tanto, deberías elegir una refrigeración líquida AIO de 240mm para que pueda disipar todo el calor generado por dicha CPU o más. Si eliges una solución de refrigeración para un TDP superior al que tiene la CPU no será un problema, solo que mantendrá el sistema aún más frío.

Lo que sí es un inconveniente es elegir una solución de enfriamiento con un TDP inferior al de la CPU, ya que eso significaría estar trabajando a temperaturas superiores, con lo que ello implica en el rendimiento o en la vida útil de la CPU.

Además, si piensas hacer overclocking, es importantísimo que elijas un TDP superior al de la CPU, ya que al aumentar el voltaje y la frecuencia de reloj va a aumentar también la temperatura disipada, ya que esos no son los valores nominales para los que lo marcaron en fábrica y, por tanto, el TDP se verá incrementado.

Por supuesto, deberías saber que el TDP de tu CPU y del sistema de refrigeración líquida AIO de 240mm se pueden encontrar en sus hojas de especificaciones (ya sea en la descripción técnica de la tienda donde lo vas a comprar o en el sitio web del fabricante).

Zócalo de la CPU (compatibilidad)

Igual de importante es elegir una solución de refrigeración AIO de 240 mm que sea compatible con el zócalo o socket de la CPU. Ten en cuenta que estos enfriadores tienen un bloque que irá anclado al socket y a la placa base para mantenerse pegado a la CPU y cumplir con su cometido. Por tanto, los anclajes deben ser compatibles o no lo podrás sujetar.

Por supuesto, el tipo de socket de tu CPU lo puedes encontrar en las especificaciones del producto. También puedes encontrar la lista de sockets soportados por la solución de enfriamiento en las especificaciones técnicas de este otro elemento.

Tamaño

No todas las soluciones de refrigeración líquida AIO de 240 mm tienen el mismo tamaño. Algunas son más compactas que otras. En este caso, como los ventiladores son de 240 mm, será más ancho. Debes asegurarte de la anchura de tu caja acepta estas dimensiones, ya que no todas lo hacen.

Altura

Como has visto, no todos los sistemas cuentan con la misma distribución o la misma cantidad de ventiladores para el radiador. Por este motivo, habrá algunos más altos que otros. Esto también es importante para alojar el sistema de refrigeración dentro de la torre, justo bajo las bahías del frontal.

Volumen

También deberías controlar el espacio que ocupan estos sistemas de refrigeración dentro de tu carcasa. Algunos de gama alta pueden ser más gruesos y podrían generar dificultades de espacio dentro de la caja o interferir con otros elementos instalados en el sistema, como los módulos de la memoria RAM, la GPU, etc. Por eso deberías considerar el espacio y la colocación de tus componentes antes de elegir el adecuado.

Lo que mayor espacio ocupa en este tipo de refrigeradores es el radiador y los ventiladores, que permanecen en un módulo monolítico unido mediante tubos al bloque de la CPU. Comprueba en las especificaciones que cuentas con espacio suficiente.

Por cierto, ten en cuenta de que estas unidades tampoco deberían estar demasiado cerca de otros elementos que también necesitan refrigeración, o podrían interferir unos con otros en la eficiencia.

Estética

La estética es otro factor a considerar cuando eliges un sistema de refrigeración AIO de la CPU de 240mm. Esto es algo muy personal, no todos los usuarios quieren lo mismo. Algunos se contentan con que sea funcional, sin preocuparse de la estética o no tienen paneles transparentes, por lo que no importará la estética. Otros querrán diseños atractivos, o con iluminación RGB, e incluso que vayan a juego con el color de su caja y el resto de componentes que tienen instalados en el sistema. De hecho, vas a encontrar sistemas de color negro, pero también totalmente blancos para las cajas de este color.

Niveles de ruido

Por último, también es importante conocer el nivel de ruido que tienen estos sistemas de refrigeración líquida AIO de 240 mm. Este tipo de enfriadores suele ser bastante silencioso frente a los de aire convencionales, ya que al ser más eficientes, necesitarán menos revoluciones para funcionar, y eso significa menos ruido (medido en decibelios o dB). Además, al ser ventiladores de 240mm, de mayor tamaño que los de 120mm, van a girar más lentamente, con menos RPM, lo que también se traduce en un ruido inferior.

Fíjate bien en las descripciones del producto para ver el nivel de ruido que pueden llegar a emitir estos sistemas. Mientras más bajo sea el número de decibelios, más silencioso será. Es algo que depende de las RPM, del tipo de rodamiento del ventilador, del diseño de las aspas, etc.

Y para finalizar, ten en cuenta también la configuración de los ventiladores. Más ventiladores pueden enfriar el radiador mejor que un menor número de ellos. Esto significará también menos ruido, ya que al haber más deberían girar más lentos para realizar el mismo trabajo que un número inferior de ventiladores.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Apasionado de la tecnología y la computación.

>
Guía Hardware
Logo