¿Qué son las certificaciones de eficiencia de las fuentes de alimentación?

Seguro que te has preguntado alguna vez qué es eso de las certificaciones de eficiencia de las fuentes de alimentación cuando vas a elegir una nueva PSU para tu equipo. O si realmente merece la pena, o qué significa el etiquetado 80+ que ves en multitud de marcas de este componente.

Pues bien, en este artículo podrás aprender todo lo que necesitas saber sobre estas certificaciones energéticas y como elegir la mejor opción.

¿Qué son las certificaciones energéticas de una fuente de alimentación?

Fuente alimentación con conectores

La PSU, o fuente de alimentación, es uno de los componentes del PC más menospreciados. Muchos piensan que no influye, pero lo cierto es que es el elemento que se encarga de repartir energía al resto de componentes. Por eso, de ella dependerá la estabilidad de la señal de voltaje y también la fiabilidad, ya que muchas incluyen tecnologías de protección activa y pasiva para evitar daños en los componentes debidos a fluctuaciones, picos de tensión, etc.

Además de elegir una buena fuente de alimentación para tu equipo, actualmente también deberías preocuparte por su eficiencia. No solo por la factura de la luz, sino también por el impacto medioambiental. Si te preocupa esto, deberías conocer las certificaciones energéticas.

Existen otras certificaciones muy relevantes a la hora de comprar equipos más sostenibles y respetuosos, como RoHS, CE, Energy Star, etc.

Para poder optar a una fuente de alimentación más eficiente, tienes que fijarte en las etiquetas 80+ u 80 Plus que tienen muchas de las marcas populares de PSUs. Un programa iniciado en 2004 por Ecova Plug Load Solutions, y que consistía en hacer pruebas a las fuentes de alimentación para PC comparando su eficiencia energética para cargas del 10%, 20%, 50% y 100%.

En principio, con que la fuente de alimentación consiguiese un 80% de eficiencia era suficiente para conseguir la certificación. Por eso se denominan 80+. Sin embargo, ahora han ido mejorando y surgiendo nuevos estándares. Además, desde 2007, Energy Star hizo obligatoria esta certificación para poder llevar su logo en un producto.

¿Qué es la eficiencia energética?

Se entiende como eficiencia energética a la cualidad de una fuente de alimentación para desempeñar su trabajo con el menor desperdicio de energía eléctrica posible. Esta energía eléctrica se puede perder en forma de fugas o calor, por lo que no estará destinada a hacer funcionar los componentes.

Dicho de otro modo, la PSU toma energía eléctrica alterna del enchufe al que la conectas, y mediante una serie de procesos la transforma en corriente continua, con diferentes voltajes de salida. Durante ese proceso, no toda la energía obtenida se da en las salidas, se ha perdido parte durante el proceso de conversión. Cuando menor sea esa energía perdida, más eficiente será.

Por ejemplo, una fuente de alimentación que obtiene 500W, y que tiene una eficiencia energética del 80%, podrá suministrar unos 400W a su salida. Se han perdido casi 100W, que no es nada despreciable, y que te estarán cobrando en tu factura de la luz sin realmente generar un trabajo aprovechable, tan solo calor que sobrecalienta tu PSU.

Las certificaciones 80 Plus disponibles

Certificaciones 80 Plus

Cuando se lanza al mercado una nueva fuente de alimentación, puede pasar por un laboratorio independiente donde le harán las pruebas para la Certificación 80 Plus. Si pasa las pruebas, el fabricante podrá etiquetar a su producto con la calificación obtenida, lo que será un reclamo para los clientes.

Actualmente, ya existen 7 certificaciones 80+ disponibles, y que son:

  • 80 Plus White – 80%, el mínimo requerido en la UE para cargas del 100%.
  • 80 Plus Gold – 82% de eficiencia energética para cargas del 100%.
  • 80 Plus Bronze – 85% de eficiencia energética para cargas del 100%.
  • 80 Plus Silver – 87% de eficiencia energética para cargas del 100%.
  • 80 Plus Gold – 89% de eficiencia energética para cargas del 100%.
  • 80 Plus Platinum – 90% de eficiencia energética para cargas del 100%.
  • 80 Plus Titanium – 94% de eficiencia energética para cargas del 100%.

Evidentemente, mientras mayor sea la eficiencia, mejor. Es decir, mejor una fuente Titanium que una White.

Conclusión: ¿Merece la pena?

La respuesta es sí, si consumes bastante energía, más aún ahora con las tarifas de electricidad tan elevadas, lo mejor es que dispongas de una fuente lo más eficiente posible. Efectivamente, mientras más eficiente será más cara, pero en 2 o 3 años podrías estar amortizando la compra con el ahorro en la factura de la luz que conseguirás.

Isaac

Electrónico, apasionado de la tecnología y escritor. Además de impartir cursos de administración de sistemas GNU/Linux como preparación para las certificaciones LPI, e introducción a la supercomputación y la arquitectura de computadoras. Autor de la enciclopedia sobre microprocesadores "El Mundo de Bitman", así como otros manuales y colaborador de otros proyectos de código abierto... Siempre intentando aprender.

Guía Hardware
Logo