¿Cuanto dura una refrigeración líquida AIO y qué mantenimientos necesita?

Aunque últimamente se han desarrollado sistemas inteligentes antifugas, como comprenderás, el líquido y la electrónica no son los mejores amigos. Por eso, deberías tener muy presente cuánto dura una refrigeración líquida AIO para reemplazarla antes de que se produzcan posibles problemas y cómo realizar un buen mantenimiento para que su vida se alargue lo más posible.

Por eso, vamos a dedicar este artículo a enseñarte todo lo que deberías saber sobre estos kits de refrigeración líquida activa AIO (All In One) que te permiten tener uno de estos sistemas sin necesidad de aparatosos sistemas personalizados, tanto para tu CPU como para tu GPU.

Refrigeración personalizada vs AIO

refrigeración líquida AIO

La refrigeración AIO, o todo en uno, se ha transformado en una alternativa bastante atractiva para los usuarios que buscan algo ya hecho, sin necesidad de crear sus propios sistemas de refrigeración líquida con ventiladores, radiadores, depósitos de líquido, racores, tubos, etc. En los AIO ya viene todo integrado y terminado por parte del fabricante.

La refrigeración personalizada no solo es más compleja, también necesita de un usuario que sepa bien cómo ensamblar todo este bucle para que funcione de forma adecuada y no se produzcan fugas. Por este motivo, salvo algunas excepciones donde se necesite personalizar la refrigeración, muchos gamers y usuarios que realizan overclocking, se decantan por la AIO.

Sin embargo, esta refrigeración líquida AIO no es perfecta. Necesita también su mantenimiento y también tiene un límite. Por tanto, si no quieres derrames que afecten a la electrónica, lo mejor es conocer cómo mantener estos sistemas en perfecto estado.

Tubería

Algunas soluciones de refrigeración líquida personalizadas suelen usar tubos rígidos que tienen una vida útil mucho más larga. En cambio, debido a que los sistemas de refrigeración líquida AIO se deben adaptar a numerosos equipos, usan tubos blandos y flexibles para facilitar su instalación. Pero eso hace que su duración sea inferior. No obstante, algunas podrían tener duraciones de entre 10 y 20 años si son de calidad.

Refrigerante

Por otro lado está el refrigerante, que tiene una duración bien diferente a la de los tubos. A pesar de que tienen compuestos biocidas y lubricantes mezclados, estos líquidos irán acumulando desechos y terminarán proliferando organismos biológicos que podrían incluso obstruir el circuito.

Esto afecta a la eficacia de enfriamiento del sistema, pero también puede ejercer más presión sobre la bomba y que tienda a fallar. Por esta razón, se recomienda limpiar la tubería y depósito para reemplazar el líquido refrigerante una vez al año como mínimo.

Ventilador y radiador

Estos sistemas suelen tener una larga duración de miles de horas de funcionamiento en el caso del ventilador, que principalmente estará limitado por sus rodamientos que determinarán su vida útil. Por otro lado están los bloques radiadores, que son similares a los disipadores convencionales, creados en metal y que no suelen tener problemas. Pero, tanto en un caso como en el otro, deberías mantener estos dos elementos limpios de polvo y suciedad que se pueda acumular, no solo por eficiencia, también para que duren más tiempo.

Bomba

La bomba de líquido es el motor que impulsa el flujo a través del circuito de tuberías del sistema de refrigeración. Un elemento muy importante que sería como el corazón de estos sistemas. Tiene que permanecer activa en todo momento llevando el líquido frío al foco de calor, y hacer pasar el líquido caliente por el radiador para enfriarlo y volver a iniciar el ciclo.

Por eso es uno de los elementos que sufren más desgaste, junto con el ventilador. No obstante, una buena bomba podría durar hasta 10 años antes de comenzar a fallar. Por tanto, no es un elemento del que te tengas que preocupar primero. Una vez falla, se puede sustituir si el sistema es modular.

¿Cuál es la vida útil de refrigeración líquida personalizada?

refrigeración líquida a medida

En general, la longevidad de las configuraciones personalizadas realmente depende de qué lo bien que las cuides y el mantenimiento que hagas. Podrían durar más de 10 años si el mantenimiento es correcto y no habría problemas.

Incluso si falla algún elemento tras años, podrías sustituirlo sin problema y el sistema seguirá aumentando su vida útil por décadas.

¿Cuál es la vida útil del refrigerador líquido AIO?

Refrigeración líquida

Por otro lado, un sistema de refrigeración líquida AIO es una solución todo en uno, como su propio nombre indica. Estos sistemas suelen ser menos modulares, ya que lo integran todo y suelen ser más compactos. Contienen todos los elementos d elos sistemas personalizados, como la bomba, un circuito de líquido sellado, un radiador y ventiladores.

Esto facilita mucho la instalación al tener menos piezas, y también necesita un mantenimiento significativamente inferior a los sistemas personalizados, ya que no habrá tantas uniones de tubos, racores, etc.

Eso no significa que no necesiten un mantenimiento mínimo, ya que también debes limpiar los sistemas AIO con regularidad para evitar polvo y suciedad en los ventiladores y radiadores.

También podrías abrir, drenar y limpiar la tubería para introducir un nuevo líquido refrigerante. Sin embargo, esto no es una buena idea, ya que estos sistemas están bien sellados y algo podría salir mal durante el procedimiento y que luego no quede totalmente estanco y pueda haber fugas. Además, estos sistemas tienen el aire purgado para aumentar la eficiencia, y si los abres es probable que entre aire y las burbujas puedan disminuir la eficiencia de la refrigeración e incluso generar un mayor desgaste en la bomba.

También es importante tener en cuenta que el radiador debe colocarse más alto que la bomba o nivelado con ella. Colocar el radiador en la parte inferior ralentiza el ciclo del circuito, lo que obliga a la bomba a girar más rápido para compensar, lo que hace que se descomponga más rápidamente.

En promedio, un sistema de refrigeración líquida AIO de buena calidad podría durar entre 3 y 5 años, pudiendo tener la opción de sustituir ciertos componentes. No obstante, debido a lo anteriormente dicho, lo mejor es sustituir toda la unidad por una nueva y no tratar de repararla como en un sistema personalizado.

¿Cuánto tiempo te durará?

Como puedes ver, con el mantenimiento adecuado, tanto un sistema de refrigeración líquida personalizado como un AIO podrían durar varios años sin problemas, incluso si solo realizas el mantenimiento mínimo limpiando el bloque de aire del intercambiador de calor. Si el mantenimiento es adecuado, la vida útil podría alargarse incluso más, sin necesidad de reemplazar piezas o partes.

Pero, mientras en el sistema personalizado podrías optar por reparar o sustituir componentes o renovar el líquido refrigerante, en el AIO lo recomendable es simplemente sustituir todo el bloque entero.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Apasionado de la tecnología y la computación.

>
Guía Hardware
Logo