Mejores drones para Amateur y Profesionales

Última actualización:

Si hablamos de un VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado) quizás no muchos sepan a aqué nos estamos refiriendo, tampoco si usamos el equivalente en inglés UAV (Unmanned Aerial Veihicle), en cambio, el término anglosajón drone significa zángano, y todos sabemos a qué nos estamos refiriendo. Los drones o naves no tripuladas han ido creciendo en popularidad y las ventas de este tipo de vehículos se ha disparado.

Ya se han venido usando durante años para uso militar, pero ahora han irrumpido en el ámbito recreativo o como pequeños juguetes que se pueden volar dentro de instalaciones. Por eso hay que distinguir bien entre los que se consideran simples juguetes voladores y los que podemos designar como drones algo más profesionales para un uso siempre en exteriores.

Un poco de historia

drone militar de EEUU

A finales del siglo XX y principios del XXI, se comenzaron a desarrollar drones basados en la tecnología de misiles que ya había. La diferencia principal entre un dron y un misil es que el drone se puede reutilizar y el misil es de un solo uso, pero no deja de ser un objeto volador sin tripulación.

La historia del drone se remonta a la 2º Guerra Mundial, cuando se usaban este tipo de dispositivos no tripulados y controlados por radiocontrol para entrenar a los operadores de los cañones antiaéreos que debían hacer blanco en estos aparatos que volaban y así mejorar su puntería para cuando la diana no fuesen estos inofensivos aparatos, sino el enemigo.

La Guerra del Golfo y la de Bosnia sirvieron como plataforma de desarrollo para este tipo de vehículos, unos artilugios que resultaban muy útiles para usarlos como espías o para transportar algún tipo de arma y llegar a puntos donde antes era complicado llegar de otra forma.

A día de hoy, se han comenzado a comercializar para uso civil, desarrollando otros drones bastante diferentes a los del campo de batalla. Grandes organizaciones como Linux Foundation, Google, Amazon, y otras muchas están detrás de esta tecnología y ayudando en su desarrollo porque tienen ideas sobre cómo podrían ayudar en el presente para labores de rescate, reparto de paquetes, etc.

Su peligrosidad e importancia han llevado a la Linux Foundation a crear una plataforma para el desarrollo de drones y no dejarlo solo en manos de grandes corporaciones privadas o gobiernos, creando así drones de código abierto y libres bajo el proyecto Dronecode para el desarrollo de estas potentes herramientas, haciendo que la tecnología pueda ser compartida y utilizada por cualquiera.

Legalidad en España

Me gustaría dejar claro acerca de la legalidad o el uso responsable de estos drones, ya que algunos pueden pesar varios kilos y podrían hacer daño a la gente si no se vuelan en espacios abiertos controlados lejos de núcleos urbanos o de lugares como aeropuertos donde podrían terminar con un avión accidentado. Por tanto, no son un juguete y hay que tener conciencia de ello.

Repasando cómo está el panorama legal en España, vemos que no está demasiado claro, y además está muy fragmentado, puesto que en cada comunidad autónoma hay normas distintas. La ley es temporal y poco a poco se modificará, pero resulta algo confusa y que aun está por mejorar. Resumiendo mucho, los drones de peso inferior a 2Kg no tendrán que tener ningún tipo de documentación, siempre y cuando se usen para fines lúdicos y no comerciales. Por lo general, no se podrán usar en urbanizaciones, solo en zonas especiales (aeródromos, espacios especialmente habilitados para esto, en el campo, etc…).

¿Qué debo saber a la hora de elegir un drone?

drone DJI Phantom

No hay demasiadas cosas que tengas que saber para elegir un buen drone, pero sí que es verdad que los precios pueden ser un indicativo de si estamos ante un juguete o si es un drone. Con juguete me refiero a pequeños drones que carecen de sistemas avanzados de vuelo y cuyo precio ronda unas decenas de euros. Estos drones están pensados para los niños y se pueden volar dentro de una casa perfectamente, y si respetan las normas de la CE y han pasado controles no deberían causar daños.

Ahora bien, si quieres un drone real, que no sea un juguete, entonces nos iremos a los cientos o miles de euros. En estos casos, su peso y potencia ses muy superior al de los anteriores y por ello pueden causar graves accidentes si no se vuelan en exteriores donde no haya peligro. A cambio de ese valor obtendremos un drone con sistemas más sofisticados de vuelo, u otros elementos auxiliares como cámaras profesionales, etc.

Cuando observas las características de un drone, en el apartado del control y circuitería principal se puede parecer a un PC, y las características que suelen incluir es un SoC basado en ARM, una memoria RAM determinada, una memoria flash o la posibilidad de usar tarjetas de tipo SD para almacenar vídeo o fotos captadas, y un controlador basado en Linux y ROS. No obstante, no son estas las características prioritarias donde yo me fijaría.

Es oportuno que mires otras más importantes como la velocidad de vuelo, la autonomía, sensores que tiene, tipo de motores (aunque por lo general todos son brushless que son mejores y más duraderos), y otras funcionalidades. La autonomía a la que hago referencia es muy importante, ya que de ella dependerá la cantidad de minutos que puedes volar el drone sin agotar la batería. Por otro lado, algunos implementan GPS, giroscópios, sensores de altura, etc., que interfieren en el comportamiento, manejabilidad y capacidades del drone.

Con el GPS se puede geolocalizar los puntos donde se vuela e incluso algunos cuentan con una funcionalidad que permite al drone volver a un punto (home) que indiquemos por si acaso perdemos la cobertura y el mando de radiocontrol no llega a alcanzar donde está sobrevolando el drone. De esa forma, volvería al punto deseado. Ten también en cuenta, que hay apps stores como para otros sistemas operativos y que instalando nuevas apps podemos extender las capacidades de algunos drones.

La cámara también es importante, algunos solo implementan un soporte para cámara, otros la traen integrada y en otros casos la tendremos que adquirir aparte. Si buscas algo sencillo, quizás te pueda bastar con cualquier cámara normalita, pero si quieres darle un uso más profesional y grabar imágenes de calidad, entonces las GoPro serán tu mejor opción. Son cámaras caras, pero que dan unas ventajas enormes y una calidad sin igual.

Recuerda que el peso es también importante, ya que mayor peso significa que necesitará maś potencia para volar. Por lo general, los fabricantes intentan que sean lo más ligeros posibles. No obstante, los drones más profesionales como los DJI suelen tener un peso considerable, pero también es verdad que sus motores los mueven con bastante agilidad.

Por último, considera lo que quieres, aunque esto es menos importante, pero debes saber que existen drones con un solo motor o hélice, con dos motores, con cuatro o más. Los más populares son los cuadricópteros, es decir, con 4 hélices que dan una mejor estabilidad y manejabilidad para cuando queremos dejarlos estáticos y tomar imágenes.

¿Cuál elegir?

drone de juguete

Me gustaría dejar claro cómo deberíamos proceder antes de mostrar la lista con los mejores drones. Para saber cuál debes elegir, primero tienes que tener claro el uso que le vas a dar y tus habilidades. Por ejemplo, si quieres usarlo en el interior de tu vivienda, entonces elige uno barato, de esos que hemos llamado juguetes.

Para uso exterior, deberías elegir drones algo mejores. Pero también debes pensar en algo, y es tu habilidad para volarlos. Aunque parezca sencillo, no lo es tanto hasta que no logras controlarlo de forma adecuada. Por tanto, quizás sería bueno que usases un drone de un precio medio para aprender y una vez tengas destreza pasar a uno más profesional como los DJI.

Mejores drones:

Como siempre, te hemos preparado una lista con los mejores drones para que puedas elegir el tuyo:

Drone para iniciarte:

Hubsan H502S X4:

Se trata de un drone barato, de los llamados microdrone que parecen juguetes y pueden volarse en espacios más reducidos. Esta marca ha sabido conquistar este sector para hacerse un buen hueco. Además, cuenta con funciones GPS para su vuelo y es bastante sencillo de usar en el exterior, por lo que es apropiado para iniciarte.

Holy Stone HS111D:

Es una buena alternativa al anterior, aunque su peso es superior y sus dimensiones también. Permite transmisión FPV Full Real-time para que puedas ver el mundo como se ve desde el drone desde tus gafas VR. Este cuadricóptero permite una visión de 120º y captura vídeo con calidad 720p. Para tener un precio no muy caro, tiene avanzados sensores de vuelo y asistencia que lo hacen fácil de volar.

Syma X5C:

Es otra de las mejores marcas de drones baratos que puedes adquirir. Cuadricóptero con algo más de 600g de peso y un precio muy competitivo. Incluye un diseño simple y una cámara HD bastante decente para capturar imágenes y vídeo. Vuelo sencillo gracias a su estabilizador de 6 ejes, asistencia para el vuelo, etc.

Drone para amateurs:

Parrot ANAFI:

Es un buen drone de la prestigiosa firma Parrot que puede tener un gran alcance dentro del rango de control y una autonomía elevada de 25 min. La máxima resolución de la cámar aes 4K/21MP. Se trata de un drone que poco tiene que envidiar a los más caros como los de DJI, pero por un precio que en ocasiones es la mitad de algunos modelos de DJI. Precisamente pretende competir con ellos en prestaciones, pero a un precio mucho más barato.

Lo puedes controlar con tu dispositivo móvil, ya que existe una app para iOS y Android para su control. En ella también podrás ver la imagen transmitida en tiempo real con una calidad de streaming muy buena. Incluye un GPS y WiFi.

DJI Spark:

Es un modelo no tan caro del líder en el sector DJI, con 16 min de autonomía y un rango de control medio por WiFi, algo que no es demasiado elevado, pero suficiente para muchos aficionados. Monta una cámara de 1080p y 12MP, con un precio algo más barato que el Parrot, que no está mal para ser uno de los modelos “pequeños” de DJI. No obstante, al ser DJI el que está detrás de este aparato, solo puedes esperar buenas calidades, funcionalidades completas, y prestaciones muy buenas.

Parrot Bebop 2 FPV Pack:

Parrot ha desarrollado un drone con 25 min de autonomía, un alcance de rango medio, una cámara de 1080p y 14MP en su sensor. Algo que no está nada mal para tener en cuenta que se trata de un drone de unos 500€, es decir, similar a los anteriores. Puede ser controlado desde Android e iOS y permite un vuelo sencillo.

Parrot Mambo FPV:

Probablemente uno de los drones más baratos de este tipo que puedas encontrar. No obstante, solo tiene 6 min de autonomía, un rango de 60 metros de alcance, pero por un precio de unos 150€. Se trata de un drone quizás intermedio entre los que se consideran juguetes y los que no, y puedes volarlo tanto dentro como fuera. Por eso resulta bastante versátil. Además, su cámara es decente, con 720p.

Drone profesionales:

DJI Mavic Air:

Cuando hablamos de drones profesionales nos debemos fijar siempre en DJI, con este modelo tenemos 21 min de autonomía, un rango de alcance muy elevado (4km) y una cámara de muy buena calidad de 4K y 12MP. A diferencia de Spark, en este caso se cuenta con un soporte muy robusto de la cámara con 3 ejes en vez de 2, lo que permite tomar imágenes de una forma estable y conseguir capturas impresionantes. Además, vuela a una velocidad bastante buena.

El control de este producto es un pequeño mando que no tiene pantalla LCD, por lo que deberás usar un tablet o smartphone para ver las imágenes.

DJI Mavic 2 Pro:

Se trata de una versión “musculada” del Mavic anterior, con algunas mejoras por un precio algo superior. Entre las mejoras se ha mejorado el rango de alcance, se ha subido la autonomía a los 31 min con la incroporación de una batería superior, y cuenta con una resolución también de 4K, solo que el sensor CMOS esta vez es de 20 MP. El resto de prestaciones son similares al Mavic básico.

DJI Mavic 2 Zoom:

De similares características al Mavic Pro, con 31 min de autonomía, rangos similares y con una cámara de 4K pero con un sensor CMOS de 12 MP en este caso. Tiene el mismo ADN que el Mavic Pro, se parecen mucho y la equipación que encontramos es similar, pero la única diferencia es esa cámara de la que hemos hablado, que en este caso integra un zoom óptico de 2x, para que puedas hacer zoom druante el vuelo y capturar más detalles de lo que te llame la atención.

DJI Phantom 4 Pro:

La gama Phantom de DJI es bastante conocida, son cuadricópteros muy buenos, con unas prestaciones adecuadas para profesionales y que han evolucionado entre las distintas versiones hasta esta versión 4. Su rango de alcance es elevado, con 30 min de autonomía y una cámara de 4K y 20 MP montada sobre un soporte especial bajo el drone. La cámara que monta es una Sony RX100, que permite capturar 4K a 30 frames por segundo o 2.7K a 60 FPS, también 1080p a 120 FPS.

Llega a velocidades elevadas, a pesar de que es un drone grande y pesado, pero se puede mover con agilidad debido a la potencia de sus cuatro motores brushless. La cantidad de funcionalidades y tecnologías que podrás aprovechar en todas las gamas DJI son muy codiciadas.

DJI Inspire 2:

DJI tiene varias series o gamas de productos, otra de ellas es Inspire que llega ahora a su versión 2 para aportar un drone profesional con 27 min de autonomía y una calidad de imágenes que te va a sorprender. Monta un sensor de 24 megapixeles y con una resolución de 5.2K., con un sofisticado sistema adicional de imagen llamado CineCore 2.0. Su rendimiento, agilidad y velocidad son muy elevadas como sus compañeros de DJI, pero su precio sube a unos 3000€, algo que triplica en algunos casos a los modelos vistos anteriormente.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta