Liberar espacio de la memoria RAM en Windows 10

El software necesita de una serie de recursos de tu máquina, con es el tiempo de CPU o espacio en tu memoria principal o RAM. Aunque hay mecanismos para sobrepasar la capacidad de la RAM, como la memoria virtual o los espacios de intercambio SWAP en sistemas *nix, la memoria RAM sigue siendo un recurso de hardware muy «preciado». Si no cuentas con suficiente el sistema se ralentizará.

El propio sistema operativo Windows 10 carga su código en la RAM, dejando menor espacio para otro software que se esté ejecutando. Pero deberías saber que hay formas de que algunos servicios o programas cargados en memoria se eliminen para ganar algo de espacio. En este tutorial aprenderás a liberar tu memoria para que el equipo vaya más fluido.

Trucos para liberar memoria RAM

Aquí tienes algunos sencillos trucos y consejos que puedes seguir para liberar espacio de tu memoria RAM:

Reinicia el equipo frecuentemente

Si tienes un PC con Windows 10, es bueno que reinicies o pares el equipo de forma frecuente. No lo dejes permanentemente encendido como un dispositivo móvil. No es que ocurra nada por hacerlo, pero es probable que se vayan cargando ciertos procesos en la RAM que vayan degenerando progresivamente el rendimiento conforme pasa el tiempo… quedando «restos» de ciertos programas que se han ido usando como procesos zombie.

Detener procesos que no necesites

En tu sistema no solo se está ejecutando el software que tú tienes abierto, también otras partes y servicios del propio sistema operativo y más programas que están actuando en segundo plano. Muchos de ellos son vitales, pero otros no sirven para nada y podrías detenerlos para ahorrar espacio en la memoria RAM.

Para poderlo hacer, solo sigue estos pasos:

  1. Pulsa Ctrl+Alt+Supr.
  2. Abre el Administrador de tareas de Windows.
  3. Ve a la pestaña Procesos.
  4. Busca todos aquellos que no te interesen y ciérralos haciendo clic derecho sobre ellos. Eso sí, asegurate de que no son procesos críticos de Microsoft Windows.

Puedes también echar un vistazo a los programas que se arrancan con el inicio de Windows. Estos ocuparán RAM y harán que el sistema arranque más lentamente. Muchos de ellos no son esenciales y se pueden eliminar, como por ejemplo algunos actualizadores, o ciertos programas que suelen venir preinstalados con los ordenadores de marca. Para ello:

  1. Desde el mismo Administrador de tareas anterior.
  2. Ve a la pestaña Inicio.
  3. Busca todos los programas que no sean necesarios arrancar y ponlos como Deshabilitados haciendo clic derecho sobre ellos.

Como puedes ver en la columna de la derecha llamada Impacto, éstos tienen mayor o menor impacto en el rendimiento.

¿Malware o programas muy «gastones»?

Otra de las cosas que puedes hacer es ver si algún programa está haciendo un uso demasiado intensivo o anómalo de tu memoria RAM. Esos programas pueden ser muy molestos y en algunas ocasiones podría tratarse de malware. Para monitorizar esto:

  1. Ve al Administrador de tareas de Windows.
  2. Observa la pestaña Procesos.
  3. Pulsa en la columna RAM para ordenar todos los procesos de mayor a menor consumo de memoria.
  4. Observa los que más consumen y determina si son realmente precisos o si se pueden eliminar. Consulta el nombre del proceso en Internet, en algunos casos podrían ser malware. Si sospechas, pasa el escáner de tu antivirus o alguna herramienta adicional como Malwarebytes.

Desactiva los servicios de Windows que no necesites

Windows 10 activa por defecto una enorme cantidad de servicios que están constantemente ejecutándose en segundo plano, y por tanto consumiendo recursos como la RAM. Muchos de ellos no los vas a usar nunca, y por tanto deberías eliminarlos para aligerar la carga de la memoria principal:

  1. Ejecuta msconfig o abre Configuración del sistema.
  2. Ve a la pestaña Servicios.
  3. Desmarca todos aquellos que no tengan utilidad alguna para ti.
  4. Una vez hecho, dale a Aplicar y Aceptar.

Modifica la paginación de la memoria virtual

Como he mencionado antes, Windows usa una amplia memoria virtual para hacerles creer a los programas que disponen de más cantidad de memoria RAM de la que realmente hay. Para ello, coge «prestada» una parte de tu disco duro en la que irá descargando todos aquellos procesos de la memoria RAM que no se van a ejecutar inmediatamente, y subirá a la RAM los más inmediatos.

Ten en cuenta que la memoria RAM es volátil, y cuando apagas o interrumpes la energía se borra. En cambio, la porción de disco duro es permanente, por lo que no servirá reiniciar o cosas así para liberar algo de RAM. No obstante, podrás liberar espacio haciendo lo siguiente:

  1. Ejecuta regedit
  2. Se abrirá el registro de Windows.
  3. Una vez dentro tienes que ir a la clave
    • HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management
  4. Luego busca el valor ClearPageFileAtShutdown a tu derecha.
  5. Haz doble clic sobre él y en la ventana que se abre edita el valor 0 y pon 1.
  6. Acepta y reinicia el equipo. Ahora se habrá vaciado el archivo de paginación.

Herramientas de terceros

Existen también herramientas de terceros, aunque no son demasiado necesarias si haces todo lo anterior. Pero si quieres alguna recomendación, puedes usar CleanMem Free, una herramienta gratis, sencilla de usar, y que te puede ayudar a dejar la memoria limpia. No obstante, cuidado con el uso de esos programas, ya que podrían generar algún problema a los programas que se están ejecutando en este momento y que están cargados en memoria.

Isaac

Isaac

Técnico electrónico y experto en el sector de los semiconductores al que le encanta escribir y compartir sus conocimientos con los demás, especialmente si son de hardware.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo