Mejores tarjetas gráficas externas o eGPU

Última actualización:

eGPU tarjeta gráfica externa

Si has llegado aquí tal vez estés pensando en comprar una tarjeta gráfica externa o simplemente tienes curiosidad por saber qué es. Pues bien, este tipo de productos te pueden ayudar a conseguir mayor rendimiento gráfico en cualquier equipo informático, aunque principalmente están pensadas para su uso en equipos portátiles o de reducidas dimensiones donde se usan tarjetas gráficas integradas o menos potentes.

Además, puedes conseguir agregar una tarjeta gráfica decente sin tener que desmontarlo, simplemente conectarla, instalar los drivers y listo. Ya podrías comenzar a jugar a tus videojuegos favoritos desde tu equipo portátil, ese que quizás no tiene una GPU dedicada, o que su GPU no es gran cosa porque no pudiste comprar un portátil para gaming en su día.

¿Qué es una tarjeta gráfica externa o eGPU?

eGPU dock

Realmente no es una tarjeta gráfica externa o eGPU (External GPU), pero es el nombre que se le ha dado y por el que los usuarios conocen a este tipo de productos. Lo que realmente son es unas cajas denominadas docks con las conexiones necesarias para insertar una tarjeta gráfica interna y para darle alimentación.

Ese dock tiene la circuitería necesaria para poder transformar la ranura de expansión de datos PCIe en otro tipo de conexión, como puede ser Thunderbolt o USB-C. Es decir, son carcasas similares a la de los discos duros que permiten transformar un disco duro interno en uno externo transformando la interfaz SATA en una USB o Firewire.

Esto quiere decir, que algunos de los docks que venden no incluyen la tarjeta gráfica en su interior, sino que hay que comprarla a parte. Eso puede parecerte una desventaja, ya que no viene incluida. Pero realmente es una clara ventaja para permitirte elegir la gráfica que quieras. Así no te condiciona a una concreta, y según tus necesidades puedes comprar la que mejor se adapte a lo que buscas (gaming, diseño…).

¿Merece la pena?

tarjeta gráfica externa conectada a portátil

Si merece o no la pena comprar uno de estos docks o tarjetas gráficas externas puede variar en función del equipo que tienes y de lo que pretendas hacer. Para saberlo, es mejor que leas el siguiente apartado donde se explica cuándo deberías plantearte comprar una de estas gráficas.

Pero debes saber que con una eGPU no vas a conseguir iguales prestaciones que con una tarjeta gráfica interna. Quiero decir, que si por ejemplo compras una NVIDIA GeForce GTX 1070 interna y la conectas a tu sobremesa en una ranura de expansión PCIe, el rendimiento sería algo superior a si compras ese mismo modelo y lo insertas dentro de uno de estos docks y la conectas mediante cable.

Un detalle importante, el dock necesita estar conectado a la red eléctrica de forma permanente para alimentar la eGPU. Por tanto, aunque tengas un equipo portátil, esto limitará la movilidad.

¿Por qué? Pues muy sencillo, y es que la interfaz PCIe x16, la nativa de la tarjeta gráfica interna, puede transferir a 118 Gbps. Eso es bastante superior a lo que consigues con un puerto USB-C o Thunderbolt, ya que podrías llegar a los 40Gbps. Por tanto, el cable será un cuello de botella para el rendimiento.

Bien es cierto que algunos docks tienen dos cables USB para así duplicar el ancho de banda y casi igualar las prestaciones de la ranura PCI Express x16. Con dos enlaces, siempre que tengas dos puertos disponibles, podrías evitar ese porcentaje de pérdida, así que sería una buena idea buscar un dock con esta opción.

¿Necesito una tarjeta gráfica externa?

Como digo, no es como tener una tarjeta gráfica interna, pero en muchas ocasiones una tarjeta gráfica externa nos puede salvar de un apuro. ¿Cuáles son las situaciones en las que deberías plantearte una de estas eGPUs? Pues aquí te dejo algunos ejemplos:

  • Mi equipo portátil tiene una GPU integrada: si tu portátil carece de una GPU dedicada, las que integran suelen aportar un rendimiento bastante pobre, especialmente las Intel HD. En este caso, y sin la posibilidad de instalar una tarjeta gráfica interna (al ser un portátil), la mejor opción que tienes para actualizar tu portátil y poder jugar a tus videojuegos favoritos o diseñar es una eGPU.
  • Mi equipo portátil tiene una GPU dedicada insuficiente: ocurre exactamente igual que en el caso anterior. Ya sea porque no tenías presupuesto para comprar un portátil para gaming en su día o porque el nuevo videojuego o software que ha salido demanda más recursos, tienes que actualizar tu GPU. Pero como no son tarjetas que se puedan retirar, vienen soldadas a la placa base, por tanto la única opción que tienes si quieres conseguir más rendimiento es optar por una tarjeta gráfica externa.
  • Mi equipo de sobremesa no tiene una ranura PCIe x16: puede que tu equipo de sobremesa, o mejor dicho, su placa base, no tenga una ranura moderna para tarjetas gráficas actuales. Entonces, si quieres conseguir más rendimiento gráfico, tu opción pasaría por una tarjeta gráfica externa. Incluso puede que sí la tenga, pero tu fuente de alimentación no tenga salidas de alimentación libres o no pueda suministrar suficiente potencia, otro caso donde una eGPU te sacaría de ese apuro.

¿Qué debo tener en cuenta?

GPU chip AMD RX 5000

Para comprar una tarjeta gráfica externa debes tener casi las mismas consideraciones que para comprar una tarjeta gráfica interna. De hecho, tendrás que comprar una tarjeta gráfica interna si no la incluye el dock que hayas elegido. Pero por otro lado, también debes tener en cuenta algunas consideraciones extra en cuanto a la interfaz de conexión por cable y la compatibilidad del dock con el sistema operativo que estés usando.

Nuestra selección con los mejores docks con tarjetas gráficas externas

Dicho todo esto, ya deberías tener más o menos claro el dock o tarjeta gráfica externa que necesitas. Pero si no es así, aquí te ofrecemos algunos productos recomendados para que te sea más sencilla la elección:

Razer CoreX

La prestigiosa marca Razer dedicada al gaming y alto rendimiento ha creado otro dock Core X para ti. Se trata de este modelo por unos 299€ con conexión Thunderbolt 3 compatible con ordenadores Windows 10 y Mac.

Su diseño elegante esconde dentro una ranura PCIe x16 y una fuente de alimentación de altas capacidades para poder albergar a las tarjetas gráficas más potentes, como las NVIDIA GeForce GTX/RTX/Quadro o las AMD Radeon y Pro de hasta 650w. Por tanto, esta carcasa satisface las necesidades de los usuarios más exigentes.

Razer Core X - Carcasa de Tarjeta gráfica Externa con Thunderbolt 3 para portátiles Windows 10 y Mac 2 usado de 262,58€
Envío gratuito
La última actualización fue en:22 agosto, 2019 12:14 pm
299,99 322,92

Sonnet Technologies Breakway Box GPU-550W-TB3 eGFX

Muy similar al anterior, solo que en este caso, el modelo Breakway Box de Sonnet soporta tarjetas gráficas algo más poderosas, con hasta 550W.

Acepta los modelos más potentes de AMD Radeon de la serie R9 y también RX, así como NVIDIA GeForce GTX/RTX y QUadro. Ideal para gaming, edición gráfica o de vídeo, diseño, VFX, etc. Además, al igual que el modelo anterior admite conexión por Thunderbolt 3 y tiene una ranura interna PCIe x16.

Sonnet egfx Breakaway Box 550 W (gpu-550 W-tb3)
La última actualización fue en:22 agosto, 2019 12:14 pm
349,00

Akitio Node

Akitio Node es otro dock compatible con Microsoft Windows 10 y Apple MacOS. Con conexión Thunderbolt 3 y un precio bastante moderado de unos 267€. Dentro puedes conectar una tarjeta gráfica PCIe de x16 hasta 400w de potencia. Suficiente para diseño, gaming e incluso para muchos de los cascos o gafas para realidad virtual que existen.

Akitio Node - Thunderbolt3 eGPU para Windows (Ahora Compatible con Thunderbolt3 Mac Running MacOS High Sierra con Tarjetas AMD) Envío gratuito
La última actualización fue en:22 agosto, 2019 12:14 pm
267,16

Sonnet Technologies Breakway Box GPU-350W-TB3 eGFX

Sonnet es otro de los fabricantes de docks muy recomendables. Concretamente este modelo Breakway cuesta unos 377€ y permite conexión mediante puerto de alta velocidad Thunderbolt 3.

No incluye una tarjeta gráfica interna como el caso anterior, así que podrás comprar la que más te guste para conectarla a su ranura interna PCIe. Entre los modelos soportados están las AMD Radeon R9, RX y las NVIDIA GeForce GTX/RTX más modernas. Modelos suficientes para gaming, 4K y para edición de vídeo.

Sonnet Technologies GPU-350W-TB3Z eGFX Breakaway Box - Tarjeta gráfica, Negro Envío gratuito
La última actualización fue en:22 agosto, 2019 12:14 pm
292,24 371,18

Gigabyte Aorus GeForce RTX 2070 Gaming Box

Es una de las carcasas o docks que incluyen una GPU interna por un precio de unos 669€. Concretamente, este dock de Gigabyte incluye una tarjeta NVIDIA GeForce RTX 2070 más que suficiente para muchos gamers. Esta gráfica posee una potente GPU con 8GB de VRAM de tipo GDDR6.

Además incluye iluminación RGB y conexión P&P mediante Thunderbolt 3.0. Por otro lado, integra varios puertos de conexión por si quieres conectar monitores o pantallas externas, como DVI, HDMI y DisplayPort, así como 3 puertos tipo USB 3.0 para otros periféricos.

Gigabyte AORUS RTX 2070 Gaming Box Envío gratuito
La última actualización fue en:22 agosto, 2019 12:14 pm
759,99

Consideraciones para la tarjeta gráfica

Para comprar la tarjeta gráfica adecuada siempre digo que lo mejor es mirar los requisitos recomendados de los videojuegos a los que sueles jugar o del software de diseño que utilizas para tu trabajo. Nunca los mínimos, siempre los recomendados o estarás comprando un producto que se quedará obsoleto pronto y tal vez con la siguiente actualización ya no te sirva.

Si quieres retardar más tiempo la obsolescencia, puedes sumar a esos requisitos recomendados unos pocos recursos extra para asegurarte de que tienes tarjeta gráfica para rato. Por ejemplo, si los requisitos recomendados de un videojuego es una AMD Radeon RX 570 con 4GB de VRAM, es mejor que optes por una AMD Radeon RX 590 de 8GB, siempre que tu bolsillo te lo permita.

Algunos valores cuantitativos recomendables en los que deberías basarte para tu elección, sin olvidar lo que he comentado en el primer párrafo de los requisitos, serían:

  • Interfaz PCI-Express x16
  • GPU con una microarquitectura lo más moderna posible. Eso es mejor que fijarte simplemente en los procesadores o la frecuencia de trabajo. Por ejemplo, siempre una Vega será mejor que una GCN y una RDNA mejor que Vega, etc. ¡Siempre!
  • Modelo o serie: si estás buscando una tarjeta gráfica para videojuegos o para diseño u otra aplicación, la cosa podría variar mucho. Ya sabes que NVIDIA ofrece unos modelos como GTX, RTX, Tesla, Titan, etc, al igual que AMD también ofrece las WX o Pro, RX, Instinct, etc. Cada una de esas series está optimizada para algo muy específico. Por ejemplo, para videojuegos deberías elegir una AMD RX o una RTX de NVIDIA. Para diseño o sector profesional sería recomendable la Radeon WX o GeForce Quadro/Titan. En cambio, para HPC deberías pensar en la Instinct o Tesla (aunque estos no creo que fuesen los casos aquí)…
  • Memoria gráfica, lo ideal sería por encima de 4GB siempre. Con 6GB u 8GB estaría bien para la mayoría de los casos, aunque depende de lo que necesites. Por otro lado, el ancho de banda y velocidad de la VRAM también es importante para reducir la latencia. Por ejemplo, busca una HBM2 en vez de HBM1 o una GDDR6 en vez de GDDR5, etc.
  • Otras consideraciones: podrías mirar algunas tecnologías soportadas también, por ejemplo si necesitas Ray Tracing. También una buena refrigeración sería óptimo para sacar siempre el mejor rendimiento sin que se sobrecaliente. El tipo de placa, por ejemplo, hay muchos fabricantes que insertan GPUs de NVIDIA o AMD y memorias en placas Gigabyte, ASUS, MSI, Sapphire, PowerColor, EVGA, Zotac, etc. y no todos ofrecen la misma calidad. Por ejemplo, EVGA y ASUS son dos de mis favoritas por la calidad que ofrecen.

Consideraciones para el dock

Una vez sabes qué tipo de tarjeta gráfica necesitas, ahora debes buscar un dock que se adapte a dicha tarjeta gráfica, es decir, que sea compatible con ese modelo, ya que no todos los docks aceptan todo tipo de gráficas. Ten en cuenta que el dock será el que alimente tu tarjeta gráfica y permita la conversión de esa interfaz PCIe a un cable, y en algunos casos, también tendrán sistemas de refrigeración adicionales incorporados.

Algunos modelos también permiten alimentar al propio portátil para cargarlo, e incluso tienen posibilidad de carga rápida desde el dock.

En cuanto al cable, como he dicho, lo normal es que tengan cables Thunderbolt 3 o USB-C 3.1, pero también existen otros docks que aprovechan otro tipo de conexiones más lentas como FireWire, USB-A 3.0, Ethernet, etc. En este caso, busca el que sea compatible con los puertos que tenga disponibles tu equipo. Siempre puedes pensar en usar un adaptador para convertir de uno a otro, pero ten en cuenta que si usas un adaptador perderás aún más rendimiento, especialmente si adaptas a un puerto inferior.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta