Cómo clonar un HDD a SSD por software o hardware

Cómo clonar un HDD a SSD por software o hardware
5 (100%) 1 vote[s]

Cuando queremos mejorar el rendimiento de un PC, una de las formas de hacerlo es actualizando nuestro HDD y cambiarlo por un SSD, un disco duro de estado sólido mucho más rápido que los discos duros convencionales. Pero eso implica que tenemos que pasar todos nuestros datos si no queremos perderlos, o que tengamos que reinstalar nuestro sistema operativo desde cero, programas, drivers o controladores, etc., lo que resulta una ardua tarea que hace que muchos usuarios desechen esta posibilidad por lo laborioso que resulta.

En cambio, una opción para hacerlo de forma fácil sería clonar nuestro disco duro, y de esa forma tendremos todo nuestro disco duro, programas, configuraciones y datos disponibles en el nuevo SSD sin apenas esfuerzo. Una vez conseguido, puedes sustituir un disco duro por el otro y todo permanecerá igual que antes. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo.

Clonar el disco duro significa que vamos a hacer una copia exácta de nuestro disco duro HDD en el SSD, aunque también sirve para copiar un SSD a un HDD o de un HDD a otro HDD, igual que de un SSD a otro SSD. En definitiva, el proceso que vamos a detallar te sirve para facilitar el cambio de nuestro disco duro sea cual sea y no tener que volver a comenzar desde cero. Eso sí, siempre el disco duro nuevo debe ser de mayor o igual capacidad que el antiguo o no podremos copiar toda la información.

Preparar el entorno para el clonado

DIscos durso ssd y hdd

Lo primero es conseguir nuestro disco duro nuevo con una capacidad igual o mayor al antiguo, como he comentado en el párrafo anterior. Puedes hacer uso de nuestras guías para elegir el mejor disco duro posible. Una vez tenemos el disco duro y nos hemos asegurado que es compatible con nuestro sistema, ahora vamos a trabajar con algunos pasos previos que debemos hacer en nuestro disco duro viejo, aunque no son obligatorios.

Sería recomendable que elimines todos los archivos que no necesites. Esto es recomentable si no quieres pasar información basura alnuevo disco duro, además de que el proceso de clonado tardará más mientras más información haya que clonar y ahorrar unos GB extra en el nuevo disco duro podría ser muy interesante de cara al futuro. De entre los datos que deberías eliminar considera:

  • Software que ya no utilices: si tienes algún programa o videojuego que ya no usas desde hace tiempo y no tienes pensado usar en el futuro, eliminalo.
  • Datos: todos aquellos datos que no necesites, como duplicados, caché de programas, etc., deberías eliminarlos. Para ello resulta muy interesante contar con herramientas como CCleaner.
  • Malware: pocos usuarios almacenan malware intencionadamente en sus discos duros, pero no estaría de más que pases un buen antivirus a tu disco duro en un análisis profundo para eliminar cualquier tipo de virus que exista y no pasarlo al nuevo disco duro durante el clonado.
  • Desfragmentar: si estás usando Windows, y NTFS, la fragmentación es bastante alta si lo comparamos con otros FS del mundo UNIX, por eso es interesante que desfragmentes el disco duro para que toda la información quede ordenada antes de clonar el disco y así evitar que la información se pase de una forma poco optimizada y desordenada al otro disco duro.
  • Backup: no estaría de más que hagas una copia de seguridad de tus datos más valiosos, ya se que los vas a clonar, pero es una medida de seguridad que deberíamos llevar al día incluso de forma rutinaria.

Repito, esto es recomendable, aunque no es obligatorio.

Clonando nuestro disco duro por software

Partition Assistant

Debemos elegir la aplicación que vamos a usar para el clonado de nuestro disco duro. Existen varias, y dependiendo del sistema operativo que estemos usando hay unas alternativas. Por ejemplo, en Windows tienes Partition Assistant, PartClone, CloneZilla, Acronis True Image, WinToHDD, etc. En el caso de CloneZilla es un software que también lo tienes disponible para Linux y MacOS, por lo que el proceso será igual que en Windows.

Bien, el procedimiento que vamos a describir es con AOEMI Partition Assistant, ya que nos parece el más sencillo de utilizar:

  1. Ambos discos duros deben estar instalados (conectados) al equipo.
  2. Ahora descargamos el software de clonación. Con la versión gratuita nos sirve.
  3. Instala el software siguiendo el asistente de instalación.
  4. Abre la app y pulsa en Copia de disco.
  5. En el nuevo asistente que se abre puedes elegir entre Copia Rápida y Copia Sector por Sector. En el caso de la Copia Rápida copiará solo el espacio ocupado del disco duro y es la más rápida y la que debes elegir.
  6. Ahora, al pulsar en Siguiente estaremos en otro menú que nos permite elegir el disco duro que queremos copiar. En la mayoría de casos será la unidad 1.
  7. Pulsamos Siguiente y ahora nos pide elegir el disco duro donde queremos clonar, es decir, nuestro nuevo disco duro donde se almacenará la copia exacta. Aquí debes elegir la unidad que corresponda con el SSD o el disco duro nuevo en tu caso. Por ejemplo podría ser unidad 2. Asegurate de que sean las correctas o podrías eliminar todos tus datos si lo haces a la inversa.
  8. Pulsamos Siguiente (si el botón no está disponible podría ser porque el disco duro nuevo no tiene capacidad suficiente para la copia) y podemos configurar la copia. Por lo general es mejor elegir la opción 1 y luego podrías redimensionar las particiones si necesitas desde Windows o con GParted, puesto que si no sabemos bien lo que vamos a hacer, mejor no cambiarlo:
    1. Copiar sin redimensionar las particiones: copia el disco tal cual, sin modificar nada.
    2. Ajustar las particiones al disco: copiar las particiones y las ajusta o redimensiona al nuevo espacio del disco duro nuevo.
    3. Editar las particiones: permite una adaptación más personalizada de todas las particiones, pero esto es recomendable para usuarios expertos.
  9. Tras pulsar Siguiente nos avisará de lo que vamos a realizar y podemos pulsar en Finalizar para que se ponga en marcha.
  10. Ahora volvemos a la pantalla principal del programa y debes pulsar el icono con un tic verde que se llama Aplicar. Luego espera a que se complete el proceso sin tocar nada y al finalizar se reiniciará solo.

Y ya tendrás el disco duro clonado para usar. Si retiras el viejo y lo sustituyes por el nuevo, es decir, si retiras el disco duro viejo y conectas en su sitio el nuevo, el sistema debe arrancar igual que con el viejo disco duro. También puedes conectar el viejo HDD como dispositivo de almacenamiento secundario o convertirlo en disco externo con una carcasa.

Clonar nuestro disco duro por hardware

Dock Station con dos discos duros

En vez del procedimiento por software descrito anteriormente, otra posibilidad que es igual de efectiva, pero quizás más cómoda, es comprar una Dock Station y poner ambos discos duros en ella para que se clonen de forma exácta con solo apretar un botón. Algunos de estos dispositivos son TooQ, Fideco, Inateck, Thermaltake y Salcar. No son aparatos caros, y son bastante cómodos para poder clonar discos. Lo único que debes tener en cuenta es que sean compatibles con la interfaz y tamaño que usa tu disco duro (SATA,…, 2.5″, 3.5″,…) y que los drivers o controladores de la Dock sean compatibles con tu sistema operativo.

¡Cuidado en estos casos con las interfaces algo más exóticas! Como PCIe, factores de forma como M.2, etc., porque podrían no estar aceptados por el Dock.

El proceso es tan sencillo como insertar ambos discos duros y apretar el botón de clonado con la Dock encendida, esperar a que se complete el proceso y ya tendremos una copia exacta.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta