Qué debes tener en cuenta si quieres comprar los mejores altavoces para tu PC

A la hora de adquirir unos altavoces para el PC muchas personas suelen guiarse exclusivamente por el precio; al fin y al cabo, piensan, no les van a dar mucho uso porque terminarán poniéndose los auriculares. Desde GuiaHardware pensamos que este es un grave error, porque con la llegada del verano, habrá momentos en los que te agobie llevar los auriculares pegados a la oreja y querrás disfrutar de una buena experiencia de sonido en tu PC.

De esta manera, en el artículo de hoy nos proponemos mostrarte los consejos que debes tener en cuenta a la hora de escoger los mejores altavoces para tu PC. ¡Comenzamos!

Altavoces 2.0, 2.1 ó 5.1 ¿Qué sistema es mejor?

Probablemente ya contaréis con mucha información al respecto, pero vamos a tratar de ser lo más claros posible, para que os hagáis un buen mapa mental: para empezar, los altavoces 2.0 conforman una pareja de altavoces configurados en estéreo, mientras que los altavoces 2.1 incorporan el añadido de un subwoofer dedicado para mejorar los sonidos bajos. En el caso del sistema de sonido 5.1 hablamos de 5 altavoces «satélite», además de un subwoofer añadido, y están configurados para colocarse alrededor del usuario con el objetivo de crear un entorno de sonido envolvente.

Ubicación Altavoces
Consejo 1: Presta atención al espacio disponible

Todo esto está muy bien pero, ¿qué es lo mejor para mí? Bien, al contrario de lo que pueda parecer y, si bien es cierto que escoger la última opción (¿quién no quiere montarse un sistema de audio surround de 5 altavoces más un subwoofer en su habitación?) es la más atractiva, si no dispones del espacio necesario que requiere el montaje de todo el tinglado, te vas a gastar un montón de dinero para nada.

De esta forma, llegamos a uno de los puntos claves a la hora de escoger los mejores altavoces para tu PC: el espacio disponible. En esta línea, lo más fácil sería decantarse por unos altavoces 2.0. ya que tan solo es necesario ubicar un altavoz a cada uno de los lados del monitor y ya está, o incluso el sistema 2.1 es una buena opción si cuentas con el espacio para colocar el subwoofer -el mejor lugar para ubicarlo es centrado, bajo la mesa o detrás del monitor-.

Consejo 2: La ubicación de los altavoces influye en la calidad del sonido

En el caso de que dispongas del espacio disponible y hayas decidido hacerte con un sistema de altavoces 5.1, debes tener en cuenta que estos sistemas están compuestos por varios altavoces y no puedes colocarlos donde te vengan bien porque perderás calidad de sonido.

La colocación óptima para sacarle el mejor rendimiento de sonido a tu sistema 5.1 es ubicar un altavoz a cada uno de los lados del monitor, uno debajo o encima de éste y dos más a cada uno de los lados de la parte trasera, generando una especie de círculo que mire hacia tí.

Ubicación óptima del sistema 5.1 de altavoces

El sistema 5.1 también requiere que prestes atención al lugar en el que vas a poner el subwoofer, y, tal y como aconsejábamos en el caso del sistema 2.1, lo mejor es que lo ubiques en la posición más centrada posible, o bien en el suelo o bien en la parte posterior del monitor.

Consejo 3: Ojo con el tamaño de los altavoces

Muy relacionado con el espacio está el hecho de prestar atención al tamaño de los altavoces. En líneas generales, una gran cantidad de los altavoces que puedes adquirir en el mercado suelen contar con un tamaño bastante grande, sobre todo en el caso del subwoofer, ya que los sonidos bajos acostumbran a reproducirse a través de altavoces pasivos dentro de una caja de resonancia de tamaño considerable.

Por este motivo, nuestra recomendación es que no te decantes por un sistema de altavoces simplemente porque son de alta gama sin antes cerciorarte de saber el tamaño que tienen los dispositivos que lo conforman y sin haber delimitado el espacio en el que vas a ubicarlos, porque podría suceder que no pudieras colocarlos porque no quepan de manera literal.

¿Qué características debo tener en cuenta a la hora de comprar unos altavoces?

Bien, ahora que ya te hemos mostrado los consejos que debes tener en cuenta a la hora de escoger unos altavoces en función de su disposición, configuración y tamaño, avanzamos un poco más y pasamos a señalarte qué características son importantes tener en cuenta a la hora de comprar unos altavoces.

Primer plano de un altavoz
Respuesta en frecuencia

En líneas generales, los umbrales de la audición humana suelen ubicarse entre los 20 Hz y los 20 KHz (si bien es cierto que el oído humano es mucho más sensible en las frecuencias entre 2.000 y 5.000 Hz), por lo que podrás observar que la inmensa mayoría de productos relacionados con el sonido ofertados en el mercado cuentan con una respuesta en frecuencia de 20 a 20.000 Hz. Así pues, este valor debe ser el mínimo en el que debes prestar atención; olvida las cifras grandilocuentes de otros fabricantes que tratarán de llamar tu atención: son técnicas de venta, así que no te dejes engañar por ellas porque, a excepción de los modelos de gama muy alta, no vas a apreciar apenas diferencias.

En este punto es importante señalar que existen ciertos auriculares, como los Hi-Res, en los que sí puedes encontrar ciertos cambios, pero no en el caso de los altavoces a no ser que te vayas, como decimos, a los de las gamas profesionales.

Potencia de los altavoces

Otro de los elementos con los que las diferentes marcas de altavoces tratarán de engatusarte será con la potencia de los altavoces. Es muy normal encontrar en el mercado valores de 500 vatios RMS en sistemas de sonido 5.1; sin embargo, para poder valorar estos valores primero debemos saber qué es exactamente la potencia RMS.

Vamos a tratar de explicarlo de una manera sencilla: Las siglas RMS responden a «Root Mean Square» (media cuadrática), es decir, esto es lo que define la potencia media sostenida que es capaz de mantener constante unos altavoces. Aquí la trampa comercial se encuentra en el hecho de que muchos comerciantes muestran la potencia pico o potencia máxima, por lo que, en realidad, no es la potencia RMS.

Nuestro consejo, así pues, es que no te fíes cuando veas cifras extremadamente altas ya que probablemente lo que el fabricante te esté ofreciendo sea la potencia máxima, y no la RMS que es la que te interesa conocer.

Potencia de los altavoces

En esta misma línea, debes tener mucho cuidado también con los sistemas combinados de altavoces (del tipo 2.1, 5.1, 7.1, etc), ya que es muy posible que el fabricante te muestre la potencia combinada de todo el sistema; es decir, que, por poner un ejemplo, si unos altavoces 2.1 tienen 100W de potencia RMS, en realidad cada altavoz tenga 12,5W y el subwoofer los 75W restantes.

De esta manera, te recomendamos precaución con este tipo de cifras que suelen llevar fácilmente a engaño. Si bien es cierto que un subwoofer siempre va a contar con mucha más potencia que los satélites porque dispone de unas membranas más grandes y una caja que hace las veces de amplificador, la realidad es que si te topas con una diferencia muy grande lo mejor es que no te fíes.

Conectividad

Para terminar, otro de los elementos que habrás de tener en cuenta a la hora de adquirir los mejores altavoces para tu PC es la conectividad. No decidas nada antes de comprobar bien este aspecto, ya que podría suceder que te decidieras por un modelo muy llamativo de alta gama que cuente con conexión Jack o RCA y que, al llegar a casa te des cuenta de que la tarjeta de sonido de tu PC no disponga de esas salidas. Así pues, mucho ojo con la compatibilidad.