Guía Hardware

¿Son necesarias las bases de refrigeración para portátiles? Desentrañando el mito

Actualizado a: 7 de septiembre de 2023

La pregunta que muchos se hacen es: ¿son necesarias las bases de refrigeración para portátiles? Este interrogante ha generado debates y opiniones divididas. Pero hoy, vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este tema tan discutido y de verdad explicar si son necesarias o no, además de emitir más información de interés al respecto.

¿Qué es una base de refrigeración?

Estas plataformas, que funcionan como soportes para los portátiles, cuentan con ventiladores de alta potencia situados en la parte inferior. ¿Y por qué se colocan justo ahí, debajo del portátil? La razón es bastante sencilla: muchos modelos de portátiles tienen sus propios sistemas de ventilación o salidas de aire caliente en la parte de abajo. Además, en muchos casos, el procesador está unido al chasis, que también se encuentra en la parte inferior del dispositivo. Así, los ventiladores de estas bases contribuyen eficazmente a la disipación del calor generado por el procesador.

¿Por qué se calientan los portátiles?

Antes de entrar en el meollo del asunto, es crucial entender por qué los portátiles se calientan. Los componentes electrónicos generan calor durante su funcionamiento, y en un espacio tan reducido como el de un portátil, ese calor puede acumularse rápidamente. Esto es especialmente cierto para los portátiles de alto rendimiento o aquellos utilizados para tareas intensivas como el gaming o la edición de vídeo.

¿Realmente necesito una base de refrigeración para el portátil?

La necesidad de una base de refrigeración para tu portátil puede variar según varios factores, desde el tipo de procesador hasta las condiciones climáticas. Aunque la tecnología de disipación de calor ha avanzado significativamente en los últimos años, hay situaciones en las que una base de refrigeración puede ser útil. Por ejemplo, los portátiles con procesadores de alta potencia y tarjetas gráficas dedicadas pueden generar más calor, especialmente cuando se utilizan para tareas intensivas como los videojuegos.

El clima también juega un papel importante. Durante los meses más cálidos, la temperatura ambiente puede hacer que incluso los sistemas de refrigeración más eficientes tengan dificultades para mantener el equipo fresco. Así que, si planeas usar tu portátil para tareas que requieran mucho rendimiento en un día caluroso, una base de refrigeración podría ser una buena idea.

¿Son necesarias las bases de refrigeración para portátiles? Desentrañando el mito

¿Qué problemas puede causar el sobrecalentamiento?

El calor excesivo no solo puede hacer que el uso del portátil sea incómodo, sino que también puede acortar la vida útil de sus componentes y, en casos extremos, provocar fallos de hardware. Además, un sistema sobrecalentado suele tener un rendimiento más bajo.

¿Qué soluciones existen?

Ventiladores internos

Todos los portátiles vienen con algún tipo de sistema de refrigeración incorporado, generalmente ventiladores internos. Sin embargo, estos pueden no ser suficientes en ciertas circunstancias. En ocasiones es posible cambiarlos y viene muy bien.

Bases de refrigeración

Aquí es donde entran en juego, de nuevo, las bases de refrigeración. Estos dispositivos, que suelen incorporar uno o más ventiladores, ayudan a disipar el calor del portátil. Marcas como Cooler Master, Thermaltake y Zalman ofrecen una variedad de bases de refrigeración que se adaptan a diferentes necesidades y presupuestos.

¿Vale la pena la inversión?

Si te encuentras en una situación en la que el sobrecalentamiento es un problema constante, invertir en una buena base de refrigeración podría ser una decisión acertada. Sin embargo, también es crucial considerar otros factores como la ventilación del espacio donde usas el portátil y si el sistema de refrigeración interno está funcionando correctamente.

Conclusiones

Entonces, volviendo a la pregunta inicial, ¿son necesarias las bases de refrigeración para portátiles? La respuesta es: depende. Si tu portátil se sobrecalienta con frecuencia y lo usas para tareas que exigen mucho al hardware, una base de refrigeración podría ser una excelente inversión. Pero si tu uso es más moderado y no experimentas problemas de sobrecalentamiento, quizás puedas prescindir de ella. Lo más importante es evaluar tus necesidades específicas y actuar en consecuencia lo más rápido posible.

Eduardo Pavón González

Eduardo Pavón González

Periodista especializado en tecnología con experiencia en la publicación de contenidos digitales en diferentes medios españoles. Nací con la mítica Game Boy bajo el brazo y mi primer móvil fue el Nokia 3320, sí, el de las lucecitas. Desde entonces, algunas áreas como la telefonía, los ordenadores y las Smart TV se han convertido en mis especialidades. A día de hoy me confieso como un verdadero enamorado de Google y, por supuesto, en mi bolsillo siempre llevo mi Pixel 7. Ahora, en Guiahardware.es, mi principal objetivo es compartir con todos vosotros mi experiencia y conocimientos del sector para ayudaros a tomar decisiones correctas.

Comentarios

Deje una respuesta

Guía Hardware
Logo