Servidor NAS: ¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve?

La demanda de almacenamiento conectado a la red, también conocido como servidor NAS, ha crecido en los últimos años. Se trata de dispositivos que pueden conectarse directamente a una red (ya sea a través de una conexión por cable o inalámbrica), y que vienen con múltiples características que facilitan tanto el almacenamiento de archivos como la gestión de la red.

En este artículo, conocerás qué es un servidor NAS exactamente y cómo funcionan. Si ya sabes algo sobre ellos, puedes conocer cómo elegir un NAS para montar tu propia nube en casa y cuáles son los mejores servidores NAS para hogares y empresas.

¿Qué es un servidor NAS?

Un servidor NAS es un dispositivo de almacenamiento de datos al que tienes acceso a través de la red. Estos dispositivos al igual que tu PC cuentan con un sistema operativo, procesador, memoria RAM y unidades HDD.

Generalmente los dispositivos NAS pueden ejecutar ciertas aplicaciones y tienen un buen nivel de seguridad. El verdadero encanto de esta tecnología, es que varios ordenadores o incluso móviles inteligentes pueden conectarse remotamente a él. Claro, para tener este tipo de conectividad es necesario realizar ciertas configuraciones, pero es posible.

¿Cómo funciona un servidor NAS?

Puertos de un servidor NAS

El funcionamiento es muy sencillo, tu PC o móvil leerá y escribirá datos en el dispositivo NAS. La rapidez con la que esto suceda dependerá tanto del tamaño de los archivos como de la calidad de la red local.

Los dispositivos NAS son muy sofisticados y para que las personas puedan conectarse en tantas formas diferentes a través de la red, cuentan con una arquitectura muy bien definida.

Componente de red

Este es el medio por el que tus dispositivos móviles y ordenadores pueden conectarse al NAS.  La conexión a la red puede darse por medio del cable ethernet o bien por Wi-Fi. También podemos ver dispositivos NAS con puertos USB, pero no sirven para conectar tu PC a ellos, sino para conectar otros dispositivos NAS.

Procesador y memoria RAM

Los servidores NAS cuentan con un procesador y memoria RAM. Si bien no se trata de un PC, un buen procesador y suficiente RAM ayudará a que el servidor rinda lo suficiente sin colapsar. Dependiendo de para que quieras tu servidor NAS, debes prestar atención a estas características.

En caso de que el uso que le quieras dar sea para copias de seguridad, no es tan importante. Pero si quieres un servidor NAS para reproducir contenido, o transferir muchos archivos, es mejor que tenga buena potencia.

Especificaciones de un servidor NAS

Almacenamiento

Por lo general, los dispositivos NAS cuentan con 2 y hasta 5 discos duros. Por un lado esto puede dar más capacidad, pero al mismo tiempo pueden ser usados para redundancia en caso de que algún otro dispositivo se dañe y tener mejor acceso.

Cada servidor NAS tiene un almacenamiento máximo que puedes instalar en discos duros. Este puede variar desde 2 TB hasta 32 TB o incluso más. Normalmente puedes encontrar dispositivos NAS con discos duros instalados, pero algunas veces debes comprarlos por separado.

Sistema operativo

Para un uso promedio no notarás que existe un sistema operativo en tu nuevo dispositivo de almacenamiento. Pero lo cierto es que sí lo tienen, este sistema operativo es necesario para poder ejecutar todas las tareas necesarias en el NAS. También es compatible con distintos tipos de aplicaciones, como por ejemplo:

  • Servidor web.
  • Reproducción de contenido multimedia.
  • Aplicaciones comerciales como ERP y CRM.
  • Correo electrónico, hojas de cálculo, etc.
  • Uso compartido de archivos.
  • Descargas P2P.
  • VPN.

Como puedes ver, los servidores NAS pueden tener muchísimos usos. Pero, ¿cuál comprar?, decidirlo no es muy difícil. Solo debes definir dos cosas, para qué lo quieres y el presupuesto disponible, y así buscar el que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cómo puedo conectarme a un servidor NAS?

Servidor NAS

Una manera es conectarlo directamente al PC. Normalmente esto lo hacemos cuando queremos más almacenamiento del que tiene nuestro PC o portátil. Para ello se usa un cable que va desde la unidad hasta el puerto USB del ordenador.

También puedes conectar el dispositivo NAS a una red. Es decir, al router de tu empresa o de tu hogar, bien sea por el puerto ethernet o a través del WiFi. Esta sería la opción ideal para un servidor NAS, ya que el objetivo es que varios usuarios con permisos puedan conectarse a él.

Existe una tercera opción que no requeriría comprar un NAS, que sería pagar una suscripción a almacenamiento en la nube. El problema de esto es principalmente los costos fijos, además de que si sufres de fallas de Internet no tendrás acceso.

Juan González

Juan González

Ingeniero en computación, apasionado por la electrónica y la tecnología, poniendo todos mis conocimientos a la orden.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo