Guía Hardware

Mejores discos duros para NAS HDD y SSD: Guía de compra

Actualizado a: 17 de febrero de 2023

Si estás pensando en adquirir un disco duro para NAS, te proponemos esta guía para que puedas adquirir la mejor de las opciones y además te proponemos una lista con las mejores marcas y modelos que puedes adquirir, para que no te pierdas aunque no tengas conocimientos técnicos. Es decir, todo lo que necesitas saber sobre el mundo NAS reunido en un solo artículo.

Y si aún no conoces qué es eso de la tecnología NAS (Network Attached Storage), también te explicaremos todo lo que debes saber, con las posibilidades y comodidades que nos permiten este tipo de dispositivos, y así podrás evaluar si realmente necesitas uno de los mejores servidores NAS domésticos y para empresas o no.

Para saber más: Los diferentes tipos de discos duros

Qué buscar en un disco duro para NAS

Para elegir un buen NAS, no solo necesitas elegir cualquier carcasa para NAS y un disco duro, sino que tendrás que tener en cuenta algunas consideraciones más. No es tan sencillo como para crear un disco duro externo con una carcasa y un disco duro interno. En el caso del NAS, las carcasas no solo son simples protecciones de plástico o metal como en el caso de los discos duros convencionales, sino que contienen una circuitería y electrónica que hay que vigilar.

Un NAS es un ordenador pequeñito con un gran dispositivo de almacenamiento, dicho de un modo colocquial. De hecho, contiene una CPU, que será un SoC basado en ARM (normalmente) y con un sistema operativo que puede ser Linux en la mayor parte de los casos para la gestión de éste (aunque el sistema operativo sea transparente para el usuario final), una memoria RAM, etc., así como un adaptador de red o tarjeta de red integrada.

Todo ese hardware es importante, ya que de la CPU va a depender el rendimiento y fluidez de éste, al igual que de la RAM, así como el desempeño de la conexión a red dependerá del adaptador. Por eso, especialmente si es una tecnología wireless o inalámbrica, es interesante que sea lo más estable y rápida posible como describimos en nuestro artículo sobre las mejores tarjetas de red.

Pero hay algo incluso más importante que todo eso, y es el disco duro o discos duros que guarde en su interior, ya que de él dependerá también la latencia para los accesos (lectura y escritura) y algo tan importante como la capacidad de almacenamiento. Por ello, es especialmente elegir un buen disco duro con unas altas prestaciones. Incluso los fabricantes de medios de almacenamiento mecánicos/magnéticos (HDD) han pensado en ello y han lanzado ediciones o versiones de sus discos especiales para NAS.

También te servirán los SSD, que se pueden usar para conseguir un NAS más rápido aprovechando las prestaciones de éstos, e incluso los SSHDD híbridos de los que ya hemos hablado. Recuerda que en cualquier caso, sea del tipo que sea, es importante la marca para conseguir menor tasa de fallos, es decir, mayor fiabilidad. Nadie quiere que sus datos se corrompan o se pierdan por fallos ¿Verdad?

Por ello, te aconsejamos las mismas marcas que recomendábamos en nuestros artículos para elegir los mejores discos duros. Es decir, para los HDD los Western Digital o WD, HGST y Toshiba, evitando los Seagate que tienen las tasas de fallos más elevadas últimamente, aunque en el pasado llegaron a reinar. Por supuesto, elige las ediciones marcadas como NAS de estas marcas, ya que los discos duros normales no están especialmente diseñados para uso en NAS y no será tan óptimo.

Además del consumo, fiabilidad y posibilidades que ofrecen estos discos duros especiales para NAS, debes saber, que los fabricantes de carcasas o dispositivos NAS completos, también suelen tener productos que permiten el uso de uno o varios discos duros como ya dije. Y en el caso de haber varios, muchos tienen la posibilidad de usar diversas configuraciones RAID, es decir, para almacenamiento redundante que en principio aporta mucha mayor seguridad para nuestros datos al hacer copias en varios discos duros… o sumar las capacidades de varios discos duros para tener un espacio de almacenamiento mucho mayor.

Por último te diría que vigiles también el consumo, ya que son dispositivos que van a estar de forma permanente conectados a la alimentación y a la red para poder acceder a ellos en cualquier momento. Si su consumo es elevado, puede que lo notes en la factura de la luz.

¿Cuál es el mejor disco duro para NAS?

Table could not be displayed.

Mejores Discos duros para NAS tipo HDD

Como siempre hacemos, incluiremos nuestra recomendación con los mejores discos duros para NAS que puedas comprar en el mercado, por si no tienes conocimientos técnicos y te pierdes un poco con todo lo comentado anteriormente. Teniendo en cuenta todo esto, la lista de los mejores modelos son:

La firma Western Digital ofrece una muy buena calidad y fiabilidad, además de una tecnología muy innovadora. La gama WD Red están especialmente diseñados para NAS, y son válidos tanto para un NAS destinado al uso doméstico, como para NAS profesionales usados en empresas pequeñas, medianas y grandes, ya que sus prestaciones son extremadamente buenas para cualquier trabajo, aunque la serie RED PRO son mejores para uso profesional y además cuentan con mejores prestaciones y fiabilidad, entre otras cosas por su buffer o cache de 128MB (doble de la gama normal).

Red ha sido diseñada para cubrir las necesidades que se buscan en un medio de almacenamiento en red, con capacidades hasta 10TB. La diferencia con otros modelos de WD es que estos discos duros han sido probados para funcionar adecuadamente en un NAS, algo que no es así en los otros modelos. Además, son compatibles con la tecnología NASware 3.0 que permite equilibrar el rendimiento y alargar la vida (fiabilidad cuando están trabajando como NAS y RAID).

Igualmente, Red tiene un sistema de optimización del consumo y para reducir las altas temperaturas durante su funcionamiento, algo importante cuando tenemos NAS grandes con varios discos duros funcionando tan juntos y durante largos periodos de tiempo (24/7).

Western Digital Red 1TB – 10 TB

WD Red

Western Digital lanzó una de sus mejores series de discos HDD para NAS en 2019 y, entre las más actuales, podemos encontrar modelos de hasta 14 TB, ampliando la capacidad máxima de los HDD de la serie.

Este modelo en concreto está diseñado específicamente para ser compatible con sistemas NAS con usos no profesionales. Por tanto, son ideales para sistemas NAS domésticos y de pequeñas empresas con hasta 8 bahías funcionando en un entorno 24 horas al día, 7 días a la semana, mientras admiten una tasa de carga de trabajo de hasta 180 TB/año.

Los discos WD Red vienen con tecnología NASware 3.0 para equilibrar el rendimiento y la fiabilidad en entornos NAS y RAID. Sin duda, este disco duro HDD para NAS ofrece a los usuarios la mayor capacidad posible a un precio relativamente económico.

136,45€
30 nuevo desde 136,45€
1 usado desde 124,90€
A 16 de abril de 2024 13:26
Amazon.es
98,99€
Pccomponentes.com

Western Digital Red PRO 1TB – 10TB

WD Red Pro

El WD Red Pro de hasta 20 TB es otro gran disco duro para NAS que continúa manteniendo un alto estándar en cuanto a su arquitectura y rendimiento. Su principal diferencia con el modelo anterior es la opción de conseguirlo con mayores capacidades de almacenamiento, además de que mejora el rendimiento de aproximadamente 50-60 MB/s en lectura y escritura.

La diferencia de precio entre WD Red y Red Pro es obvia (WD Red Pro es más caro). El precio de los discos duros varía según la capacidad, por lo tanto, puedes elegir el más adecuado de acuerdo a tu presupuesto.

147,46€
161,37€
32 nuevo desde 147,46€
A 16 de abril de 2024 13:26
Amazon.es
122,98€
Pccomponentes.com

Seagate IronWolf Pro

Seagate IronWolf Pro

Otro de los mejores discos duros para NAS que puedes conseguir con una buenísima capacidad es este Seagate IronWolf Pro. Buen rendimiento con velocidades de hasta 214 MB/s, siendo además bastante silenciosa.

Está pensado para un uso intensivo durante todo el año a todas horas. Aunque su pequeña contra es su tasa de carga de trabajo de 300 TB/año. No lo notarás si no piensas transferir grandes cantidades de datos anualmente.

Este IronWolf Pro admite sistemas NAS de hasta 24 bahías, lo que lo convierte en una excelente opción para empresas y usuarios que necesitan un alto rendimiento.

Seagate IronWolf

Seagate IronWolf

Si está buscando un disco duro NAS de alta capacidad, el Seagate IronWolf de 18 TB es una excelente opción. Cuenta con una buena relación calidad precio y una amplia variedad de características que la serie IronWolf Pro.

Está preparado para aguantar un uso intensivo a lo largo del tiempo sin vibraciones extrañas, y además cuenta con el sistema de gestión de la marca para poder monitorearlo y garantizar la seguridad de tus archivos almacenados.

En cuanto a velocidades de transferencia , alcanza hasta 180 MB/s, que aunque no son las más rápidas del mercado, son bastante buenas si tenemos en cuenta el precio. Solo es compatible con hasta ocho bahías, aunque realmente pocos sistemas NAS domésticos van a superar esa capacidad.

Toshiba N300

Toshiba N300

Toshiba también tiene algunos de los mejores discos HDD para NAS bajo la serie N300. Se trata de modelos de 3,5 pulgadas diseñadas para usuarios y empresas que buscan alta capacidad y rendimiento 24/7.

Como todas las unidades de este tipo, la N300 está optimizada para brindar fiabilidad y resistencia (un factor de carga de trabajo máximo de 180 TB/año) y admite configuraciones de múltiples RAID dentro de dispositivos NAS con hasta 8 bahías. 

La familia N300 cuenta con una interfaz SATA de 6 Gbps, viene en capacidades de 4 TB, 6 TB y 8 TB, gira a 7200 rpm y cuenta con 1 millón de horas de tiempo medio entre fallas.

Mejores Discos duros para NAS tipo SSD

Usando un disco duro SSD, se consiguen muy buenas prestaciones de velocidad, ya que todas las cualidades que conseguimos con un SSD en un PC, también las disfrutaremos en nuestra red NAS, permitiendo que el disco duro no sea un cuello de botella aunque tengamos una conexión ultra rápida (Gigabit). Además, el ruído que hacen es cero, el consumo es más reducido y al no tener partes mecánicas, suelen durar más.

En el caso de optar por un SSD, deberás vigilar si tu carcasa NAS soporta la tecnología del disco duro elegido, es decir, podría soportar memorias M.2, pero no NVMe. Una vez sepas el tipo de memoria que admite, puedes pasar a elegir la capacidad y modelo de disco duro que quieres. Nosotros te recomendamos los discos duros Samsung, que son los que mejor consideramos:

Western Digital Red SA500

Western Digital Red SA500

Un disco duro SSD para NAS es sinónimo de transferencia rápida. El Western Digital Red SA500 es uno de los mejores en este tipo, ofreciendo fiabilidad y velocidades que alcanzan los 560 MB/s de lectura y hasta 530 MB/s de escritura, muy por encima de los discos estándar.

Si estás buscando almacenar o transferir archivos 4K u 8K en tu NAS, esta opción es la más recomendable a nivel de precio. La única desventaja es que tan solo alcanza los 2 TB de almacenamiento.

70,73€
88,94€
29 nuevo desde 68,70€
5 usado desde 49,00€
A 16 de abril de 2024 13:26
Amazon.es

Samsung 870 EVO 250 GB – 4 TB

Samsung 850 EVO

El 870 EVO de Samsung está disponible en casi todas las capacidades que podamos necesitar a nivel doméstico y pequeñas empresas, desde 250 GB hasta 4 TB.

Este Samsung 870 EVO viene en un factor de forma de 2,5” y 7 mm y tiene una elegante carcasa de aluminio anodizado negro que le da una sensación de calidad frente a sus competidores más baratos.

En cuanto a especificaciones, tiene un caché SLC estático de 6 GB a 12 GB junto con un caché SLC dinámico que abarca decenas de gigabytes. Por otra parte, puede alcanzar velocidades secuenciales de hasta 560/530 MBps.

200,63€
3 nuevo desde 200,63€
A 16 de abril de 2024 13:26
Amazon.es

Samsung 860 EVO 1TB – 4TB

Samsung 860 EVO

La principal diferencia con el 870 EVO es que el. 860 EVO solo usa la tecnología MLC de 2 bits, que es significativamente más lenta en comparación con el 870. Además, la nueva actualización del 870 soluciona el problema del protocolo SATA 3 en el 860 que le impide alcanzar su máximo potencial.

Más allá, tan solo es un poco más rápido, siendo este 860 EVO más económico en algunos casos. Si el precio es importante para ti, seguramente esas diferencias de velocidad no las vayas a notar, aunque deberás estar atento a la compatibilidad con tu NAS.

Samsung 970 EVO Plus 500GB – 2TB

Samsung 970 EVO Plus

El 970 EVO Plus de Samsung puede ofrecer hasta 3,5 GB/s de rendimiento de lectura secuencial y hasta asombrosos 3,3 GB/s de escritura. También ofrece hasta 620 000/560 000 IOPS de lectura/escritura aleatorias.

A diferencia de la mayoría de los SSD para NAS, los SSD NVMe de Samsung cuentan con una descarga de controlador opcional que ayuda a mejorar ligeramente el rendimiento con respecto al controlador NVMe predeterminado de Windows. También ayuda a garantizar la compatibilidad con sistemas operativos Windows más antiguos, como Windows 7.

Puedes usar el software Magician and Data Migration de Samsung para monitorear, comparar e incluso clonar los datos de tu disco actual en su nuevo SSD de Samsung.

102,09€
129,89€
55 nuevo desde 102,09€
2 usado desde 86,97€
A 16 de abril de 2024 13:26
Amazon.es
107,74€
Pccomponentes.com

Podrías usar otras marcas de SSD como Crucial, Intel, etc., pero las prestaciones y calidad que vas a conseguir con los Samsung son casi inigualables.

¿Qué es un servidor NAS y para qué sirve?

NAS (Network Attached Storage) es una tecnología que nos permite tener un dispositivo de almacenamiento con un adaptador de red integrado para poderlo conectar mediante cable o WiFi a nuestra red LAN o a Internet y así disponer de él simplemente conectándonos a esta red desde donde sea. Es decir, es un almacenamiento conectado a la red mediante protocolos como TCP/IP.

Estos dispositivos se pueden adquirir ya completos, es decir, una carcasa que integra un disco duro o varios en su interior, y además la fuente de alimentación y el adaptador de red para dotarlo de un enlace a nuestra red, o también podemos comprar carcasas para NAS y nosotros mismos adquirir el disco duro o discos duros por separado. Esto nos da más flexibilidad a la hora de elegir el hardware, al igual que ocurre con las carcasas para discos duros que podemos comprar. Incluso podemos montar un servidor NAS para conectarse a través de cualquier cliente y usar este servicio «cloud doméstico».

Ya te habrás dado muchas pistas de las posibilidades que te permite un NAS, como por ejemplo tener tu propia nube de almacenamiento privada en casa. Es decir, conectar un disco duro a la red y desde cualquier lugar del planeta, poder almacenar lo que quieras o acceder al contenido. ¿Para qué? Pues…

  • Backup: te permite hacer copias de seguridad de tus PCs y dispositivos móviles (smartphones, tablets,…) cuando lo necesites en un medio de almacenamiento privado que tú mismo gestionas, por lo que no tienes que pagar un servicio cloud o preocuparte de políticas de privacidad y demás que tenemos cuando dejamos nuestros datos privados en manos de servicios en la nube.
  • Multimedia: imagina que almacenas música, imágenes, o vídeos en el NAS, de esta forma, podrías acceder desde cualquier lugar a ellos. Por ejemplo, imagina que tienes películas en tu NAS y que quieres verlas con un amigo en su casa. Simplemente accederás al NAS conectado a la red desde la smartTV de tu amigo, y puedes ver la película como si la tuvieses localmente.
  • Compartir: puedes usar el NAS como un servidor particular, y con él compartir datos entre varios clientes. Estos clientes pueden ser tus propios dispositivos (portátil, sobremesa, smartphones, videoconsolas, impresoras en red,…) u otros ajenos, es decir, abrirlo y darle acceso a terceros para que amigos, empleados de tu empresa, o quien quieras pueda también tener acceso al contenido para leer y escribir, facilitando compartir datos.
  • Servidor NAS: similar al ejemplo anterior, pero a mayor escala, es decir, si tu ancho de banda y demanda te lo permiten, podrías usarlo para abrirlo al público y dar acceso a cualquiera que se quiera conectar por Internet a él y almacenar o leer/descargar datos.
  • SAN: una SAN es una Storage Area Network, es decir, conectar varios NAS a una misma red para formar una red de almacenamiento con más capacidades. Eso permite tener una red local con múltiples dispositivos NAS que operan en bloques y no por separado…
  • Videovigilancia: si usas cámaras IP, podrías también montarte un sistema de videovigilancia y que las grabaciones puedan almacenarse en tu NAS.

Como puedes ver, las posibilidades son bastante amplias.

Isaac

Isaac

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores al que le encanta escribir y compartir sus conocimientos con los demás, especialmente si son de hardware.

>
Guía Hardware
Logo