Cómo limpiar la pantalla del ordenador sin que sufra ningún daño

Si bien es cierto que existe una buena cantidad de personas que considera poco o nada importante limpiar la pantalla de su ordenador, la realidad es que hay que llevar mucho cuidado porque, en el proceso, podemos provocar graves daños a nuestro pc.

Debes tener en cuenta que los ordenadores son mecanismos sensibles y complejos, de manera que, a la hora de limpiar nuestra pantalla, si no llevamos cierto cuidado, podemos rayarla o, incluso, es posible llegar a dañar los píxeles que construyen la imagen que vemos. Para evitar todos estos problemas, en el artículo de hoy te damos todas las claves que necesitas para limpiar la pantalla de tu ordenador sin que sufra daño alguno. ¡Comenzamos!

Cuidado con el monitor

Debes tener siempre presente que los componentes que conforman tu ordenador son sensibles y no precisamente baratos: así pues, debes tratarlos con cuidado y mimo; en concreto, el monitor es uno de los periféricos más importantes de todos los que incorpora el pc: prueba de ello es que podemos utilizar un ordenador sin la presencia obligatoria de ratón o teclado. Sin embargo, si carecemos de una pantalla en la que se proyecten unas imágenes o datos susceptibles de recepción por nuestra parte, la tarea de interactuar con nuestro ordenador se vuelve, a todas luces, imposible.

Cómo limpiar la pantalla del ordenador

Las claves que a continuación os dejamos para llevar a cabo una correcta limpieza de vuestra pantalla hace referencia tanto a la pantalla que acompaña a vuestro ordenador de sobremesa, como la que forma parte de vuestro pc portátil.

Cómo limpiar la pantalla del ordenador sin dañarlo

Así pues, pasamos a mostraros una serie de consejos que habréis de llevar a cabo con el objetivo de limpiar de manera eficiente la pantalla de vuestro pc sin temor de provocar ningún tipo de daño a la pantalla.

Qué hacer

  • Para empezar, te aconsejamos  que te hagas con un buen paño de microfibra: ten en cuenta que este tipo de paños son tus mejores aliados a la hora de llevar a cabo una buena limpieza de tu pantalla, ya que tienen la capacidad de eliminar por completo el polvo adherido en ella; asimismo, también son estupendos para absorber aceites fácilmente. En este punto debes tener en cuenta una cosa importante: fíjate bien que el paño esté muy limpio antes de usarlo; en caso contrario, no solo no limpiaremos nuestra pantalla, sino que, además, le traspasaremos la suciedad del paño.
  • En el caso de que hayas limpiado hace poco tu pantalla, no es necesario pasar otra vez el paño explicado en el punto anterior, con un buen chorro de aire comprimido puede ser suficiente para eliminar las motas de polvo que se hayan podido quedar adheridas.
  • Si, por el contrario, ha pasado mucho tiempo desde que limpiaste tu pantalla por última vez, vuelve al punto uno: usa un paño de microfibra y no le apliques ningún tipo de producto.
  • Si tu pantalla tiene trozos de comida adheridos o manchas grandes, de manera que pasar el paño no es suficiente, prueba a aplicarle unas gotas de agua destilada, pero, ojo: solo lo suficiente para que el paño se humedezca sin llegar a empaparlo. Esto es muy importante, no puedes dar lugar a que se pueda escurrir el paño, tan solo debes humedecerlo.
  • En el caso de que el punto anterior no funcione, puedes probar a incorporar a tu paño una solución a base de 50% agua destilada con 50% de vinagre blanco para limpieza.
  • En el momento de llevar a cabo la limpieza, no olvides efectuar movimientos longitudinales y siempre en un mismo sentido: de izquierda a derecha o de arriba a abajo (esto es indiferente). Ten siempre en mente no llevar a cabo movimientos circulares con el trapo.
  • Por último, pero no menos importante, no olvides nunca que la pantalla de tu ordenador es un componente muy sensible: no ejerzas demasiada fuerza sobre ella en el momento de llevar a cabo la limpieza, ya que las pantallas no son demasiado resistentes a la presión.

Cómo limpiar la pantalla del ordenador

Qué NO hacer

Una vez tenemos claros los pasos que debemos seguir para conseguir una limpieza óptima de nuestra pantalla, a continuación os dejamos unos consejos de lo que nunca debéis hacer a la hora de limpiar este periférico:

  • Jamás optes por el uso de ciertos materiales que son abrasivos, como es el caso de paños de algodón o de papel. Esto puede resultar chocante, ya que el algodón parece lo menos abrasivo del mundo a priori; sin embargo, desde un punto de vista microscópico, el algodón resulta altamente abrasivo, y sucede exactamente lo mismo con los paños de papel. Todo esto tiene su explicación en la sensibilidad de las modernas pantallas de ordenador, que sufren si se aplica sobre ellas la acción de este tipo de materiales; lejos quedan ya las antiguas pantallas de cristal CRT que podían soportar este tipo de trato sin problema.
  • Alejad de vuestras pantallas los productos corrosivos: No uses nunca productos de limpieza entre cuyos componentes se encuentre el alcohol o el amoniaco. Si así lo haces, corres el riesgo de provocar un efecto clouding en tu pantalla, ya que es muy posible que dañes el material anti reflectante que incorpora este periférico.
  • En último lugar, pero no menos importante, nunca pulverices directamente sobre la pantalla el líquido escogido para limpiar; si así lo haces, es muy posible que se pueda filtrar algo de ese líquido en las esquinas de la parte inferior del marco del monitor y alcanzar las sensibles zonas electrónicas de su interior.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta