FurMark: comprueba el estado de salud de tu GPU

Si quieres comprobar si tu GPU, ya sea integrada o una tarjeta gráfica dedicada, está en buen estado de “salud”, ya deberías saber que existe software como FurMark para realizar pruebas de estabilidad y determinar su comportamiento. Algo especialmente práctico para cuando se hace overclocking.

Este tipo de software para benchmarking también permite testar el rendimiento de tu tarjeta gráfica, algo que te puede ayudar para comparar con otras, para elegir si merece la pena actualizar el hardware, o simplemente para determinar si el overclock valió la pena.

¿Qué es FurMark?

logo FurMark

FurMark es un software de pruebas de rendimiento o benchmark. Se usa esencialmente para probar el consumo de energía en tarjetas gráficas y para realizar otras pruebas de rendimiento y estabilidad.

Cuando se ejecuta este software, ejecutará una serie de tareas gráficas para sobrecargar la GPU y poder realizar así las pruebas. Todo desarrollado por Geeks3D.

Debes saber que es compatible con Microsoft Windows, y soporta OpenGL. Además el paquete es muy poco pesado, apenas unos 13MB, y es de 32-bit. En cualquier caso, puede realizar pruebas tanto en tarjetas gráficas Intel HD, como en AMD Radeon y NVIDIA GeForce.

Existen también versiones para macOS y GNU/Linux, si lo quieres. Pero en ese caso debes ir a esta otra web.

Si quieres ver el ranking con pruebas que ya se han realizado con FurMark y se han subido a la web, puedes analizar los datos aquí.

Instalar FurMark en tu Windows

Si quieres comenzar a probar tu tarjeta gráfica con Furmark, lo primero que debes hacer es descargar e instalar este software en tu equipo. Para ello, sigue estos simples pasos:

Debes descargar y usar FurMark bajo tu responsabilidad. Este tipo de pruebas somete al hardware a cargas intensas de trabajo, lo que puede generar que suban las temperaturas y se puedan producir daños en tu hardware gráfico. De hecho, muchos fabricantes de gráficas han implementado sistemas en sus drivers que detectan este tipo de software y bajan las frecuencias para evitar daños.

  1. Accede a la web oficial a la zona de descargas.
  2. Pulsa en el botón de descarga para bajar FurMark.
  3. Te llevará a otra web con otro botón para la descarga directa que debes pulsar, o puedes bajar hacia abajo para descargar versiones previas si lo prefieres.
  4. Ahora que ya lo tienes en tu equipo, ejecuta el programa. Será un archivo que estará donde le hayas indicado a tu navegador que lo guarde. Su nombre es algo como FurMark_version_setup.exe.
  5. Sigue asistente de instalación como harías con cualquier otro software.
  6. Una vez está instalado, ya podrás usarlo como muestro en el siguiente apartado.

Comprobar tu tarjeta gráfica

Furmark

Una vez ya está operativo, los pasos a seguir para poder usar FurMark, y hacer pruebas en tu tarjeta gráfica, son:

  1. Ejecuta FurMark.
  2. En la primera pantalla podrás ver una serie de parámetros de configuración para la prueba.
    • Zona izquierda: uedes seleccionar que se haga a pantalla completa (Full Screen), o dejar sin marcar para modo ventana, la resolución a la que quieres realizar la prueba (hay algunas resoluciones estándar o te permite elegir una específica con Custom), si quieres activar el Anti-Aliasing (tipo, 2x, 4x, 8x…), etc. Selecciona lo que te interese. Recuerda que cuanto más alta sea la resolución y más elevado el nivel de AA, más carga de trabajo tendrá la GPU.
    • Zona media: tienes el apartado:
      • Muestra las pruebas (GPU Benchmarks), para poder elegir el tipo de prueba entre las predeterminadas que muestra.
      • Tools. En el de herramientas te permitirá usar herramientas de terceros para obtener datos adicionales durante el test, como GPU-Z para obtener información de la gráfica y de los sensores, GPU-Shark similar al anterior pero de Geeks3D, y CPU-Burner para someter también a la CPU a una carga de trabajo y determinar si es o no estable. Si se usa, permitirá determinar la estabilidad de la CPU y GPU a la vez.
    • Zona inferior: también tienes enlaces que te llevan a la zona de descargas de FurMark para macOS y GNU/Linux, para enseñarte cómo se comprueba si tienes activo SLI o CrossFire (múltiples tarjetas gráficas), comparar el resultado de tu gráfica con otras (Compare your score), y ver la web que pasé antes para ver el ranking de resultados.
    • Botones: tienes los botones Settings, About y Quit. En el caso de
      • Settings es para configurar unos parámetros para la prueba, por ejemplo, si quieres que suene una alerta cuando la GPU pasa de una temperatura máxima que especifiques, si quieres que se guarde un registro, y otros detalles del test 3D.
      • About muestra información del propio programa, la versión, desarrollador, etc.
      • Quit es para salir del programa.
  3. Ahora, una vez ya lo tienes como te gusta, pulsa el botón GPU Stress Test. Otra opción es seleccionar alguna de las pruebas del apartado GPU Benchmarks (4K, QHD, FHD, 720p o Custom).
  4. En cualquier caso, una vez seleccionada alguna de esas opciones, comenzará el test. Previamente, habrás visto que se habre una ventana mostrando algunos posibles problemas si la GPU no funciona correctamente. Acepta y listo.
  5. Ya debes estar viendo una especie de ojo rojo, que no es más que unas pruebas de renderizado que está haciendo tu tarjeta gráfica.

Interpretar resultados

Una vez comienza la prueba, junto al render verás en la parte superior izquierda unos valores. Esos datos muestran información sobre el trabajo de tu tarjeta gráfica. Verás el número de FPS al que se está desarrollando la prueba (min y max, además de la media), la frecuencia de reloj de trabajo de la GPU, y la de la VRAM.

En la zona de abajo de la pantalla se muestra el histórico de la temperatura de la GPU que marca el sensor en cada momento durante el test. Es importante controlar este parámetro si no has configurado una alarma, ya que si pasa de ciertos valores puede ser peligroso.

Será cuestión de dejar un buen rato la prueba en marcha y ver si conforme sube la temperatura se baja mucho la frecuencia (throttling), o si los ventiladores reaccionan adecuadamente. Todos esos parámetros te indicarán el estado de estabilidad y salud de tu GPU.

Mientras menos suba la temperatura y menos baje la frecuencia, mejor. Además, también puedes mirar el render. Si aparecen los llamados artefactos es porque algo va mal en tu gráfica. Puede que por el exceso de temperatura o por un overclock demasiado optimista, no esté funcionando adecuadamente.