DPI del Ratón: ¿Qué significa? ¿Es importante?

Danos tu opinión

Nueva guía sobre todo lo que necesitas saber sobre el valor DPI de tu ratón. Te interesará conocer estos detalles, especialmente si eres un gamer. Normalmente, cuando compras un ratón, en lo primero que te fijas es en la cantidad de botones que tiene, en la interfaz de conexión (USB o wireless) y poco más. Pero lo cierto es que para conseguir un buen ratón hay que mirar más allá de eso.

En los videojuegos, ciertas características como el DPI son especialmente importantes para conseguir lo que estás buscando de tu ratón. Son valores que puedes pasar por alto cuando compras un ratón para navegar por la red o para ofimática y otras tareas cotidianas con tu equipo, pero en los videojuegos supone una clara ventaja competitiva que puede marcar la diferencia. Especialmente si te gustan los eSports y compites.

También es especialmente importante en los equipos destinados a diseño gráfico, por tanto, los que se dediquen a tareas artísticas con su PC también deberían prestar atención a estas cualidades a la hora de elegir el ratón perfecto.

¿Cómo elegir el ratón perfecto?

Botón DPI de un ratón

Para elegir un buen ratón debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • ¿Para qué lo necesitas?: si es para navegación, ofimática, y un uso más normal, cualquiera decente te vale. Si es paravideojuegos o diseño, entonces deberías buscar ratones específicos para estos usos. Muchas marcas tienen modelos especiales para gaming. Tal vez si lo quieres para moverte de un lugar a otro con tu portátil, debes pensar mejor en un ratón wireless para evitar tener que conectarlo con el cable y te sea más cómodo (especialmente los Bluetooth que no necesitan de un puerto USB para conectar el adaptador RF).
  • ¿Cuánto lo voy a usar?: si es poco tiempo, no debe preocuparte demasiado, siempre que no sean los típicos ratones mini que tienen reducidos tamaños y son molestos de manejar a la larga. Pero si vas a pasar muchas horas con él, la ergonomía es muy importante. Un ratón con un diseño ergonómico que se adapte bien a la anatomía de tu mano y no la fuerce a una postura incómoda puede ahorrarte muchos problemas y molestias.
  • Polling rate o tasa de sondeo: es la frecuencia con la que el mouse informa de su posición al controlador del PC. Esa velocidad se mide en hercios (Hz), es decir, la cantidad de veces que lo hacen por segundo. Un ratón con 1000Hz significa que informará de la posición del puntero 1000 veces en un segundo (cada 1ms). Una tasa más elevada reducirá el retraso que hay entre el movimiento de tu mano y la actualización del puntero en la pantalla. Pero también debes tener en cuenta que a mayor frecuencia o tasa de sondeo, mayor consumo de recursos de la CPU, ya que debe ejecutar la rutina de actualización más veces. Aunque para un equipo de hardware moderno no supone un esfuerzo grande…
  • Óptico vs laśer: la diferencia de la tecnología actual, ahora que la bola de los primitivos ratones ha desaparecido, es que los ratones ópticos usan un LED para detectar el movimiento reflejado por una superficie y los láser usan un láser para ello. Ambos son buenos, lo único que para superficies opacas el LED funciona bien, mientras que no es adecuado para ciertas superficies como el cristal, etc. En cambio, el láser sí que puede usarse sobre ciertas superficies donde los ópticos no funcionan correctamente. Además, la tecnología láser es más sensible y suelen tener mayor DPI, por lo que si no quieres que tu ratón se mueva demasiado rápido por la pantalla y no lo puedas controlar, debes bajar la sensibilidad en la configuración.

¿Importa realmente el DPI?

Pregunta complicada de responder. Lo más fácil sería decir que sí, que importa para diseñadores y videojuegos. Y eso sería cierto, pero hay que tomárselo con cautela. Mayor DPI es bueno, pero un DPI muy elevado podría crear demasiada aceleración del cursor por la pantalla y se movería casi sin control con cualquier mínimo movimiento de tu mano. Pero repito, sí sería beneficioso para diseño, para algunos videojuegos o para pantallas de dimensiones muy grandes como las 4K o WQHD.

Bien, antes de nada debes echar la vista atrás. Los antiguos ratones tenían una bola metálica forrada de goma que giraba sobre la alfombrilla del ratón y movía unos rodillos mecánicos que eran los que pasaban una señal analógica a un chip que había en el interior y éste la digitalizaba y transformaba en datos para la posición del puntero. Esa bola cogía pelusa y suciedad y debías limpiarla periódicamente, además de no ser tan precisos.

Ahora, con la tecnología óptica y láser, el LED IR y láser emiten luz que es reflejada por la superficie y un sensor capta esto para transformar esos datos en movimiento del cursor. Al ser una tecnología digital, la precisión de estos ratones es muy superior. Eso ha supuesto un incremento del DPI y del polling rate.

¿Qué es el DPI exactamente?

DPI son las siglas de Dots Per Inch, es decir, puntos por pulgada. Como es obvio, es una unidad que mide la sensibilidad del ratón. Un DPI bajo indica que si haces un movimiento determinado con tu mano, el cursor avanzará poco. Pero con un DPI elevado, si pudieses repetir ese mismo movimiento exactamente, el cursor se movería más rápidamente, es decir, reacciona mejor a tus movimientos incluso si son pequeños.

Por ejemplo, un ratón con un DPI de 1000 significaría que por cada pulgada (aprox. 2,54 cm) que muevas el ratón el cursor se movería 1000 píxeles (px). Con este dato, en contra de lo que muchos piensan, un ratón con más DPI se puede volver incluso más impreciso que uno de menor DPI. Por eso muchos fabricantes y profesionales le han quitado importancia al DPI.

Aquí es donde se vuelve interesante para artistas y gamers puesto que, por ejemplo, para llevar el cursor a donde quieres disparar en un videojuego o para dibujar algo pequeño, un DPI mayor te puede ayudar con la precisión y sensibilidad. Pero recuerda que un DPI demasiado elevado puede tener el efecto contrario al que esperas, que el cursor con cualquier mínimo temblor de tu mano o movimiento se vaya más allá de donde deseas realmente. Eso también es muy incómodo y puede que tengas que modificar la configuración de tu ratón para bajar el DPI.

¿Que DPI necesito?

¿Entonces? Imagina que tienes un ratón con un DPI de 4000 y tienes una pantalla 4K con una resolución que ronda los 4000 píxeles horizontales. Si quieres llegar más rápido de un lateral de la pantalla al otro para reaccionar más rápido en un videojuego, entonces con ese ratón solo tendrías que mover unos dos centímetros y medio tu mano para ir de un lateral al otro con el cursor.

Pero claro, imagina que estás intentando apuntar en un videojuego tipo shooter para disparar, o estas dibujando algo en un programa de edición y es una superficie pequeña que estás coloreando… con un DPI bajo podrías hacer grandes movimientos sin salirte, mientras que un DPI alto haría que la herramienta que estés usando se salga fácilmente.

Conclusión, DPI alto para tareas que necesiten reacciones rápidas, mientras que DPI más bajo para las que necesiten de mayor precisión a la hora de apuntar. Pero el DPI no debería ser demasiado bajo, ya que aunque ajustases una sensibilidad mayor en la configuración, al tener bajo DPI, el cursor podría ir a saltos de un lugar a otro, y eso tampoco sería un movimiento natural y agradable.

¿Es igual DPI que sensibilidad?

Configuración de ratón por software

Sí y no. En principio según lo que has leído tiene mucho que ver. Pero la sensibilidad se puede ajustar en la configuración del sistema operativo de forma independiente al DPI. Para que lo comprendas mejor, DPI es la capacidad del hardware y sensibilidad del software. Puedes combinar un DPI bajo con una alta sensibilidad o un DPI alto con una baja sensibilidad y jugar con eso para adaptarlo a tus necesidades.

La sensibilidad y DPI puedes ajustarla desde el panel de configuración del sistema operativo o desde el propio videojuego o software. En algunos casos, en las configuraciones de éstos también tienen sus propios ajustes de DPI y de sensibilidad. Te recomiendo que hagas pruebas para determinar con qué configuración te sientes más cómodo, solo tú sabes cuál es la mejor. Es cuestión de gustos.

Algunos fabricantes modelos de ratones específicos para gaming suelen incluir botones físicos para ajustar la velocidad del ratón cuando quieras, como los de Microsoft, Corsair, Razer, Logitech, etc. Otros controladores de este tipo de ratones también tienen una suite específica para configurar el DPI y otros valores. Si no es así y tienes Windows, ve a Panel de Control, luego a Mouse, y en Opciones de puntero los tendrás.

Por cierto, las personas como movilidad reducida o con algún tipo de problema, quizás jugar con los ajustes de sensibilidad o DPI les puedes ser muy beneficioso para que puedan manejar bien el ratón. Es decir, son buenos ajustes de accesibilidad.

Conclusión final

En pantallas WQHD, 4K, 8K, etc., y con alta densidad de píxeles, es mejor un ratón con un elevado DPI. En pantallas pequeñas, mejor un DPI más bajo. Y en pantallas intermedias en cuanto a resolución, puedes comprar un ratón con un DPI alto sin miedo, ya que puedes jugar con la configuración de éste y la sensibilidad para adaptarlo a como mejor te guste.

Para videojuegos, con un DPI de 800 o 1200 sería más que suficiente, incluso si eres profesional preferirás estas tasas. Un DPI mayor sería más un reclamo de marketing de ciertos fabricantes de ratones que algo realmente práctico.

Lo que no debes hacer es con pantallas de grandes resoluciones comprar un ratón con bajo DPI o deberás mover muchas veces el ratón para que llegue desde una punta de la pantalla a la otra. Y eso también implicaría tener una alfombrilla para el ratón de un tamaño mayor para no salirte de ella o estar levantando y apoyando el ratón cuando necesites mover el cursor a grandes distancias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta