¿Cómo amplificar la señal WiFi?

¿Cómo amplificar la señal WiFi?
5 (100%) 1 vote[s]

 

Si deseas extender la cobertura de la señal de tu WiFi en casa o lugar de trabajo, entonces esta es tu guía, ya que intentaremos aglomerar todas las posibilidades que tienes para que tu señal WiFi llega hasta donde ahora no llegaba, a esos rincones, habitaciones o plantas donde no nos podíamos conectar.

La movilidad y libertad que dan las redes wireless es muy cómoda, pero no siempre está presente donde la necesitamos. Por eso, te presentaremos algunas buenas alternativas de los dispositivos que podemos comprar para extender nuestra señal a donde queramos, sin hacer grandes inversiones y de una forma fácil para todos los usuarios.

¿Qué esperar de esta guía?

Ya hemos escrito acerca de cómo elegir un buen router neutro, sobre los PLCs y qué pueden hacer por nosotros y también sobre los amplificadores o repetidores WiFi. Pues bien, en esta nueva guía vamos a extender, nunca mejor dicho, la cobertura de esos artículos de este mismo blog y refrescar un poco su contenido.

También te puede interesar nuestros artículos:

Como en dichos artículos ya hemos descrito las características, diferentes tecnologías, etc., que debes buscar en este tipo de aparatos, lo que vas a encontrar ahora es un enfoque diferente, más centrado desde el punto de vista práctico y pensando en las circunstancias del usuario final, más que en las cuestiones técnicas.

Necesito mejorar la señal WiFi

Este apartado lo vamos a dividir en dos subpartes, la primera para orientarte a la hora de posicionar el router en la mejor zona para tener una buena cobertura de señal WiFi, además de cómo orientar sus antenas para obtener los mejores resultados. Así no cometerás los errores típicos cuando compres uno de estos equipos.

Por otro lado, te informaremos sobre cómo mejorar la señal WiFi y comprar los routers neutros con la mejor cobertura del mercado…

Los errores más comunes a la hora de posicionar el router y sus antenas

Recuerda que la posición del router también es un punto estratégico a la hora de tener una buena señal en la zona. Pero mucha gente posiciona el router en algunos lugares poco adecuados, consiguiendo una mala señal en la casa u oficina. Para que no cometas esos errores, sigue estas recomendaciones:

Situar WiFi en el centro del edificio

¿Dónde poner el router?

Ponlo en una zona céntrica horizontal y verticalmente hablando. Estudia el área que quieres cubrir, una vez lo sepas, si es una planta y la distribución será de forma horizontal por las distintas habitaciones de dicha planta, ponlo más o menos en el centro de la casa u oficina. Si es un edificio con varias plantas, es decir, se distribuirá de forma vertical, evita ponerlo en la planta baja o en la alta, mejor ponlo en la planta media para que se distribuya la señal de una forma más equilibrada en el resto de plantas.

Tampoco posiciones el router en un rincón. El rincón significa que tendrás dos planos de pared a las espaldas del router, lo que ya va a absorber parte de la señal WiFi, especialmente en routers de 5Ghz. Por eso, podremos reducir la calidad de la señal en ciertas estancias o habitaciones donde queramos llegar.

Los obstáculos fuera. Mientras menos obstáculos tenga el router por medio, mucho mejor. Evidentemente no vamos a mover muros o tirar paredes para mejorar la señal, pero sí que podemos posicionarlo en lugares donde el espacio esté más despejado. El agua también es un impedimento, por lo que evita situarlo en lugares con piscinas, peceras, depósitos, etc., de por medio. Tampoco lo coloques cerca de aparatos como la nevera, microondas, teléfonos móviles, etc., que puedan afectar a las ondas con interferencias. Por ejemplo, el Bluetooth satura especialmente las señales 2.4Ghz.

La madera es un buen elemento. Las paredes de madera o las puertas de este material se pueden atravesar fácilmente. Por ejemplo, si tienes una oficina donde quieres crear distintos espacios, mejor usa madera o pladur para dividir los espacios, evitando paredes de piedra, hormigón, etc., que son menos permeables por la señal. Esto también te indica, que si sitúas el router en una zona como un pasillo o hall donde dan todas las puertas de una vivienda o lugar de trabajo, la señal calará muy bien a través de las puertas para tener buena cobertura dentro de las habitaciones u oficinas.

¿Cómo orientar las antenas?

Resumiendo, siempre en vertical. Se supone que las antenas son omnidireccionales, es decir, transmiten en todas las direcciones por igual. Pero realmente se parecen más a dipolos y emiten mejor en horizontal, es decir, al rededor de la antena. Eso se vería bastante bien con ciertos aparados para hacer mapas de la cobertura y estudiarla… Pero siempre pon al menos una o varias de las antenas que tengas disponibles en vertical para obtener mejor calidad.

No las inclines o pongas en horizontal. Por lo general, eso es una mala idea, solo recomendable para edificios con varias plantas, en los que inclinando la antena 45º podrías hacer que cale la señal mejor hacia arriba y hacia abajo. Por ejemplo, si quieres una buena cobertura horizontal en la planta donde está el router y también quieres que llegue a la planta baja y planta de arriba, podrías poner una antena en vertical y la otra inclinada.

Es decir, si cuentas con varias antenas pon una vertical y otra horizontal, así con todas las que tenga… Eso podría ser beneficioso incluso para ciertos dispositivos cuyas antenas también se posicionan de una u otra forma, asegurándote de que todos están “contentos” con la recepción.

Firmware actualizado

Asegurate de adquirir un router cuyo fabricante se preocupe de actualizar constantemente el firmware. Por lo general, las marcas más conocidas lo suelen hacer. Y una vez saque las actualizaciones, actualizalo siempre que puedas.

Si tienes el firmware de tu router actualizado puedes beneficiarte de ciertas mejoras, no solo a nivel de seguridad o rendimiento, también para evitar ciertas pérdidas de señal. Por tanto, estate atento a las actualizaciones del firmware que se da en las webs oficiales de los fabricantes de los routers para mantenerte al día.

Siguiendo estas recomendaciones y las que te seguiremos dando hasta el final de este artículo, vas a conseguir las mejores prestaciones.

Adquirir un router neutro long-range

Router ASUS con 8 antenas

Hay algunas ocasiones en las que el router neutro que viene de por defecto con las instalaciones que nos hacen nuestros proveedores de Internet tiene una calidad que deja bastante que desear. En esos casos, puede que veamos cómo la señal WiFi llega decentemente a casi todas o todas las habitaciones de nuestro trabajo u hogar, pero que en algunas la cobertura es baja.

Es decir, puede que en las habitaciones o puntos más alejados, veamos una bajada considerable de la señal y por tanto nos vaya más lento o sea más inestable. En esos casos, no siempre es necesario comprar aparatos como los PLC o los repetidores, simplemente podríamos hacer una inversión para comprar un mejor router.

Eso no solo podría mejorar la cobertura de la señal WiFi, sino que también nos podría ofrecer otras mejoras con respecto a la velocidad, conectividad, etc., de las que no gozamos con nuestro router actual. Pero ¡ojo! Tiene sus riesgos, ya que deberás configurar adecuadamente el router para que funcione con tu ISP y además, asegurarte de que sea un buen router.

De lo contrario, habrás invertido dinero en vano para tener un router con las mismas características o peores que el que ya tenías y que tus problemas no solo no se han solucionado, sino que pueden incluso empeorar. Por eso, para hacer una buena elección, te remito a nuestra guía de routers neutros.

Como seguramente sabrás, existen routers con 2 antenas, 3, 4, u 8 antenas. Como entenderás, mientras más antenas tenga mejor. Pero los routers que aportan los proveedores de internet solo suelen tener 2. Sin embargo, si decides sustituirlo por un router neutro algo mejor, vas a encontrar modelos con más antenas para mejorar sus prestaciones.

No obstante, si no tienes conocimientos técnicos elevados, aquí te ofrezco una lista de algunos routers que pueden ir bien para mejorar la señal de nuestra red. Voy a incluir una lista con lo que se conoce como routers long-range, es decir, cuya señal llega considerablemente lejos y con buena calidad dentro de las capacidades del estándar y banda usada.

Por cierto, no lo he dicho antes, pero no solo puedes tener un solo router, puedes usar varios. Incluso puedes adquirir uno de estos que te recomendamos como central y el que tenías antes posicionarlo en otro lugar de la casa para usarlo como amplificador de la señal.

