Cómo construir un estudio de música en casa

Si quieres construir tu propio estudio de grabación casero, puedes hacerlo con algunos consejos y adquisiciones. Sea por comodidad o por la pandemia, seguro que te gustaría disponer de un estudio de producción en tu hogar, para no tener que irte cuando tienes alguna idea creativa en la cabeza o quieres disfrutar de la música.

Esto es posible, y con esta guía podrás aprender todo lo necesario para tener tu estudio musical equipado con herramientas profesionales, sin invertir ingentes cantidades de dinero, y con todo lo que necesitas para crear tus composiciones favoritas.

Qué necesito para crear mi propio estudio de música en casa

Si tienes la idea de montarte tu propio estudio musical en casa, puedes comenzar a equiparlo con las herramientas fundamentales y, a partir de ahí, irlo mejorando poco a poco con nuevas adquisiciones. Para comenzar con una buena base que aporte solidez a tu estudio, así como calidad y buen rendimiento, además de que sea escalable en caso de que necesites ir a más, puedes comenzar con:

PC

Por supuesto, necesitarás un PC o Mac para poder tener tu propio estudio de música en casa. A él podrás conectar multitud de periféricos necesarios y también tener DAWs y otro tipo de software de edición y grabación de sonido con el que trabajar. Este equipo puede ser tanto un sobremesa, como un AIO, o un portátil. No necesita de unos recursos excesivos para ello, aunque si tiene un procesador potente y una buena capacidad de memoria RAM te ayudará a algunas tareas como la codificación, conversión, etc. Tener una buena tarjeta de sonido parece algo imprescindible, pero no lo es tanto debido a los gadgets que se van a agregar, no obstante, contar con una buena tarjeta gráfica interna o externa te ayudará.

Algunos productos recomendados son:

  • ASUS Xonar U5 (tarjeta de sonido externa 5.1 USB)
  • Creatove Sound Blaster X4 (tarjeta de sonido externa 7.1 USB)
  • Creative Sound Blaster Z SE (tarjeta de sonido interna 7.1 PCIe)

Software de edición o DAWs

Si no conoces qué es un DAW puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre los mejores. Pero básicamente es un software para edición de sonido y arreglos de grabación con el que podrás mejorar tus producciones. Es casi imprescindible en un estudio profesional y los hay incluso gratuitos, como Ardour o Audacity, así como otros de pago muy competos como Studio One, Cubase, Pro Tools, etc.

Interfaz de audio digital

Este otro hardware también es imprescindible para poder conectar ciertos elementos, como algunos instrumentos o micrófonos y gestionar de forma centralizada los canales. También dedicamos un artículo a este tipo de dispositivos y te invito a leer lo para más información. Además, estas interfaces también pueden actuar convirtiendo la señal analógica a digital, y viceversa, y son los «culpables» de que una tarjeta de sonido no sea tan vital.

Algunas de las mejores interfaces de audio disponibles son:

estudio de grabacion

Auriculares de estudio

Otra de las piezas necesarias, para poder escuchar tus grabaciones y aislarte del ruido del entorno o para no molestar mientras trabajas. Puedes adquirir varios tipos de auriculares, como los cerrados ideados para la pre-escucha, con un aislamiento mejor y con una calidad de sonido menos real (ideales para grabar con micrófonos), y los auriculares abiertos o semi-abiertos para mezclas, que son de mayor calidad sonora pero con menor aislamiento.

Entre los mejores auriculares cerrados tienes:

Y para los semiabiertos o abiertos:

Monitores de estudio

También dedicamos un artículo específico para este tipo de monitores de estudio. Estos altavoces tan especiales te permitirán escuchar el sonido sin alterar, ya que los demás altavoces convencionales tienen una serie de arreglos y producen un sonido adulterado. Con estos monitores planos será posible detectar cualquier desajuste y perfeccionar tus trabajos.

Entre los mejores monitores de estudio encontrarás muchas marcas populares en este sentido, como:

Micrófono

Por supuesto, no solo es escuchar, también es posible que seas vocalista o quieras grabar algunos sonidos. Para ello deberás equipar tu estudio de música casero con un buen micrófono. Mejor si optas por uno de tipo condensador, aunque también hay dinámicos muy interesantes. Para saber más de las diferencias también puedes acudir al artículo de este blog dedicado a los micrófonos para cantar.

Entre los mejores micrófonos profesionales para grabar voz puedes encontrar los modelos:

Accesorios extra

Es posible que con lo anterior no tengas suficiente, pero esto dependerá de las necesidades de cada uno. Por ejemplo, un guitarrista podría necesitar su guitarra eléctrica y un amplificador, mientras que un DJ necesitará una mesa de mezclas. Otros puede que necesiten teclados MIDI, mixers, etc. Puedes consultar algunos de nuestros artículos sobre eso.

Incluso también puedes optar por otros accesorios como soportes para los micrófonos o monitores, arañas para los micros, stand para hojas de partituras o atril, etc.

Acondicionamiento y tratamiento acústico de tu estudio de música casero

Por supuesto, para mayor profesionalidad necesitarás acondicionar tu estudio de grabación, no solo para insonorizarlo para no molestar a los vecinos, también para evitar que el ruido ambiental altere tus grabaciones. Para ello, puedes disponer de cabinas e incluso de materiales para acolchar las paredes con paneles de absorción. Así transformarás tu habitación en una cabina insonorizada o «acoustic booth».

Entre las cabinas enteras tienes algunas de calidad como Studio Bricks, Huddlestone y Demvox. Sin embargo, estos productos valen varios miles de euros, y no son la elección más acertada para todos.

Como alternativa, tienes los paneles para insonorizar que son mucho más baratos para cubrir tus paredes. Los hay de varias marcas y tipos, como los de espuma para absorción e insonorización, los resonantes, para eliminar el eco, etc. Aquí tienes ejemplos:

Isaac

Isaac

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores al que le encanta escribir y compartir sus conocimientos con los demás, especialmente si son de hardware.

>
Guía Hardware
Logo