Mejores kits de refrigeración líquida de 120mm

Si está buscando una solución de enfriamiento líquido asequible, en esta guía, te recomendamos cinco de las mejores soluciones AIO de 120 mm que hay en la actualidad, para que puedas elegir una de ellas sin temor a equivocarte. Además, te enseñaremos cómo puedes elegir un modelo con las características más óptimas para tu caso particular.

A diferencia de los sistemas de refrigeración más grandes, los todo en uno de 120 mm en realidad no brindan mucho más rendimiento de enfriamiento que los sistemas de refrigeración por aire de gama alta. Sin embargo, sí que superan con creces a los sistemas de enfriamiento por aire más modestos y también pueden aportar una estética más atractiva para equipos gamers o de entusiastas.

Por esto, si estás buscando un sistema de refrigeración líquida AIO asequible de 120 mm, esta guía lo ayudará a encontrar una buena opción.

Mejores kits de refrigeración líquida de 120 mm

En nuestra selección, hemos elegido los siguientes sistemas de refrigeración como los modelos recomendados:

NZXT Kraken M22 (Mejor elección)

Corsair H60 (Alternativa al ganador)

Master Liquid ML120L (Buena opción con iluminación RGB)

Corsair iCUE H150i ELITE CAPELLIX (Para sistemas blancos)

EVGA CLC 120 (El más barato)

Cómo elegir el kit de refrigeración líquida adecuado

refrigeración líquida AIO

Presupuesto

En primer lugar, lo primero que hay que considerar es el presupuesto del que dispones para comprar tu sistema de refrigeración líquida AIO de 120 mm. Sabiendo esto podrás centrarte solo en aquellos modelos que te puedas permitir, facilitando aún más la elección.

Vas a encontrar sistemas con precios muy diferentes, algunos de marcas más caras o de gama más lata, otros modelos asequibles. No obstante, estos sistemas de enfriamiento de 120mm no son nada caros por lo general. De hecho, no necesitas gastar demasiado para que tu CPU esté bien refrigerada.

¿Para qué lo necesitas?

Como en casi todo, para elegir debes preguntarte para qué lo quieres. No es lo mismo un sistema de refrigeración líquido AIO de 120 mm para una CPU para uso convencional que si la necesitas para overclocking, en cuyo caso, el rendimiento tendría que ser el mejor para poder desalojar todo el calor extra generado por el aumento del voltaje y la frecuencia de reloj.

Personalmente, para overclocking, especialmente si son casos más extremos, deberías optar mejor por otros sistemas de mayor eficiencia que estos. No obstante, estos sistemas siempre van a ser mejor que la solución de enfriamiento que vienen en las cajas de las CPUs.

Recuerda que estos sistemas suelen tener algo más de rendimiento que los sistemas de refrigeración activa por aire de gama alta. Y, incluso algunos sistemas de refrigeración que vienen con las CPUs AMD Ryzen de stock pueden ser suficientemente buenos para un overclocking leve. Pero eso no quiere decir que los sistemas de 120 mm o los refrigeradores de stock sean los óptimos para estas prácticas de aceleración.

Pros y contras a considerar antes de decidirte por un AIO

La refrigeración líquida, aunque sea la más básica, siempre es una buena opción de refrigeración. Pero no es la panacea, tiene sus ventajas e inconvenientes que deberías conocer antes de lanzarte a por un sistema de este tipo. Es decir, ahora que te has hecho la pregunta de cuánto vas a invertir y para qué lo quieres, lo siguiente es conocer estas ventajas y desventajas para decidir si es lo adecuado.

Ventajas de la refrigeración líquida

  • Alcanzan temperaturas más bajas que las soluciones activas por aire convencionales.
  • Tienen perfiles más bajos que los de aire convencionales, lo que deja más espacio para la circulación de aire dentro de la caja.

Desventajas de refrigeración líquida

  • Suelen tener una relación precio-rendimiento más baja que los enfriadores de aire.
  • Requieren más mantenimiento y presentan el riesgo de fugas.

Ventajas de la refrigeración por aire

  • Ofrecen un gran rendimiento por el precio que paga
  • Requieren poco mantenimiento, tan solo mantenerlos limpios.

Desventajas de la refrigeración por aire

  • No suelen ser adecuados para configuraciones que necesitan un enfriamiento extremo o para overclocking.
  • Algunas soluciones de gama alta pueden ser muy voluminosas y causar problemas de espacio dentro de la torre.

TDP

Es importantísimo tener muy claro cuál es el TDP de la CPU que deseas enfriar. Es decir, de la potencia de diseño térmico, que es la cantidad máxima de calor generado por el chip. Por tanto, deberías elegir una refrigeración líquida AIO de 120mm para que pueda disipar todo el calor generado por dicha CPU.

Tanto el sistema de refrigeración como la CPU tendrán una clasificación de TDP que debes hacer coincidir. Es decir, si una CPU disipa 120W de potencia, la solución de refrigeración debería ser adecuada para este TDP o incluso para TDPs superiores. Pero nunca debes elegir una refrigeración de TDP inferior a la de tu CPU o estarías en riesgo de sufrir sobretemperatura.

No obstante, elegir una TDP del enfriador ligeramente inferior a la de la CPU tampoco sería un gran drama, ya que la CPU no siempre va a estar trabajando a la máxima potencia. Pero no es lo óptimo.

Si tienes planteado realizar overclocking, es importante que elijas un refrigerador con un TDP superior para que pueda mantener la temperatura controlada incluso cuando aceleres la unidad. Esto es muy importante.

Por último, deberías saber que tanto la calificación TDP para tu procesador como tu refrigeración se pueden encontrar en sus hojas de especificaciones (ya sea en el minorista donde los compras o en el sitio web del fabricante).

Zócalo de la CPU (compatibilidad)

Tan importante como buscar una solución de refrigeración AIO de 120 mm adecuada para el TDP de tu procesador es necesario que sea compatible con el zócalo o socket de la CPU. Ten en cuenta que estos enfriadores tienen un bloque que irá colocado sobre la CPU y debería encajar bien en el socket, al igual que lo hacen las soluciones de refrigeración por aire.

Nuevamente es una información que podrás encontrar en las especificaciones del producto, como el TDP. Algunos, como verás, pueden servir para diversos zócalos, otros están fabricados a medida para un socket concreto.

Tamaño

A pesar de ser sistemas de refrigeración líquida AIO de 120mm, los distintos modelos o marcas pueden tener soluciones que sean más o menos compactas. Por tanto, también deberías asegurarte de que son compatibles con tu caja o torre. De lo contrario, no podrás alojarlas en su interior. Para asegurarte de esto, deberías vigilar:

Altura

Algunos sistemas pueden ser demasiado altos para entrar en la parte frontal de la torre donde suelen instalarse. Por tanto, deberías asegurate de que se pueden acomodar dentro sin problema. Los 120 mm del ventilador no van a ser un problema, puesto que son compatibles con todas las cajas, pero sí la longitud, ya que algunos tienen dos, o tres ventiladores en línea.

Volumen

Además de la altura, también deberías controlar el volumen, es decir, el espacio que ocupan estos sistemas de refrigeración dentro de tu caja. Algunos de gama alta pueden ser más gruesos y podrían generar dificultades de espacio dentro de la caja o interferir con otros elementos instalados en el sistema, como los módulos de la memoria RAM, la GPU, etc. Por eso, verifica que esto no ocurra antes de elegir el modelo.

Para la refrigeración líquida tipo AIO, el mayor factor determinante en el espacio libre será el tamaño del radiador del refrigerador. Los radiadores de los AIO vienen en muchos tamaños diferentes. Sin embargo, no todas las torres pueden acomodar cada tamaño de radiador.

Entonces, nuevamente, antes de elegir un enfriador AIO, debes consultar la hoja de especificaciones de la carcasa de la computadora que está considerando y asegurarse de que puedas acomodar el tamaño del radiador del enfriador AIO que deseas obtener.

Estética

La estética es una parte importante de la elección del sistema de refrigeración AIO de la CPU. Algunos constructores prefieren el aspecto elegante y de bajo perfil de los refrigeradores AIO. A otros constructores les gusta el aspecto extremo de las configuraciones personalizadas de refrigeración líquida. Mientras que otros prefieren el aspecto más complejo, con iluminación RGB.

Si no estás seguro de qué opción prefieres, mi consejo sería que revises algunas imágenes de construcciones terminadas que otros han hecho y veas qué estilo de refrigerador de CPU te gusta más. Además, recuerda que puedes encontrarlos de varios colores, y seguro que quieres elegirlo a juego con el resto de componentes (p.e.: negro, o blanco).

Niveles de ruido

Por último, otro de los factores a tener en cuenta en los que hay que hacer énfasis es en que sea una refrigeración silenciosa, o lo más silenciosa posible. Esto va a depender de cada diseño, velocidades de giro de los ventiladores, tipos de rodamientos, etc. Pero puedes ver los datos de ruido en las descripciones de los productos. Se mide en decibelios, dB, y mientras más bajo sea el número de ellos, más silencioso será.

Los sistemas de 120 mm suelen ser menos silenciosos que los ventiladores de mayor diámetro, ya que suelen girar más rápido que sus hermanos mayores, por lo que si buscas una solución más silenciosa, lo mejor es optar por tamaños superiores como los de 240, 280, 360, etc.

Las configuraciones con mayor número de ventiladores también suelen ser más silenciosos. Por ejemplo, un sistema con 3 ventiladores debería ser más silencioso que otro con 2, ya que el de 2 debería trabajar a más RPM para enfriar lo mismo y eso significa más ruido.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Apasionado de la tecnología y la computación.

>
Guía Hardware
Logo