Fuentes de alimentación modulares: ¿merecen la pena?

Si estás pensando que configurar un PC o necesitas cambiar tu fuente de alimentación por algún motivo, seguro que has escuchado hablar de las PSUs modulares. Si no es así, aquí podrás ver todo lo que necesitas saber sobre este tipo de fuentes que pueden tener sus ventajas y desventajas sobre las tradicionales.

Hasta hace poco, este dilema sobre usar una fuente de alimentación convencional o una modular no tenía demasiado sentido. El motivo es que estas fuentes modulares eran muy caras y hacía que no mereciera la pena. Pero poco a poco han bajado su precio y ahora que resultan más asequibles se han transformado en una buena alternativa para muchos.

¿Qués es una fuente de alimentación modular?

Un fuente de alimentación modular tiene la misma utilidad que una normal, es decir, es un componente que se encarga de tomar corriente eléctrica desde la red para transformarla y procesarla hasta dar una salida con varios voltajes (5v, 3v3, 12v, GND…) necesarios para alimentar al resto de componentes del PC.

La diferencia de una PSU (del inglés Power Supply Unit) modular es que las modulares o semi-modulares tienen la caja con los componentes de alimentación tradicionales, pero no tienen el cableado soldado en su interior. En vez de eso, tienen una serie de conectores donde se pueden ir insertando los cables de alimentación que necesitas, lo que la hacen más escalable.

Además, evita tener un exceso de cableado en el interior de la torre, que en la mayoría de casos, si no se usa, se tiene que enrollar con bridas para dejar una mejor estética y ventilación. Esto es especialmente malo en el caso del modding, ya que si tienes una torre con un lateral transparente, se pueden ver esos cables sobrantes.

Con una fuente de alimentación modular podrás conectar solo aquellos cables que realmente necesitas. Por eso, no tendrás antiestéticos cables y bridas. Y lo mejor de todo, dejarán mucho más espacio para que el aire de la refrigeración de la caja fluya de una forma más eficiente.

Tipos de PSU modulares

Debes saber que existen dos tipos fundamentales de fuentes de alimentación modulares:

  • Semi-modulares: son aquellas fuentes de alimentación en la que los cables que van al colector principal de la placa base (ATX+EPS) están unidos a la PSU como en el caso de las convencionales. Eso es así ya que este cable siempre lo vas a tener conectado sí o sí, porque es el principal, sin él no se podría alimentar la placa base y el PC no funcionaría. En cambio, el resto de molex y cables son modulares y se pueden conectar cuando los necesites.
  • Modulares: en este otro tipo, todos los cables, incluido ese principal, se pueden conectar y desconectar cuando sea necesario. Esto puede parecer absurdo, pero no lo es. Y es que aunque el principal siempre lo vas a usar, pero si existe un corte o defecto en él, en el semi no podrías sustituirlo fácilmente, mientras que en esta fuente completamente modular podrías.

No es algo demasiado importante, pero está bien saberlo para elegir mejor…

Ventajas y desventajas

fuente de alimentación modular y cables

Lo primero que debes tener en cuenta es que separar los cables del cuerpo de la fuente de alimentación es una gran ventaja como ya dije. Es especialmente atractivo para los que practican modding, para algunos PC de gamers, y también para otros casos particulares como para aquellos que necesitan varias tarjetas gráficas, etc. En todos esos casos, las modulares ofrecen mayor flexibilidad.

Otra ventaja más allá de la modularidad es la capacidad de reparación que ofrece. Como ya he comentado, si un cable se corta, deja de conducir por algún motivo, se rompe uno de los pines de los conectores, etc., en estos casos no hará falta abrir la fuente de alimentación soldar nuevos cables, etc., o cambiar la PSU al completo. Solo basta con retirar el cable y poner otro nuevo.

Pero por supuesto, no todo son ventajas. También tiene algunas pequeñas desventajas. Independientemente de su precio más elevado, otro problema es la pequeña pérdida de potencia que tienen al estar conectadas en un conector y no directamente soldadas a la salida del PCB.

Además, otro problema es la limpieza de la señal eléctrica que producen, que al tener un empalme conector macho-hembra adicional, puede generar pequeños cambios en la señal con respecto a las fuentes de alimentación no modulares. Pero por lo general, estos problemas son menores y no hacen que varíen demasiado los valores ideales.

Mejores fuentes de alimentación modulares

Entre los mejores fabricantes de fuentes de alimentación destacaría Seasonic, Enermax, Cooler Master, además de otras destacadas como OCZ, Silverstone, Antec, Corsari, Thermaltake, Rosewill, EVGA, Tacens, Be Quiet, etc.

Otra cosa a tener en cuenta más allá de la marca es que siempre debes fijarte que tengan certificación 80+ o 80 Plus, es decir, que entreguen el 80% de eficiencia:

  • 80 Plus Gold – 80%
  • 80 Plus Bronze – 82%
  • 80 Plus Silver – 85%
  • 80 Plus Gold – 87%
  • 80 Plus Platinum – 90%
  • 80 Plus Titanium – 92%

También tienes que considerar las protecciones pasivas y activas que tienen algunas fuentes de alimentación. Estas tecnologías permiten proteger a los componentes conectados a ella de picos eléctricos, sobretensiones dañinas, etc. Eso garantizará que el equipo se alimenta con las mejores condiciones. Evita siempre las fuentes que no las incluyen, que suelen ser las baratas de marcas algo menos conocidas.

Dicho esto, para darte una referencia, aquí tienes algunas buenas fuentes de alimentación modulares donde elegir.

¡Aprovecha todas las ofertas de los PC Days de Pccomponentes!Ver más
+