Cómo recargar el tóner de impresora láser

El funcionamiento de las impresoras láser es más barato que el de las impresoras de inyección de tinta, por eso hay más lugares de trabajo que utilizan impresoras láser. Sin embargo, el precio de los cartuchos de tóner puede ser un problema a la hora de rellenar el tóner de las impresoras láser. Veamos cómo recargar el tóner de impresora láser para que puedas ahorrar algo de dinero.

Materiales que vas a necesitar

Antes de empezar a recargar el tóner de impresora láser, es importante comprar tinta de tóner de calidad y, sobre todo, que sea compatible con tu impresora. Aquí tienes algunos ejemplos de polvo de tóner para diferentes marcas como HP y Brother.

Además, tendrás que contar con un destornillador de estrella, una hoja de periódico o cualquier superficie donde cubrir el espacio de trabajo para no manchar, un paño suave, cualquier destornillador con filo y algo de paciencia.

Cómo recargar el tóner de impresora láser paso a paso

Comenzaremos a recargar el tóner de impresora láser viendo el tipo de cartucho que integra: con orificio de llenado o sin él. En el caso de no contar con orificio, deberás utilizar alguna herramienta para quemarlo y poder hacerlo.

Ten en cuenta que este orificio ha sido diseñado para no ser abierto por los usuarios comunes, por lo que necesitarás apoyarte del destornillador y alicates para hacer palanca.

orificio cartuchos tóner

Una vez hayas localizado y abierto el orificio de llenado, utilízalo para echar el tóner en el cartucho. Normalmente viene con algún tipo de embudo para poder verterlo, pero en caso contrario siempre puedes fabricarte uno tú mismo o utilizar algo que tengas por casa y no vayas a usar más.

Nosotros te recomendamos que lo apiles bien, presionando con el culo del destornillador sobre el polvo para que quede bien compacto en el interior. Ten mucho cuidado de no agitar o mover el cartucho de tóner, pues el polvo saldrá disparado y podría provocar serios problemas.

El último paso es volver a sellar el orificio de llenado. Si tu cartucho tenía un orificio de llenado prefabricado, simplemente vuelve a insertar el tapón de plástico que retiraste anteriormente y ponle unas 3 capas de cinta aislante para asegurarte de que no se salga.

Y ya simplemente faltaría limpiar bien el cartucho que hemos rellenado para proceder a instalarlo de nuevo en nuestra impresora láser. Es un proceso sencillo una vez consigues quitar la tapa, aunque es engorroso y puede ensuciar el espacio donde lo hagas. Tenlo en cuenta.

Recargar el tóner o comprar uno nuevo: ¿Qué es mejor?

Aunque es tentador rellenar el cartucho de la impresora en lugar de comprar uno nuevo, no siempre es la mejor opción. Muchos fabricantes afirman que rellenar los cartuchos puede ser perjudicial para la impresora, pero hay formas de rellenar los cartuchos de forma segura.

Sin embargo, nuestra respuesta a esta pregunta es sencilla: si eres capaz de rellenar el cartucho de tóner tú mismo, sin dañar la impresora, es una buena forma de ahorrar dinero. Sin embargo, si no eres hábil con las herramientas o no quieres arriesgarte a estropear la impresora, probablemente sea mejor que compres un cartucho nuevo.

En primer lugar, debes comprobar si el cartucho es recargable. Algunos no tienen orificios de recarga o tienen un microchip diseñado para impedir que los rellenes. Si este es el caso, puede ser mejor (y más barato) a largo plazo simplemente comprar un nuevo cartucho.

Los cartuchos no recargables suelen ser más caros porque cuestan más por menos tinta. Sin embargo, si eres cuidadoso y estás dispuesto a poner un poco de empeño, puedes ahorrar una cantidad significativa de dinero rellenando tus propios cartuchos en casa.

Javi Rosagro

Javi Rosagro

Periodista especializado en la redacción de contenidos digitales. Siempre intento darle un toque cercano a cada artículo de GuíaHardware para ayudar a los usuarios a encontrar lo que realmente buscan.

>
Guía Hardware
Logo