Necesito que la señal WiFi llegue a otra planta o habitación

El caso anterior no era tu caso, en tu caso la señal no llega a cierta planta del edificio o simplemente es tan débil que no quieres arriesgarte a invertir en un router y que esa no sea la solución adecuada. Quizás tampoco tienes conocimientos sobre la configuración y no te quieres arriesgar a quedarte sin Internet hasta que venga un técnico a solucionarte el problema…

Pues no te preocupes, en esos casos hay otra solución que es totalmente compatible con tu red actual y bastante más barata que la adquisición de un router. Incluso te puede servir para ir más allá de una simple amplificación de la señal WiFi y conectar algunos dispositivos de IPTV sin necesidad de cables en tu habitación. Me refiero a un PLC.

Por ejemplo, cuando tenemos un servicio de red que incluye canales de TV, se suelen instalar unos aparatos en el televisor que van conectados al router, pero si no lo tenemos cerca, habrás necesitado cablear la pared desde donde tienes posicionado el router hasta donde está tu TV. Para evitar esto, un PLC también puede ser una buena alternativa para ti.

Bien, volviendo otra vez al título de este apartado, en este caso, tenemos dos opciones para llegar con la señal hasta donde ahora era imposible o complicado. Una de las opciones la podemos usar en cualquier caso, es decir, es más universal, como es el caso de los repetidores o amplificadores de señal WiFi, y la otra es algo más específica y limitada como es el caso de los PLCs.

Por eso, esta sección la vamos a subdividir en dos nuevas secciones.

Dicha habitación comparte instalación eléctrica y está cerca

PLC

Como ya debes saber, un PLC (Power Line Communications) es un dispositivo que puede llevar la señal de la red a través de la instalación eléctrica de tu hogar. Eso quiere decir, que podremos transmitir datos aprovechando el mismo cableado de cobre que alimenta nuestros aparatos.

*Nota: cuando queremos ampliar la señal hasta una planta o habitación que comparte la misma instalación eléctrica, podemos usar los PLCs, pero también podríamos usar indiferentemente los repetidores que encontramos en el siguiente apartado.

El PLC puede ser el instrumento adecuado que buscas si por ejemplo quieres llevar una toma de red a un punto de la habitación diferente a donde tienes el router, y así conectar un aparato como una impresora de red que no admita wireless, un aparato para TV, etc. Pero recuerda que no debes usarlos para más de 100 metros. Aquí puedes ver los mejores PLCs que podemos comprar y conocer más información.

No estoy seguro de si es la misma instalación eléctrica o la distancia es >100 metros

Extensor o repetidor WiFi

Si no estamos seguros de si nuestra instalación eléctrica es la misma o es independiente para aquella habitación o planta a la que queremos hacer llegar nuestra señal WiFi o incluso si no estamos seguros de si nuestra antigua instalación eléctrica podría soportar un PLC, en ese caso, no te arriesgues y compra un repetidor, extensor o amplificador de señal WiFi (como lo quieras llamar), ya que va a funcionar bien en cualquiera de los casos.

Además, los PLCs están limitados a un máximo de 100 metros, y son bastante susceptibles a cierto ruido eléctrico generado por aparatos eléctricos como compresores, o equipos que consumen gran cantidad de energía eléctrica, como el horno, frigorífico, etc. Lo que podría hacer que nuestro PLC no sea la mejor opción.

O imagina que quieras llevar la conexión a otra planta o vivienda colindante que no comparten la misma instalación eléctrica. En ese caso, no puedes simplemente conectar un PLC en una de las plantas/habitaciones de una vivienda y el otro en la otra vivienda o planta, puesto que no habrá conexión.

Por eso, se hacen interesantes el uso de repetidores, que al funcionar mediante WiFi, si ellos están posicionados en un lugar donde les llega la señal del router central, puedes extender la cobertura más allá de lo que antes teníamos, transformándose ellos mismos en otra fuente de señal.

Y esto nos da más posibilidades, ya que si queremos llevarla aún más lejos, podríamos usar varios de estos repetidores para que de uno llegue a otro y así irlos conectando en diferentes enchufes del edificio hasta que llegue la señal a donde queremos, como si fuese una cadena de fuentes de señal WiFi.

Por cierto, una desventaja del repetidor es que, a diferencia del PLC, no suele tener una toma de corriente incorporada para que puedas evitar “desperdiciar” un enchufe solo para amplificar la señal y no puedas conectar ningún aparato ahí. Es decir, en el caso del repetidor deberemos usar un ladrón para conectar algo en dicho enchufe además del propio repetidor si nos hace falta.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta