OLED vs QLED: todo lo que debes saber

LED IPS, OLED, AMOLED, QLED… cada vez hay más tecnologías de paneles para las TVs, y cada vez existen mayor confusión por parte de los consumidores a la hora de comprar una nueva Smart TV. Actualmente existen dos tecnologías bastante prometedoras, como las pantallas OLED y QLED. Si vas a hacer una compra próximamente y no sabes por cuál decidirte, aquí encontrarás la respuesta.

¿Qué es un panel OLED?

OLED

Impulsada principalmente por LG y Sony, OLED (Organic Light-Emitting Diode) es un tipo de tecnología de paneles que emplean unos tipos de LEDs orgánicos para mostrar la imagen. Estos LEDs orgánicos producen su propia luz, en vez de usar una matriz de luces LED de color blanco como en las pantallas LED convencionales para la retroiluminación.

Gracias a esto, se puede controlar mejor la iluminación de la imagen, y cada píxel del que se compone la pantalla se puede apagar o encender de forma independiente, generando unos mejores contrastes entre zonas de luz y sombra, así como un color negro más puro. Si observas una pantalla LED convencional, verás que al mostrar una imagen negra no es un negro real, sino una especie de gris luminiscente debido a que la retroiluminación está actuando y no se apaga. Eso en una OLED no ocurre, y el negro es realmente negro.

Otro factor derivado de esta propiedad es que también suelen consumir menos, ya que no mantienen la iluminación de la matriz completa de forma constante, sino que van iluminando y coloreando las zonas que se necesita en cada escena. Incluso puedes ver paneles flexibles, lo que no sería posible con otras tecnologías de panel.

A pesar de que la tecnología OLED se ha popularizado mucho en las televisiones de alta gama y algunos monitores, lo cierto es que no deja de tener sus desventajas. Uno de los puntos débiles es su durabilidad, que al tener materiales orgánicos, serán más perecederos. No obstante, poco a poco se ha ido mejorando la fiabilidad de estas pantallas, permitiendo que duren años… También se dan efectos negativos como las imágenes fantasmas o el burn-in (quemado) de la imagen.

¿Qué es un panel QLED?

OLED vs QLED

Casi todas las pantallas basadas en tecnología LED son similares en algunas capas, pero existen cambios en otras. En el caso de la QLED (Quantum Dot LED), desarrollada por Samsung, es otra alternativa a OLED que emplea una matriz de iluminación LED con luz azul en vez de blanca, es decir, igual que una LED convencional, pero cambiando el color de iluminación por el azul. Sin embargo, por otro lado se parece a la OLED, dado que los puntos cuánticos se pueden controlar de forma independiente.

Es decir, es una tecnología intermedia entre la LED convencional y la QLED. Un panel similar a la LED convencional pero con las ventajas de la OLED al poder controlar mejor la iluminación y mostrar negros más puros. Lo mejor de ambos mundos combinado en uno, pero no libre de desventajas. Una de ellas es que contiene materiales cancerígenos y peligrosos para el medio ambiente, como el cadmio. Otro problema es el nivel de contraste inferior a la OLED, ángulo de visión más pobre, peor tiempo de respuesta, menos eficientes energéticamente, menos pureza del tono azul, etc.

OLED vs QLED: Ventajas y desventajas

OLED vs QLED

Ciertamente muchos usuarios se estarán preguntando aún si es mejor una OLED o una QLED, para poder elegir, lo mejor será ir analizando cada punto por separado y hacer una comparación:

  • Pureza del color negro: la pureza del negro de un panel OLED es superior a la del resto de paneles, incluidos el QLED.
  • Contraste: en ambos es muy bueno, pero dado que en el OLED el negro es más puro, ganaría la pantalla OLED también en este punto.
  • Brillo: las QLED han mejorado uno de los problemas más evidentes de las OLED, y es que son pantallas con un brillo más pobre. Las QLED tienen un mejor brillo, como las LED convencionales. En escenarios con una gran iluminación ambiental, las OLED podrían tener más dificultades para verse, y se necesitaría una luz más tenue en la sala.
  • Gama de colores: ambas tienen un buen espacio de color, por lo que en este punto están empatados.
  • Tiempo de respuesta: el tiempo que tarda cada píxel en cambiar de estado es algo del interés de los gamers, es peor en la QLED, por tanto, es preferible elegir una OLED si este factor es importante para ti.
  • Frecuencia de refresco: esto dependerá de cada modelo, pero las OLED siguen teniendo ventaja a la hora de mostrar más cantidad de frames o fotogramas por segundo, lo que dará sensación de una imagen más fluida.
  • Input lag: es el retardo producido entre las acciones de los dispositivos de entrada y la muestra del resultado en la pantalla. Esto no depende del tipo de panel, por tanto ambos son buenos en este caso. Dependerá más del resto del hardware, sistema operativo, etc.
  • Ángulo de visión: como te habrás fijado, algunos paneles no se ven bien cuando no los miras de frente. Los mejores son los LED IPS convencionales, que admiten verse desde multitud de ángulos sin distorsión. En cuanto a las OLED, tienen un ángulo de hasta 84º, algo superior a las QLED. En caso de que tengas un salón con varios puntos desde donde ver la TV, mejor elige una OLED. La QLED solo es buena para verla desde el frente.
  • Dimensiones: puedes encontrar varias dimensiones de pantalla en pulgadas en ambos casos, pero las OLED estarán limitadas, aunque puedes encontrar modelos muy grandes en la actualidad. Las QLED en este sentido superarían a las OLED, teniendo pantallas enormes.
  • Vida útil: como he mencionado, las OLED tienen problemas de quemado, imágenes fantasma, y los materiales orgánicos tiene fecha de caducidad. No obstante, LG ha mejorado sus paneles para que duren más, y puedes encontrar televisores que pueden durar hasta 54 años si se usan 5 horas diarias. En cuanto a QLED, no tienen esos problemas, y son más duraderas. No obstante, recuerda que tarde o temprano ambas televisiones se estropearán, y es probable que el problema sea otro diferente al panel… e incluso es probable que antes de que llegue a su fin de vida cambies de televisor.
  • Eficiencia energética: los paneles OLED tienen un consumo energético muy bajo, en torno a un 40% menos que las QLED si se comparan tamaños de pantalla iguales. Por tanto, la diferencia en la factura de la luz con una OLED es más que evidente.
  • Precio: ambas son teles de gama alta y son aras, pero las OLED son algo más caras. Poco a poco han ido bajando de precio conforme la tecnología se ha perfeccionado. Las QLED son más recientes y ahora sufren ese problema del precio alto, pero se espera que vayan bajando con los años.

Conclusión

En definitiva, OLED gana a QLED en la mayoría de los campos, y las desventajas de OLED frente a QLED no son tan malas como para plantearse adquirir una televisión QLED. Así que, la recomendación es que compres una OLED LG, ya que son las más duraderas y avanzadas en cuanto a tecnología.

Isaac

Isaac

Electrónico, apasionado de la tecnología y escritor. Además de impartir cursos de administración de sistemas GNU/Linux como preparación para las certificaciones LPI, e introducción a la supercomputación y la arquitectura de computadoras. Autor de la enciclopedia sobre microprocesadores "El Mundo de Bitman", así como otros manuales y colaborador de otros proyectos de código abierto... Siempre intentando aprender.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Todas las ofertas destacadas del Black FridayVer post
+
Guía Hardware
Logo