¿Qué Macbook comprar? Analizamos los últimos modelos

Cada vez más personas se plantean comprar un Macbook de Apple para disponer de un equipo de bastante calidad, con un hardware potente y un sistema operativo optimizado y estable para trabajar y obtener la mayor productividad. Resulta una mejor alternativa a Microsoft Windows en casi todos los aspectos, excepto en la cantidad de software y drivers disponibles, que sigue siendo mayor en el caso de Windows.

Incluso, el precio del hardware hace que muchos usuarios avanzados prefieran comprar un Macbook y luego quitar macOS e instalar el sistema operativo que ellos utilizan normalmente, como alguna distribución GNU/Linux, FreeBSD, etc. Así pueden obtener un portátil premium a un precio elevado, pero seguramente no encontremos algo así si optamos por las alternativas que no son de Apple. Además, como macOS se ha vuelto gratuito, no pagas licencia, por lo que no inviertes en eso si piensas deshacerte de él.

¿Qué debo saber?

Touchbar

Sea cual sea tu motivo para pasarte a la plataforma Mac, aquí te daremos algunas buenas razones por comprar un Macbook y luego te ayudaremos a elegir el más adecuado según tus necesidades.

Apple Silicon

Apple Silicon, Apple M1

Apple tomó la decisión de cambiar sus chips x86 de Intel por sus propios diseños. A esto se le conoce como Apple Silicon, y uno de los primeros diseños en llegar al mundo del escritorio ha sido el Apple M1.

La compañía de Cupertino ya lo hacía con sus chips para dispositivos móviles, con las A-Series. Por eso, que diesen este paso solo era cuestión de tiempo, y los problemas que estaba registrando Intel en los últimos tiempos con sus microprocesadores (tanto vulnerabilidades como los problemas para ir más allá del nodo de 14nm) acelerarían este paso.

Estos nuevos diseños están basados en la ISA ARM, aunque no son núcleos IP de Arm como algunos piensan. Es decir, Apple no se limita a comprar la licencia de los diseños de núcleo Arm y ponerlos en sus chips, como ocurre con otros muchos. En este caso, Apple se encarga de diseñar desde cero su propia implementación, su propia microarquitectura.

Por tanto, la relación entre Arm y Apple es diferente. Simplemente tienen que licenciar la arquitectura para que éstos puedan usarla en sus productos. Similar a lo que sucedía ya en sus A-Series. Solo que las M-Series tienen un mayor rendimiento, ya que va destinado al mercado de portátiles.

Las primeras pruebas de rendimiento han dado resultados muy positivos, aunque hay que cogerlas un poco con pinzas. No obstante, el rendimiento de estos chips es bastante bueno, y han demostrado que no tienen que depender de Intel.

Además de eso, tienen otras ventajas:

  • Son bastante eficientes energéticamente, lo que prolonga el uso de la batería. Las cifras que ha dado Apple son de 14 horas y 41 minutos de autonomía en el MacBook Air, mientras que los MacBook Pro llega hasta las 16 horas y 32 minutos. Aunque, cuidado, porque las pruebas realizadas por Apple se hicieron con 15 nits de brillo de pantalla, lo que no es demasiado realista. Con cifras más habituales superarían las 10h.
  • Integra otras unidades en el SoC, como la unidad Neural Engine, un acelerador para aplicaciones que emplean inteligencia artificial que hace el rendimiento sea superior que en chips Intel.
  • No se ven afectados por ciertas vulnerabilidades de seguridad que afectan a los chips de Intel.
  • Posibilidad de ejecutar tanto software compilado para x86 con Rosetta 2 como binarios nativos para Apple Silicon.

Pese a todo esto, recuerda que aún conviven portátiles, miniPCs y sobremesas de Apple que aún siguen usando chips de Intel. Por tanto, si no te gustan estos chips, siempre tienes la posibilidad de elegir los modelos que aún quedan con x86. Y es que las ventajas de los chips de Intel se resumen a:

  • Mayor cantidad de software compilado para esta arquitectura, aunque eso está cambiando rápidamente. Además, Apple ha creado Rosetta 2, un traductor dinámico para poder ejecutar software nativo x86 en los M1 ya que, pese a los esfuerzos, aún quedan algunos binarios que no se han adaptado a ARM y necesitan de este traductor.
  • De lo anterior deriva otro problema, y que tiene que ver con algunas extensiones de virtualización que no están presentes en el chip Apple M1. Este modelo no soporta Intel VT y similares, por lo que algunas aplicaciones que las necesitan no funcionarán ni con Rosetta 2.
  • Y el rendimiento, pese a los datos tan positivos de los M1, hay que tener en cuenta algunos «trucos» de los que se han valido, como la optimización del software. Mientras el código de Intel viene arrastrando el lastre de la retrocompatibilidad. Aunque, tengo que confesar que su sistema de caché y la forma en la que consigue traer datos e instrucciones desde la memoria RAM es bastante increíble. Pero también tiene puntos muy débiles, como la longitud de su decodificador de instrucciones muy larga con la que el compilador debe hacer malabares… La propia Intel ya mostró algunas benchmarks donde sus chips se mostraron superiores a los M1.
  • Sin limitaciones de memoria. Al no estar integrada en el módulo, se pueden elegir módulos diferentes y con capacidades diversas. En el M1 solo encontrarás versión con 8GB y con 16GB, sin posibilidades de cambiar eso.
  • La iGPU de Apple es aceptable para la mayoría de usuarios, pero está por detrás de las GPUs anteriores.
  • Mayor libertad para elegir sistema operativo, ya que se podía instalar Microsoft Windows o Linux en estos equipos. Mientras en el M1 no hay ese soporte.

Otras características a considerar

  • Seguridad: macOS está basado en UNIX y eso ya lo hace mucho más estable, robusto y seguro por defecto que un Microsoft Windows. Por tanto, podrás navegar de forma tranquila sin problemas de malware, aunque se recomienda tener un antivirus instalado.
  • Nube: Apple tiene una nube como es iCloud, por lo que si tienes otros dispositivos Apple sería una buena opción para ti. Puedes sincronizar tus fotos, apps, contactos, etc., y tenerlas a disposición en todos tus equipos Apple.
  • Interfaz y diseño: la interfaz gráfica de macOS está muy simplificada, es minimalista y tiene una alta usabilidad. Por eso, no vas a encontrar un sistema operativo más sencillo de usar, así que sería una buena opción para los no tan amigos de la tecnología. El diseño y calidades del portátil también son muy buenas, sin duda en eso gana Apple, hay que reconocerlo.
  • Tecnologías Made In Apple: Apple dota a sus equipos de algunas funcionalidades o tecnologías que no encontrarás en muchos de los portátiles alternativos a los Mac. Por ejemplo, disponen de una tecnología para detener el disco duro mecánico en caso de que el portátil se caiga (protege la unidad de golpes), la TouchBar para poder realizar muchas funciones desde una barra táctil integrada en su teclado, TimeMachine para hacer copias de seguridad de tus datos en una unidad de almacenamiento externa con total facilidad, teclados con buen rendimiento, modo Target para FireWire, envío de documentos con AirDrop, previsualización de archivos con solo una tecla, un Dock muy eficiente para mantener el escritorio en orden, etc.
  • Optimización: hardware y sistema operativo están muy optimizados, por tanto vas a encontrar un equipo ágil y rápido, que apenas va a necesitar mantenimiento.
  • Apps: en macOS tendrás varias aplicaciones preinstaladas que ya vienen y que seguramente te ayudarán en tu trabajo diario, como Numbers, Pages, PhotoBooth, iMovie, etc.

Si esto te ha convencido o ya estabas convencido antes de leer estas razones, vamos a ver qué Macbooks recomendamos elegir.

Los Macbooks recomendados:

Existen dos variantes del Macbook, que son el Air y el Pro. En el caso del Air tiene un grosor muy delgado, es decir, estamos ante un ultrabook con una alta movilidad y autonomía. En cambio, en el caso de Pro es un equipo portátil con un poco más de rendimiento.

Prototipos con Apple M1 (ARM)

Apple MacBook Air

Este ultrabook de Apple es el más ligero. Un diseño que pretende aportar mayor movilidad por su delgadez y ligereza. Pero asegura mantener prestaciones muy elevadas. Es muy silencioso, ya que es un fanless, es decir, un diseño sin ventilador para que no emita ni un sonido. Eso lo hace ideal para productores musicales.

Las especificaciones técnicas son:

  • CPU: Apple M1 con CPU de 8 núcleos (4 de eficiencia y 4 de rendimiento) + Neural Engine de 16 núcleos
  • RAM: 8 GB o 16 GB a elegir
  • iGPU: de 6/8 núcleos
  • Almacenamiento: 256 GB SSD
  • Conectividad: Thunderbolt 3, USB 3.1, WiFi, Jack, Bluetooth 5.0
  • Pantalla: 13,3″ IPS True Tone, resolución nativa de 2.560×1.600 px y densidad de 227 ppp. Brillo de hasta 400nits.
  • Sistema operativo: macOS
  • Color: Plata, Gris espacial, Dorado

Apple MacBook Pro

Es el monstruo, el hermano mayor del Air. Esta versión Pro está pensada para ofrecer mayor capacidad y una batería de mayor duración que el anterior (a costa de un perfil algo más grueso). Puedes esperar un plus en cuanto a potencia de procesamiento y gráficos, mientras el resto de características serán comunes al Air.

Las especificaciones técnicas son:

  • CPU: Apple M1 con CPU de 8 núcleos (4 de eficiencia y 4 de rendimiento) + Neural Engine de 16 núcleos
  • RAM: 8 GB o 16 GB a elegir
  • iGPU: de 6/8 núcleos
  • Almacenamiento: 512 GB SSD
  • Conectividad: Thunderbolt 3, USB 3.1 Gen 2, WiFi, Jack, Bluetooth 5.0
  • Pantalla: 13,3″ IPS True Tone, resolución nativa de 2.560×1.600 px y densidad de 227 ppp. Brillo de hasta 500nits.
  • Sistema operativo: macOS
  • Color: Plata, Gris espacial, Dorado

Prototipos con Intel (x86)

Apple Macbook Air:

Macbook Air

Ultrabook de pantalla 13.3″ LED con una panel Retina de cuatro millones de píxeles para una calidad excelente. Además, presenta un grosor extremadamente delgado. Eso lo hace que tenga apenas 1,2 Kg de peso y con una autonomía de batería bastante elevada para que pases horas sin preocuparte de enchufarlo.

El Macbook Air incluye Touch ID, es decir, un lector de huellas en el mismo touchpad que hay en el panel frontal para que puedas usar tu huella digital como contraseña, algo que dará más seguridad a tu sistema. Y también dispones del chip T2 de seguridad especial del Apple, un chip destinado simplemente a cuidar del cifrado de datos en tiempo real y reforzar la seguridad para que nada malo ocurra.

En cuanto al teclado, tiene mecanismo mariposa, que resulta un problema a la hora de repararlo, pero aporta estabilidad comparado con el mecanismo de tijera tradicional, mejora la comodidad y aumenta la velocidad de respuesta al escribir. También va acompañado de un touchpad de alta calidad como sustituto del ratón. Concretamente, tiene un trackpad Force Touch, es decir, un touchpad avanzado que permite realizar diferentes funciones según la presión ejercida sobre la superficie. Por ejemplo, puedes hacer clic, scroll, zoom, etc.

Ya sabes que Apple dispone de los famosos puertos Thunderbolt 3, un puerto para todo. Si el USB es un puerto universal, Thunderbolt 3 también lo es. Una nueva especificación de este puerto similar al USB-C y compatible que puede alcanzar velocidades de hasta 40 Gb/s en las transferencias.

El portátil Macbook Air también incluye altavoces con una buena calidad de sonido, micrófono integrado y una webcam para que puedas usarla con los programas de llamadas o videoconferencia como FaceTime. Incluso Siri, el asistente personal implementado con inteligencia artificial de Apple también está presente para ayudarte con los escritos dictados, comandos de voz, etc., mientras haces otras cosas.

Los materiales de acabado son 100% aluminio, lo que dota de una calidad muy buena y hace que toda la carcasa del Mac se transforme en un gran disipador de calor por sus cualidades de conducción térmica. Así se mantendrá a una temperatura más baja cuando trabajes con él. Ya sabes que puedes encontrar diferentes colores y configuraciones de tu Mac.

Las especificaciones técnicas son:

  • CPU: Intel Core i5 1.6 Ghz
  • RAM: 8 GB
  • GPU: Intel UHD Graphics integrada 617 Series
  • Almacenamiento: 120 – 256 GB SSD
  • Conectividad: Thunderbolt 3, WiFi, Jack, Bluetooth 4.2
  • Sistema operativo: macOS
  • Color: Plata, Gris espacial, Dorado

Apple Macbook Pro:

Macbook Pro

En el caso del MacBook Pro, también dispones de un equipo con unas dimensiones reducidas, de15″ o 13.3″ al igual que el Air, además de ser LED Retina, pero con un interior potenciado para un mayor rendimiento. Aunque no se ha renunciado al grosor delgado, ligereza y gran autonomía que se consigue en el caso del Air. El brillo y color de estas pantallas también son asombrosos.

En este caso también dispone de un teclado de alto rendimiento, comodidad, y velocidad de respuesta gracias al mecanismo de mariposa. Su Trackpad permite multitud de funciones según la presión que ejerzas sobre él, como hacer clic, zoom, scroll y otras funciones muy sencillas. Y en este panel frontal también se integra el Touch ID, es decir, el lector de huellas que puede reemplazar a las contraseñas para aportar mayor seguridad y desbloquear tu Mac usando tu huella dactilar.

El rendimiento y potencia se han visto mejorados, con un macOS optimizado para que obtengas buenas velocidades en casi cualquier tarea. En este caso, dispone de un microprocesador más potente que en el caso del Air, por lo que tienes un portátil mejor. Además, en cuanto al disco duro y otras características, también encontrarás mejoras con respecto al Air, como pueden ser discos duros de más de 256 GB.

Los Macbook Pro de 15″ encontrarás un rendimiento excepcional en cuanto a gráficos, ya que en vez de la GPU integrada de Intel como en los Air, también encontrarás modelos de AMD Radeon Pro, lo que los dota de unas capacidades para trabajar sin igual. Especialmente para diseñadores, gamers, y otros profesionales que necesiten gran potencia gráfica. La gráfica vendrá con memoria de vídeo de 4 GB GDDR5 y volará incluso con Finel Cut Pro X. Eso sí, en los modelos de 13 pulgadas, tendrá que conformarte con la GPU Intel UHD integrada de 64MB DRAM, pero con un consumo algo inferior para alargar la batería (hasta 10 horas).

Para guardar todos tus datos, además del acceso a iCloud, tienes un SSD ultrarápido con una tasa de lectura secuencial de hasta 3.2 GB/s. Puedes conseguir de entre 128 a 512 GB de SSD para los de 13 pulgadas y hasta 2TB de SSD en el caso de los de 15 pulgadas. Una gran capacidad de estado sólido que lo hará volar.

Por cierto, dispone de altavoces de muy alta calidad, un micrófono integrado de calidad y una webcam para FaceTime o lo que quieras. Además, los altavoces del Pro tienen una potencia bastante elevada para el tamaño que tienen, por lo que podrás subir el volúmen bastante. Y como en el caso del Air, disfrutar del puerto Thunderbolt 3, tan versátil, veloz y avanzado.

Pro también dota a sus paneles de teclado de un TouchBar, es decir, una pequeña barra táctil justo por encima del teclado en la que se podrán ver diversas funciones según lo que estemos haciendo, como una serie de emojis para pulsar el que necesitemos inclur en un chat, una barra de volUmen para modificarlo fácilmente solo arrastrando el dedo hacia la izquierda o derecha (bajar o subir), y multitud de funcionalidades manejadas con un solo dedo…

Apple también ha dotado a este equipo de un acabado en aluminio, que hace que toda la carcasa sea de alta calidad y se transforme en un gran disipador de calor. Pero además de eso, hay tecnologías dentro que mejoran el flujo de aire durante las tareas que aumentan la temperatura de tus chips, como los videojuegos, edición de vídeo, transferencias de grandes archivos, etc. Así mantendrás tu equipo siempre a temperaturas seguras.

Las especificaciones técnicas son:

  • CPU: Intel Core i5 2.3 Ghz
  • RAM: 8 GB
  • GPU: integrada Intel UHD 617 o AMD Radeon Pro dedicada
  • Almacenamiento: 128 GB – 2 TB SSD
  • Conectividad: Thunderbolt 3, DisplayPort, USB 3.1, WiFi, Jack, Bluetooth 4.2
  • Sistema operativo: macOS
  • Color: Plata, Gris espacial

Isaac

Isaac

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores al que le encanta escribir y compartir sus conocimientos con los demás, especialmente si son de hardware.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo