¿Cuál es el tamaño de portátil correcto?

Un equipo portátil es una de las opciones de compra más populares en la actualidad. La venta de equipos de sobremesa ha caído, pero los portátiles se mantienen en una buena forma. Puedes encontrar multitud de marcas muy diferentes e infinidad de modelos, pero una de las dudas que surgen ante tanta diversidad es: ¿qué tamaño sería el adecuado?

Los pros y los contras de los diversos tamaños hacen que no sea una elección fácil. Y es muy fácil dejarse llevar por la primera impresión y que cuando tengas el equipo delante te arrepientas de la compra.

Además, no se puede hacer una recomendación genérica. Las elecciones varían según las preferencias o necesidades de cada uno. El tamaño que para un usuario podría ser perfecto para otro no lo es. Por eso vamos a dedicar este artículo a ayudarte con la elección para que sepas cuál podría ser el adecuado en tu caso.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, dependiendo del tamaño, puede afectar a otros factores importantes, como el precio del equipo, la autonomía, en lo ergonómico, etc.

Portátiles de pequeño tamaño (15″)

Microsoft Surface Pro 8

Ventajas

Algunas de las ventajas más evidentes de adquirir un portátil más pequeño son:

  • Los portátiles pequeños tienen una mejor movilidad, ya que son pequeños y se pueden llevar fácilmente.
  • Son más ligeros, por lo que no supondrán esfuerzos para llevarlos encima o en un maletín.
  • Son sorprendentemente capaces a la hora de procesar todo tipo de software, por lo que podrían satisfacer multitud de necesidades.
  • La duración de la batería suele ser mayor, debido a que el consumo de la pantalla más reducida es menor y a que su hardware suele ser de más bajo consumo que los de gran tamaño.
  • Al tener capacidades de batería inferiores, al no demandar tanta energía, se cargarán más rápido.

Desventajas

No todo son ventajas, también existen algunas desventajas en el caso de los portátiles de pequeño tamaño:

  • No tienen un rendimiento tan bueno como sus hermanos mayores.
  • Las dimensiones de la pantalla son inferiores, por lo que no son ideales para tener varias ventanas abiertas o para diseño.
  • Los teclados también suelen ser más pequeños, lo que dificulta la escritura y pueden resultar más incómodos.
  • Suelen tener menos puertos al tener menos espacio para albergarlos.
  • Mayores limitaciones en términos de refrigeración por el reducido espacio que tienen en su interior.
  • Ofrecen menos posibilidades de ampliación
  • A veces pueden ser más caras que las grandes.

Portátiles grandes (15″)

Ventajas

En cuanto a las ventajas de los portátiles de mayor tamaño, las ventajas principales son:

  • Suele haber más variedad de modelos disponibles para elegir.
  • Por lo general, pueden ser más baratos.
  • No tienen tantas limitaciones a la hora de actualizarlos.
  • Los sistemas de refrigeración son mejores.
  • El hardware suele ser más potente, por lo que tolerarán cargas más pesadas que los equipos pequeños, e incluso para gaming.
  • La cantidad de puertos es superior.
  • El teclado es de mayor tamaño, por lo que resulta más cómodo a la hora de escribir texto.
  • La pantalla es más amplia, por lo que cuentas con un espacio de trabajo más grande.

Desventajas

También tiene algunas desventajas, como es lógico:

  • No son tan fáciles de llevar al tener mayor volumen y peso.
  • Al ser más potentes y tener un panel de pantalla mayor, también pueden consumir la batería antes.
  • Pueden tener acabados de menor calidad.
  • La estética y el diseño no están tan cuidados en algunos casos (hay excepciones).
  • Suelen ser más ruidosos y calentarse más.

Entonces: ¿cuál elegir?

portátil

Vamos a analizar caso a caso:

Sub-13”

No existen muchos modelos por debajo de las 13 pulgadas. Puedes encontrar algunos equipos de 11″, pero son raros. Además, si los vas a usar para navegación o ver contenido multimedia puede estar bien. Sin embargo, para trabajo, ofimática, gaming, etc., resultará bastante poco adecuado e incómodo.

Ten en cuenta que con la pantalla tan pequeña también necesitarás forzar más la vista para ver el texto, por lo que si lo vas a usar para lectura, tampoco es lo ideal. No es lo mismo que un tablet, la cual te la acercas más a tu campo de visión. Los portátiles suelen estar más alejados, y con pantallas así no resultarán buenas soluciones.

Afortunadamente, existen equipos 2 en 1 o convertibles que podrás usar también como si fuese un tablet, con la pantalla táctil. Estos equipos pequeños sí que podrían ser prácticos si deseas disponer de una tableta y tener un teclado y touchpad para manejar el sistema de una forma más cómoda.

Por otro lado también hay que tener en cuenta que los chips que suelen montar estos equipos tan pequeños tienen sus limitaciones. Si son de la familia x86 serán lo más probable CPUs tipo Intel Core i3, Pentium, Celeron, etc., o sus equivalentes en AMD, como el Ryzen 3, APUs, Athlon, etc. Y es muy probable que también te topes con equipos que van equipados con chips ARM como algunos de Qualcomm.

Por otro lado tenemos el sistema operativo que suelen tener preinstalado estos equipos. Muchos son Windows 10 o Windows 11 en Mode S, lo cual también tiene sus limitaciones (solo se pueden instalar aplicaciones de la Microsoft Store y nada fuera de ella). Otros los encontrarás con Chrome OS, como es el caso de los Chromebooks.

Por tanto, ten muy presente todo esto a la hora de adquirir un equipo de dimensiones inferiores a las 13″, ya que salvo en casos muy específicos (navegación, como sustituto de un tablet, para niños,…), no será una buena idea en la mayoría de los casos.

Ultrabooks de 13”/13,3”

Otra posibilidad dentro de los equipos ultrabooks son los que tienen en torno a 13 pulgadas. Estos equipos podrían ser una mejor opción que los anteriores para un mayor número de usuarios. Son equipos con diseños elegantes, fáciles de transportar, y compactos.

También suelen tener una buena relación rendimiento/tamaño, aunque no están pensados para cargas de trabajo pesadas. En estos casos, puedes encontrar equipos con procesadores Intel o AMD, y también los Apple M1 y M2, aunque en rara ocasión se podría encontrar algún que otro ARM de estas dimensiones.

En el apartado del sistema operativo, por lo general van a tener Microsoft Windows o macOS en la mayoría de casos. Puede que algunos usen otros sistemas operativos como ChromeOS.

Es importante considerar también que al ser de reducido tamaño no van a tener demasiados puertos disponibles. En algunos casos es posible que solo te encuentres con unos pocos puertos USB-C y nada más. Por lo que si buscas un equipo para usar gadgets y periféricos, no es la mejor opción.

En definitiva, para que estos equipos sean tan compactos y portátiles necesitan hacer algunas concesiones, y eso pasa por comprometer ciertos aspectos como el rendimiento o la disponibilidad de puertos.

Además, los ultrabooks suelen ser mucho más difíciles de abrir para acceder al hardware para una reparación o ampliación, en caso de que sea posible, ya que muchos incluyen memoria RAM soldada en la placa tipo LPDDR y unidades de almacenamiento flash MMC también soladas…

Portátil de 14”

Estos pueden estar bastante bien, por lo que son una categoría a tener muy en cuenta. Por un lado tienen una pantalla de tamaño ligeramente superior a los de 13″, y también un teclado algo más cómodo. Y, por otro lado, no son tan grandes como un equipo de 15″, por lo que conservan una buena movilidad y ligereza.

El rendimiento de estos equipos puede ser bastante bueno, y podrían tener algo más de puertos que los anteriores. Realmente no hay demasiadas cosas que criticar o que señalar como negativas en estos equipos. Solo habría que descartarlos en caso de que necesites un gran espacio de trabajo, diseño, para gaming, etc.

Por tanto, es un tamaño de portátil que podría ser recomendable para un gran abanico de usuarios. Puedes encontrar tanto modelos de otras marcas como dela firma Apple.

Portátil de 15.6”

La diferencia entre un portátil de 14″ y uno de 15.6″ es bastante notable pese a que la pantalla no es mucho más grande. En cambio, el peso y el volumen ocupado serán superiores, por lo que no es tan bueno para movilidad como los anteriores.

Sin embargo, eso no quiere decir que no sean recomendables, de hecho, si tienes dudas, lo mejor es que compres un portátil de 15.6″ en cualquier caso. Pueden ser el comodín que le venga bien a la mayoría de los compradores. Y no solo eso, también suelen ser más asequibles.

Además, su pantalla de mayor tamaño, y su teclado con un tamaño relativamente normal, hacen que sean mucho más cómodos y adecuados para casi cualquier tipo de tarea, desde gaming, hasta ofimática, pasando por otros aspectos. A esto hay que agregar su mayor tamaño para poder albergar mayor número de puertos y una mejor refrigeración.

Por otro lado, otro punto positivo es su capacidad para ampliaciones. Podrás ampliar la memoria RAM, o la unidad SSD, entre otros, con total seguridad. En los ultrabooks más pequeños suelen venir soldados a la placa base, pero no es este el caso.

Portátil de 16”

Están a medio camino entre los de 17″ y los de 15″, como le sucedía a los de 14″. Es decir, un pasito adelante en cuanto a tamaño de pantalla con respecto a los anteriores, pero sin ser demasiado pesados y aparatosos como los de 17″.

También podrían estar bien para muchos usuarios, como los anteriores. Incluso vas a tener más comodidad y más superficie de pantalla, lo que siempre es de agradecer. Solo a costa de la movilidad, ya que serán algo menos livianos.

Sin embargo, un contra de estos equipos es que podrían tener precios más elevados y no hay una gran variedad de modelos de este tipo, ya que es una resolución algo más exótica. Por ejemplo, puedes encontrar algunas marcas que tienen modelos de este tamaño, una de ellas es Apple con su MacBook Pro.

Portátil de 17”

Los equipos portátiles de 17″ suelen ser de tipo gaming o workstation, es decir, para videojuegos o para trabajo. Pueden ser un buen sustituto de un equipo de sobremesa por sus mayores dimensiones y prestaciones. Su pantalla de gran tamaño y su teclado más amplio los hacen muy cómodos a la hora de trabajar con ellos.

Además, el hardware de estos equipos suele ser muy potente, además de tener mayor cantidad de puertos a tu disposición y mejor capacidad a la hora de ampliar algún componente. También los sistemas de refrigeración suelen ser superiores en estos casos, ya que hay volumen suficiente para albergarlos.

Relacionado con lo anterior, este tipo de portátiles suelen ser los únicos que incluyen una GPU dedicada, en vez de integrada. Puedes encontrar modelos con AMD Radeon RX o con NVIDIA GeForce MX o GTX o RTX, mucho más poderosas que las iGPU de Intel o AMD.

Evidentemente, todo esto viene a costa de sacrificar movilidad, ya que suelen consumir la batería más rápidamente, son bastante más voluminosos, y también más pesados. Por tanto, no están hechos para llevar fácilmente de un lugar a otro, sino más bien para mantenerse estáticos o solo cambiar de emplazamiento de forma eventual.

En definitiva, estos equipos no son para un amplio público, sino que tienen un sector de usuarios a los que van destinados muy concreto, generalmente para uso profesional, empresas y gamers.

Recomendaciones de ultrabooks [12″-13,3″]

Para terminar, concluimos recomendando algunas unidades de los diferentes tamaños, comenzando por los de 11-13.3″:

Actualizado a 28 de noviembre de 2022 7:27 am

Recomendaciones para portátiles de tamaño mediano [14-16”]

Los siguientes son los portátiles de mediano tamaño, entre los que destacan:

Actualizado a 28 de noviembre de 2022 7:27 am

Recomendaciones para portátiles grandes [17″]

Por último tenemos los de gran tamaño, es decir, los de pantallas de 17″:

Existen más tamaños de portátiles, aunque suelen ser muy raros en el mercado. Por ejemplo, podría haber algunos modelos por encima de las 17″, pero casi nunca vas a encontrar estos modelos en tiendas normales y cada vez tienden a ser menos.

BONUS: Convertibles y 2 en 1

Como un extra, también hay que incluir los convertibles o portátiles 2 en 1 como una categoría aparte. Pueden ser de distintos tamaños de pantalla, pero todos se caracterizan por ser muy versátiles a la hora de usarlos como un portátil convencional o como un tablet con su pantalla táctil.

Recuerda que los convertibles son aquellos portátiles que se pueden plegar para usar solo la pantalla táctil como si fuesen un tablet, pero el teclado sigue estando unido a ella. Mientras que los 2 en 1 son portátiles con pantalla táctil a los que se le puede retirar el teclado para que se transformen en un auténtico tablet.

Jaime Herrera

Jaime Herrera

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores y el hardware. Apasionado de la tecnología y la computación.

>
Guía Hardware
Logo