Review: Lenovo AIO IdeaCentre 520

Review: Lenovo AIO IdeaCentre 520
4.5 (90%) 4 votes

 

He pasado una semana trabajando y analizando un PC todo en uno o AIO (All-In-One), para compartir con vosotros todo lo que he podido comprobar de este modelo de la firma Lenovo. He estado evaluando adquirir un AIO o un equipo portátil, pero finalmente me he decantado por este equipo por las razones que voy a explicar a continuación, y espero que os ayuden con vuestra elección si estáis pensando en adquirir uno de estos equipos.

Concretamente el modelo que he estado probando ha sido el Lenovo IdeaCentre 520, el cual ahora describiré y analizaré para detallar todos los pros y contras que le encuentro a la serie que Lenovo ha puesto a nuestra disposición. Pero adelanto desde ya que me ha sorprendido gratamente y la valoración final es muy positiva.

AIO vs Portátil vs Sobremesa

AIO vs Portátil vs Sobremesa

Primero me gustaría dejar claro los motivos que te pueden llevar a decantarte por un equipo AIO en vez de elegir un portátil o un equipo de sobremesa si necesitas un nuevo PC y quieres hacer una compra próximamente.

Sobremesa

El equipo de sobremesa representa la opción más potente de las tres modalidades de PC, y además ofrece modularidad, es decir, gran facilidad para ampliarlo y actualizar tu hardware, o incluso mayor sencillez a la hora de repararlo, ya que se puede acceder fácilmente a todos los elementos y sustituirlos cuando sea necesario.

En su contra tiene un mayor consumo, ocupa bastante espacio en tu escritorio o entorno de trabajo, y puede ser ruidoso en algunos casos cuando no se seleccionan ventiladores de calidad que sean silenciosos. Además, sean o no buenos, a la larga con el uso suelen ir haciendo más y más ruido, pero esto también les ocurre a los AIOs y portátiles.

Quizás la mayor de las desventajas del sobremesa sea la poca movilidad que tiene, ya que su peso, dimensiones y elementos no te permitirán transportarlo o moverlo de lugar fácilmente, ya que están pensados para dejarlos siempre estáticos en un lugar. Y si eres un obseso del diseño, no suelen ser los más “bonitos” si no inviertes en cajas o torres con diseños atractivos, modding, etc.

  • PROS:
    • Modularidad para sustituir o actualizar componentes.
    • Rendimiento.
  • CONTRAS:
    • Ocupa mucho espacio y diseño poco atractivo.
    • Nula movilidad.

Portátil

Otra opción sería comprar un equipo portátil, que ofrece toda la movilidad que el equipo de sobremesa no admite. Gracias a la batería podrás moverlo de un lugar a otro y usarlo incluso en el coche, transporte público o allá donde lo lleves. Eso es una gran ventaja para aquellos que quieran moviliad. Su reducido tamaño y peso también permiten transportarlo con poco esfuerzo o introducirlo en un maletín para que sea más cómodo.

Pero en contra encontramos la poca modularidad de los equipos portátiles, que tienen un acceso al hardware bastante complicado, y que para llegar a ciertos elementos pasa por desmontar casi el ordenador completo. Si se estropea alguno o se necesita actualizar, no siempre será posible, ya que muchos elementos están integrados o soldados a la placa base.

La extrema delgadez de muchos diseños, especialmente los ultrabooks, hacen complicada la correcta refrigeracion y uno de los problemas que sufren los equipos portátiles es de sobrecalentamiento en ciertos casos. Además, el reducido tamaño con que cuentan no solo reduce las capacidades de ventilación, también las posibilidades para introducir más elementos de hardware como un segundo disco duro, o pantallas más grandes.

Además de eso, los portátiles no tienen demasiado espacio para tener gran cantidad de puertos, a no ser que sea un portátil gaming, que son bastante más grandes y pesados. Y ya que he citado a los equipos para gamers, éstos tienen una versión del hardware pensada para rendir más, en vez de, como en el resto de portátiles, sacrificar tanto rendimiento para reducir el consumo en pos de la autonomía de la batería. Eso hace que el rendimiento de estos equipos no sea igual al de los sobremesa.

Eso se debe a que usan versiones U-Series o M-Series de elementos como la CPU y la GPU, es decir, modelos de muy bajo consumo o Mobile pensados para este tipo de equipos móviles. Son extremadamente eficientes, pero no están pensados para rendir al máximo como otras variantes de estas mismas microarquitecturas para sobremesas.

  • PROS:
    • Movilidad máxima por su reducido peso y tamaño.
    • Tienen batería, lo que da autonomía.
  • CONTRAS:
    • Poco espacio para ampliar o sustituir hardware.
    • Rendimiento no tan alto.
    • Tamaño de pantalla reducido.
    • Bajo número de puertos.

AIO

Finalmente los AIO pueden ser una opción intermedia entre los dos anteriores, con un diseño bastante elegante en la mayoría de los modelos y con un reducido volumen si cuentas con un espacio no demasiado grande en tu puesto de trabajo u hogar. Son así de compactos porque suelen emplear placas base de portátiles integradas tras la pantalla, lo que evita tener que contar con una caja o torre independiente.

No pensan demasiado (no mucho más que un portátil gaming) ni son tan complicados de mover, por lo que podrías transportarlo de un lugar a otro sin mayores problemas. Aunque no sea tan cómodo de hacer esto, sí que de forma puntual podrías cambiar el lugar sin acarrear partes demasiado pesadas como el sobremesa. Pero eso sí, al no contar con batería, no podrá estar desconectado de su adaptador de corriente.

El precio de los AIO no es mucho mayor que el de la mayoría de portátiles, por lo que es también una opción económica que ya lo incluye todo: pantalla, teclado y ratón, junto con el hardware necesario para su funcionamiento. Pero a diferencia de los equipos portátiles más comunes (15.6″), su pantalla es de un tamaño considerablemente mayor, algo que se agradece si vas a hacer un uso más profesional de él o para videojuegos.

Y si me permites sacar otra bondad de estos equipos AIO, te diría que el hardware de estos equipos no suele ser U-Series o M-Series como he dicho en el caso de los portátiles, sino que suelen ser sus hermanos mayores con más rendimiento, los modelos que se emplean para los equipos de sobremesa, ya que no van a tener que mimar la autonomía de una batería, sino que estarán siempre enchufados a una toma de corriente. Eso sí, tampoco son tan gastones como los sobremesa al ser compactos, lo que nos ahorrará en factura de la luz.

Por ejempo, un equipo portátil de unos 700€ podría tener un AMD Ryzen 5 2500U o un Intel Core i5-8520U, y una GPU NVIDIA o AMD Mobile Series. Este tipo de chips están pensados para consumir poco, con una mayor eficiencia energética, pero puede no ser suficiente en algunos casos de usuarios más exigentes. En cambio, en el AIO de ese mismo precio podríamos contar con un Core i5-8400T o una AMD Ryzen 5 2400-GE, unas unidades que tienen un rendimiento superior a sus hermanos de bajo consumo.

Al tener más espacio, también suelen tener en muchos casos un SSD y un HDD, lo que es una gran noticia para muchos usuarios. Además, tienen bastantes puertos de conexión, bien es cierto que no tantos como los equipos de sobremesa, pero sí más que la media de los portátiles que existen en el mercado.

  • PROS:
    • Movilidad media.
    • Diseño elegante.
    • Buen rendimiento.
    • Gran tamaño de pantalla.
  • CONTRAS:
    • Poco espacio para ampliar o sustituir hardware.
    • No disponen de batería para funcionar lejos de una toma de corriente.

Conclusión final

Si buscas un PC gaming, eres un entusiasta o buscas un rendimiento muy elevado: sobremesa.

Si buscas movilidad y quieres llevarte tu equipo allá donde vayas, sin elevadas exigencias y no te importa una pantalla pequeña: portátil.

Si quieres un equipo todoterreno, con un buen diseño y un rendimiento aceptable: AIO.

Desde que los equipos portátiles bajaron su precio y se “democratizaron”, son muchos los usuarios que han sustituido a sus equipos de sobremesa por portátil, pero nunca se los han llevado a otros lugares, los han tenido de forma casi estática en un mismo escritorio o zona del hogar, e incluso poco han empleado la batería, teniéndolos siempre conectados a la toma de corriente. Si ese es tu caso, piensa la opción el AIO porque saldrás ganando y no te arrepentirás de la compra.

Review del Lenovo IdeaCentre AIO 520-24

IdeaCentre AIO

Una vez estás más o menos convencido de lo que quieres, y si finalmente te has decantado por un AIO, te voy a describir lo que he podido observar del modelo de nuestra review o análisis.

Lo primero decir que Lenovo ha creado este producto pensnado en el diseño con acabados de calidad metálicos para ofrecer mejores resultados. El PC AIO puede funcionar bien tanto en entornos profesionales como en el hogar como ahora veremos por algunas de sus caraterísticas. En la web de Lenovo apuntan a que ofrece una buena velocidad, rendimiento excepcional y profesionaliad, y lo cierto es que me he sorprendido de lo fluído que funciona.

Además, por cuestiones de trabajo, yo uso Linux y he podido instalarle mi distribución GNU/Linux favorita sin problemas y todo funciona adecuadamente, sin problemas de soporte de hardware. El equipo prácticamente arranca en un abrir y cerrar de ojos, algo que se consigue gracias al SSD como veremos y todo funciona adecuadamente.

Pero bien, vamos paso a paso analizando cada detalle del modelo concreto de la serie Lenovo AIO IdeaCentre 520-24 (por 799€ en PCComponentes) que yo he elegido y ahora explicaré el por qué este concreto, ya que hay varias configuraciones dentro de esta serie con diferentes características y microprocesadores Intel y AMD donde elegir.

Pantalla

Pantalla del AIO

La pantalla del PC tiene poco marco por los laterales, por lo que casi toda la superficie del panel es imagen, excepto una franja en la parte inferior que es donde se aloja la barra de sonido con los altavoces. Las dimensiones del panel IPS llegan a las 23.8″, un tamaño de pantalla mucho mayor que los portátiles que puedes encontrar en el mercado, lo que resulta muy práctico para trabajar con él o jugar.

La imagen se ve bastante nítida y comparado con los equipos portátiles que he tenido hasta ahora, se nota una agradable diferencia. Además, la resolución a la que llega es 1920×1080 pixeles, es decir, FullHD con una proporción 16:9, lo que la hace adecuada para ver vídeos con una buena experiencia. Por cierto, en este caso concreto no es multitouch, es decir, táctil, como en algunos modelos concretos de la serie Lenovo IdeaCentre 520 donde sí que son paneles táctiles.

Otra de las características son los 250 nits que proporciona dicho panel, por lo que cuentan con un buen brillo para que se aprecie bien la imagen en entornos con gran luz ambiental. Además, ofrece un acabado mate que evita los reflejos cuando hay mucha luz del sol o focos de luz artificial apuntando hacia la pantalla, por lo que es cómodo trabajar con ella en cualquier entorno.

CPU & GPU

Logos de AMD Ryzen Pro y Radeon Vega 11

Lo que ha hecho que me decante por este modelo concreto de AIO, el Lenovo IdeaCentre 520-24ARR, es su microprocesador, más concretamente un microprocesador AMD Ryzen 5-2400GE. Si recuerdas lo que significaba la numeración de los modelos de AMD, significa que es una APU Ryzen 5 de seguda generación (2xxx), es decir, basado en la microarquitectura Zen+ y además cuenta con gráficos integrados (GE).

El chip pertenece a la serie con núcleos con codename Raven Ridge basados en Zen+ (fabricados en GlobalFoundries, las ex-fábricas de AMD, con un proceso de 14nm con transistores FinFET). Por tanto, quitando los nuevos productos que acaba de anunciar AMD, como la serie Zen de 3º Generación que se ha lanzado para entrar en el mercado este 2019, es el más puntero de ellos en la actualidad.

Es un QuadCore, con SMT, por lo que puede ejecutar de forma simultánea 8 threads, es decir, 8 hilos de forma paralela. Trabaja a una frecuencia de reloj base de 3.2Ghz, aunque con su modo Turbo Boost permite llegar a los 3.8Ghz cuando se demande más rendimiento. A pesar de su velocidad, resulta bastante eficiente energéticamente, y tiene un TDP de 35w, una potencia disipada bastante discreta teniendo en cuenta que hay nada más y nada menos que 4.950 millones de transistores funcionando en tan solo una superficie de 209.78mm².

Cada uno de los cores incluye 256KB de cache L1 para instrucciones (L1I) y 128KB de L1 para datos (L1D), además de una L2 de 512KB por núcleo. En cambio, la L3 es compartida por todos los núcleos del sistema, con un total de 4MiB. En cuanto a su MMU integrada, es decir, el controlador de memoria, admite DDR4-2933 de hasta 64GiB, soporte ECC (muy importante para algunos profesionales), con un ancho de banda de 43.71GB/s gracias a sus dos controladores DualChannel.

Si te preocupa las líneas PCIe o PCI Express que soporta, incluye 8 de ellas, en su versión 3.0 (más rápida), compatibles con diferentes configuraciones. Y si también piensas en la velocidad, y tienes pensado realizar overclocking, que sepas que este microprocesador te lo va a permitir, ya que se trata de un chip Unlocked, es decir, que no tiene el multiplicador de frecuencia bloqueado.

En cuanto a la GPU integrada, se trata de una AMD Radeon Vega 11, con 11 unidades de ejecución gráfica, 704 shaders, y una frecuencia de 1.250 Mhz. La tarjeta gráfica te permitirá jugar a la mayor parte de los videojuegos e incluso hacer tus pinitos en diseño si lo quieres. Soporta OpenGL 4.6, Vulkan 1.1, DirectX 12, y OpenCL 2.2. No es una GPU decidada, pero tampoco es un equipo con un rendimiento demasiado pobre en este sentido, de hecho, es posible que sea muy superior a la media de los portátiles.

Y si te preocupa las tecnologías o extensiones del set de instrucciones que soporta, decir que está muy bien servido, lo que es grandioso para acelerar las operaciones multimedia, la virtualización y la seguridad. Puedes encontrar MMX, EMMX, SSE, SSE2, SSE3, SSSE3, SSE4.1, SSE4.2, SSE4a, AVX, AVX2, ABM, BMI 1, BMI 2, FMA3, FMA4, AES, RdRand, SHA, ADX, CLMUL, F16C, NX, AMD-V, AMD-VI, mXFR, Turbo Boost 2, y SenseMI.

Almacenamiento:

SSD M.2 y HDD 1TB

En cuanto al resto del hardware, me gustaría centrarme ahora en una de las cosas que he encontrado maś interesantes y que se hacen notar a la hora de cargar programas o arrancar el sistema, ya que es realmente rápido y todo se mueve con agilidad y rápidamente. Me estoy refiriendo a su disco duro de estado sólido (SSD) de 128GB, y aunque pueda parecer pequeño de capacidad, es grande en velocidad gracias a que es de tipo M.2 PCIe NVMe, hasta 5 veces más rápido que los SSD SATA3.

Y para paliar esa capacidad tan baja, viene complementado con un disco duro magnético (HDD) de 1TB SATA3 de 7200RPM, lo que resulta suficiente para la mayor parte de los usuarios, y a unas malas, siempre se puede contar con un disco duro externo gracias a las conexiones USB 3.0 de alta velocidad que incluye.

Sonido

Logo de Dobly Advanced

La potencia de sonido es bastante grande para ser unos altavoces integrados, con lo que no creo que tengas problemas de volumen. No obstante, tiene una entrada/salida combo para audio alojada justo bajo el borde inferior de la pantalla, por lo que puedes conectar unos auriculares, unos altavoces externos o un micrófono si lo necesitas.

Los altavoces son dos situados en una barra, justo en el filo inferior de la pantalla, con una potencia de 3W cada uno. Disponen de tecnología Dolby Advanced Audio, por lo que la calidad también es buena. De hecho, tengo que confesar que la primera vez que encendí el equipo me llevé un sobresalto, porque estaban puestos a todo volumen y de repente escuché un estruendo sin esperarlo que era la dichosa voz del asistente Cortana de Microsoft.

En cuanto a la tarjeta de sonido que incluye, se trata de una Realtek HD integrada, como la que suelen venir en todos los equipos portátiles. Y si esto te parece poco para tus necesidades, puedes conectar una tarjeta de sonido más profesional y externa conectada a alguno de sus puertos USB.

Teclado y ratón

Tecldo y ratón del IdeaCentre

El teclado es simple de 104 teclas, en español y con teclado numérico. Sus teclas tienen un tacto bastante agradable, son sensibles y no hay que poner demasiada presión en ellas, por lo que la escritura es bastante fluida. En este modelo concreto no es inalámbrico, como sí lo es en otros IdeaCentre AIO 520 Series, pero sinceramente no es un impedimento demasiado grande. Además, cuenta con un cable bastante largo.

Igual ocurre con el ratón, es un ratón láser, es decir, óptico. Con una conexión por cable tipo USB. Lo cierto es que pesa muy poco y se maneja bien, pero es muy rudimentario, es decir, dos botones y una rueda para scroll. Si buscas algo tipo gaming o así, deberás comprarlo aparte.

Conectividad y puertos

Pantalla del Lenovo Ideacentre 520 por detrás

En cuanto a la conectividad, es compatible con WiFi IEEE 802.11ac 1×1 para estar conectados a Internet sin cables, y también dispone de tecnología Bluetooth 4.0, por lo que puedes conectar dispositivos móviles, u otros accesorios o periféricos compatibles con esta tecnología inalámbrica, como son los altavoces o auriculares inalámbricos.

Por otro lado, bajo el borde inferior de la pantalla tenemos un lector de tarjetas 3 en 1, compatible con tarjetas de memoria tipo SD, SDHC, y SDXC. Junto a este lector, se encuentra un Jack combo, es decir, puede funcionar tanto como una entrada de audio o como una salida de audio, para conectar auriculares, altavoces externos o micrófonos.

También encontramos un puerto USB en el lateral izquierdo del monitor muy práctico para conectar pendrives o discos duros externos USB de una forma cómoda sin tener que acceder a la zona trasera de la pantalla para buscar el resto de puertos disponibles. No obstante, tras la pantalla encontraremos el conector de la alimentación para el adaptador, que es bastante similar al de cualquier portátil, y el resto de puertos.

Esos puertos son 2 puertos USB 2.0 y 2 puertos USB 3.0, así como una entrada HDMI y una salida HDMI (podemos llevar imagen desde una fuente externa al monitor o conectar el equipo a una pantalla externa). Además, si por algo necesitas una conexión a la red por cable, cuentas con un puerto Ethernet 10/100/1000, es decir, Gigabit LAN de alta velocidad para este tipo de conexiones por cable.

Detalles

Webcam oculta

Uno de los detalles que más me han gustado es el de la Webcam incluida. Se trata de una cámara 720p suficiente para la mayoría de los usuarios para un uso simple. Realmente eso no es lo que me ha impactado, ya que es una cámara bastante normalita, pero sí el detalle de que esté escondida. Con una pulsación sobre el perfil superior del monitor se puede desplegar o volverla a esconder cuando ya no la necesitemos.

Lo que puede parecer un detalle tonto, resulta vital en los días que corren donde la privacidad es un bien tan escaso y privado por todos los casos de espionaje que hemos visto y por los ataques de ciberdelincuentes que podríamos sufrir y que podrían poner la cámar a funcionar y grabarnos sin nuestro consentimiento. Algo que podría dar como resultado imágenes bastante comprometedoras que no queremos.

Por eso, muchos usariso optan por tapar con una pegatina las webcams de sus equipos, como yo hacía en mis portátiles. Pero esto resulta poco práctico, ya que si usas la webcam en algún momento, la pegatina dejará el pegamento pegado al sensor óptico de la cámara y no se verá bien, por lo que la deberemos limpiar antes de usar. Además, una vez usada, deberíamos volver a pegar la pegatina o poner el objeto que tapa, lo que no es nada práctico.

Sinceramente es un detalle pequeño que puede parecer mínimo, pero que es muy grande por lo que implica, permitiendo esconderla siempre que no la queramos y estar totalmente tranquilos de que si recibimos un ataque remoto, aunque la enciendan, no nos veran.

Una vez explicado ese detalle, me gustaría decir que el equipo es bastante silencioso. Cuenta con un ventilador que no se escucha demasiado, similar a los de los equipos portátiles, y unas rejillas de ventilación bastante maś amplias que la de cualquier equipo portátile. Las ranuras de ventilación se sitúan en dos puntos, que son los más calientes, uno justo tras el panel de la pantalla y el resto en el perfil de debajo de la pantalla, por lo que no se ve a no ser que levantes el equipo.

El acabado, como digo, es de calidad, no es plástico cutre, sino un acabado metalizado en gris pintado en lo que parece ser aluminio, aunque no he encontrado demasiados datos sobre el metal o aleación que puede ser.

Sistema operativo y software

BIOS de Lenovo

El sistema operativo que viene por defecto es Windows 10 Home de 64-bit, aunque yo he instalado Linux. No es complicado instalar Linux en él, ya que cuenta con un BIOS/UEFI con un menú bastante límpio y sencillo desde donde podemos elegir la prioridad de arranque o el modo Legacy BIOS o UEFI según nos interese. Y todo ello, pulsando la tecla F1 para acceder al Manu Setup Utility.

Aunque Lenovo ha sido duramente criticado por incluir demasiado crapware en sus equipos, es decir, multitud de apps que vienen ya preinstaladas como las que encontramos también en muchos sobremesa de marca, portátiles e incluso smartphone y tablets, en el caso del IdeaCentre parece que no es tan así, quizás porque las críticas hayan llevado a la compañía a modificar su política.

De hecho, en el poco rato que he pasado con Windows, solo aparecían dos o tres programas preinstalados por Lenovo, como es el caso del propio servicio Lenovo Vantage, un software para mantenerte informado de las últimas noticias de Lenovo, realizar actualizaciones, obtener soporte técnico o asistencia, y también descargar drivers, manuales, etc.

El otro software molesto es el antivirus McAfee que también viene incluido para que puedas activar tras un periodo o incluso ofrecerte algunas ofertas a las que puedes acogerte por haber adquirido este producto. No obstante, se puede desinstalar si lo quieres evitar.

Además de todo esto, tiene una partición oculta para el Recovery Mode, es decir, para volver a recuperar el sistema en caso de que algo lo haya dejado inutilizado y no puedas arrancar Windows o no puedas repararlo mediante un punto de rescate, etc. Ese modo vendrá asistido por Lenovo Rescue System.

Cosas a mejorar:

Cruz roja

Hay algunas cosas que no me han gustado del modelo, como ocurre cuando compras cualquier producto te encanta por un lado y también hay cosas que se pueden mejorar. Una de ellas es que no disponga de unidad óptica, por lo que no puedo reproducir CD/DVD o BD, pero esto es algo que parece que se ha puesto de moda en el sector, ya que la mayor parte de los equipos portátiles tampoco la integran, ya que con los pendrives se suple dicha carencia, permitiendo cargar un sistema operativo o medio de instalación en la memoria USB sin problemas.

No obstante, he de decir, que algunos modelos concretos del IdeaCentre AIO 520-24 sí que disponen de unidad óptica y como todos se fabrican igual, en el caso del que yo tengo, tiene una placa embellecedor tapando el hueco donde debería ir la unidad, por lo que supongo que se podría quitar y poner si se quiere una unidad de repuesto de un modelo IdeaCentre. No sé si habrán ocupado el espacio con alguna otra unidad, tal vez con el segundo disco duro, no lo sé, pero consultaré al servicio técnico para enterarme. Y si no se puede, tengo una unidad óptica (CD/DVD-RW) USB o con unidades USB puedo realmente hacer todo.

Otro fallo que veo es el teclado y ratón, que son elegantes, finos, minimalistas y ligeros, pero a costa de olvidar la ergonomía. El teclado al menos podría incluir un borde para apoyar las muñecas, que es lo único que le falta para resultar más cómodo, pero como digo, tampoco es un fallo mayor, ya que cuando se estropee o queramos, se pueden adquirir ratones y teclados muy muy baratos. Y además, aunque algunos IdeaCentre 520-24 sí que tienen dispositivos inalámbricos, el que yo he elegido no los tiene.

Por ser alto tiquismiquis, nombrar también la ranura del lector de tarjetas y el Jack de sonido, que se encuentran bajo el borde inferior y si no me da por mirar debajo no los habría visto, es una zona un poco molesta, ya que si no aciertas a conectarlo, deberás agacharte un poco para ver dónde se encuentra la entrada. Yo los habría puesto en el lateral, junto al puerto USB o cerca del botón de encendido que también está en el lado opuesto.

Y ya que he citado el Jack de sonido, como he dicho es un combo, y además de estar en un sitio poco accesible, solo hay uno aunque sirva para todo. Esto que también se ha impuesto en los equipos portátiles, resulta molesto si quieres tener más de un dispositivo de audio conectado a la vez. Por lo que deberías comprar algún adaptador o hub para audio, tarjeta de sonido externa, etc.

Referente a los puertos, aunque estoy bastante contento con la cantidad de puertos USB que tiene, ya que en mis portátiles solo disponía de dos o tres  de ellos y en el caso del AIO tengo 5, si lo comparo con mi sobremesa, no tiene tantos. Aunque tampoco hay que pedirle peras al olmo.

Finalizo con el peso, como digo es un equipo bastante ligero, en total, todo el conjunto pesa 7Kg lo que resulta cómodo para moverlo. Los equipos portátiles normales y ultrabooks son muy poco pesados, y cómodos para llevar, no es el caso del AIO, pero comparado con muchos portátiles gaming que llegan a superar los 5Kg, tampoco es tan pesado. De hecho, yo no lo tengo en un lugar estático, por lo que lo muevo constantemente y no me resulta problemático.

Modelos de la serie Lenovo AIO IdeaCentre 520-24:

Todo lo dicho aquí sirve para todos los modelos del Lenovo IdeaCentre AIO 520-24, pero concretamente el que he usado para mi análisis es el ARR. Pero si quieres elegir entre varios de ellos, aquí te mostraré varias posibilidades de configuraciones:

Lenovo AIO IdeaCentre 520-24 ARR (modelo de la review):

CPU: AMD Ryzen 5 2400GE 3.2Ghz QuadCore

RAM: 8GB DDR4

SSD: 128GB M.2 PCIe NVMe

HDD: 1TB SATA3 7200RPM

GPU: AMD Radeon Vega 11

Unidad óptica: No

Pantalla: 23,8″ IPS

Puertos: 3x USB 2.0, 2x USB 2.0, 2 HDMI, Jack combo, lector de tarjetas 3en1, Bluetooth 4.0, WiFi y LAN Gigabit

Extra: webcam oculta, teclado y ratón con cable, acabado en gris plateado

Precio: 799€

Lenovo AIO IdeaCentre 520-24 (equivalente con Intel):

CPU: Intel Core i5-8400T 3.3Ghz 6-Core

RAM: 8GB DDR4

SSD: No

HDD: 1TB SATA3 7200RPM

GPU: Intel UHD Graphics 630

Unidad óptica: No

Pantalla: 23,8″ IPS Multitouch

Puertos: 3x USB 2.0, 2x USB 2.0, 2 HDMI, Jack combo, lector de tarjetas 3en1, Bluetooth 4.0, WiFi y LAN Gigabit

Extra: webcam oculta, teclado y ratón con cable, acabado en gris plateado

Precio: 799€

Lenovo AIO IdeaCentre 520-27 (equivalente con Intel con 27″ QHD):

CPU: Intel Core i5-8400T 3.3Ghz 6-Core

RAM: 8GB DDR4

SSD: No

HDD: 1TB SATA3 7200RPM

GPU: Intel UHD Graphics 630

Unidad óptica: No

Pantalla: 27″ IPS QHD

Puertos: 3x USB 2.0, 2x USB 2.0, 2 HDMI, Jack combo, lector de tarjetas 3en1, Bluetooth 4.0, WiFi y LAN Gigabit

Extra: webcam oculta, teclado y ratón con cable, acabado en gris plateado

Precio: 899€

Lenovo AIO IdeaCentre 520-24 (con APU AMD A9):

CPU: AMD A9-9420 3Ghz DualCore

RAM: 4GB DDR4

SSD: No

HDD: 1TB SATA3 7200RPM

GPU: AMD Radeon R5

Unidad óptica: No

Pantalla: 23,8″ IPS

Puertos: 3x USB 2.0, 2x USB 2.0, 2 HDMI, Jack combo, lector de tarjetas 3en1, Bluetooth 4.0, WiFi y LAN Gigabit

Extra: webcam oculta, teclado y ratón con cable, acabado en gris plateado

Precio: 555€

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta