Cómo saber si tu PC tiene TPM para instalar Windows 11

En este artículo hablaremos sobre cómo saber si tu PC tiene TPM para instalar Windows 11. Si estás intentando instalar Windows 11, es probable que hayas oído hablar del TPM. Pero, ¿sabe lo que es?

TPM son las siglas de «Transportable Process Model». Es un concepto fundamental en el mundo de la informática, y si vas a programar, aprender sobre el TPM es prácticamente una necesidad. Entonces, ¿qué hace?

El TPM permite que los procesos se programen y ejecuten independientemente del sistema operativo. Esto significa que tus procesos se ejecutarán de forma más fiable y eficiente porque no tienen que depender del sistema operativo para todo.

En otras palabras, ya no tendrás que reiniciar tu ordenador cuando se atasque o se congele: el TPM se encargará de ese problema por sí solo. También se asegurará de que cuando su ordenador deje de responder, no ralentizará todo lo demás.

Entonces, ¿cómo puedes saber si tu PC ya tiene el TPM?

Cómo saber si tu PC tiene TPM para poder instalar Windows 11

Hay varias maneras de comprobar si su ordenador tiene el TPM o no.

Con tpm.msc

La forma más rápida y sencilla para saber si tu equipo cuenta con TPM para instalar Windows 11 tendrás que abrir el menú de Inicio y escribir «tpm.msc», un programa para comprobarlo.

Haz clic en el icono del programa y, si te dice que «No se encuentra TPM» es porque tu PC no tiene ese chip. Si por el contrario sí te aparece información sobre TPM, ya lo tienes instalado.

También te puede interesar: Cómo instalar Windows 11 en un ordenador con FreeDOS

Usando la configuración de Windows

En Windows 10 y 8, puedes utilizar la utilidad de Configuración para comprobar si tienes el TPM o no:

  1. Haz clic en Inicio y luego en «Configuración».
  2. Haz clic en «Actualización y seguridad». Esto te mostrará todas las configuraciones relacionadas con la seguridad de tu PC.
  3. Haz clic en «Seguridad del dispositivo» en el panel de la izquierda. Esto hará que aparezcan todas las opciones de seguridad del dispositivo en el panel de la derecha.
  4. Desplázate hacia abajo hasta que veas un ajuste llamado «Detalles del procesador de seguridad». Si tienes un TPM, dirá «TPM is ready for use». Si no tienes un TPM, dirá «TPM no está listo para su uso».

Cómo habilitar TPM para instalar Windows 11

Hay muchas razones por las que podrías considerar la instalación de un TPM en tu ordenador. Los TPM se pueden utilizar para mucho más que el cifrado de BitLocker, pero es un buen caso de uso para explicar por qué podrías querer utilizar uno.

Los chips TPM suelen estar integrados como parte de la placa base del PC. Sin embargo, a veces pueden ser tarjetas complementarias o un dispositivo externo, como una llave USB. Sin embargo, los TPM no se limitan a almacenar claves de seguridad: también pueden almacenar el certificado y la firma digital de un usuario.

Esta información puede utilizarse para asegurar transacciones como el correo electrónico y las transacciones de comercio electrónico. Veamos cómo es el proceso muy sencillo de activación de TPM:

  1. Haz clic en el icono «Inicio» para ir al cuadro de búsqueda de Windows 10, escribe «tpm.msc» y pulsa intro para abrir la consola TPM.
  2. Para habilitar el TPM en la BIOS, es necesario reiniciar el ordenador y pulsar una tecla especial mientras se reinicia. Esta tecla suele estar especificada en la pantalla de arranque del ordenador, pero también se puede encontrar en el manual de tu ordenador o en la web de su fabricante.
  3. Una vez en la BIOS, nos vamos a opciones avanzadas y busca alguna opción que se llame «fTPM Configuration» o similar, ya que dependerá de tu ordenador y tu placa base. Una vez dentro, selecciona la opción de habilitar TPM (fTPM switch).
  4. Después de habilitar el TPM en la BIOS, abre de nuevo la consola de gestión del TPM y comprueba si se detecta ahora. Si ves un mensaje de error que dice «Debe haber un dispositivo de seguridad Trusted Platform Module (TPM) compatible en este ordenador», significa que no se ha encontrado ningún TPM o que hay un problema con la configuración de tu hardware.

¿Necesito TPM para instalar Windows 11?

La respuesta corta es que no. Hay una razón para ello. Cuando se arranca un sistema Microsoft Windows, la BIOS se ejecuta y realiza algunas comprobaciones en el hardware. A continuación, la BIOS busca las unidades de disco duro activas y busca los sistemas operativos desde los que arrancar.

Luego, comprueba de dónde procede y qué versión es del firmware/software. Una vez hecho esto, arranca (o inicia) el sistema operativo instalado. El SO encontrará los controladores de los dispositivos y otros archivos necesarios, mientras carga los servicios y termina la configuración. Comprueba toda la memoria, la CPU, los valores de los registros, etc.

Una vez que está listo para funcionar, notifica al usuario que el sistema ha terminado de arrancar y está listo para usarse. Probablemente ya te habrás dado cuenta de que no necesitas TPM o Windows 11 para hacer nada de esto, EXCEPTO para decirle a Windows 11 qué hardware hay dentro de tu ordenador para que pueda configurarse correctamente.

Javi Rosagro

Javi Rosagro

Periodista especializado en la redacción de contenidos digitales. Siempre intento darle un toque cercano a cada artículo de GuíaHardware para ayudar a los usuarios a encontrar lo que realmente buscan.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo